MIENTRAS UNOS VAN A LA IZQUIERDA OTROS MIRAN PARA ATRÁS 



PAÍSES DE AMÉRICA LATINA VAN A LA IZQUIERDA Y OTROS DE EUROPA A LA DERECHA 



Alberto Maldonado S.
Periodista – Ecuador
Dicen “las malas lenguas” que la sabiduría viene de muy lejos; de Europa, por más señas. En la mitad del siglo 20 se estilaba aprender el francés, porque el francés le daba categoría; y mucha. No como ahora que nadie sabe lo de nadie. Y como nadie sabe lo de nadie, allá ellos. Lo que los países de América Latina (AL) van para la izquierda; mientras los países que quedan en la vieja Europa, miran hacia la derecha. ¿Quién ganará?

Desde luego, no es lo mismo: la vieja concepción marxista (hay que estatizar hasta los callos) y la nueva concepción, no sé si marxista o de Marx. Con lo que le está pasando a Cuba, basta y sobra, Acaba de aprobar la Asamblea Nacional la transacción con los capitales de exterior. Era lo que faltaba. Yo pienso que lo que le está pasando a Venezuela, sobra y basta. Los viejos marxistas tenían como opción “sin discusión” la estatización de todo lo estatizable. Sino la revolución no caminaba. Y lo que le pasó a la vieja URSS (y le estaba pasando a Cuba) no deja lugar a dudas, que el Lenín tenía toda la razón; que no es posible caminar la humanidad sin recoger lo poco bueno que el neoliberalismo le ha dejado.

Para no ir muy lejos; pregunto (a pesar de que sé la respuesta) ¿Quién o quiénes hicieron la dos guerras mundiales? No sé si digo lo correcto: los europeos. ¿Y qué sacamos nosotros de las dos guerras? Nada, que yo sepa; no sé si los europeos. Yo he estado varias veces en Europa y no he apreciado quién sacó algo de las dos guerras mundiales. Sólo sé que nos metieron en aquellos tiempos (especialmente la segunda) y que el General Perón metió a los argentinos en la pelea. No sé quiénes sacaron algo de las dos guerras mundiales; pero no AL.

A mediados de las dos guerras nacieron estos países de AL: unos, años antes; otros más adelante. Lo cierto es que Europa, unida por los euros, ha estado en la derecha; y sino que le pregunten al Mariano Rajoy de España; que le pregunten a Italia que pasó con los camaradas de los años 60-80 o a los bolcheviques de los que fueron los países “comunistas” (Polonia, Hungría, Alemania, Rumania, etc.) Hoy les vemos cuadrados en la derecha pura.

No es lo mismo en América Latina. Comenzando con Cuba y sus “agentes” Fidel (después Raúl) y siguiendo con los que ha quedado, en Chile, del Allende, y los argentinos que quisieron rescatar a las Malvinas y terminaron echando por la borda a la dictadura militar que en menos de 8 años hizo lo que no pudo Pinochet en 17 años. Y no hablemos de la Nicaragua del siglo 20, en donde se impuso el “sandinismo” hasta que apareció la señora viuda del más viejo de los Chamorro, y les quitó a los sandinistas el caramelo de la boca. Hasta que volvió el Daniel y le hizo a esta Nicaragua lo que demandaba la revolución, solo que tuvo que pactar con lo peor de Nicaragua.

En resumen, (si es que se puede hablar de un resumen) Venezuela, seguido muy de cerca por Bolivia, han hecho sus revoluciones bolivarianas. El Ecuador, con su revolución ciudadana, no está muy atrás, sino que le pregunten al Rafael. Después quisieron hacer la revolución del sentido común los brasileños seguidos por los argentinos. Y atrás (muy atrás) el señor Funes, de El Salvador. Y pare de contar. Lo que es México y sus capos (especialmente el Chapo Guzmán y otros) más Colombia, muy cerca Panamá y Perú con Chile, que tratan a toda costa de quedar bien ante el imperio del norte (EE.UU.) ¿Yo no sé qué va a pasar? Lo cierto es que estos países (que pertenecen a la CELAC sin EE.UU. y Canadá) andan “haciendo cosas” censurables desde el punto de vista de todos los que no comulgan con esas tesis.

Por eso pongo como ejemplo la América Latina y el conocimiento. No hace mucho que el señor Hollande (Primer Ministro de Francia) plegó a la derecha, ante los insufribles sucesos de los comicios secundarios en Francia. Y eso que el señor Hollande no pasa de ser un “social demócrata” y le queda muy chico el título de socialista, lo mismo que a los españoles. No hablemos de la vieja Grecia, que según los más entusiastas era la cuna de democracia; solo que podían reunirse y deliberar los “ciudadanos” griegos, no los esclavos, que eran mayoría en esa metrópoli. Y así por el estilo; por eso empiezo preguntando si a los europeos le hizo algún motivo de enorgullecerse las dos guerras mundiales; especialmente la segunda.

Por lo mismo el título de esta crónica. Mientras los países de la órbita europea, van hacia la derecha; los países AL van hacia la izquierda. No la izquierda que proclamaban los “marxistas” de antaño, sino a una izquierda que no es ni siquiera la cubana. Hay que seguir a Lenín (por más señas era ruso) y recoger lo poco bueno que tiene el neoliberalismo. Y sino que le pregunten a la derecha venezolana o a la boliviana o la ecuatoriana. Han hecho la revolución izquierdista, pero sin llegar a la estatización. Y eso es de lo menos; van para la derecha, diciendo que esa no es una revolución. ¿Entonces no es revolución? No se han molestado los Estados Unidos, su Banco Mundial y su FMI. Si no que le pregunten al señor … no me acuerdo bien del nombre. Y que fue Ministro del señor Ing. Febres Cordero.

No hay revolución sino estatizan algo, dirán los viejos de los marxistas. Pregunto (ya que soy un preguntón irremediable) ¿por qué los “paisitos” de esta AL molesta a Estados Unidos y a Europa? ¿Por qué será? Los viejos marxistas dicen que si no hay estatización, no hay revolución. Y lo único que el Maduro, el Evo, el Correa y más, han hecho es hacerle el caldo gordo al liberalismo. Que si no, no hay revolución. Es una discusión a nivel mundial. Unos dicen que si es cierto y otros no. Los países de AL dicen que no. ¿Quién saldrá ganando?