LUCIO GUTIERREZ Y LA CIA 



¿SE INVESTIGARÁ LA FORTUNA DE LUCIO GUTIÉRREZ? 



Fausto Abad Zúñiga
Hace pocos meses Correa anunció que investigará la fortuna de Lucio Gutiérrez. Se refirió a la fortuna adquirida en su efímero gobierno que llenó sus bolsillos y los de su parentela, incluyendo amigos e incondicionales burócratas como el pasmoso abogado González. Este se encuentra prófugo después de sus negocios redondos con Vilma Salgado, retribuidos con “creces” al “benefactor”, al contentar con limosnas de a dólar a los indios de Vargas desde el Ministerio de Bienestar Social. Trató de mantener el poder de quien juraba cambiar al país o morir en el intento. Ni siquiera pudo cambiar su torpeza. Solo logró resaltar su trotadora cobardía.
Pero de lo que parece estar muy lejos Correa es del conocimiento de los nexos de Lucio Gutiérrez con la CIA desde que fue Edecán de Abdalá y posteriormente del ex presidiario Fabián Alarcón. ¿Las pruebas? Aquí van.
Un simple coronel, con su salario, sobre todo el que se percibía cuando dio el golpe contra Mahuad, no podía comprar dos Departamentos en el Condado y vivir de sus rentas juntos con las casas que tenía en la Floresta, puesto que en sus declaraciones ante la prensa reveló que vivía de los arriendos y de su retiro obligado. Cómo adquirió esos bienes. Sencillamente porque fue reclutado como Agente de la CIA desde 1996 para seguir los pasos presidenciales de cerca. Este reclutamiento sucede en todos los regímenes con personas cercanas al poder, como los Jefes de inteligencia de la casa Presidencial y los Jefes de Inteligencia del Ejército y más ramas de las FFAA y Policiales, aparte de otros Organismos de la administración pública cuya infiltración le conviene como la Corte Suprema de Justicia, Ministerios, Banco Central, etc. Y es natural que el imperio tenga sus agentes en lugares estratégicos para conservarse como tal, no solo en las naciones pequeñas sino en todo los países incluyendo las grandes potencias. Estas prácticas se agudizaron durante la guerra fría. Los romanos lo hacían en forma parecida, colocando reyes y gobernadores en provincias.
Tuve la oportunidad de defender al Coronel Hugo Vázquez, acusado de alta traición al revelar supuestamente, por desquite al no ser ascendido, la venta de armas a la Argentina en la guerra de las Malvinas, en1981. La defensa fue gratuita por motivos conspirativos con Vargas y Miño. Entonces, por un familiar cercano supe de dos haciendas bananeras en el Sector de la Sexta y una de palma africana en Quinindé, además de dos casas en uno de los sectores exclusivos de Quito. Cuando manifesté mi extrañeza ante las escasas posibilidades de sus sueldos, se me dijo que como Jefe de inteligencia militar recibía una gratificación mensual de la CIA. Lo mismo ocurrió con la fortuna del último Ministro de Defensa de Palacio, el Coronel Nelson Herrera, quien se desempeñó como Jefe de Inteligencia de la casa presidencial con León Febres Cordero y se llevaba a cabo la lucha anticomunista contra Alfaro Vive. Recuérdese también que León restableció las relaciones con Cuba, nombrando como embajador a un izquierdista conocido, Manuel Araujo Hidalgo. En una reseña del diario el Comercio se dice que Herrera es un hombre riquísimo con muchas propiedades en Imbabura, su tierra natal. La gente de Ibarra que conocía a la familia me dijo que no supieron como tiene tanto dinero si cuando joven su condición económica era más bien humilde.
Con ocasión del bombardeo de la CIA con el disfraz de Colombia, en nuestro territorio, para eliminar a Raúl Reyes de las FARC, se descubrió cuan adentrada estaba la CIA en el seno de las Fuerzas Armadas. Basta señalar al prófugo Pazmiño y otros que aún permanecen ocultos. Se descubrió que la CIA hasta disponía de oficinas privadas en la Institución. Por otro lado la CIA es la que gobierna Colombia y sus Fuerzas Armadas, Senado, Políticos de alto nivel y Fuerzas Paramilitares, apéndices del Gobierno y de la derecha más recalcitrante y desalmada. Debían cuidar los miles de millones que recibían de Bush, en justo retorno del narcotráfico y la narco política.
Pero sigamos con Lucio. Cuando candidato tuvo dinero suficiente para una campaña millonaria costeada por la CIA, pero disimulada por orden de ella con ayudas del Partido de los Trabajadores de México, el Partido de los Trabajadores de Brasil con Lula. Era el candidato de la izquierda, que atrajo al MPD, a los Indígenas de Pachacutic, e incluso obtuvo ayuda de las FARC, a las que traicionaría después con la entrega de Simón Trinidad y otros miembros. Es decir, por mandato de sus amos, engañó, ya en el poder, luego de una breve apariencia izquierdista, a los indígenas, al MPD, a los partidos de México y Brasil que le obsequiaron afiches de campaña y gobernó con la presencia de la embajadora de los EEUU en Carondelet como si fuese su casa. .
Ustedes recordarán que tan pronto fue presidente electo, fue invitado con todos los honores por Bush a la Casa Blanca, algo que jamás había ocurrido con un presidente latinoamericano. Se dice que fue llamado a dar informes. Después de posesionado fue nuevamente invitado y salió de la oficina Oval declarándose el más grande amigo y el aliado más fiel de los EE.UU., lo que ocasionó la repulsa general en América Latina.
Después, su fortuna se acrecentó y se divirtió mucho, pues aprendió de Abdalá. Repudió a quien luchó por su amnistía, su esposa Ximena Bohórquez. Viajó con secretarias privadas a donde pudo. A su hermano Gilmar y a sus cuñados, otorgó favores económicos de gran valor., como los descarados visados chinos.
Pero el que haya sido un protegido y agente de la CIA, no quiere decir que le hayan inyectado inteligencia, pues se portó tan escaso de ella, que contra toda media razón se dijo Dictócrata, vocablo inventado por su Asesor jurídico José Guerrero B, cambió la Corte Suprema por la Pichi Corte y trajo por sí y ante sí a Bucarán para cumplir el compromiso reclamado por éste a cambio del apoyo que le brindó en la segunda vuelta electoral. Cuando se produjo la reacción, Lucio le pidió a lo mudo, que se fuera del país mientras se levantaba todo Quito con los Forajidos,( que produjo un periodista muerto), nombre acuñado por el propio Gutiérrez cuando la muchedumbre gritó contra él en una de sus casas. Los Estados Unidos no pudieron sostenerlo, pese a su apoyo absoluto, porque a la condición cerebral limitada, nadie la puede redimir. Abolió la Pichicorte, pero fue tarde. Perdió el apoyo de las FFAA No hizo frente a la situación como un Salvador Allende. Lo mismo pasó con los remedos de varones que hemos tenido con Abdalá y Mahuad. Los tres huyeron despavoridos a su tiempo, el 1ro. con los sacos de billetes cargados por el edecán Gutiérrez al avión, el segundo con los millones que le dio Aspiazu y el 3ro, con la plata de la CIA y su familia en el poder.
Después, Lucio deambuló por América. En EEUU no lo recibieron por inútil. Se fue a Brasil y tuvo que salir en quema por miedo al Partido de los Trabajadores en el poder. Fue a Colombia y no pudo resistir las amenazas de las FARC que le habían jurado venganza. Luego aterrizó en el Perú y por fin el pobre hazmerreír tuvo que regresar al país y purgar su estupidez en los calabozos del penal García Moreno junto con el niño Gilmar, al parecer un poquito menos tonto pero igual de taimado y audaz
Estas cosas debe investigar el Gobierno y la Asamblea, ya que se trata de atentados contra la seguridad nacional y acciones que marchan al filo de la traición a la patria, por lo que la Fiscalía General debe iniciar la indagación para desenmascarar al camuflado “de a caballo” que convenció a la ignorancia y acreció el interés de los sapos de la política, como cierto rector de un colegio privado, candidato del MPD.
Fausto Abad Zúñiga Blog Humanismo, www.liberrimaexpresion.blogspot.com
Correo electrónico: fabaz@andinanet.net