ATRAPAR LOS FONDOS PREVISIONALES ¿ES OTRA TRETA FALLIDA DEL GOBIERNO? 



A CORREA SE LE CAYÓ EL MUNDO 



Por: Alberto Andocilla.- Ecuador Libre Red

A Rafael Correa se le volvió a caer el mundo en la noche del domingo 17 de agosto, su cuerpo se estremeció cuando su equipo de asesores y funcionarios de más alto nivel (la Presidenta de la Asamblea Nacional, el Superintendente de Bancos y Seguros, el Ministro de Finanzas, el Ministro de Educación, el Asesor Jurídico de la Presidencia, la Ministra de la Política, el Presidente del Directorio del IESS) no pudieron demostrar documentadamente, ni legalmente, que en el Fondo de Cesantía del Magisterio Ecuatoriano (FCME) existían aportes estatales en las cuentas de los afiliados o en la creación del mismo; no pudieron rebatir ninguno de los argumentos que documentadamente dio Juan José Castelló, Presidente Ejecutivo del FCME. Como dictando cátedra, Castelló derrumbó todos los mal fundados planteamientos con los que pretenden llevarse los ahorros de los maestros y demás partícipes de estos fondos.
Les comento cómo se fue construyendo una de las muchas noches de pesadilla de Rafael. Todo inicia en el 2011, cuando el asambleísta Holger Chávez de la provincia de Bolívar, muy poco conocido en el Ecuador y en la misma Asamblea Nacional, pues su participación y aportes son mínimos, pretendió introducir un proyecto de ley para que, en otras palabras, desaparezca el FCME. La falta de conocimiento sobre el tratamiento de los proyectos de ley hizo que en varias oportunidades fuera rechazado por el CAL en la Asamblea.
Mientras el Presidente se encontraba en sus muy merecidas vacaciones y conocedores de la problemática económica por la que atraviesa el Ecuador, el asambleísta Chávez, seguramente para congraciarse con sus coidearios, vuelve a arremeter contra los maestros, pero esta vez con el apoyo y firma de asambleístas de Alianza País, entre ellos Agustín Delgado quien, cuando fue preguntado sobre el FCME no tenía ni la menor idea qué era o de que se trataba, peor aún el significado de sus siglas, y de otros que seguramente estaban igual que el Tin.
El proyecto de ley propuesto por el “honorable” Chávez titulaba “PROYECTO DE LEY DEL FONDO DE CESANTIA DEL MAGISTERIO ECUATORIANO”, imagínense tremenda barbaridad, ahora las leyes se las hace con carácter particular, se olvidaron el carácter general de la ley. Desde todo punto de vista un proyecto discriminatorio, no sabían que existían 63 fondos complementarios más, desconocimiento total de la realidad de nuestro país. Pero eso no es todo, violentaba la libre asociación y el derecho a que cada persona haga lo que mejor le convenga con su dinero; pretendían derogar acuerdos ministeriales con una ley, lo que está terminantemente prohibido; pretendían que el BIESS maneje dinero privado cuando sólo puede resolver sobre el dinero del IESS, querían que los trabajadores pasen al BIESS, como cuando se vendían haciendas con trabajadores y todo; y la mayor mentira, que el estado dio plata al FCME.
Inmediatamente directivos, trabajadores y afiliados al FCME se volcaron a la Asamblea Nacional a denunciar tremendas irregularidades en este proyecto de ley, y a pesar de que se demostró fehacientemente la inconstitucionalidad e ilegalidad de este mal llamado proyecto de ley la Comisión de lo Laboral y Seguridad Social de la Asamblea Nacional, presidida por Betty Carrillo y con el acolite de Fausto Cayambe, en vez de archivarlo, decide proponer un nuevo proyecto, el cual reforma a la Ley del IESS y la Ley de Creación del BIESS. Increíble, las dos grandes leyes, hilo conductor de la seguridad social, deben ser reformadas para adaptarlas a las mezquinas pretensiones de un grupito, que con esas medidas perjudicará a más de 250.000 aportantes a los fondos complementarios, y de pasito, contribuirán con un pequeño “aporte” a los problemas financieros que tiene el gobierno.
A pretexto de que en 53 fondos de cesantía en algún momento existió el aporte del PATRONO ESTADO, con estas reformas el gobierno pretende adueñarse de todo el pastel. Fundamentemos esto:
• La mayor parte de Fondos Complementarios se crearon entre el año 1985 y 1995, incluso algunos muchos años antes, la gran mayoría de trabajadores que se “beneficiaron” del aporte patronal ya se jubilaron o el gobierno los saco con la RENUNCIA VOLUNTARIA OBLIGATORIA, -se acuerdan de eso verdad- a ellos ya se les entregó su dinero
• Si existió aportes del estado seguramente fueron realizados en los ya olvidados SUCRES. ¿Con la dolarización cuánto se imaginan que representan esos aportes?
• Si alguna vez existió algún aporte por parte del Estado y tomando en cuenta los dos puntos anteriores ¿creen ustedes que aún exista ese dinero dentro de la cuenta de los aportantes? Seguramente y si existe deben ser cantidades mínimas, que en el mejor de los casos representarían el 5% del capital de dichos fondos,… ya pongámosle el 10%. Entonces por un 10% de un supuesto aporte se quieren llevar todo, eso es inaudito.
• ¿Por qué un supuesto aporte? Porque todo beneficio que ha logrado obtener el trabajador (conquistas que se las logró a base de la lucha social, nadie les ha regalado nada) cuando son entregadas al trabajador pasan a ser de su propiedad y en beneficio de los trabajadores. Ejemplo, los décimos los paga el patrono, ahora según la lógica aplicada en estas reformas, como es plata del patrono, éste puede decidir cómo administrarlas. Si el patrono dio como beneficio un aporte para la cesantía (distinta a la del IESS) se convierte en un beneficio para el trabajador. Entonces se quieren apropiar de los ahorros de los partícipes de los fondos y de los beneficios que les corresponden, otra ilegalidad más.
• La decisión de quien administre, o como invierta, o se gaste el dinero y los beneficios ganados es de cada persona y no del Estado.
• El IESS y el BIESS deben primero preocuparse en mejorar sus procesos y atención, en vez de buscar la forma de “administrar” dineros que son los ahorros particulares de los maestros y demás trabajadores. No voy a dar ejemplos de la pésima atención y procesos demorados de estas instituciones porque seguramente no terminaría nunca. Al hacer que el BIESS “administre” fondos privados estarían cambiando la esencia de esta institución y esto sería otra inconstitucionalidad.
Cuando Rafael Correa llega de sus vacaciones le cae de golpe y porrazo toda esta historia, al parecer le contaron mal el cuento y salió a dar declaraciones indicando que efectivamente los Fondos Complementarios deben ser administrados por el Estado y que en el FCME existen recursos del Estado y debe ser administrado por el Estado; según se iba enterando de cómo mismo era el cuento su discurso fue cambiando, ya se planteó que si son privados no se cambiaría de administración, cuando se enteró que no hay dinero del estado planteó que, porque les han obligado a afiliarse deben ser administrados por el estado, pero luego se enteran que la gente se afilió voluntariamente; pierden el control plantean que los fondos complementarios son mal administrados y con un alto riesgo que la gente pierda su dinero, y se enteran que estos fondos están controlados por la Superintendencia de Bancos y Seguros, institución controlada por el gobierno y le toco reconocer públicamente que el FCME está bien administrado y por gente honesta; y ahora la motivación es porque no les devuelven el dinero ahorrado para su cesantía y por eso deben ser administrados por el Estado, parece que estos señores ignoran que un ahorro para CESANTÍA se lo puede retirar cuando se queda cesante, ósea, sin trabajo, jubilado o muerto… no creo que sea difícil de entender eso. Puros argumentos mentirosos, que cuando los escucho parece una trágica novela en la que el malo se inventa lo que sea con tal de destruir a quien él lo determina.
Cuando llega el Presidente el problema de los fondos complementarios ya estaba en boca de todos, era el tema de conversación y la noticia diaria; los maestros y los demás partícipes de los fondos se niegan a entregar su dinero al BIESS, “ni un centavo para el BIESS, ni para el gobierno” es la consigna; la opinión pública está en contra de esta pretensión, alguna gente nos dice “si hoy se llevan la plata de los maestros, mañana quién nos garantiza que no hagan lo mismo con nuestros ahorros en las cooperativas y bancos”.
Sí, la gente se comienza a plantear diferentes escenarios, unos pesimistas, otros más optimistas; comienzan a ver la necesidad de organizarse y reclamar por sus derechos, el gobierno responde con una circular a los empleados públicos, en especial maestros, en la que les dice que está prohibido realizar concentraciones so pena de sanciones; les niega los permisos para salir a defender el ahorro de su familia; el miedo comienza a hacer efecto, algunos retroceden, otros lo piensan dos veces, pero la mayoría pregunta qué hacer, cómo contribuir. Empieza una primera batalla en las redes sociales de la cual sale perdiendo el gobierno; los fondos complementarios se encuentran unidos y en reunión permanente trabajan en conjunto y se defienden entre todos.
Hoy salieron a las calles en las 24 capitales de provincia del Ecuador, a decirle al gobierno que no se va a llevar la plata así de fácil; salieron a dictar otra cátedra; cátedra de dignidad, de solidaridad, de lucha, de valentía. Qué orgulloso me siento de ver a esta gente de pie, peleando, altiva; los gritos y cánticos retumbaron en las plazas de nuestro país, si esos 4 pelagatos -que seguramente dirá el gobierno- hacen retumbar con esa fuerza, no quiero imaginar el momento en que se escuche la voz fuerte y firme de todos nosotros reclamando nuestra dignidad.
Ya me adelanté a lo que pasó hoy, ese es el escenario que encontró el Presidente y el escenario que creó mediante sus declaraciones; en la sabatina del 9 de agosto ya no se refirió al tema, seguro ya se enteró de cómo mismo es el cuento y que lo que pretenden hacer es ilegal e inconstitucional, pero la vanidad y la prepotencia hacen que no puedan reconocer errores y como niño haciendo berrinche quiere lograr y salirse con la suya.
En la reunión de los fondos de cesantía acuerdan proponer al Presidente que abra un espacio de diálogo, que se quiere conversar para explicarle de primera mano qué son los fondos, cómo fueron constituidos y cómo han sido administrados y controlados por el propio Estado mediante la Súper de Bancos. Públicamente Rafael Correa acepta recibirlos el lunes 18 de agosto, sorpresivamente el viernes 15, desde Carondelet, cambian las cosas y la reunión sería el domingo a las 20:00, ya no con todos los fondos sino solo la invitación es para el FCME. Armados de razón, con la firmeza que caracteriza a los hombres y mujeres de lucha se acepta la reunión.
Inmediatamente se reúne a los dirigentes de los demás fondos, se les plantea ir todos a Carondelet; sólo se permite ingresar a Castelló y a Jack Veloz, dirigente del Fondo del Banco de Fomento, ellos presionan para que los demás fondos sean recibidos, el presidente acepta y 16 dirigentes más ingresan.
En la sala, el grupo de funcionarios de más alto nivel y asesores estaban listos, cual pelotón de fusilamiento de aquellas dictaduras, preparados para arremeter y dejar por terminado el tema de los fondos. Toda su artillería apuntaba a estos 18 representantes.
Los primeros disparos por parte del gobierno se encasquillaron, los argumentos de los funcionarios no eran coherentes, la desesperación entre ellos era evidente, hasta que un disparo les salió por la culata: que en la Cesantía Adicional del Magisterio CAM existe un aporte del 2% de los maestros y del 1% del patrono. Con documentos, registros oficiales, acuerdos ministeriales e incluso contratos recopilados desde los años 1960 se demostró contundentemente que a lo que ellos se refieren es al SEGURO DE CESENTIA y que efectivamente el 2% es del trabajador y el 1% del patrono y que esos dineros son manejados por el IESS y que jamás han salido de su control, a ese nivel llega el desconocimiento o mala fe de estos funcionarios; con los mismos documentos demostraron que el aporte a la Cesantía Adicional del Magisterio es un aporte personal, voluntario, del 3% de su sueldo; en ese momento el descontrol de funcionarios y Presidente marcó el ritmo de la reunión, Correa pidió a su equipo de fusilamiento que le den los documentos que respaldan todas sus aseveraciones, nadie le dio nada, nadie respondió nada. Perdón, estoy faltando a la verdad, Juan José Castelló le entregó toda la documentación que certifica que en el FCME no existe un centavo, ni de sucres, ni de dólares del Estado. Las balas que lanzaban los funcionarios del gobierno no les afectaban, tenían como escudo la razón y la legalidad que les ha dado el correcto procedimiento en la defensa de estos ahorros, desbarataron todo argumento del gobierno.
La noche en la que se daría sentencia a los fondos se le fue encima al gobierno, quedaron sin argumentos. El malestar del Presidente se notaba en su rostro al evidenciar que no tienen ningún respaldo legal, ni documental; ya veremos con qué nos salen, por lo pronto nos apuntamos otra victoria. Esto no es el final, nos falta mucho camino por recorrer en esta dura batalla; batalla en la que si seguimos firmes y unidos, actuamos inteligentemente y no nos dejamos convencer por las mentiras de un cierto grupo de maestros traidores a su gremio triunfaremos inevitablemente.
La firme determinación de los dueños de los ahorros -los partícipes de los fondos-, de los trabajadores y dirigentes; y la excelente estrategia de defensa, basada en las leyes, reglamentos, acuerdos y demás instrumentos jurídicos y constitucionales vigentes en la legislatura ecuatoriana permitirá a los 64 fondos luchar y mantenerse administrados por quienes sus afiliados digan y no por el Estado.