AMÉRICA LATINA SE REHUSA A VIVIR EN EL “CUARTEL GLOBAL” DE EEUU 



MUCHA ATENCIÓN A GIRA DE PUTIN 



Contrainjerencia

NIL NIKANDROV – América Latina le prestó mucha atención al discurso que pronunció el Presidente Vladimir Putin en la Conferencia de los Embajadores y Representantes Permanentes de la Federación de Rusia, el pasado 1º de julio. El interés se incrementó aun más cuando se informó el día 4 sobre los planes del Presidente Putin de visitar Cuba, Argentina y Brasil durante este mes y a fines de este mes asistir a la cumbre del grupo BRICS –cinco de las grandes economías emergentes—Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica del 11 al 16 de julio…

“De manera paralela a la reunión de los BRICS, Putin está programado para reunirse con los líderes de China, la India y Sudáfrica como también con cierto número de líderes de América Latina”, señaló el Kremlin. La 6ª Cumbre de los BRICS se realizó en la ciudad de Fortaleza, en el noreste de Brasil el pasado 15 de julio.

La protección de los intereses de Rusia y el establecimiento de las bases y principios de las relaciones internacionales –metas prioritarias establecidas por Putin para el Ministerio de Relaciones Exteriores y para las misiones rusas en el exterior. El Presidente urgió a Occidente y en especial a Estados Unidos frenar sus pretensiones de convertir al mundo en un “cuartel global” dictándole normas a otros. “Tengo la esperanza que el pragmatismo prevalezca aun. Que Occidente se deshaga de las ambiciones y propósitos de establecer un “mundo de cuarteles” –y acomodar todo según los rangos, imponer normas de conducta y de vida en sociedad, señaló Putin.

Las sangrientas guerras desatadas por el Departamento de Estado, el Pentágono y los servicios especiales en la vecindad de Rusia –desde Afganistán hasta Ucrania—no pueden dejar indiferentes a políticos razonables en América Latina. Resumiendo lo que ha sido informado por publicaciones serias tales como Punto Final de Chile, La Jornada de México, Granma de Cuba y muchas otras, esto se reduce a una sola cosa: Todo el poderío de Estados Unidos está dirigido contra Rusia y contra China, países capaces de contragolpear cualquier acción agresiva. Obama necesita recuperar la imagen de “macho recio” ya que su popularidad ha caído en su punto más bajo de tal modo que está buscando otra presa –un tipo de régimen hostil para ponerlo en su sitio. Difícilmente Obama no se atrevería a iniciar una operación punitiva en regiones lejanas ya que la economía está deprimida de manera que la víctima tendría que estar más cerca –al sur del Río Grande, en el patio trasero del imperio.

¿A quién elegirá Estados Unidos para una “neutralización demostrativa”? Este es un tema que figura entre las más altas prioridades en América Latina. Se hace hincapié en que Estados Unidos está llevando a cabo intensas acciones de carácter subversivo, especialmente contra los gobiernos “populistas” empleando los más avanzados métodos de la guerra desinformativa. Existen blancos más que suficientes en el continente latinoamericano: Cuba, Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Bolivia, Argentina y hasta Brasil el cual está lejos de adoptar políticas populistas pero que tiene vigente una política exterior que satisface sus intereses nacionales. Los estados isleños del Caribe que mantienen estrechos lazos con Cuba y Venezuela y participan en el proyecto PetroCaribe podrían enfrentarse a una furia estridente. PetroCaribe es una alianza petrolífera de muchos estados caribeños con Venezuela que adquieren petróleo venezolano a precios preferenciales. La alianza debutó el año 2005. Este es el período preliminar de la lucha de Washington contra los regímenes inamistosos cuando se emplean métodos suaves de desestabilización, por ejemplo: agravamiento de las crisis económicas fomentando movimientos de protesta con la ayuda de organizaciones no gubernamentales asesorados por agentes de la Agencia Central de Inteligencia, CIA o por activistas de la USAID, las informaciones de origen dudoso principalmente dedicadas a la corrupción, rutinariamente se divulgan por todas partes, con el objeto de elevar las tensiones. Ellos hacen lo mejor posible para desacreditar dirigentes. Los más primitivos potajes se emplean para este propósito, como lo son las informaciones sobre cuentas bancarias privadas. Decían que Fidel Castro tenía depositados 40 (exactamente esta cifra) mil millones de dólares, también escribieron sobre cuentas de Hugo Chávez y Daniel Ortega en grandes bancos extranjeros, aunque nunca aportaron ninguna evidencia.

Cuando la desestabilización alcanza cierto grado, los servicios especiales de Estados Unidos la exacerban. En Ecuador, policías bajo las órdenes de agentes de los servicios especiales de Estados Unidos, trabajando bajo la cobertura de la embajada norteamericana, montaron una rebelión armada y atacaron al Presidente. En Bolivia, los diplomáticos norteamericanos daban órdenes a un grupo terrorista reclutado por la CIA en Europa entre mercenarios con experiencia. Las resueltas acciones de las unidades de operaciones especiales de Bolivia, eliminaron parte de la organización terrorista y algunos de ellos fueron detenidos. Estados Unidos continúa con sus actividades desestabilizadoras en Bolivia; con frecuencia se informa sobre actividades de agentes de la CIA que son denunciados; las protestas de la policía se explican según sus vínculos con sus mentores norteamericanos. Esta conjetura ha quedado demostrada. Los servicios especiales norteamericanos en Venezuela provocaron una subversión económica, la escasez creada artificialmente de alimentos y productos de primera necesidad de uso diario, montaron protestas callejeras, bloquearon caminos, edificios gubernamentales fueron quemados y se cometieron actos terroristas. En Brasil, las organizaciones no gubernamentales patrocinadas por la USAID lanzaron una campaña de protestas contra la copa del mundo con consignas de lucha contra “la fallida política social” de la Presidenta Dilma Rousseff. Las consignas eran calumniosas. Ningún presidente jamás había implementados semejantes programas de política social en tan gran escala como los de Ignazio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

El belicoso enfoque de Washington hacia los problemas internacionales crea un permanente factor negativo en todo el sistema de relaciones internacionales en América Latina.
El Presidente ruso, dirigiéndose a los embajadores, dio una definición precisa de las razones que yacen detrás de la política de Estados Unidos en América Latina. “Me gustaría comenzar señalando que el Ministerio de Relaciones Exteriores y nuestras embajadas están bajo mucha presión, nosotros lo vemos, nosotros tenemos conocimiento de esto, pero esta presión no será reducida. Más bien será incrementada, igualmente que la necesidad de exhibir eficiencia, precisión y flexibilidad en nuestras acciones para cautelar los intereses nacionales de Rusia. Uds. Saben cuan dinámicos e impredecibles suelen a veces ser los desarrollos internacionales. Pareciera que estos se concatenaran y desgraciadamente no son todos de naturaleza positiva. El potencial conflictivo está creciendo en el mundo, viejas contradicciones se están haciendo cada vez más agudas y otras nuevas están siendo provocadas.

Hemos atravesado a menudo, en forma inesperada, por tales eventos y notamos con pesar que el derecho internacional no está funcionando, las normas más elementales de la decencia no se cumplen y el principio de que todo está permitido está ganando el primer puesto.”

Estados Unidos está insistiendo en preservar el modelo unipolar ya fracasado de sistema mundial. La política de apegarse a las viejas maneras de hacer las cosas podría acarrear implicaciones globales. La infraestructura de las bases militares de Estados Unidos y de la OTAN fueron creadas para acciones ofensivas; los planes para ataques nucleares contra Rusia y contra China están siendo renovados permanentemente. Expertos del Pentágono a sangre fría evalúan los parámetros de daño aceptable en caso de ataques de represalia lanzados contra Estados Unidos. En teoría, las pérdidas son aceptables, cínicamente los especialistas del Pentágono se permiten un margen de tolerancia de millones de muertos norteamericanos.

Las estimaciones sedientas de sangre hacen palidecer las historias de horror de Hollywood.

Eso es exactamente lo que dijo el Presidente Putin. “Casi no hay ninguna duda que el orden mundial unipolar no vino para quedarse. Los pueblos y los países están alzando sus voces en favor de la auto determinación y la identidad cultural y civilizatoria, las cuales chocan con los intentos de ciertos países en mantener su dominación en las esferas, militar, política, financiera, en lo económico y en lo ideológico,” Ha llegado la hora de reconocer el derecho de ser diferente y determinar su propio destino de manera independiente y no según las instrucciones de otro. Pero algunos países latinoamericanos tienen que actuar según como se los ordena Washington: Colombia, Honduras, Guatemala, Paraguay y otros que viven en cuarteles norteamericanos.

Las instalaciones militares en sus territorios son utilizadas por el Pentágono para chantajear a los regímenes inamistosos y provocan conflictos militares
El Presidente Putin señaló que Rusia está preparada para desarrollar relaciones con todas las partes. Hizo hincapié que la rica experiencia de vínculos humanitarios y políticos de Rusia con América Latina, y el enorme potencial de los mercados emergentes latinoamericanos. Por ejemplo, en La Habana, el Presidente Putin y Raúl Castro discutirán el comercio, la economía, el tema energético, la aviación civil, los transportes, la salud y el uso pacífico del espacio exterior. La agenda el Presidente Putin incluye una reunión con el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro. Lo cual tiene una enorme significación simbólica. Antes de la visita a la Duma del Estado Ruso, decidió cancelar la deuda de Cuba con Rusia por la cantidad de 30 mil millones de dólares. Gasto predominantemente según necesidades militares.

La eliminación de la deuda y el proceso de liberalización de la economía cubana, pavimentan el camino para un brillante futuro en el campo de la cooperación económica. Las empresas rusas, Rosneft y Zarubezhneft ya han firmado acuerdos con Cuba para el desarrollo de yacimientos petrolíferos submarinos en la costa cubana, es decir, en la vecindad de la costa norteamericana. Los planes para la remodelación del puerto de Mariel contemplan la perforación y el tendido de un oleoducto. Los medios cubanos informan que el futuro Puerto de Mariel sería diseñado con una dársena de 700 metros de longitud, lo cual le permitiría recibir simultáneamente dos grandes transatlánticos. Los planes que se proyectan hasta el 2022 contemplan que Mariel albergue instalaciones logísticas para la exploración y desarrollo petrolífero costa afuera, un nuevo terminal de contenedores, carga general, instalaciones para el manejo y almacenamiento a granel y refrigerado y una Zona de Desarrollo Económico Especial para la fabricación y almacenamiento de productos livianos. El nuevo Puerto de Mariel podrá recibir navíos de mayor calado que el puerto de La Habana, donde un túnel bajo el canal permite una profundidad de solo once metros. El terminal de contenedores del Puerto de Mariel tendrá una capacidad anual de 850 mil a un millón de contenedores comparado con el puerto de La Habana de solo 350 mil. Estos desarrollos permitirán a Mariel acomodar a navíos cargueros extra grandes que navegarán desde Asia a través del Canal de Panamá una vez que la ampliación del canal haya sido terminada en el verano del 2014.

El Presidente Putin también discutirá proyectos económicos de gran escala con Argentina y Brasil. Si todo marcha bien, será una alternativa para el “sistema cuartelario” impuesto por Washington.
Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona
Strategic Culture Foundation