NO NACÍ NI ADIVINO NI MAGO; PERO… 



HACE AÑOS ADIVINÉ QUE SIRIA SERÍA EL PRÓXIMO 



Alberto Maldonado S.
Periodista – Ecuador

No nací ni adivino ni mago; pero hace meses (me equivoco, son años) que “adiviné” que el próximo país del mapa sería Siria, en el Medio Oriente u Oriente Próximo. Con solo mirar un mapa-mundi, me di cuenta que Siria estaba al lado de Israel, de Irán, Irak y del llamado (por los Estados Unidos de Norteamérica) “democracias” cristianas, tipo Baireth y Jordania, etc. Estoy de acuerdo con el escritor y poeta uruguayo, Eduardo Galeano, quien dice que los países que tienen petróleo (bastante petróleo) están en peligro permanente, ya que si sembrarían y cosecharían “rabanitos” quién sabe si serían motivo de una guerra o de una invasión.

Me equivoqué con Libia del Comandante estrafalario Kadaffi (o como se escriba) que la vieja y corrompida Otan y los países europeos, que antes le tendían la alfombra roja, cada vez que les visitaba con sus camellos y sus divas, y que le mataron en las calles de su pueblo natal, después de aniquilar a medio mundo de árabes que vivían más que bien en ese desierto, que es Libia. ¿Por qué? Yo no sé decirlo pero la mala suerte de Kaddafi fue que él, sus hijos y los descendientes de la Revolución Verde, que tenía el mejor promedio de vida en la región y bastante petróleo, ¿no sé qué les pasó? De nada valieron los préstamos que el coronel estrafalario les dio; lo cierto es que le invadieron solo porque tenía Libia petróleo. Y los países europeos y la Otan y los EE.UU. querían seguir teniendo petróleo propio; por eso invadieron Libia.

Al margen de la equivocación, solo es cuestión de mirar un mapa del globo terráqueo para darse cuenta de por qué le asedian a Siria. Me recuerdan a los mejores universitarios norteamericanos, que no pudieron (o no quisieron) advertir que Washington es la capital de los Estados Unidos. Ni que se diga de la pobre Siria, que el señor que la heredó del padre; y que, a esta alturas, uno está obligado a defenderle. En esta parte me acuerdo de un viejo chiste: “como te odio fulanito que me obligas a defenderlo” al señor Assad, sin saber qué mismo es. Lo cierto es que le toco el turno a Siria, que no tiene petróleo pero que está muy cerca de Israel, que tampoco tiene pero que es la “punta de lanza” del imperialismo, en esa zona. O muchas cosas más, que los mejores universitarios de Estados Unidos, la ignoran. Pienso yo.

Leyendo a Fidel (Castro Ruz, que está vivito a pesar de los más de 600 atentados de la CIA) es que si los judíos lanzan las bombas atómicas o inteligentes, en contra Siria, con seguridad que habrá comenzado la tercera guerra mundial. Y si en la segunda (años 1940-1945) murieron 50 millones de seres humanos (europeos, en su mayoría), no digamos con las bombas atómicas. Que Israel si las tiene. Lo mismo que las armas químicas, que con seguridad el gran imperio y los imperitos menores, no se atreven a utilizarlas “en descubierto”. Es un mundo al revés. Que los mejores persas y musulmanes no se atreven a los peores (recién llegados), porque éstos tienen atómicas. Caso de Israel. Y no me han dado una respuesta satisfactoria: ¿por qué el terrible Hitler (alemán) odiaba tanto a los judíos como a los comunistas? A los comunistas, le doy toda la razón; no así a los judíos.

Formulo esta pregunta, porque no doy con la respuesta. Mucho menos viendo cómo tratan los judíos a los palestinos, eso que en la 68 Asamblea de las Naciones Unidas, el pobre señor que les representa a los palestinos, ya dan ganas de llorar. No así los que les tiran piedras a los judíos mientras éstos van ganando terreno a los pobres palestinos, con eso de los “asientos” que los recién llegados construyen todos los días, en tierras palestinas, desde luego. Si los judíos respetaran a los palestinos, otra cosa sería. No vaya a ser que los judíos no quiebran un plato. Y tienen ganas locas de llegar a Irán, vía Siria. Que para eso les paga el gran imperio; o lo que dicen los malos: que los judíos les dan plata a los norteamericanos para que no les hagan nada. No vaya a ser que quieran aprovechar el momento y que los judíos tengan las mismas prerrogativas que los palestinos, según la ONU. No vayan a acordarse de que les dieron tierras a pesar de que los palestinos hace mucho que están ahí. No los judíos.

Y hablando de la ONU y de su Consejo de Seguridad, solo encuentro que hay muchos países que dicen hasta aquí no más. Eso era bueno (¿o malo?) para después de la segunda guerra mundial; no para estos tiempos. ¿Por qué razón unos países son mejores que los más? No es de mucha sabiduría enterarse que en el Consejo de de Seguridad de la ONU mandan 5 imperios o imperitos. O cuando menos, irse sin autorización alguna. Sino que le pregunten al señor Bush (hijo…) que se fue contra Irak, porqué le dio la gana, sin permiso de nadie pero con la ayuda de Blair y de Aznar. Y tuvo (como no podía ser de otra manera) que ahorcar al señor Hussein, en presencia de todo el mundo. Y nadie dijo nada. Lo mismo al señor Bin Laden, que dicen que los americanos le echaron al mar, después de que sus ascendientes les “dieron ganando” algunas guerras. Y así por el estilo. Mejor no sigo porque me han de acusar de que no soy muy partidario de las civilizaciones de occidente. Ahora, no hay qué hablar; no hay sino EE-UU y Europa, ya que la Unión Soviética (o lo que fue la URSS) y la China no van mucho más allá.

Y ni que hablar de la famosa Asamblea de la ONU. Van como 20 veces que resuelve que el bloqueo que mantiene contra Cuba; y los Estados Unidos se limpia con ellas. ¿Qué importancia tienen? Y lo que es más decidor es que algunos estados no han ratificado lo que muchos si lo han hecho. Los Estados Unidos a la cabeza, entre los primeros. Y muchos latinoamericanos, que si lo hemos hecho. Ya dejamos de ser el patio trasero del gran imperio. Ahora hay gobiernos de AL que dicen NO a los propios Estados Unidos; aduciendo al gran Simón Bolívar (hace 200 años) que predijo al gran imperio del norte. Y que los venezolanos (que aman sobre cualquier cosa a Simón Bolívar y a Chávez Frías) no solamente que ven de cerca “los toros” sino que están cada vez más cerca del Evo Morales, del Rafael Correa, de Daniel Ortega y de la Cristina viuda de Kichner. Y ahí está Colombia y el señor Santos, que para variar, ,sigue con las FARC-ELN unas conversaciones en La Habana (Cuba) Y ahí están México, Colombia y Perú; y Chile que no puede salir del neo-liberalismo; y así por el estilo. Los Norteamericanos (que no se duermen) tienen no solamente a Colombia, sino algunos países de centro América y México. Que para algo sirve ya que le pusieron al Peña Nieto que más parece (por la esposa) un galán de telenovela, que un presidente de todo un México. Y EE.UU. anda que no quiere sabe r nada del Sur de este Continente.

Tampoco entiendo ¿por qué hicimos las paces con el Perú si nuestros enemigos naturales eran los peruanos? El señor Mahuad anda por los Estados Unidos, dictando unas clases en Harvard; y el señor Fujimore anda en Lima, queriendo dar clases pero no le dejan porque es un sentenciado. Hasta que los soldados que guardaban nuestra frontera con el Perú (y que no pasaron de los 5.000) andan ahora resguardando la frontera con Colombia, en donde, de vez en cuando, hay unas refriegas que no sabemos que los colombianos hagan algo para contrarrestarlas. Por algo se supo que por el norte lindábamos con las FARC, ya que el señor Santos (que era Ministro de la Defensa ,nada menos que del Sr. Uribe Vélez) “estaba muy orgulloso” por lo que hizo en Angostura ( nororiente de nuestra selva Amazónica ecuatoriana) por lo que un periodista, amigo de Costa Rica, ha escrito un libro que se llama “Las Garras del Fénix” y dicen (en este libro) que los países que se alinean con EE.UU, y con la vieja Europa y con la OTAN, andan de capa caída porque no pueden hacer lo que les viene en ganas.

Sin ir muy lejos, para mi entender, hay una nueva forma de hacer colonialismo, en estos tiempos. En otras épocas, iba el gran imperio o los imperitos y saqueaban al país o a la región hasta dejarla en zoletas. Casi de América Latina, no solamente que se llevaron lo que pudieron sino que nos dejaron el idioma español , “mal hablado” especialmente en La Argentina. Pero dejamos de ser el patio trasero del gran imperio del norte. He dicho que es una nueva forma de hacer colonialismo. Los grandes estados ya no van a quitarnos lo que encuentran sino que tienen que justificar lo que hay. No en todas partes, desde luego, En la pobre Siria le han metido primero unos “mercenarios” que hagan lo que ellos no quieren hacer de frente; y ahí hay de por medio un clamor “mundial” para que los imperios intervengan. El señor Bush (hijo … )invadió Irak, mató al señor Hussein y a los que aparecieron, defendiendo al país; y les dejan peor que antes. Lo mismo pasó en Panamá, por el señor mejor conocido como “Piña” Y lo mismo en Chile hasta que lograron que Allende semeta un tiro, ¿Y lo mimso no ocurrió en la República Dominicana? L:o mismo le va a pasar a Venezuela, que anda diciendo que tiene bastante petróleo. Y si los EE.UU. se mete contra del señor Maduro, no será por “salvar la democracia” Si no porque tiene el señor Maduro, bastante petróleo, que el gran imperio del norte lo necesita. Lo mismo que los imperitos. Y así por el estilo.