GOBIERNOS CIPAYOS DE EUROPA CON ÓRDENES DE ESTADOS UNIDOS OFENDIERON AL PRESIDENTE DE BOLIVIA EVO MORALES AYMA 



EXISTEN GOBIERNOS INDIGNOS DE SUS PUEBLOS 



Ernesto Andino Bravo
En el mundo existen gobiernos cipayos y lacayos indignos de sus pueblos. Son los que se convierten en alfombra del emperador de turno del imperio, así, bajo órdenes de Obama o sus funcionarios, o sólo con un carajazo telefónico de la CIA ofendieron a Evo Morales, Presidente de la República libre y soberana de Bolivia, que tiene ansias de recuperar la dignidad de su pueblo, que le fuera arrebatada por los colonizadores europeos y sus descendientes, y por Estados Unidos con la intervención de su Embajada en La Paz, o de la CIA, DEA, Usaid, NED, NSA y otras agencias de Washington..
Si de acatar órdenes se trata, no importa que los gobiernos se humillen y humillen a sus pueblos. Son una vergüenza universal y así se manifestaron los gobiernos de España, Italia, Francia y Portugal que impidieron que el avión del presidente Evo Morales sobrevolara por los espacios aéreos o realizara aterrizajes para reabastecimiento, comportamiento violatorio de elementales normas del derecho internacional que puso en peligro la vida de un Presidente y su comitiva. Finalmente el avión de Evo Morales fue retenido y, en consecuencia secuestrado por más de 13 horas, y de esta manera se configuró un delito internacional que, seguramente, gozará de impunidad. Para tan aleve comportamiento dijeron que suponían que el ex agente de la CIA Edward Snowden estaba en el avión presidencial.
El mudo entero rechazó la actitud e esos gobiernos lacayos y se dijo, por ejemplo: “La actitud servil de España, Italia, Francia y Portugal merece total repudio. La Unión Europea se cree potencia mundial. Son solo lacayos del imperialismo yanqui sometidos a sus dictados en todos los planos. Están llevando adelante un genocidio social jamás antes visto en Europa.
Son espiados por los Estados Unidos, a pesar de creerse y proclamarse "aliados". Intervienen en guerras genocidas instrumentadas por el imperio yanqui en Irak, Afganistán, Libia, Siria y Malí como esbirros de segunda, colaborando de manera mafiosa con el saqueo llevado adelante por los Estados Unidos. Y encima les dan la orden y secuestran el avión de Evo en una provocación sin precedentes violando toda la legalidad internacional.
Los pueblos latinoamericanos no olvidarán este cobarde ataque. Los pueblos europeos están combatiendo el genocidio social de la mafia de la Unión Europea. Ya se unirán los pueblos atacados y esquilmados por una supuesta "potencia".
La Unión Europea, solo ha traído desgracias para la humanidad. Toda la solidaridad con el hermano pueblo de Bolivia y con Evo Morales, y el máximo repudio a los viejos colonialistas que buscan repetir la historia”.

El analista internacional Emilio Marín afirmaba: “América Latina y todo el mundo con de acuerdo con Bolivia. Con Evo Morales, a Estados Unidos le salió el tiro por la culata y añadía: “Tras el grave incidente causado por presiones estadounidenses sobre Europa, el resultado es contundente: Evo Morales salió fortalecido. La ofensa al mandatario boliviano volvió como bumerán contra Washington.
En el medio, la historia ya conocida. En pleno vuelo y a pocos minutos de traspasar la frontera aérea de Francia, este país le informó al avión de la presidencia boliviana (FAB-01) que por “razones técnicas” no podía autorizar el sobrevuelo del territorio. Portugal emitió una negativa similar, cuando -en el plan de vuelo previsto, avisado y permitido con anterioridad-, la máquina iba a aterrizar en el aeropuerto de Lisboa. España no podía quedarse corta, siendo su gobierno tan reaccionario como Mariano Rajoy, y tampoco dio permiso de sobrevuelo.
Después podrá discutirse si la acción -premeditada e inspirada por razones políticas más allá del Atlántico, en concreto por Estados Unidos- fue o no un secuestro del presidente, tal como lo denunció el vicepresidente del altiplano, Álvaro García Linera. Todo indica que fue una maniobra europea, y Barack Obama su autor mediato, lo que puso en riesgo la vida del aymará y su delegación. Su avión venía viajando desde hacía tres horas y media desde la capital rusa. Y al negarle sobrevuelo y pistas, lo obligaba a buscar otros rumbos sin saber si podría aterrizar en países cercanos y, sobre todo, si le alcanzaría el combustible.
Austria tuvo una postura benévola, de respeto a la ley internacional y la Convención de Viena, según la cual el presidente de un país y su avión oficial gozan de inmunidad. Así fue que el FAB-01 pudo aterrizar en el aeropuerto Schwechat, de la capital austríaca.
Dignidad no se mancha
Como en toda banda imperialista hay un “pibe de los mandados”, lo enviaron al embajador de España en Austria, a pedirle a Morales si podía tomar un café en el avión, cosa de husmear si estaba a bordo el ex analista de la CIA, Edward Snowden. Al embajador Alberto Carnero le dijeron que no y Evo denunció la burda maniobra. A esa altura el presidente estaba muy firme. “No voy a permitir que revisen mi avión. No soy un ladrón”, le dijo por teléfono a Cristina Fernández de Kirchner.
A partir de esa firmeza y con la solidaridad de los gobiernos del ALBA y Unasur, entre muchos otros del mundo, el mandatario pudo reemprender el retorno a su patria. Antes de eso, lo había visitado el presidente de Austria, Heinz Fischer, uno de los pocos gobernantes europeos que no perdió el decoro en estas circunstancias. El resto no dijo esta boca es mía, y en particular los presidentes de Francia, Portugal, España e Italia, quedaron retratados como lo que son: obedientes de las órdenes e incluso sugerencias de Estados Unidos.
Eso es así al margen de los matices políticos, porque Francois Hollande dice ser “socialista” y Rajoy es bien “popular” (léase neoliberal a ultranza). En fin, que la crisis del capitalismo europeo ha tenido como una de sus tantas consecuencias el haber aproximado en las recetas del ajuste y políticas anti Tercer Mundo a dirigentes y partidos que antes hacían gala de algunas diferencias.
Lo peor de todo es que esos gobernantes no se hacen cargo de sus graves inconductas. Rajoy desde Berlín negó que España hubiera negado el sobrevuelo de su territorio al avión oficial boliviano, y la cancillería francesa no quiso dar explicaciones. ¿Acaso estos farsantes acusan de mentirosos a Evo Morales, el vice García Linera, el canciller David Choquehuanca y el ministro de Defensa Rubén Saavedra?
Elefante en un bazar
El motivo formal del diferendo fue la sospecha de los gobiernos europeos, mandados ya se sabe por quién, de que en la máquina iba Snowden como pasajero. Morales había declarado a medios rusos, en su breve estancia en Moscú, que si el ex analista pedía asilo en Bolivia, lo consideraría. Se estima que el perseguido por Washington ha cursado solicitudes a 21 países, buscando un lugar en el mundo donde puede respirar más o menos tranquilo. Desde el 23 de junio estaba en la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremétievo.
Aun suponiendo que el diferendo por el ex espía haya sido el disparador del grave incidente con el gobierno de Bolivia, se demostraría otra vez la cobardía política de las autoridades norteamericanas y europeas. Es que se la agarraron con el mandatario de un país pequeño, por suposiciones, en vez de presentar batalla política y legal contra Vladimir Putin y Rusia, que es el lugar donde se sabe fehacientemente que estaba en tránsito, su codiciada presa.
Dicho sea de paso, ese perseguido y otro más, buscado por razones similares, Julian Assange, no son los criminales que pinta el imperio. El mayor criminal es Estados Unidos que espía al mundo entero, incluyendo sus propios ciudadanos. Lo dijo el fundador de WikiLeaks: “Obama está diciendo a la prensa que nosotros somos espías y lo que nosotros demostramos es que ese Estado es el que espía”.
El tiro le ha salido por la culata a la Casa Blanca. Al moverse como un elefante en un bazar, puede que haya roto el corazón de vidrio a algunos gobiernos frágiles, pero por otra parte puede haber nacido, entre varios otros, el deseo de fijarle límites y hacerle respetar la ley. Ahora hay más chances de que Snowden tenga una respuesta positiva a su pedido de refugio.
Adivinanza fácil
En la ofensa y humillación cometida contra Morales hubo algo más que buscar al fugitivo ex analista de la CIA. No hay que ser un lince para darse cuenta que también se quería dañar, como fuera, la figura del presidente aymará. ¿Quién o quiénes movieron los alfiles europeos?
Es una adivinanza fácil. Se sopesan estos elementos y surge el principal sospechoso.
Hace cinco años Evo Morales expulsó al embajador norteamericano Philip Goldberg y la agencia supuestamente antidrogas, DEA. El 1 de mayo pasado decidió la salida del país de la USAID, agencia que dice ayudar al desarrollo pero que ya en los '70 encubría a agentes de la CIA, como Dan Mitrione en Uruguay.
La semana pasada el mandatario de la república plurinacional viajó a Nicaragua como invitado especial de la VIII Cumbre de PetroCaribe, empresa solidaria fundada por el inolvidable Hugo Chávez.
Pero antes de embarcarse para Managua, denunció a empleados de la cancillería boliviana que vendían información a Washington: “tenemos informaciones de quiénes dieron información reservada a Estados Unidos en aquellos tiempos (durante el referéndum revocatorio de 2008) y ahora, todavía”.
Y de allí se fue para Moscú, a la Cumbre de Países Exportadores de Gas. Bolivia tiene las segundas mayores reservas de gas de América Latina: 11,2 trillones de pies cúbicos. Ya se sabe, si un país tiene petróleo, gas o agua potable, tiene que cuidarse de EE UU.
Poner a Europa en el freezer
En Moscú el boliviano siguió haciendo cosas políticamente “incorrectas” según el criterio estadounidense. Por caso, se reunió con el anfitrión Putin y manifestó: “ojalá Rusia vuelva a Latinoamérica con su tecnología para frenar cualquier chantaje, cualquier imposición del gobierno de Estados Unidos. El gran deseo que tenemos es que Rusia esté presente en América Latina y El Caribe con toda la cooperación, inversión, especialmente con la transferencia de tecnología”.
Luego expresó su solidaridad con los colegas Nicolás Maduro y Rafael Correa, hostigados por la administración Obama. Y dijo que si recibía algún pedido de Snowden, lo analizaría.
Como si todo eso hubiera sido poco, también tuvo en Moscú otra cálida reunión con un asistente muy mal visto en Washington: Mahmud Ahmadineyad. El iraní había visitado Bolivia en 2007, 2009 y 2012, firmándose varios acuerdos de mutuo beneficio. Eso a Estados Unidos e Israel los pusieron relocos.
Entre varias otras resoluciones, sería conveniente mandar al freezer las negociaciones con la Unión Europea, comenzadas como América Latina y el Caribe en 1999 y cuya VII Cumbre de presidentes de las dos zonas se hizo en enero de 2013 en Santiago de Chile (renombrada como I Cumbre Celac-UE). Hasta que las potencias de segundo orden no cesen en hacer trabajo sucio de un imperio decadente, la región no debería perder tiempo en discusiones, de por sí bastante estériles.
Desde la primera cita hasta la séptima, el leit motiv de los europeos fue que los latinoamericanos y caribeños liberalicen el 90 por ciento de su comercio con el viejo continente, para poder vender su sobreproducción, que es parte de su crisis.
La otra conclusión de la reunión es bastante obvia: un compromiso de la Unasur, de que cualquiera de ellos que decida dar asilo a Snowden, contará con el apoyo político total del resto de la comunidad regional. Incómodo momento para los amigos de Washington: Santos, Piñera, Peña Nieto y Humala”.
En verdad que con ese absurdo comportamiento, Evo Morales, de su calvario pasó a ser respetado por la comunidad internacional que se solidarizó con expresiones de profundo significado y de mayúsculo rechazo al imperio estadounidense y sus gobiernos lacayos. Particularmente quedaron en ridículo los gobiernos del “socialista neoliberal de Francia, el conservador falangista heredero de Franco de España y los disminuidos y antidemocráticos gobiernos de Italia y Portugal que padecen una insuperable crisis socio-económica y política.
La Agencia Mundo sostenía: “En esos países existía la sospecha de que Edward Snowden, ex técnico informático de la CIA, requerido por Estados Unidos tras revelar programas de espionaje, iba a bordo del avión. En otras palabras, que Morales se había prestado para organizar la fuga. “Parece mentira que las autoridades en esos países no pensaran que con esa acción daban pie a una crisis de proyecciones insospechadas. Un pleito entre dos continentes”, señaló Roberto Cartes, catedrático de la Universidad de Buenos Aires.
Los viejos resentimientos hacia el viejo continente no tardaron en aflorar. Y las primeras manifestaciones de repudio surgieron de la Casa Rosada (Buenos Aires), donde Cristina Kirchner consideró que la retención de Morales en suelo europeo constituye un acto de humillación. A través de su cuenta oficial en Twitter, la presidenta reprodujo un fragmento de la conversación que mantuvo con su homólogo boliviano. “Hola compañera, como está usted”, dice Evo. A lo que Cristina responde: “¿Usted me pregunta a mí como estoy?”.
Para Kirchner, la actuación de los países europeos fue “una humillación a una nación hermana y al continente americano” y reclamó un “desagravio”. “Creemos que esto constituye no sólo una humillación a una nación hermana sino a todo el continente sudamericano”, denunció.
El avión presidencial, militar, de inmunidad absoluta, fue ilegalmente detenido en la vieja Europa y constituye los vestigios de un colonialismo que creíamos totalmente superado”, aseveró la presidenta argentina.
A continuación, la mandataria argentina contó a sus asesores, que ya se había puesto de acuerdo con los presidentes de Perú, Ollanta Humala, y de Ecuador, Rafael Correa, para convocar una reunión urgente de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) para tratar “el acto de agresión” del qué fue víctima Morales.
En esa conversación, Rafael Correa comentó con sorna que “algunos europeos creen que todavía estamos en la época de la colonización y del avasallamiento de los pueblos americanos”. A su vez, Humala considero que el “bloqueo aéreo” realizado por Francia y Portugal, “no tiene justificación alguna”, máxime cuando la medida fue tomada en base a un rumor.
Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha advertido que responderá a la “agresión peligrosa, desproporcionada e inaceptable” contra su par boliviano, informa, según informó la Dpa.
Maduro expresaba: “Ratifico toda la solidaridad con Evo y desde Venezuela con dignidad responderemos esta agresión peligrosa, desproporcionada e inaceptable”, escribió Maduro. “Estoy en contacto con Evo, se han violado todas las inmunidades internacionales que protegen a los jefes de Estado por la obsesión imperial”, ha añadido.
Evo Morales contó con el apoyo y solidaridad de los países miembros de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA) que calificaron a ese acto como “una flagrante discriminación y amenaza ante la inmunidad diplomática de un jefe de Estado”.
El ALBA agregaba: “Esta grave situación promovida por el imperialismo norteamericano y sus aliados europeos, puso en peligro la vida del hermano presidente Evo Morales, al forzar su aterrizaje de emergencia en Viena. Y todo por la presunción de que estaba a bordo el ciudadano norteamericano Edward Snowden”. El documento finaliza con un alegato en defensa del desertor de la CIA, a quien el ALBA considera “un perseguido”.
Contrainjerencia informaba que los presidentes de seis países miembros de la Unasur exigieron a España, Francia, Italia y Portugal que pidan disculpas públicas por denegar el tránsito aéreo al avión oficial del mandatario boliviano, Evo Morales. En una reunión de emergencia en la ciudad boliviana de Cochabamba para examinar la crisis abierta con Europa a raíz de este incidente, los jefes de Estado de Argentina, Bolivia, Ecuador, Surinam, Uruguay y Venezuela aprobaron una declaración en la que también reclaman a esos Gobiernos que expliquen esa decisión.
En el documento, los mandatarios y cancilleres del bloque regional presentes en la cita exigieron a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y demás organismos internacionales que se pronuncien ante esta violación de tratados internacionales y de la inmunidad diplomática de la cual fue víctima el jefe de Estado boliviano.
“Exigimos a la ONU y demás organizaciones que se pronuncien ante esta violación del derecho internacional”, dijo el canciller boliviano, cerrando de esa manera la reunión extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas celebrada en Cochabamba
El texto de la Declaración de Cochabamba es el siguiente:
Las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de países de la Unión de Naciones Suramericanas UNASUR, reunidos en Cochabamba, Bolivia el 4 de julio de 2013,

1.- Declaramos que la inaceptable restricción a la libertad del Presidente Evo Morales Ayma, convirtiéndolo virtualmente en un rehén, constituye una violación de derechos no sólo al pueblo boliviano, sino a todos los países y pueblos de Latinoamérica y sienta un peligroso precedente en materia del derecho internacional vigente.

2.- Rechazamos las actuaciones claramente violatorias de normas y principios básicos del derecho internacional, como la inviolabilidad de los Jefes de Estado.

3.- Exigimos a los gobiernos de Francia, Portugal, Italia y España, expliquen las razones de la decisión de impedir el sobrevuelo del avión presidencial del Estado Plurinacional de Bolivia por su espacio aéreo.
4.- De igual manera exigimos a los gobiernos de Francia, Portugal, Italia y España presenten las disculpas públicas correspondientes en relación a los graves hechos suscitados.

5.- Respaldamos la Denuncia presentada por el Estado Plurinacional de Bolivia ante la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, por la grave violación de Derechos Humanos y puesta en peligro concreto de la Vida del Presidente Evo Morales. Asimismo, respaldamos el derecho del Estado Plurinacional de Bolivia de realizar todas las acciones que considere necesarias ante los Tribunales e instancias competentes.
6.- Acordamos conformar una Comisión de Seguimiento, encargando a nuestros Cancilleres la tarea de realizar las acciones necesarias para el esclarecimiento de los hechos.
Finalmente, en el espíritu de los principios establecidos en el Tratado Constitutivo de UNASUR, exhortamos a la totalidad de las Jefas y Jefes de Estado de la Unión a acompañar la presente Declaración. De igual manera, convocamos a la Organización de las Naciones Unidas y organismos regionales que aún no lo han hecho, a pronunciarse sobre este hecho injustificable y arbitrario.

Cochabamba, 4 de julio de 2013

Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA), menos radical en sus planteamientos por continuar siendo el “ministerio de las colonias de Estados Unidos”, también fue categórica en su denuncia del incidente. El secretario general del organismo, José Miguel Insulza, afirmó que los países involucrados deberán explicar las razones por las cuales tomaron una decisión que esa naturalezas”
Cubadebate informó que el presidente boliviano, Evo Morales, aseguró a su llegada a La Paz, procedente de Europa, que el imperio norteamericano nunca logrará intimidarlo porque forma parte de un pueblo que tiene dignidad.“Quiero expresar nuestra enorme satisfacción y agradecimiento al pueblo boliviano, por esa reacción inmediata ante ese intento de amedrentamiento del imperio”, agregó y luego dijo que era “una abierta provocación al continente de parte del imperialismo norteamericano” y añadió que “no estamos en tiempo de imperios ni de colonias. Es tiempo de pueblos que resisten las invasiones, los saqueos de nuestros recursos naturales”
“He visto de cerca como muchas potencias se reúnen para planificar políticas que solo matan de hambre mientras piensan en guerras. Esas políticas van a terminar… porque hay un profundo sentimiento por la liberación de los pueblos del mundo”. Morales dijo: “Nuestro delito es ser indígenas y ser antiimperialistas y cuestionar las políticas económicas que sólo llevan a la miseria y la pobreza”.
Los lacayos europeos han actuado, en este caso, como en todas las guerras de saqueo, bajo la dirección del imperio yanqui que les da las órdenes. En esta oportunidad instrumentando el secuestro de Evo que, también, fue rechazado por el Parlamento Latinoamericano, capítulo Venezuela, que por unanimidad de sus fracciones políticas, aprobó un comunicado en el que condenan la decisión arbitraria de los gobiernos de Francia, Italia y Portugal de no permitir el sobrevuelo del avión en el que se trasladaba el presidente de Bolivia, Evo Morales, acto que puso en riesgo la vida del Primer Mandatario indígena.
Igualmente el ministerio de Exteriores de Rusia expresó su condena a los gobiernos de España, Francia y Portugal, por haber cerrado el espacio aéreo durante varias horas al avión del presidente boliviano Evo Morales, ya que dicha decisión constituyó un gesto no amistoso hacia La Paz y Moscú. "Las acciones de las autoridades de Francia, España y Portugal difícilmente pueden considerarse amistosas con Bolivia y también con Rusia, de la cual procedía el presidente boliviano, al término de su visita a Moscú", señalaba un comunicado de la Cancillería rusa.
El Gobierno de Vladimir Putin recordó a las naciones europeas que el Presidente de un Estado goza de protección internacional. Añadía que "Rusia buscará ante las Naciones Unidas (ONU) el estricto cumplimiento de las normas del derecho internacional que garantizan la inmunidad de este tipo de personalidades y que impiden que sean agredidos en su persona, su libertad o su dignidad".
Luigino Bracci en Aporrea destacaba: “Las nuevas colonias de los Estados Unidos no están aquí, están en Europa. En Europa se puede sobrevolar por nuestro espacio aéreo siempre que lleve secuestrados por la CIA para torturarlos en cárceles clandestinas, pero no para llevar a una persona valiente que lo que ha mostrado a la opinión pública internacional es que Estados Unidos espía a sus ciudadanos”, comentó En un foro realizado por el Ministerio de Comunicación e Información venezolano , el periodista y escritor español Pascual Serrano acerca del secuestro del Presidente boliviano, Evo Morales.
La CELAC al rechazar los actos contra Evo Morales, en comunicado especial y urgente del 5 de julio de 2013, decía:
LA COMUNIDAD DE ESTADOS LATINOAMERICANOS Y CARIBEÑOS (CELAC) SOBRE LA SITUACIÓN PRESENTADA EN EUROPA CON EL REGRESO DEL PRESIDENTE DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA, EVO MORALES AYMA, A SU PAIS
La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) expresa su seria preocupación por los hechos ocurridos el pasado 2 de julio, cuando algunos gobiernos europeos denegaron o retiraron sorpresivamente y sin que mediara explicación alguna, los permisos de sobrevuelo o aterrizaje al avión oficial del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, obligándolo a realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto Internacional de Viena, Austria.
Expresamos nuestro rechazo por estos hechos injustificables, que pusieron en riesgo la seguridad del Presidente boliviano y fueron contrarias a la libertad de movimiento y la inmunidad de jurisdicción de que goza todo Jefe de Estado.
La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños manifiesta su solidaridad con el Presidente Evo Morales y el hermano pueblo de Bolivia.
La CELAC demanda el esclarecimiento de los hechos, que constituyen una violación del Derecho Internacional, y las explicaciones a que hubiere lugar.
Los países del G-77 y Países no Alineados rechazaron el atropello a Morales y piden explicación, publicaba la Agencia Boliviana de Información, el día sábado 6 de julio. El cable decía:
“El Grupo de los 77, conformado por al menos 130 países, y el Movimiento de los Países No Alineados rechazaron por vía de un comunicado, los actos 'injustificados e inamistosos' de cuatro países europeos contra la seguridad del presidente Evo Morales y solicitaron la explicación sobre la restricción de tránsito al avión del mandatario en su retorno de Moscú a La Paz por sospechas infundadas del traslado del ex agente de seguridad estadounidense, Edward Snowden, reclamado por Washington.
'El Grupo de los 77 y el Movimiento de los Países No Alineados expresan su rechazo ante tales actos que se constituyen como actos injustificados e inamistosos, que además, pusieron en peligro la seguridad del Jefe de Estado boliviano y su comitiva', subraya el documento.
Asimismo, ambos organismos 'solicitan la clarificación de esos hechos y la explicación del caso'.
Los países del Grupo de los 77 y del Movimiento de los Países No Alineados anunciaron que tomaron nota del pronunciamiento del Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, en el que expresa su queja a la comunidad internacional después de la abrupta cancelación de los permisos de sobrevuelo y aterrizaje para el avión presidencial.
En esa dirección, expresaron su 'más grande solidaridad' con el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia y en particular con el Presidente.
En síntesis, el embajador de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti informó que más de 100 países de ese organismo condenaron el ataque al presidente boliviano Evo Morales por parte de países europeos, al prohibirle el vuelo sobre el espacio aéreo y el aterrizaje del avión presidencial.
“Estamos seguros de que si se hubiera tratado del avión presidencial de Barack Obama (Presidente de Estados Unidos) probablemente el Secretario General (de la ONU) personalmente hubiera hecho algunas gestiones, no ha sido ese el caso”, dijo Llorenti.
El embajador aseguró que “hemos hecho un reclamo formal en ese sentido, porque en el marco de las Naciones Unidas todos los países por más pequeños que fueran tienen igualdad de derechos en ese organismo multilateral”.
Por otra parte, una decena de eurodiputados, expresaron a través de un comunicado su solidaridad con el presidente Morales ante la posición adoptada por París, Madrid, Lisboa y Roma, también exigieron a la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Catherine Ashton, que ofreciera una disculpa al presidente Morales.
Desde todo el mundo, Estados Unidos y sus sirvientes europeos han recibido repudio por los actos inmorales, indecentes y violatorios del derecho internacional, en tanto que el presidente Evo Morales ha recibido de todo el mundo muestras de respeto y solidaridad. El imperio yanqui ha recibido una lección de su pueblo y de la especie humana que con valor y sobra de razones ha rechazado las torpes acciones cometidas contra un Presidente al que le sobra valentía y dignidad.