EN COLOMBIA: EL CATATUMBO RESISTE! SANTOS NO ENCARCELES, NO JUDICIALICES, NO MATES A TU PUEBLO! 



CRUENTA REPRESIÓN A CAMPESINOS 



Por: Eliecer Jiménez Julio*
Más de 200 campesinos detenidos en la cárcel de Cúcuta, No hay reunión con el gobierno.
Observatorio de Derechos Humanos Paz y Conflicto “Alfredo Correa D’ Andreis” Universidad Distrital de Bogotá-Capitulo Europa -Suiza

La represión y los ataques contra los 20 mil campesinos de la región del Catatumbo en Colombia que desde hace mas de 22 días vienen desarrollando una protesta justa reclamando sus derechos y reivindicaciones, no cesan por parte del gobierno colombiano a través de la policía y el ejército que no contentos con asesinar a bala a 4 de estos humildes trabajadores de la tierra y herir otro medio centenar, a encarcelado más de 200 labriegos los cuales se encuentran detenidos en la cárcel de Cúcuta acusados del delito de ley 30 de estupefacientes y de rebelión, lo cual también hace parte de la protesta. Cuatro de estos campesinos que participan en la manifestación han sido judicializados objeto de burdos montajes por parte del ejército, acusándoles de portar armas de fuego y granadas de fragmentación, así lo denunció César Jerez, vocero de la Zona Nacional de Reservas Campesinas y uno de los líderes de la movilización.
De igual forma mientras el gobierno nacional y los medios de comunicación aliados del estado vienen insistiendo sobre una reunión en las próximas horas en Bogotá entre los líderes de la protesta y el gobierno, Cesar Jerez desmintió tales rumores “que hacen parte de la desinformación lanzada por el gobierno, Santos no está en Bogotá y no hay metodología etc, para sentarnos a conversar y de ir a la capital es para conversar directamente con el presidente, y no con los mismos ministros de siempre que nos han burlado y cualquier otra reunión que se haga la haremos en Tibù, aquí en el Catatumbo cuando el gobierno acepte y respete una metodología, un moderador, unos tiempos etc, así que es mentira que nos reuniremos hoy con el gobierno”, subrayó el líder.
La campaña de judicialización contra los manifestantes del Catatumbo, continuo el domingo 30 de junio, en la población del Tarra, con la detención de Libané Uribe, miembro del equipo de apoyo de la Asociación Campesina del Catatumbo – Ascamcat, que se encontraba haciendo trabajo organizativo para el paro campesino y al entrar a una tienda del casco urbano, un soldado le preguntó por su documentación, los militares lo detuvieron y luego lo trasladaron a la Brigada Móvil Nº 33. Tiempo después los militares dijeron que a Libané le habían encontrado una granada y una pistola. El dirigente estuvo incomunicado y los militares no daban informaciones sobre su paradero, sin embargo gracias a la presión popular se sabe que se encuentra detenido y judicializado en el comando del ejército en la localidad del Tarra, en el Dpto. de Norte de Santander. (1) donde están otros tres labriegos detenidos acusados de rebelión con falsas pruebas. Mientras en la cárcel de Cúcuta se encuentras más de 200 campesinos de la región acusados de violar la ley 30 sobre estupefacientes.
Expresó el líder campesino que a pesar de los días de la protesta, los manifestantes se mantienen firmes, con la moral y el espíritu en alto y la lucha se mantendrá hasta que haya una solución a las demandas de los labriegos y en busca de la solidaridad nacional la Asociación Campesina del Catatumbo que “hace un llamado a la movilización nacional de las organizaciones campesinas, indígenas, afrocolombianas y populares, a movilizarnos ya por nuestros derechos, exigiendo el cumplimiento de nuestras reivindicaciones y de los acuerdos incumplidos.(2)
Es el momento de hacer valer nuestros derechos y de empezar a construir la paz en nuestras regiones desde nuestras propuestas de solución a los problemas, exijamos una relación con el Estado en la que seamos realmente participantes y sujetos reconocidos de derechos, construyamos una nueva institucionalidad desde abajo basada en acuerdos que garanticen derechos, bienestar, tierra y territorios. Todos a marchar por la tierra, el territorio, la justicia social y la dignidad!” indican en comunicado emitido en las últimas horas.(3) por lo que se espera más bien que en otras regiones de Colombia surjan nuevas protestas de campesinos e indígenas solidarizándose con sus compañeros del Catatumbo y demandando sus propias reivindicaciones, como la que ocurre en la población de Tumaco, al sur del país donde unos 2 mil indígenas bloquean la entrada de esa localidad.
El dirigente agrario César Jerez, confirmó que la solidaridad del país es grande y permanentemente llegan delegaciones humanitarias, ayer arribaron unas 200 personas a la región y de estos 50 se quedaron de los cuales hacen parte colectivos de DDH, comunicación, médicos, enfermer@s etc.
Así mismo demandó de la comunidad internacional la intervención urgente en la crisis humanitaria que se vive en el Catatumbo y pidió que se le exija al gobierno colombiano el cese de las armas de fuego y la fuerza contra los manifestantes y que se denuncie las 4 ejecuciones extrajudiciales que se dieron en Ocaña.(4)
Jerez solicitó que en forma URGENTE se adelante una campaña INTERNACIONAL DE SOLIDARIDAD CON LA RESISTENCIA DEL CATATUMBO, la cual va desde los pronunciamientos de gobiernos, dirigentes, organizaciones de DDHH, sociales, sindicales y políticas del mundo entero y pidió el favor que la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) con sede en Ginebra, Suiza, se apersone de la situación para realizar las denuncias correspondientes ante los entes internacionales de DDHH. También se espera que el Alto Comisionado de la ONU para las Detenciones Arbitrarias, Tortura y Desaparición Forzada con sede en Ginebra reciban lo más pronto las denuncias respectivas con la información completa y detallada de muertos, heridos, detenidos, judicializados, sitio, fecha de ocurrencia de los hechos así como autoridad o grupo que se supone o intuye cometieron las violaciones y asesinatos de los labriegos e igualmente el lugar donde están los detenidos y de ser posible acompañados de fotos y videos.
Los manifestantes igualmente piden el apoyo logístico y financiero para poder sostener la lucha la cual hasta el momento no se le ve salida por falta de voluntad política del gobierno lo cual se ha convirtiendo en una crisis humanitaria.
NOTAS:
1) http://prensarural.org/spip/spip.php?article11246
(2) http://prensarural.org/spip/spip.php?article11254

(3) http://prensarural.org/spip/spip.php?article11245
(4) http://www.pacocol.org/index.php/noticias/4713-tres-mil-sindicalistas-de-ee-uu-reino-unido-irlanda-y-canada-se-pronuncian-rechazando-asesinato-de-campesinos
Colombia: Pliego de exigencias del campesinado movilizado del Catatumbo
Para solucionar la actual crisis social y económica del Catatumbo exigimos:
1. Que la interlocución entre el campesinado movilizado y la institucionalidad estatal se realice a través de de la Mesa de Interlocución y Acuerdo- MÍA. Que esta convoque a las autoridades competentes.
2. La declaración inmediata de la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo, esto en el marco del cumplimiento de las obligaciones legales que tiene el Incoder en virtud del artículo 81 de la Ley 160 de 1994 y del Decreto 1777 de 1996; así como de los acuerdos suscritos entre la Asociación Campesina del Catatumbo y la institucionalidad local y departamental.
3. Definir claramente la ruta de financiación e iniciar la ejecución inmediata de los proyectos priorizados del Plan de Desarrollo Sostenible de la Zona de Reserva Campesina.
4. Suspensión inmediata de las erradicaciones forzosas de cultivos de coca y ejecución de un programa de sustitución gradual y concertada de los cultivos de uso ilícito en el marco de la propuesta productiva del PDS-ZRC.
5. Recogiendo la propuesta del gobernador, señor Edgar de Jesús Díaz Contreras, se exige mitigar la crisis alimentaria producida por las erradicaciones forzadas de los cultivos de coca mediante el otorgamiento de subsidios de un millón quinientos mil pesos (1.500.000) mensuales a las familias afectadas; para tal efecto es necesario elaborar un diagnóstico que dimensione el número de familias beneficiarias. El subsidio debe prorrogarse por mínimo dos años, o hasta que la implementación de los proyectos productivos del PDS-ZRC garanticen la soberanía alimentaria del campesinado en la región.
6. Suspensión de los proyectos de la locomotora minera y la política del plan de consolidación en el territorio de la Zona de Reserva Campesina. Reconocimiento del derecho constitucional de las comunidades campesinas a ser consultadas y a participar en todas las decisiones que puedan afectarles.
7. Frente a la situación de derechos humanos en la región:
• Se exige un reconocimiento público por parte del presidente de la república, del ministro del interior, del ministro de defensa y del comandante de las fuerzas militares; donde se reconozca el carácter civil del campesinado organizado en la Asociación Campesina del Catatumbo.
• Se exige el impulso de las investigaciones judiciales por violaciones de derechos humanos por parte del Estado, como una forma de superar la crisis generalizada de Derechos Humanos en la región.
• Se exige que se cree una comisión de verificación que revise: violaciones de Derechos Humanos, las infracciones al DIH, las capturas originadas por montajes judiciales relacionados con la aplicación de la Ley 30 y supuestos casos de rebelión; los seguimientos ilegales, la persecución y estigmatización en contra de la Asociación Campesina del Catatumbo.
• El problema de la coca debe tratarse como un problema económico, social y político y no como un problema criminal.
Las respuestas del gobierno: 4 campesinos ejecutados extrajudicialmente por el ejército y la policía y los inamovibles de siempre
La Asociación Campesina del Catatumbo hace un llamado a la movilización nacional de las organizaciones campesinas, indígenas, afrocolombianas y populares
La crisis del Catatumbo: solo anuncios de “mucha voluntad” del gobierno, sin ningún acuerdo
El gobierno nacional continúa sin resolver la crisis del Catatumbo, los gestos del campesinado, como el desbloqueo de Ocaña, no han tenido respuesta gubernamental más allá de las declaraciones públicas de supuesta buena voluntad, sin embargo no hay ningún indicador que sirva para generar confianza y pensar que el gobierno tenga voluntad real de llegar acuerdos que empiecen a solucionar la crisis social y económica del Catatumbo.
El manejo mediático que le ha dado el gobierno a la crisis da entender que lo que busca es hacer ver que tiene “mucha voluntad” y que está haciendo todo por solucionar, pero sin llegar a ningún acuerdo en la realidad. Esto explica el pánico metodológico del gobierno, su oferta institucional de “plan de choque” por fuera de la mesa y los inamovibles del gobierno, es decir, su negativa a la declaratoria de la Zona de Reserva Campesina (ZRC) del Catatumbo, el financiamiento del Plan de Desarrollo Sostenible (PDS) de la ZRC, la suspensión de las erradicaciones forzadas de los cultivos de coca, la implementación de un programa concertado de sustitución de los cultivos de coca en el marco de las iniciativas de PDS de la ZRC y la reparación de las víctimas de la erradicación con un millón y medio de pesos mensual.
La única respuesta hasta el momento ha sido la violencia estatal con saldo trágico: decenas de heridos con arma de fuego y 4 asesinados a bala por la fuerza pública.
Estamos conscientes de que esta situación de irresolución de la crisis no se puede dilatar eternamente, hemos realizado gestos de buena voluntad, todos sin respuesta, el gobierno no ha avanzado en el Catatumbo ni un milímetro hacia los acuerdos.
Sabemos de los incumplimientos que a nivel nacional tiene el gobierno con las organizaciones campesinas, indígenas y afrocolombianas, del veto ilegal del Ministerio de Defensa y de las fuertes presiones de terratenientes, de la SAC y de FEDEGAN para que no se constituyan nuevas ZRC, sebemos de los incumplimientos a los campesinos caficultores, cacaoteros, paneleros, paperos, todos en crisis por la apertura económica y la implementación de los TLC, sabemos de la persecución gubernamental sobre los mineros artesanales, de la presión sobre nuestros territorios por parte de agronegociantes, empresas multinacionales petroleras y minero- energéticas, de la presión de los megaproyectos que sacan a los campesinos de sus tierras como está ocurriendo en El Quimbo, sabemos de la crisis sin precedentes del campo que el gobierno se niega a solucionar.
La solución a nuestros problemas no puede ser la violencia del Estado. Es por eso que hacemos un llamado urgente a las organizaciones indígenas, afrocolombianas, campesinas y populares a movilizarnos ya por nuestros derechos, exigiendo el cumplimiento de nuestras reivindicaciones y de los acuerdos incumplidos.