LOS GANADORES ELECTORALES ¿GANARON ALGO O MUCHO? 



DICEN QUE CORREA SUFRIÓ UN TRASPIÉ ELECTORAL  



Alberto Maldonado S.
Periodista – Ecuador
No se cansan de repetir. Los diarios de este Ecuador (El Comercio y el Hoy, Ultimas Noticias y La Hora de Quito) más los de Guayaquil (El Universo, El Expreso ) y los de Cuenca, no se cansan de repetir que el señor Rafael Correa ha sufrido un traspié electoral. Y cantan a los cuatro vientos que ha sufrido en las últimas elecciones un traspié que le será difícil resarcirse. No salen de celebrarlo, como si ellos hubiesen ganado las elecciones SECCIONALES, que se dieron en este Ecuador, el domingo 23 de febrero del 2014. Están celebrando como si hubiesen ganado ellos las elecciones. No se dan cuenta de nada. Lo de Venezuela es, para ellos, pan comido. Y no sería nada raro que el señor Mauricio Rodas (el nuevo Alcalde de Quito) vuelva a abrazarse con el Henrique Capriles, de Venezuela; puesto que es el comienzo.

Los ganadores electorales ¿ganaron algo? vuelvo a preguntar. Y nadie me responde. Por donde se lo mire es una elección provincial, municipal y parroquial; y no es general. Lo cierto es que Rafael Correa y su “revolución ciudadana” volvió a perder eso que el Presidente de la República, se puso “en medio” de la vorágine, para tratar de salvar a Quito y su Alcaldía; pero ni por esas. Perdió Quito y Cuenca (los alcaldes de las dos ciudades y otras más) y no pudo con Guayaquil. Hay que diferenciar a Quito y Cuenca de Guayaquil. En las dos primeras ciudades se daba por seguro que el ganador sería Alianza País (AP) del Presidente Rafael Correa. No fue así. En Guayaquil “se sabía” que el actual Alcalde, Jaime Nebot (ex social-cristiano o Madera de Guerrero, que da lo mismo) que iba por la cuarta reelección, la tenía asegurada. No así Quito y Cuenca.

Por lo pronto se pueden sacar dos conclusiones. Que no es posible “transferir” los votos ciudadanos (Quito acaba de darle al Presidente una lección) y que el gran imperio y los imperitos que existen en nuestros países, se dan albricias por lo ocurrido en este Ecuador. En el primer caso, el Presidente Rafael Correa se dio cuenta a tiempo de lo que iba a pasar en Quito y lo ocurrido en Venezuela de la Revolución Bolivariana de Hugo Chávez, si preocupa al gran imperio (EE.UU.) No es verdad tampoco que los pueblos no olvidan. Lo ocurrido en este Ecuador, por más que lo diga el Presidente Correa, no es verdad. La derecha está agasapada, no más. Y pare de contar. Por lo pronto, los chistosos radiales, que en Quito abundan, dicen que el señor Rodas tendrá que aprender a cantar el “Chulla Quiteño” (canción quiteña, muy popular) y aprenderse de memoria las estrofas del Himno a Quito, ya que el nuevo Acalde vivió y conoce muy bien México DF, no Quito.

Yo pensé que con la arremetida del Presidente Correa, el señor Barrera compondría su candidatura a la reelección de Alcalde y de muy aliado del Presidente; no fue así. En su lugar los quiteños eligieron al señor Mauricio Rodas; y aun cuando AP ganó el Prefecto de Pichincha (Quito es la capital) no es lo mismo. Ya tiene quien “le joda” al Presidente Correa desde Quito. El señor Mauricio Rodas, hombre de derecha (presidió, de joven, el Partido Social Cristiano, de derecha pura) aun cuando él se clasifica de “centro” No así lo de Cuenca, en donde el señor que volvió a ganar la Alcaldía de esa ciudad, no es derecha sino de izquierda. Y lo mismo ha ocurrido en el país entero.

La “celebración” no es de los periódicos grandes de este país sino de todo el continente latinoamericano. Si hasta el Departamento de Estado (equivalente a nuestras cancillerías o al Ministerio de Relaciones Exteriores) opinó que el Gobierno Correa tenía perseguidos políticos; y no ponía límites a la cacareada libertad de expresión. Como si existiera plena libertad de expresión en el gran imperio. Sino que le pregunten a las diez (10) “corporaciones” que dominan este campo en los “Unites” ¡Para qué perseguir a nadie si en su seno tienen los que si se llevaron la plata! (los dólares americanos) los hermanos Isaias, en primer lugar. Y el señor Mahuad da clases en Harvard. El último de los nombrados fue expresidente de este Ecuador, más unos cuantos que se les han unido. Y dicen que aquí (en Venezuela, en Ecuador, en Argentina) no hay libertad de expresión. De lo contrario que le pregunten a los tres cubanos que quedan en las cárceles USA, sin haber cometido contra el imperio ningún acto contrario. O ya se olvidaron que a Sacco y Vanzetti; les condenaron hace décadas a morir en sus cárceles, por un crimen que no cometieron. Pero como eran comunistas (del ala italiana) pues ahí les va su merecido Eso hablando de la represión en “nuestros” países. En este Ecuador nos explicamos mediante “el burro hablando de las orejas del vecino” sin acordarse de que tiene unas orejotas y bien grandes. Cuando el gran imperio (y los imperitos) vengan a hablar de orejas, primero que se las corten.

Este Presidente de Ecuador que anda diciendo a los cuatro vientos que EE.UU. no ha firmado los tratados de la libertad de expresión ni de los derechos humanos. Por ahí le oí al señor que es el Secretario de los países del ALBA decir que no por mera coincidencia, los principales periódicos de USA, el mismo día, publicaron contra Venezuela un editorial idéntico. A eso les llaman ellos el ser respetuosos de la libertad de expresión. Contrario que le pregunten al señor Busch (“Arbusto” en español) que fue Presidente ocho años de EE.UU. porque allá si vale la reelección. No es por demás lo que dice el señor Evo Morales: que en Estados Unidos no hay unas revueltas como en América Latina, porque en ese país “no existe la Embajada de los Estados Unidos” Allá ellos y ella.

Lo cierto es que antiguamente los grandes diarios de nuestros países se incomodaban porque les acusaban de “rojistas”. Decían que es deshonroso0 que les acusen de lo que Edgar Allan Poe y otros autores universales más, hicieron hace fuuu. Hoy día los grandes diarios han perdido esa condición. Hoy le dan primeras páginas a la crónica roja y cuestionan al gobierno por algo que no han cometido. Si no que le pregunten a Dostoyevsky. Y dicen –los grandes medios del Continente., que no pueden salir a la calle. Allá ellos, lo que es nosotros si podemos porque la gente sigue matando (o hiriendo) al por mayor, para sufrimiento de los poderosos “sufridores” Que me uno a los mandatarios –sin que nadie me mande- en homenaje a Chávez y a la Nella. El uno caraqueño (como Bolívar) y la otra ecuatoriana.