CANTO POLIFÓNICO AL COMANDANTE HUGO CHÁVEZ FRÍAS 



DOS POEMAS DE WINSTOIN ORRILLO 



¿Qué hago yo en este océano
de Chávez? ¿En este maremágnum de pueblo
irreductible? ¿En esta torrentera de cantos que
espontáneos ya todos enarbolan?

¡Porque Aquél ya no es
un terso viento : tornóse en tempestad
que nos despierta, y al mismo tiempo
es aura y sementera, y asombrosa
cosecha del amor!

Porque Chávez, coloso y
llamarada, igual es el afluente
del piélago de patria-humanidad
y nueva vida, y el himno omnipresente
de sueños
que imprecando
se tornan realidades:
¡la patria colectiva
y reinventada
en la luz de Bolívar
y sus hijos,y la azul
pertinaz justicia
plena, en nombre de
la paz multiplicada
donde no haya baldados
por miseria,
y presente y futuro
en un connubio,
y el orbe sin Espadas
de Damocles: porque
un niño feliz es
la presea, y el mundo
rescatado del incendio!

Así es que Chávez-pueblo
ha inaugurado,
una bandera nueva
en la contienda: ¡en
la lid implacable
de los pobres, de
aquestos
que esperaban
su llegada!

¡Heraldo de un flamante
planeta sin omisos! ¡Comandante
tornado en claraboya; en vero
talismán del mundo
entero: ¡tú tejes
esa túnica
purpúrea, en
que nadie será
ya un extranjero, sino
mílite ético y
sonoro de
la causa del hombre
colectivo! ¡Dignidad
es la enseña
que hoy ondea
en la limpia
victoria
del guerrero!

Y así nos reunimos
bajo su aura: ¡y empieza
el contraataque
y ya sabemos
adónde dirigir
nuestras ojivas!

¡Porque él
nos lo enseñó
con sus proclamas
de vida y obra
y luchas trepidantes!

¡Se rencarnó Bolívar
en su estela! Y
todos somos Chávez
inmortales,
mientras crecen
las albas de su ejemplo
que no es sino
un futuro sin carencias:
y todo para todos
sin fronteras
sudarios
ni escoliosis,
pues será
ya por fin
la aurora amada
que tanto prometieran
los augures!

Winston Orrillo
La Calera, Lima, Perú,abril 4, 2013

MELBA HERNÁNDEZ, CLARINADA
El asalto al Moncada
asaltó, sí, la Historia.
Y Melba etuvo alli:
al lado de Fidel y su invicta
escuadrilla. Al lado
de la escolta que ardía
ya futuro. Melba
Hernández, mandoble
clarinada de estío:
un himnario a tu nombre
de granito y reseda.
Y luego en el Partido
irrigabas el alba.
Palpitas siempre viva
y atraviesas los siglos.
Y al lado del futuro
eres tú ya
futuro: con
Vilma y con Haydée
y con Tania desnucan
a la injusticia oscura.
Melba Hernández, invicta,
territorio, lucero,
conómetro en tu patria
sin pobres de la tierra:
con capullos de infancia
y catafalco bronco
para el imperialismo.

WINSTON ORRILLO
La Calera, Lima, marzo de 2014