ECONOMÍA: EL DISCURSO Y LA POLÍTICA CLIENTELAR RECUBREN AL NEOLIBERALISMO VERDEFLEX 



EL ENDEUDAMIENTO AGRESIVO DE CORREA 



Por: Redacción Opción
Más que por la fuerza, nos dominan por el engaño”.
Simón Bolívar
El endeudamiento agresivo en el que el Correa ha sometido al país y el discurso ambiguo sobre un supuesto socialismo del buen vivir, lo analizamos con Diego Borja, ex Presidente del Banco Central de este gobierno, hoy parte de la oposición.
El gobierno dijo en el 2007 habló mal del Fondo Monetario Internacional, (FMI), el Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otros organismos prestamistas, ahora dice todo lo contrario, que opina de este cambio de discurso?

Hay un cambio en el discurso y en la práctica, sobre todo en la práctica. En un primer momento Correa le plantea al país una saldada de cuentas con todo lo que había sido el episodio más dramático e ilegítimo de la relación que mantenía el Ecuador y el gobierno con los organismos financieros internacionales y, particularmente, con respecto al manejo de la deuda. De hecho, Correa en su entra con un discurso de campaña en el 2006 cuestionando profunda y drásticamente al FMI, el BM y al BID; incluso ya en el gobierno se creó la “famosa Comisión Auditora del Crédito Público, (CACP)”, donde se puso en evidencia esa relación perversa que existía entre el FMI y el gobierno, siendo el FMI el garante del repago de las deudas que los gobiernos latinoamericanos habían adquirido con la banca internacional, por lo que no dudó nunca en imponerles a nuestros países, a Ecuador en particular, una cantidad de políticas y medidas económicas totalmente antipopulares y antinacionales que incluso condujeron en el año 99 a la pérdida de la moneda, por lo tanto a la pérdida de la soberanía monetaria.
Correa plantea la salida del representante del BM en el Ecuador, Eduardo Somensatto, y el no cumplimiento del Art. 4 del FM que se refiere al monitoreo de las economías de los países pertenecientes al Fondo y , en una línea política-económica distinta, estructura la CACP y busca nuevas líneas de financiamiento distintas al mercado tradicional de Wall Street, impulsando de manera decisiva la nueva arquitectura financiera regional: el Banco del Sur, el Fondo del Sur, el sistema único de compensaciones regional SUCRE. Eran discursos y acciones que iban en una línea de coherencia.

Una vez que se hace la auditoría de la deuda, lo que hicimos (Borja formó parte de la comisión) fue una recogida de deuda con laquita más importante que se pudo dar a través del mercado, o sea, si los bonos cuestan 1 a 1, nosotros le compramos a 0.30%, o sea con 70% de descuento, algo que no logró ni la Argentina, y sin que puedan decirnos nada los mercados porque le hicimos con un instrumento de mercado para recuperar la deuda, fue un hecho inusual, fue una imposición de un país a los mercados; esto significó retirarle un peso al presupuesto del Estado de una deuda completamente ilegítima que había sido contratada a una tasa superior al 12%. Acciones que iban en línea acorde con el discurso y que se mantuvo aproximadamente hasta finales del 2011. Para el 2013 empieza a decaer el accionar y se dejó de impulsar la nueva infraestructura económica, aunque el discurso de soberanía y de confrontación se mantenía con el FMI.

Se podría hablar de una cambio de épocas en la política gubernamental?
Así es. Sí comparamos con la primera época había coherencia entre el discurso y las acciones, en la segunda había un desprendimiento de estos dos elementos y la tercera época ya es otra cosa, por que esta última (2013- 2014) es una política de completo viraje claramente neoliberal como cualquier gobierno de derecha. Lo mismo hubiera ocurrido si llegaba Lasso a la presidencia.

¿Qué implica el regreso a los mismos organismos prestamistas?
Correa regresa al monitoreo del FMI, a los créditos multilaterales del BM, a las emisiones de bonos de Wall Street (2 mil millones de dólares en bonos), firma el tratado comercial con la Unión Europea, que es un TLC, abandona la infraestructura financiera regional; en los hechos se toman medidas drásticas neoliberales y el discurso empieza a justificar estas acciones como resultado del milagro ecuatoriano. También dice (Correa) que no importa que el FM venga a revisar las cuentas porque el Ecuador está macroeconómicamente bien, que no importa hacer una emisión de bonos de wall street al 8%, que es una tasa altísima y probablemente más alta en términos comparativos con las del 12% de años atrás, y ojo con eso, porque la tasa internacional años atrás estaba elevadísima, hoy la tasa internacional es muy baja, entonces al comparar dos épocas hay que comparar los diferenciales de la tasa.

El endeudamiento con China fue antes del 2013 a intereses sumamente altos ahora, según su argumento, también lo estaría con el FMI; entonces ¿hay coherencia?
Los intereses de la deuda con China son del 7%, o del 7,5% y se aceptan porque en ese momento al haber roto relaciones con los mercados de Wall Street el Ecuador se encontró sin la posibilidad de acceder a otros prestamistas adicionales, entonces, en ese momento no le quedaba otra alternativa sino acceder a quien en ese momento le otorgaba créditos para infraestructura. Puede haber una crítica en un sentido, pero si se pone todo sobre la mesa es cómo que no le quedaba de otra, o se endeudaba con ellos o no tenía dinero para hacer toda la obra de infraestructura que ha hecho.
La urgencia de esos préstamos se debió a la iliquidez desde los primeros años de este gobierno?
No, no hubo iliquidez, lo que hubo es un aumento de la inversión pública, porque se pudo mantener la inversión pública baja sin tener iliquidez. Un ejemplo es una familia que tiene lo suficiente para vivir y paga sus cuentas, la educación de los hijos, la comida, etc, pero hasta ahí, y de repente quiere comprar una casa, entonces no es que esté ilíquida, sino que por esa gran inversión debe ajustarse; lo mismo ocurre con el Estado.
Según Correa el “milagro ecuatoriano” ha hecho que esos organismos prestamistas no pongan condiciones como ocurría antes, sin embargo habido incremento de tarifas eléctricas, se eliminará los subsidios a los combustibles, que antes eran condiciones.
No es posible que los organismos internacionales presten sin condiciones, nadie presta plata porque alguien sea bonito, todos prestan porque quieren obtener algo, probablemente sean condiciones semejantes pero es un deber de las autoridades económicas sacar a la luz esos convenios.

El presidente Correa dice que no hay condicionamientos, tal vez han cambiado estas instituciones prestamistas por las condiciones de la región?
Ha cambiado el gobierno del Ecuador, esas instituciones no cambian.

¿Se ha cumplido con la ley de transparencia respecto a las condiciones de la deuda?
Las autoridades no han transparentado las condiciones del crédito y eso es un deber, se debe hacer cumplir la ley y el Consejo de Participación Ciudadana tiene la obligación de pedir cuentas, de exigir que se develen las operaciones de crédito y que condicionalidad hay detrás de ellas, no solamente las hechas con el BM, las emisiones de bonos de Wall Street, sino la operación que se acaba de hacer con el oro de los ecuatorianos que nunca antes se lo tocó y de la que no se conoce nada. Nadie se puede comer el cuento de que al presidente ecuatoriano le están prestando la plata por el milagro ecuatoriano; las condicionalidades que acostumbra el FM se puede ver que se aplican en Europa en la disminución del gasto social, aumento de las tarifas de los combustibles, disminución de los salarios reales de los trabajadores, disminución de las pensiones de los jubilados.

¿Hay algún beneficio en la entrega del oro ecuatoriano a Goldman Sachs?
En lenguaje popular, lo que se hizo es empeñar nuestro ORO, y lo hacen (el gobierno ecuatoriano) con un banco no solamente de dudosa reputación, sino que es un banco que estuvo directamente involucrado con la crisis griega, que manipuló los informes de riesgo país para beneficio del sistema financiero internacional, o sea, es un banco que ha utilizado el sistema financiero para beneficio de los grandes especuladores y jugadores de la lotería financiera internacional.

A Goldman Sachs le interesa el oro físico ecuatoriano, que se entregó a cambio de papeles; ese metal precioso que en algunos lingotes tiene marcado Banco Central del Ecuador, y otros no, debe regresar en las mismas condiciones luego de tres, por lo que es obligación de ese banco devolver el mismo oro, sin ninguna diferencia ya que en términos de gramos y aleaciones la diferencia monetaria es inmensa.

Usted me dice que no hay iliquidez, entonces para qué más prestamos?
Necesitan (el gobierno) más plata para mantener su política populista y clientelar, porque plata propia no hay. Se necesita fuentes de financiamiento pues no es suficiente la recaudación de impuestos ni la venta de petróleo, por eso se están endeudando en esos niveles.