CRIMEN (ISRAEL) Y CASTIGO (RUSIA) 



EL TERRORISMO SIONISTA NO ES IMPORTANTE. LO TERRIBLE ES LO QUE HACE RUSIA 



por Pepe Escobar

Obama, Merkel, Cameron, Hollande y Renzi deciden que el terrorismo sionista no es importante, lo terrible es lo que hace Rusia

Lo horrible de los Dos Minutos de Odio no era que te obligaran a participar, sino que era imposible evitarlo… Un éxtasis de miedo y venganza, un deseo de matar, de torturar, de aplastar cabezas con un martillo, parecía recorrer a todos los presentes como una corriente eléctrica, convirtiéndolos –incluso contra su propia voluntad– en locos vociferantes y gesticuladores.
(George Orwell, 1984)

Por lo tanto Obama, Merkel, Cameron, Hollande y el Primer Ministro italiano Matteo Renzi –llamémoslos los Fab Five [Fabulosos Cinco]– se comunican por videoconferencia para armarse de valor y “aumentar la presión” pidiendo un cese al fuego en Gaza. Más tarde, ese mismo día, Benjamín “Bibi” Netanyahu, presenta su respuesta, en lenguaje normal: insiste en lograr su versión de una Solución Final para Gaza. [1] Con o sin “presión”.

Por lo tanto ¿qué les queda a los Fab Five después que sus ilustres traseros colectivos son solemnemente pateados? ¡Deciden dejar de lado Gaza y en su lugar sancionar a Rusia, de nuevo! ¿No es brillante esa estrategia de salida?

Ese espectacular cero a la izquierda, Tony Blinken, quien sirve como consejero adjunto de seguridad nacional de Barack Obama, se ha esforzado por destacar a los medios corporativos occidentales que la revoltosa turba de basura europea está ahora “determinada a actuar”. No, no contra Israel debido a Gaza; contra Rusia debido a Ucrania. Que adorable simetría orwelliana: los Dos Minutos de Odio ampliados de Israel contra los gazatíes se transforman en los Dos Minutos de Odio ampliados de “Occidente” contra Rusia, reflejando los Dos Minutos de Odio ampliados de Kiev hacia los ucranianos orientales.

Ni siquiera Hollywood podría urdir una intriga semejante; Israel se sale con la suya con el asesinato masivo ilegal y premeditado de civiles, mientras Rusia es acusada por un asesinato (de menor escala) aéreo de civiles que contiene todos los componentes de ser urdido por los vasallos en Kiev de los “socios” occidentales de Rusia.

He denunciado que sanciones, sanciones, sanciones es la única e inimitable “política” oficial del gobierno de Obama respecto a Rusia. Fuera de las próximas sanciones de la Unión Europea, EEUU irá acumulando –qué iba a ser– más sanciones. Después de todo, Washington está tan “preocupado” de que Moscú invadirá tarde o temprano Ucrania. Eso segura, y finalmente, respondería a todas esas plegarias de “en Dios confiamos”.

DÓNDE NOS ENCONTRAMOS

Sigamos los hechos. Washington dijo de inmediato que un misil del presidente ruso Vladimir Putin derribó el MH17. Juraron que tenían evidencia. Como en “Somos los que sabemos. Confiad en nosotros” [Simpsons]. Lo menos que muestra el registro histórico de los últimos años es que no se puede confiar en ellos. Nunca hubo evidencia alguna. Solo deformaciones de la realidad.

Moscú, a través del Ministerio de Defensa, presentó pruebas contundentes. Y pidió una investigación internacional imparcial. Washington lo ignoró todo – el pedido y las pruebas contundentes.

La Armada de EEUU, atestada de radares para seguimiento de misiles de última generación, ha estado en el Mar Negro durante meses. De la misma manera que los rusos, han rastreado cada partícula volando sobre Ucrania. La NSA se concentra en inteligencia de señales; la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial se ocupa de fenómenos en el campo de la imaginería; la Agencia de Inteligencia de la Defensa agrega Humint (inteligencia humana); existe la CIA; y hay el clarividente, sabelotodo Director de Inteligencia Nacional. ¿Cómo es posible que este aparato de Dominación de Espectro Completo de millones de millones de dólares no pueda presentar una sola pieza de evidencia concluyente?

La única “evidencia” risible presentada hasta ahora muestra la ensalada de acrónimos de agencias de inteligencia de EEUU pasando su tiempo leyendo blogs y tuiteando. Como en el caso del jefe del Departamento de Estado en Kiev tuiteando imaginería satelital que según el 'New York Times' “probó” que Rusia está bombardeando Ucrania desde el otro lado de la frontera. Los proverbiales “altos funcionarios estadounidenses” incluso tuvieron que admitir lacónicamente de modo oficial que no tienen prueba alguna del “misil de Putin”. Si la tuvieran, la OTAN estaría lista para cocinar hamburguesas en la Plaza Roja.

Sobre la base de la cantidad de información que existe ahora, la mayor probabilidad es que lo que causó la tragedia del MH17 fue un misil aire-aire R-60M lanzado desde un caza Su-25 ucraniano – y no un BUK (también existe la posibilidad de una doble apuesta; primero un R-60M y luego un BUK). El R-60M es muy rápido, con una distancia de combate ideal de hasta cinco kilómetros. Es la distancia a la cual el Su-25 detectado por los rusos (ellos mostraron las imágenes) se encontraba del MH17.

SBU –el servicio de inteligencia ucraniano– por su parte confiscó las grabaciones de la torre de control de Kiev hablando con el MH17. Ciertamente explicaría por qué el MH17 sobrevolaba una zona de guerra (Malaysian Airlines reveló que fueron obligados a hacerlo). Se puede apostar sumas elevadas a que actualmente las grabaciones están siendo adulteradas.

Además existen las cajas negras, que no serán decodificadas por los malasios o por los holandeses, sino por los británicos – actuando bajo órdenes de Washington. Como resumió el bloguero The Saker, el punto de vista de los máximos especialistas rusos es que “los británicos permitirán ahora que la NSA falsifique los datos y esa falsificación será coordinada con el SBU en Kiev, que finalmente publicará las grabaciones que ‘confirmarán’ plenamente la ‘autenticidad’ de las grabaciones modificadas por la NSA provenientes del Reino Unido”. Para que todo sea más agradable al gusto, y eliminar sospechas sobre jugadas sucias anglo-estadounidenses, será anunciado por los holandeses.

A los jefes de la OTAN, por su parte, se les hace agua la boca. Las fuerzas/milicias de Kiev realizarán “ejercicios conjuntos” con la OTAN en Ucrania dentro de aproximadamente un mes, el 1 de septiembre; se aplica una alerta roja, porque es para cuando el presidente ucraniano Petro Poroshenko dijo que la limpieza étnica a cámara lenta del Donbass habrá terminado.

En cuanto al ángulo R2P (responsabilidad de proteger), suena bastante improbable. Es verdad, Moscú siempre puede decir que si no termina la limpieza étnica a cámara lenta del Donbass, reconocerá las Repúblicas de Donetsk y Luhansk. En ese caso, Moscú estará repitiendo Abjasia y Osetia del Sur; un R2P de facto respaldado por fuerza militar.

Según el derecho internacional –que, a propósito, Washington nunca respeta – esto no es lo mismo que “invadir” Ucrania. La francamente temible Samantha Power, la embajadora de EEUU ante las Naciones Unidas, obviamente enloquecería – pero eso es una dosis de su propia medicina. Ciertamente sería comparable con lo que los estadounidenses están haciendo a favor de esos salafistas-yihadistas en Siria; y mejor todavía, con lo que EEUU hizo en Kosovo.

LOS BUITRES DE LOS 50.000 MILLONES DE DÓLARES

Y ahora, por encima de las sanciones, Moscú también tiene que enfrentar un masivo intento de robo de 50.000 millones de dólares. La Corte de Arbitraje Internacional en La Haya determinó que el acoso de Yukos y de su principal accionista, Mikhail Khodorkovsky, hace una década, fue políticamente motivado. Moscú no puede apelar – pero recurrirá a todas las posibilidades legales para tratar que este dictamen sea “desestimado”.

Ahora bien, lo que es político es la propia decisión en La Haya. Khodorkovsky fue encontrado culpable no solo por el sistema judicial ruso sino también por la Corte Europea de Derechos Humanos. Los accionistas de Yukos y Menotep fueron y siguen siendo un montón de gángsteres oligárquicos – para no decir más.

Por lo tanto ahora el Imperio del Caos vuelve a entrar en acción, manipulando a un tribunal holandés después de robar literalmente el oro alemán y de multar a Francia por vender barcos de guerra a Rusia. En este caso, sin embargo, “Occidente” tiene más inversiones en Rusia que el gobierno ruso en Occidente. La venganza sería jodida – como ser que Moscú, por ejemplo, congelara todas las inversiones energéticas de EEUU y de la UE especialmente en la nueva frontera ultra lucrativa, los campos petrolíferos del Ártico. Las grandes petroleras occidentales nunca permitirán que esto suceda.

Esto podría continuar eternamente. El balance final: el Estado ruso simplemente no permitirá que se le robe mediante un dictamen sospechoso por cuenta de un montón de oligarcas. Al mismo tiempo, se puede argumentar que no solo el Regreso de los Muertos Vivientes (neoconservadores) sino también de secciones sustanciales del Estado oculto en Washington DC y su área – así como la plutocracia “occidental” – quieren provocar tarde o temprano algún tipo de guerra de la OTAN contra Rusia.

Y en otra línea paralela, los rumores en Moscú dicen que el Kremlin considera que esta prolongada batalla post-Yukos solo es una ocurrencia tardía en comparación con la guerra económica que está a punto de convulsionar Europa y terminar por enfrentar a Europa contra Rusia: exactamente por lo que reza –y trabaja– el Imperio del Caos– ¿”Dos Minutos” de Odio? Hablemos de horas, días, semanas y años.

Nota: 1. Netanyahu: “Estamos preparados para una operación de gran dimensión en Gaza”. 'The Jerusalem Post', 28 de julio de 2014.

Asia Times Online. Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens. Revisado por La Haine

RUSIA: DE SANCIONADO, A SANCIONADOR DE EE.UU Y LA UNIÓN EUROPEA
Escrito por Patricio Montesinos


El criminal imperio que se ha autodeclarado "líder mundial", ha utilizado las llamadas "sanciones" desde una posición de supuesto "juez", para tratar de quebrar por hambre y miseria a los que han osado desafiar el saqueo al que someten al mundo. La heroica Cuba lleva más de medio siglo acosada, el pueblo palestino aún más tiempo, y en nuestro días Gaza en especial, así como otros pueblos agredidos. Las "sanciones" siempre han sido utilizadas militarmente como factor de debilitamiento previo a la agresión. Para ello han contado con la complicidad servil, de por ejemplo, la putrefacta Unión Europea, sin considerar que estos hechos de guerra implican crímenes de lesa humanidad de los que deberán rendir cuentas en algún momento. Hoy prueban su propia medicina y no saben que hacer ante los nuevos desafíos con los que no contaban.
Escrito por Patricio Montesinos

Ni corto, ni perezoso, Putin ordenó restricciones de importaciones de diferentes productos agrícolas y alimenticios procedentes de Estados Unidos y Europa, lo cual dañará las frágiles economías de esos países, especialmente las de los integrantes de la UE, envuelta en una de las peores crisis de su historia.

El gobierno del presidente ruso, Vladimir Putin, ha respondido con contundencia a las sanciones que le han impuesto la administración norteamericana de Barack Obama y sus aliados de la Unión Europea (UE) para intentar cercar a Moscú, usando al régimen de Ucrania, financiado y apoyado por Washington y sus súbditos del denominado Viejo Continente.

De sancionado, Rusia se ha convertido en sancionador de sus castigadores porque las pérdidas, sobre todo para Europa, serán multimillonarias, en medio del complejo panorama que enfrenta, y que a juzgar por la actuación de la Casa Blanca poco le importan las consecuencias para sus aliados, coinciden analistas políticos.

Los mismos expertos son la de opinión que pareciera como si Washington estuviera llevando a sus “amigos” de la UE al abismo para debilitarlos y chantajearlos al mismo tiempo, tras haberlos espiado a todos, y utilizados en sus invasiones sangrientas contra Libia, Irak, y Afganistán.

Al unísono, Moscú comenzó a trabajar con las autoridades de varias naciones de Latinoamérica para importar desde la Patria Grande los productos que prohibió se compraran en la ingenua Europa, cuyos regímenes en las últimas horas han comenzado a bajar el tono de sus vociferadas sanciones anti-rusas.

Las medidas antídotos de Moscú pueden incluir un posible cierre del espacio aéreo a los aviones de compañías de la UE que sobrevuelan Rusia en dirección hacia Asia, hecho que pudiera llevar a varias de ellas a la quiebra definitiva, y favorecer a las del Oriente.

Recordemos que el próspero continente asiático es un destino apetecido por los habitantes de Europa, y a su vez un mercado muy codiciado por sus empresarios.

Pero, por si fuera poco, el ejecutivo de Putin acaba de prolongar por tres años el refugio en su territorio nacional de Edward Snowden, exempleado de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés).

Snowden podrá moverse libremente por el país, ser contratado por cualquier empresa, e incluso reclamar la ciudadanía rusa en el futuro, según informó su abogado Anatoli Kucherena, citado por diversos medios de prensa internacionales.

Merced su prepotencia, Washington reniega, aunque lo sabe, que Rusia es hoy un hueso duro de roer, y que la geopolítica internacional se encamina hacia el fin definitivo del mundo unipolar.

Por su parte, el “culto” Viejo Continente no acaba de percatarse que sus posiciones siempre dependientes de Estados Unidos terminarán cavando su propia tumba.

Conozca las medidas clave de Rusia en respuesta a las sanciones de Occidente

© RT

El Gobierno ruso ha adoptado una serie de medidas económicas para dar respuesta a las sanciones de Occidente. Las restricciones afectarán a distintos sectores económicos occidentales, entre ellos la agricultura, la industria y la aviación:

Prohibición de las importaciones de productos agrícolas y alimentarios

Rusia ha prohibido la importación de productos alimentarios como la carne de res, cerdo, aves, queso y leche provenientes de la UE, EE.UU., Australia, Canadá y Noruega. No obstante, el primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev, precisó que el embargo no incluye los alimentos para bebés ni los productos infantiles.

Según Medvédev, las medidas aplicadas suponen una oportunidad única para sustituir el consumo de productos occidentales por el de productos nacionales. En este sentido, los representantes del sector agrario ruso están listos para ofrecer su mercancía y reemplazar en su totalidad la de sus competidores occidentales, aseguró.

El primer ministro también ordenó a los departamentos gubernamentales correspondientes iniciar una serie de inspecciones para impedir el aumento del precio de los alimentos en el mercado ruso.
CIERRE DE SU ESPACIO AÉREO

Moscú estudia prohibir que las aerolíneas occidentales sobrevuelen el espacio aéreo de Siberia
Todavía no se ha tomado una decisión definitiva, pero la medida se encuentra bajo estudio como posible respuesta a las acciones hostiles de Occidente dirigidas contra la primera aerolínea rusa de bajo coste, Dobrolet, la cual se vio obligada a suspender sus actividades el 4 de agosto.

Además, Moscú está analizando modificar los puntos de entrada y salida del espacio aéreo de la Federación de Rusia a las compañías aéreas europeas.

El Kremlin está dispuesto a reajustar los reglamentos sobre el uso de las rutas transiberianas

"Para los países de la UE, los cambios mencionados pueden ser ejecutados en su totalidad. Asimismo, Rusia cesará las conversaciones con las autoridades aeronáuticas de EE.UU. sobre el uso de las rutas transiberianas", dijo Medvédev.

RUSIA PROHÍBE EL USO DE SU ESPACIO AÉREO A LAS COMPAÑÍAS AÉREAS UCRANIANAS

© RIA Novosti Marina lustseva

Rusia impedirá que crucen su espacio aéreo las compañías aéreas ucranianas que operen vuelos con destino a Georgia, Azerbaiyán, Armenia y Turquía, precisó Medvédev. Anteriormente, Ucrania sancionó a las compañías aéreas rusas por operar vuelos a Crimea.

PROTECCIÓN DE SU INDUSTRIA

Rusia está dispuesta a introducir medidas de protección en sus sectores de la industria de la construcción aeronáutica, automotriz y naval. "Pero vamos a introducirlas de un modo sensato", aseguró el primer ministro ruso.

PLAZOS DEL EMBARGO

Según el decreto aprobado por el presidente ruso, Vladímir Putin, sobre la "aplicación de algunas medidas económicas especiales para garantizar la seguridad de la Federación de Rusia, las actuales disposiciones adoptadas tendrán vigencia de un año. Sin embargo, el plazo podrá modificarse si Occidente muestra un enfoque constructivo en su relación con Rusia", explicó Medvédev.

"Espero sinceramente que el pragmatismo económico de nuestros socios [occidentales] prevalezca sobre las negativas consideraciones políticas, y que estos empiecen a pensar en lugar de intentar meterle miedo e imponerle límites a Rusia. Nosotros querríamos que la cooperación económica de beneficio mutuo se restableciera a los niveles anteriores", concluyó el político ruso.

EL QUE SANCIONA AL SANCIONADOR TENDRÁ CIEN AÑOS DE PERDÓN

Rusia cierra un año su mercado a los países que han impuesto sanciones

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha firmado un decreto para prohibir o restringir la entrada de los productos de los países que se han unido a las sanciones contra Rusia.
El decreto "sobre la aplicación de determinadas medidas económicas especiales para garantizar la seguridad de la Federación de Rusia" fue firmado este miércoles por el mandatario ruso, según informa el sitio web de Kremlin.

Queda prohibida o restringida la entrada al territorio ruso de productos agrícolas, alimentos y materias primas originarios de los países que se han unido a la política de sanciones de Washington y Bruselas.

Las medidas acordadas por Putin se aplican concretamente a los Estados que "han decidido imponer sanciones económicas contra las personas jurídicas y (o) físicas rusas o se han unido a esta decisión", consta en el documento. De este modo, Rusia cierra su mercado a los productos de EE.UU., la UE, Japón, Australia y Canadá.

El presidente ruso dio instrucciones al Gobierno para determinar los productos que no pueden ser importados desde los países que han adoptado sanciones contra Moscú. El Gobierno ruso ya está elaborando la lista de los productos agrícolas y alimenticios cuya entrada al territorio ruso puede quedar prohibida, afirmó la vocera del primer ministro ruso, Natalia Timakova.

El sector agrario ruso puede suministrar los productos que hasta ahora se importaban.La agroindustria rusa tiene suficiente capacidad para suministrar los productos que Rusia ha prohibido importar desde EE.UU., la UE, Japón, Australia y Canadá, los países que están en la lista del embargo debido a las sanciones que han aplicado contra Rusia, afirmó a Itar-Tass el director de la Asociación de Productores y Proveedores de Productos Alimentarios, Maxim Protásov.

Muchas categorías de productores rusos están dispuestos a aumentar la capacidad de producción para conseguir este objetivo, aseguró Protásov.

Además, el decreto de Putin fomentará el consumo de productos ecológicos locales en el mercado ruso, opina el presidente del Comité de la Duma Estatal de Cuestiones Agrícolas, Nikolái Pankov.

Según el político, las medidas aprobadas por el presidente ruso también estimularán la productividad de la agricultura y atraerán más inversión de las empresas en los ramos agrícolas correspondientes, lo que resultará en un aumento de los puestos de trabajo en el sector agroindustrial, agregó.

El jefe de Estado ruso transmitió al Gobierno instrucciones para preparar una respuesta "cautelosa" a las sanciones de Occidente. "Hay que actuar con mucho cuidado a fin de apoyar a los productores nacionales y no perjudicar a los consumidores", subrayó el presidente.

El 29 de julio pasado la Unión Europea acordó imponer a Rusia sanciones económicas que afectan a su industria petrolera y de Defensa, productos de doble uso y tecnologías sensibles. Las sanciones entraron en vigor el 1 de agosto.

PUTIN PROHÍBE IMPORTAR DE LOS PAÍSES QUE APOYARON LAS SANCIONES A RUSIA

Estas medidas afectarán a "clases específicas de productos agrícolas, materias primas y alimentos", y queda abierta la posibilidad de modificar el plazo de la prohibición

Yuri Kochetkov

El presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó prohibir o limitar por un año las importaciones de productos agrícolas, materias primas y alimentos de los países que secundaron las sanciones contra Rusia por su papel en el conflicto ucraniano.

El decreto firmado hoy por el jefe del Kremlin alude a "la adopción de medidas económicas especiales para garantizar la seguridad de la Federación Rusa", según informaron las agencias rusas.

Estas medidas afectarán a "clases específicas de productos agrícolas, materias primas y alimentos". Los países implicados serán aquellos que "hayan tomado decisiones sobre sanciones económicas contra personas físicas o jurídicas rusas o se hayan sumado a tales decisiones".

Al mismo tiempo, el decreto abre la posibilidad de que el plazo de prohibición de las importaciones sea modificado.

Putin encarga al Gobierno encabezado por el primer ministro, Dmitri Medvédev, que determine qué producción debe ver prohibida su entrada en el mercado ruso.

Además, encomendó al Ejecutivo que aumente la oferta de productos nacionales e impida un alza de los precios de estos ante la reducción de las importaciones.

El líder ruso había encargado ayer al Gobierno "preparar medidas de respuesta" a las sanciones contra Rusia aprobadas por algunos países, entre ellos EEUU y los de la UE, por el apoyo de Moscú a los separatistas prorrusos que actúan en el este de Ucrania.

"Los instrumentos políticos de presión a la economía son inaceptables, contradicen todas las normas y reglas", declaró entonces Putin, quien asegura al país de que las sanciones permitirán incrementar la independencia económica rusa.

Al mismo tiempo, subrayó que las medidas deben ser tomadas "con extrema cautela, para apoyar a los productores nacionales pero sin perjudicar a los consumidores".

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, dijo este jueves que Occidente debe pensar en las consecuencias que pueden sufrir sus empresas y ciudadanos debido a las medidas de respuesta de Rusia a las sanciones aprobadas contra Moscú por su apoyo a los separatistas prorrusos que actúan en el este de Ucrania.

El jefe de la diplomacia rusa, de viaje de trabajo en Kazajistán, se refirió a la posibilidad de que Rusia prohíba a las aerolíneas de los países que se han sumado a las sanciones sobrevolar territorio ruso en sus vuelos de tránsito hacia Asia y el Pacífico, aunque aseguró estar en contra "de crear problemas a ciudadanos que no tienen nada que ver" con lo que pasa en Ucrania.

Estados Unidos y la Unión Europea adoptaron hace una semana nuevas sanciones económicas contra Rusia por no hacer lo suficiente para rebajar la tensión en Ucrania y por el presunto derribo por parte de los milicianos rebeldes armados por Moscú de un avión de Malaysia Airlines con 298 personas a bordo.

Las sanciones occidentales, que se dirigen contra los bancos públicos rusos, el sector de la defensa y también el petrolero, ya han obligado al Gobierno ruso a replantear su estrategia económica y presupuestaria de cara a este año y el próximo.

Mike Blake

Rusia ha prohibido la importación de todos los productos agrícolas y cárnicos de EE.UU. y ha introducido la prohibición total a las importaciones de frutas y verduras procedentes de los países de la Unión Europea.
Según informó el Servicio Federal de Supervisión Veterinaria y Fitosanitaria de Rusia, la lista total de los productos prohibidos será lo más amplia posible y se publicará este jueves.

Todo lo que se produce en EE.UU. y se importa desde allí a Rusia será prohibido

"Todo lo que se produce en EE.UU. y se importa desde allí a Rusia será prohibido", dijo el asesor del director del servicio, Alexéi Alexéyenko.

"Las frutas y verduras de la Unión Europea estarán totalmente prohibidas", añadió.

Según la agencia Itar-Tass, la lista de los productos prohibidos introducida en respuesta a las sanciones occidentales también incluye productos lácteos, entre ellos leche en polvo, mantequilla y queso de fabricación industrial.

La portavoz del primer ministro ruso, Natalia Timakova, informó que el pollo, el principal producto de las exportaciones de alimentos de EE.UU., será con total seguridad prohibido.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó un decreto para prohibir o restringir la entrada de los productos de los países que se han unido a las sanciones contra Rusia.

Las medidas acordadas por Putin se aplican concretamente a los Estados que "han decidido imponer sanciones económicas contra las personas jurídicas y (o) físicas rusas o se han unido a esta decisión", consta en el documento. De este modo, Rusia cierra su mercado a los productos de EE.UU., la UE, Japón, Australia y Canadá.


LOS SEIS PAÍSES DE LA UNIÓN EUROPEA MÁS AFECTADOS POR LAS SANCIONES DE RUSIA

© AFP Georges Gobet

Se estima que la Unión Europea perderá unos 12.000 millones de euros debido a la decisión rusa de no importar sus productos alimenticios. ¿Qué países del bloque serán los más afectados por las sanciones de Rusia?
Según datos de la Comisión Europea, el valor de las exportaciones europeas al mercado ruso en 2013 correspondiente a los productos agrícolas y alimentarios vetados por Rusia alcanza los 5.252 millones de euros.

Hasta ahora Rusia compraba el 30% de las exportaciones de frutas de los países de la Unión Europea y más del 20% de sus hortalizas.

Conozca cuáles serán los seis países de la comunidad más afectados por la medida, cuántos millones de euros perderán y qué productos exportaban más a Rusia.

Lituania

De acuerdo con la agencia Europa Press, que cita los datos de la Comisión Europea, Lituania será la nación del bloque más afectada por las sanciones y perderá unos 927 millones de euros.

Rusia importa queso, requesón, carne, pienso, bebidas, patatas, judías enlatadas, pescado y cerdo de Lituania.

Polonia

Para este país europeo, Rusia es uno de sus mayores compradores de fruta y verdura. El sector agrícola polaco depende en buena medida de la producción de manzana. Las pérdidas de Polonia se podrían elevar a 841 millones de euros.

El ministro de agricultura polaco, Marek Sawicki, ya ha anunciado que pedirá ayuda de los fondos de la Unión Europea para compensar a sus agricultores "por los costes de producción".

Alemania

Alemania es el principal socio europeo de Rusia y perderá aproximadamente 595 millones de euros. Además de exportar tecnología, maquinaria, vehículos y bienes de consumo, Rusia importa de esa nación carne y productos lácteos.

Países Bajos

Rusia importa productos lácteos, huevos, cereales y animales vivos procedentes de los Países Bajos, que perderán con las sanciones unos 528 millones de euros.

Dinamarca

Se estima que perderá unos 377 millones de euros. Este país exporta a Rusia productos lácteos, huevos, miel, carne, pescado y marisco.

España

Las pérdidas para España podrían alcanzar los 338 millones de euros. El año pasado España exportó a Rusia productos agrícolas y alimentarios, incluido pescado, que están sujetos ahora al embargo ruso, según los datos facilitados hoy por Bruselas.

Los principales productos importados de España en Rusia son fruta, carne congelada, aceitunas y aceite de oliva.

La Comisión Europea establecerá un grupo de expertos para "analizar el impacto potencial de las medidas de Rusia", aseguró el portavoz de Agricultura del Ejecutivo comunitario, Roger Waite.

"Existen opciones dentro de la Política Agrícola Común de la Unión Europea para compensar [a los productores europeos afectados], pero es muy pronto para tratar este asunto en detalle", puntualizó.



¿Cuánto perderá Occidente por la decisión de Rusia de renunciar a las importaciones?

La renuncia de Rusia a importar alimentos de Occidente provocará en Finlandia una crisis económica, cree el primer ministro del país nórdico, Alexander Stubb. Según cálculos preliminares, Occidente perderá al menos 18.000 millones de dólares.
"Esto tiene el potencial, subrayo, el potencial, para convertirse en nuestra crisis económica 2.0", dijo Stubb, citado por Reuters.

Según los analistas de Raiffeisen Research, la UE perderá entre 13 y 16 millones de euros debido a la prohibición rusa de importar productos alimenticios europeos. Hasta ahora Rusia compraba el 30% de las exportaciones de frutas de los países de la UE y más del 20% de sus hortalizas.

En comparación, EE.UU. perderá mucho menos: las importaciones rusas de productos agrícolas estadounidenses alcanzaban 1.000 millones de dólares al año.

Si Rusia cierra su mercado será un desastre para todo el sector

De acuerdo con la empresa de consultoría IHS, Rusia es el mayor mercado de exportación de frutas y verduras de la UE y el segundo mayor mercado de exportación de la producción avícola estadounidense tras México, informa 'The Financial Times'.

Según los cálculos de los expertos finlandeses, solo Finlandia perderá 400 millones de euros. A su vez, el periódico 'Le Soir' estima en 500 millones de euros las pérdidas para Bélgica. "Este año tenemos una cosecha récord, y si Rusia cierra su mercado será un desastre para todo el sector", dicen en el Centro para la Industria de la Fruta de Valonia (sur de Bélgica).

Otros países occidentales que impusieron sanciones contra Rusia exportan en menores cantidades: Canadá por valor de 398 millones de dólares, y Australia por valor de 241 millones de dólares.