EL ACUERDO ENTRE EL G5+1 E IRÁN ES IMPORTANTE PARA EL MEDIO ORIENTE Y EL MUNDO 



ACUERDO DISMINUYE ALARMAS GUERRERISTAS 



El presidente Wladimir Putin de la Federación Rusa no vaciló en calificar de importante el Acuerdo alcanzado en Ginebra entre el Gr+1 e Irán que disminuye ostensiblemente las alarmas guerreristas en Medio Oriente y que quizá abra un camino hacia la paz en esa parte del mundo.
Para muchos, Israel y su agresivo sionismo han sufrido una derrota más que diplomática. Obama se ha mostrado satisfecho con el Acuerdo e Irán obtendrá significativas rebajas en las sanciones impuestas por Occidente liderado por el imperio, pero no renuncia al uso de la energía nuclear para fines pacíficos.
El analista Eduardo Ruiz-Healy informaba acerca de los puntos más importantes del acuerdo suscrito el pasado fin de semana entre Irán y el Grupo de los 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido, más Alemania):
1. Irán se compromete a detener el enriquecimiento de uranio por encima de 5 por ciento y a desmantelar las conexiones técnicas necesarias para enriquecer uranio por encima de 5 por ciento.
2. Irán se compromete a neutralizar su almacén de uranio enriquecido a cerca de 20 por ciento, a diluirlo hasta por debajo de 5 por ciento, o convertirlo a una forma no apta para su mayor enriquecimiento.
3. Irán se compromete a detener el avance de su capacidad de enriquecimiento de uranio al no instalar centrifugadores adicionales de ningún tipo ni usar centrifugadores de nueva generación, y a dejar inoperativas varias centrifugadoras, de forma que no puedan ser usadas para tal fin. Además, limitará su producción de centrifugadoras a las necesarias exclusivamente para sustituir a las que sufran fallos.
4. Irán se compromete a detener cualquier tipo de actividad en la IR-40, la central de Arak.
5. Irán se compromete a entablar una relación transparente con los equipos de inspectores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica de Naciones Unidas (AIEA). Por ello, concederá acceso diario a los inspectores que visiten las plantas nucleares, incluyendo cámaras de seguridad para proporcionar mayor transparencia. Además, tendrán acceso a los diseños del reactor de Arak, nunca vistos hasta ahora.
6. El 5+1 e Irán se comprometen a la creación de una Comisión Conjunta que colaborará con la AIEA para supervisar el desarrollo de las inspecciones y pronunciarse sobre cualquier cuestión que pueda surgir en este sentido. De igual modo, esta comisión abordará en un momento la “posible dimensión militar del programa nuclear iraní”.
A cambio, la comunidad internacional aportará ayuda limitada, temporal, enfocada y reversible a la República Islámica, según el texto. El 5+1 se reserva el derecho a mantener el grueso de las sanciones, entre ellas las referidas a petróleo, finanzas y la arquitectura del sector bancario.
1. No se proclamarán nuevas sanciones relacionadas con el programa nuclear iraní en los próximos seis meses siempre y cuando Irán respete los compromisos del acuerdo.
2. Se suspenderán ciertas sanciones referentes al oro y a los metales preciosos, al sector automovilístico y a las exportaciones petroquímicas.
3. Se permitirá la adquisición de petróleo iraní a los niveles permitidos actualmente, significativamente reducidos, es decir, “60 por ciento menos del nivel permitido hace dos años”.
4. Además, la República Islámica podrá recibir hasta 400 millones de dólares liberados de fondos restringidos con el objetivo único de que reorganice sus instituciones educativas en terceros países para aliviar el coste de los estudios de los iraníes que cursan en el extranjero.
5. El 5+1 se compromete a facilitar las transacciones humanitarias “que estén permitidas bajo la ley estadunidense” y que han quedado “explícitamente exentas” del conjunto de sanciones aprobadas por el Congreso de Estados Unidos, por ejemplo, las relativas a la adquisición de comida, agricultura, medicina e instrumentos médicos.
Para mejor entender que significa el acuerdo, el analista de CNN, Fareed Zakaria, explica: “Si estás tratando de entender el acuerdo alcanzado entre las grandes potencias e Irán en Ginebra, he aquí una sugerencia: imagina qué habría ocurrido si no hubiera habido ningún trato.
“De hecho, uno no tiene que tener mucha imaginación. En 2003 Irán se acercó a Estados Unidos con una oferta para hablar sobre su programa nuclear. La administración Bush rechazó la oferta porque creía que el régimen iraní era débil, que había sido golpeado duramente por las sanciones y que capitularía o se colapsaría si Washington mantenía su línea dura.
“Así que no hubo trato. ¿Cuál fue el resultado? En 2003 Irán tenía 164 centrifugadoras operando; hoy cuenta con 19 mil centrifugadoras. Si se hubieran roto las conversaciones de Ginebra con Irán, Irán hubiera continuado expandiendo su programa nuclear. Sí, hoy ahora enfrentan duras sanciones, pero entonces también estaban bajo sanción.
“Y sin embargo, el número de centrifugadoras creció exponencialmente (a pesar de todas las sanciones y sabotaje. Tengan en cuenta que los costos de un programa nuclear son pequeños para un país rico en petróleo como Irán)”.
Siempre, Estados Unidos con su poder económico, político y mediático busca réditos en donde no los hay y siempre trata de manipular y tergiversar los hechos en busca posibles ventajas para mantener y desarrollar su geopolítica de dominación mundial.

Sobre el Acuerdo alcanzado, Irán acusó a Estados Unidos publicar un comunicado "inválido" sobre el texto del acuerdo nuclear.

La Agencia española EFE informaba que al Ministerio de Exteriores de Irán no le ha gustado que EE UU haya presentado el acuerdo como una ficha técnica y de forma valorativa. "Uno de los motivos por los que las negociaciones se alargaron fue por la exactitud para elegir las palabras del acuerdo", ha dicho un portavoz iraní.

El Ministerio de Exteriores de Irán ha tildado de "inválido" el comunicado de prensa publicado por la Casa Blanca sobre el texto del acuerdo referido al programa nuclear iraní alcanzado entre Teherán y el Grupo 5+1 y ha sostenido que no se trata del texto original, según ha informado la agencia iraní de noticias FARS.

Dicha agencia publicó horas después de la finalización de las negociaciones el texto del acuerdo en PDF, mientras que la Casa Blanca publicó asimismo un texto valorativo sobre el mismo presentándolo como una ficha técnica. "Lo que fue publicado como una ficha técnica es una interpretación sesgada del acuerdo, y algunas de las explicaciones y palabras del texto contradicen dicho acuerdo", ha indicado la portavoz del ministerio, Marziyeh Afjam, quien ha dicho que es "desafortunado" que "algunos medios lo hayan traducido y presentado como el texto del acuerdo".

Irán se ha comprometido a detener el enriquecimiento de uranio por encima del 5% Así, ha sostenido que "todas las frases y palabras fueron elegidas en base a las consideraciones hechas por todas las partes participantes en las conversaciones". "Uno de los motivos por los que las negociaciones se alargaron fue por la exactitud necesaria para elegir las palabras del acuerdo", ha añadido.

En virtud del acuerdo, Irán se ha comprometido entre otros a detener el enriquecimiento de uranio por encima del 5% y a desmantelar las conexiones técnicas necesarias para enriquecer uranio por encima de este porcentaje, así como a neutralizar su almacén de uranio enriquecido cerca del 20%, diluirlo hasta por debajo del 5% o convertirlo a una forma no apta para el mayor enriquecimiento. Asimismo, Teherán se ha comprometido a detener el avance de su capacidad de enriquecimiento de uranio, comprometiéndose a no instalar nuevas centrifugadoras de ningún tipo, a dejar inoperativa la mitad de las centrifugadoras en la central nuclear de Natanz y tres cuartas partes de las instaladas en Fordow y a detener cualquier tipo de actividad en el reactor de agua pesada en Arak.
Teherán también se compromete a dar acceso a los inspectores de la AIEA. Irán ha obtenido por su parte el reconocimiento a su derecho a enriquecer uranio para fines pacíficos, la suspensión de "ciertas sanciones" referentes al oro y a los metales preciosos, al sector automovilístico y a las exportaciones petroquímicas y se permitirá la adquisición de petróleo iraní aunque todavía de forma limitada, entre otros. Tampoco se impondrán nuevas sanciones contra Irán por su programa nuclear en los próximos seis meses si Teherán cumple con sus compromisos.