NO ES LO MISMO AVALANCHA QUE DEBATE 



HAY UNA AVALANCHA DE MEDIOS PÚBLICOS CONTRA POBRECITOS MEDIOS PRIVADOS 




Alberto Maldonado S.
Periodista – Ecuador

He oído, repetidas veces, que hay una avalancha de medios públicos contra los “pobrecitos medios privados” que, a este paso, van a declararse “más peores” que los pobres de la tierra. He oído que en “democracia y libertad” no tiene que irse el Presidente Rafael Correa a una reelección presidencial porque eso no se da en nuestro Ecuador. Si no se da ¿qué miedo tienen? pregunto, inocentemente.
Vuelvo a la realidad de Ecuador. Según estadísticas creíbles, en nuestro país hay como 1.200 estaciones en A.M y en F.M. y solo están en manos del Estado, unas 100, sumando inclusive las incautadas a los señores Isaías que se encuentran en Miami (EE.UU.) lo mismo que el señor Emilio Palacio. Si las estaciones de lo privado suman más de 1.100 emisoras (incluidas las señales de la TV.) ¿qué miedo tienen? Basta con que los 7 binomios, que aspiran a pasar a una segunda vuelta, unan las señales restantes, para que hagan mayoría absoluta ¿o no les da la gana o qué?
Un buen amigo mío, el otro día, hablaba de una avalancha de medios comerciales o privados. Decía que en el Ecuador de hoy día lo que hay es una avalancha en contra de los nacientes medios públicos. Que, con mucho temor, están apareciendo en el escenario comunicacional, como para disimular. Encima de que siguen siendo mayoría absoluta, lo que pasa es una verdadera avalancha de los medios privados sobre los medios públicos. Y decía que ganas no le faltaban para escribir un libro sobre tal avalancha. Aclaraba: “no hablo de una guerra, porque en una guerra hay necesidad de dos contendientes. Hablo de una avalancha de los medios privados”
Es decir, según los pelucones y sus aprendices, lo “ideal” sería que no haya propaganda de ninguna especie a favor del actual Mandatario. Para ellos, una sola voz que diga lo contrario es valerse de los aparatos que tiene el Estado para hacerse propaganda. Lo que tienen miedo es que los y las ecuatorianas vean por sus propios ojos que una cosa era con violín (robando) y otra, muy distinta, es que las cosas estén ahí. Que haya buenas carreteras (inclusive en el Oriente) y que la educación sea gratuita y que haya salud para todos, inclusive los remedios. Y que no se hayan aumentado los impuestos, aún cuando hay quienes dicen lo contrario (no lo comprueban porque no pueden) y que se están cobrando impuestos en exceso (esto lo dice uno de los candidatos a Presidente que se niega a pagarle al SRI lo que le debe y prefiere aparecer cargando unos bultos que, los malos, dicen que habrán sido de plumas) En fin; vaya uno a saber de lo que son capaces.
He puesto mucha atención en lo que dicen las y los candidatos. Excepto el Alberto Acosta, que es calificado por el principal diario sipiano (de la SIP-CIA) El Comercio de muy académico (¿desde cuándo lo académico está contra un pueblo?) y de su binomio a Vicepresidenta. doña Marcia Caicedo (que nos quiere hacer creer que siempre ha estado alejada del MPD) Los demás dicen o aseguran que mejorarán lo que ha hecho el Correa “ese”; y que, en todo caso, están contra él. Yo, desde la posibilidad de seguir escribiendo, pienso que no saben qué hacer. Si dicen que van a mejorar lo que ha hecho el Correa, es que le reconocen una buena obra, que ellos en su momento no hicieron o no pudieron. Pregunto ¿si no pudieron antes, podrán después? ¿podrá correr mejor al helicóptero, el auto candidato de apellido Gutiérrez que ayer? Aquellos que dicen que harán todo lo contrario del Correa es que no viven en este Ecuador. Por eso es muy apropiada la frase “prohibido olvidar” ya que la desmemoria de las y los ecuatorianos es cosa del pasado. ¿Cosa del pasado?
Como soy preguntón, les pregunto ingenuamente: ¿no será que están perdiendo eso que antaño se llamaba credibilidad? Porque según el “terrorismo mediático” el que debía ganar en Venezuela era el “majunche” Enrique Capriles; pero el que ganó, en buena ley, se llama Hugo Chávez Frías. Todos los medios mediáticos de Venezuela y del resto de América Latina (incluidos los diarios que se editan en España) le daban, antes de octubre, como ganador a Capriles, el candidato de la MUD (por si alguien quiera decir que por mudos les pasó eso, quiero aclarar que MUD significa Mesa de la Unidad Democrática) Lo mismo que quería para nuestro Ecuador el señor doctor don Oswaldo Hurtado Larrea, que quería un solo candidato contra Correa. Hay 7 más. ¿Cuál pasará a la segunda vuelta? ¿Ninguno? Un buen amigo aseguraba que el que va a pasar a segunda vuelta es el señor Álvaro Noboa, por aquello de cargador en época de elecciones
Decía que a la “gran prensa” de este Ecuador le está pasando lo que a la gran prensa del mundo entero; que cada día pierde terreno, eso que se llama credibilidad. No como antaño. Si El Comercio (¿o El Día o El Universo?) decía una cosa, esa cosa se hacía, bien o mal. Ahora, en estos tiempos, la gran prensa sipiana (de la SIP-CIA) dice una cosa y se hace otra. Tal lo acontecido en Venezuela, últimamente; tal lo acontecido hace 6 años, en este Ecuador. La gran prensa dijo una cosa y sucedió otra. Ahora dicen que en este Ecuador no hay antecedentes de un gobernante que ha estado en el poder más de cuatro años; y solo el Rafael Correa va por los 6 años. ¿Qué tal?
A lo que iba: en el mundo de hoy está perdiendo terreno la prensa escrita (sino que le pregunten al señor Murdok y sus diarios en el Reino Unido, mejor conocida como Gran Bretaña). Han tenido que cerrar diarios que antes se ufanaban de que se hacía lo que ellos decían. Es que resulta más fácil que en vez de comprar (gastar) en un diario, todos los días (parece una redundancia; pero es así) es más fácil que se aplaste un botón y ya está. Por eso es que los diarios, que se venden, andan de capa caída. Y si antes no se leía mucho que digamos (según una vieja investigación del CIESPAL) menos ahora. Si antes leían solo el 5% de los lectores de un periódico los llamados editoriales o editorialistas, ahora es menos. Pasan desapercibidos. Por eso y por mucho más es que los llamados sesudos editorialistas pesan menos. Pesan mucho más los inéditos e incompletos informativos de prensa impresa o de televisión y de radio.
Me explico. Hoy en día, los diarios impresos están en camino de desaparecer. Y ya no son lo mismo que eran antes. Están perdiendo terreno. Y el siguiente paso es la liquidación. Qué mejor que encontrar un buen pretexto para decir que se liquidan porque no hay ambiente de respeto a la división de poderes, aunque la verdad es muy otra. Si solo por el “atrevimiento” que ha tenido el actual Gobierno; ponerles una tarifa mensual que resulta “descomunal” para muchos de estos medios, especialmente los radiales, por lo que están despidiendo a gentes (periodistas profesionales o no) que antes trabajaban sin descanso (sábados y domingos incluidos y días de fiesta obligatoria) y que ahora pasan a engrosar la nómina de los sin trabajo. Esto me recuerda la Ley de Ejercicio del Periodista Profesional. Pregunto: ¿quiénes fueron los que más se rieron de esta Ley?
Para terminar (ya que alguien que quiera que le lean, debe ser corto) debo decir que inclusive los que anti correistas confesos e irremediables, cuando se les pregunta por quién van a votar, contestan: por ese Correa o por la anulación.