REPUDIO MUNDIAL CONTRA ISRAEL POR LOS BOMBARDEOS CONTRA LA FRANJA DE GAZA 



GAZA ENSANGRENTADA 



REPUDIO MUNDIAL CONTRA ISRAEL POR LOS BOMBARDEOS CONTRA LA FRANJA DE GAZA
Uruguay: Sala Maggiolo,
Universidad de la República


GAZA ENSANGRENTADA
Por Moisés Saab Lorenzo
(Prensa Latina)

LA FÁCIL Y SANGRIENTA RESPUESTA A UNA ADIVINANZA

¿Cuál es la relación entre unas elecciones adelantadas, unas pruebas de ADN y una iniciativa diplomática?

La respuesta a la adivinanza es sencilla y sangrienta: los bombardeos aéreos, marítimos y terrestres del Gobierno del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, contra la Franja de Gaza.
Netanyahu convocó días atrás a comicios parlamentarios adelantados debido, dijo, a la imposibilidad de aprobar el presupuesto nacional con la actual composición de la Kneset (parlamento) y poco después anunció la fusión oficial de su coalición Likud con el partido Yisrael Beitenu, liderado por su canciller, el ultraderechista Avidor Lieberman.
La realidad es que ambos políticos se complementan por sus presupuestos ultra sionistas y encabezan un gabinete cuya misión inmediata parece estar a punto de cumplirse: invalidar los acuerdos alcanzados en Oslo en 1993 basados en el inicio de negociaciones entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) sobre la existencia de dos estados.
Ese objetivo final puede haber sido la causa de la inexplicada muerte en 1995 en un atentado del ex primer ministro Yitchak Rabin, signatario de esos acuerdos con el extinto líder palestino Yasser Arafat y el único jefe de Gobierno israelí muerto de manera violenta en el ejercicio de su cargo y en su país.
Aunque resulta evidente que los nombres de los verdaderos responsables de la muerte de Rabin permanecerán encerrados en los pechos de quienes planearon el misterioso atentado, las causas del fallecimiento de Arafat pueden salir a la luz en breve tiempo, tras el inicio de pesquisas científicas iniciadas por denuncias de que puede haber sido envenenado con sustancias radiactivas.
Su viuda, Suha Arafat, solicitó una investigación pormenorizada de las causas del fallecimiento del líder palestino, envueltas en el misterio desde el momento mismo que los patólogos del hospital francés en que fue atendido rehusaron certificar una razón aceptable.
Un resultado que incrimine a Israel o a su policía política en el magnicidio del líder palestino revelaría otra faceta tenebrosa de la cúpula dirigente israelí, cuyos máximos y más peligrosos exponentes son Netanyahu y su aliado Lieberman.
A este conjunto de hechos debe añadirse la anunciada decisión del presidente en ejercicio de la ANP, Mahmud Abbas, de solicitar a la Asamblea General de la ONU el próximo día 29 la elevación de su actual estatuto de entidad observadora, a la de estado no miembro.
El Gobierno israelí reaccionó ofreciendo a los palestinos el reinicio incondicional e inmediato de negociaciones y, después, ante la insistencia de Abbas de dar el paso, con la amenaza de liquidar a la entidad autonómica y renunciar a los Acuerdos de Oslo.
En fecha reciente Netanyahu en declaraciones a la prensa reconoció que el conjunto de la Asamblea General de la ONU es adverso a la política de Israel, un análisis basado en el cambio de la opinión pública mundial respecto a su país, devenido un Estado paria por su conducta en los territorios palestinos ocupados.
De prosperar su iniciativa, la ANP estará en capacidad de poner a Tel Aviv en la posición de potencia ocupante, además de tener derecho a acceder a los organismos pertinentes de la ONU para denunciar los crímenes de guerra de las tropas israelíes en Palestina.
Peor aún, con la evidencia del magnicidio de Arafat, es obvio que Israel tendrá dificultades para seguir presentándose como el pequeño país agredido, una visión que explotó con éxito durante décadas.
Ante ese complejo y desfavorable paisaje, nada mejor que una agresión masiva como la iniciada este miércoles en Gaza para distraer la atención de una opinión pública mundial harta de desmanes y preocupada por las consecuencias de la belicosidad del régimen teocrático israelí.
Ese es el hilo conductor entre los comicios adelantados decretados por Netanyahu, las pruebas de ADN a los restos de Arafat y los bombardeos masivos contra zonas civiles en Gaza, cuyas terminales están todas en las manos de Israel.

TODO EL MUNDO CONTRA LA MASACRE DE ISRAEL EN GAZA

En ciudades de todo el mundo se están llevando a cabo concentraciones, manifestaciones y actos de rechazo a los bombardeos de Israel sobre la Franja de Gaza.

En Estados Unidos, cientos de personas se manifestaron la tarde del jueves ante el consulado de Israel en Nueva York para condenar los ataques brutales contra la Franja de Gaza y denunciar el respaldo de Washington.
La movilización contó con la presencia de activistas civiles y de Derechos Humanos, además de estudiantes y judíos pacifistas. Los participantes corearon eslóganes como ‘Palestina Libre’ y pidieron el cese de las violaciones y la ocupación, así como la devolución del derecho de los ciudadanos palestinos a regresar a su patria.
La protesta antisraelí se celebró bajo un amplio despliegue de la policía neoyorquina en los alrededores de la zona de congregación.
Alemania
Un centenar de palestinos y musulmanes residentes en Berlín se reunieron el viernes frente a la embajada estadounidense.
Los congregados gritaron consignas antisraelíes y exigieron a la comunidad internacional y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reaccionar ante los crímenes de Tel Aviv contra ese territorio palestino.
Además criticaron el silencio del Gobierno alemán, entre otros países europeos, sobre la matanza del pueblo de la Franja de Gaza.
Los manifestantes asimismo demandaron el colapso del apartheid israelí.
Irán
Miles de ciudadanos iraníes se manifestaron este viernes en varias localidades del país.
En la manifestación más multitudinaria, en Teherán, los manifestantes condenaron los ataques de Israel contra el enclave palestino y portaron pancartas en las que se podía leer ‘Abajo con Estados Unidos’ y ‘Abajo con Israel’.
Los manifestantes criticaron también el silencio de la comunidad internacional ante los ataques. A pesar de la condena generalizada por parte del mundo árabe e islámico, los países occidentales achacaron los ataques al lanzamiento de cohetes por parte de las facciones palestinas.
Tel Aviv rompió la tarde del miércoles la tregua con el asesinato del líder del brazo armado del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), Ahmed Jabari.
Egipto
Miles de personas se congregaron este viernes en varias ciudades de Egipto, después de que el presidente egipcio, Mohamed Mursi, prometiera apoyar al pueblo del enclave palestino frente a “una flagrante agresión”.
“Vemos que lo que está pasando en Gaza es una flagrante agresión contra la humanidad (…) Les digo en nombre de todo el pueblo egipcio que el Egipto de ayer no es el mismo que el de hoy, y que los árabes de ayer no son los mismos que los de hoy”, aseveró Mursi, en referencia a los cambios políticos que ha habido en la región.
Más de 1.000 personas se reunieron cerca de la mezquita Al Azhar de El Cairo tras la oración del viernes y muchos portaban banderas palestinas o egipcias. “Gaza Gaza, símbolo de orgullo”, coreaban algunos, mientras que otros manifestantes gritaban: “Generación tras generación, declaramos nuestra enemistad hacia ti, Israel”.
“Como egipcio, árabe y musulmán no puedo quedarme sentado observando las masacres en Gaza”, dijo el manifestante Abdel Aziz Nagy, de 25 años.
En Alejandría, alrededor de 2.000 manifestantes protestaron frente a una mezquita y algunos portaban carteles que exigían que el cruce fronterizo entre Egipto y Gaza fuera abierto para permitir el envío de ayuda al empobrecido enclave palestino. Cientos de personas también se congregaron en las ciudades egipcias de Ismailia, Suez y Al Arish para condenar las incursiones militares de Israel.
Australia
Este viernes Sidney fue escenario de una marcha multitudinaria para condenar las agresiones israelíes contra Gaza.
Los manifestantes australianos demandaron el boicot para los productos israelíes.
España
Alrededor de un centenar de manifestantes se concentraron este viernes frente a la embajada de Israel en Madrid.
En la concentración, convocada por la Red Solidaria Contra la Ocupación Palestina (Rescop), se pudieron ver pancartas con el lema “Free Palestine. El genocidio continúa” y se escucharon consignas como “Estado sionista, estado terrorista” y “Gaza aguanta, el pueblo se levanta”.
El objetivo de esta protesta es “llamar la atención de lo que está pasando en Gaza”, ha asegurado el presidente de la comunidad palestina en Madrid, Marwan Burini.
“Se está cometiendo una masacre, un genocidio contra una población civil de un millón y medio de personas que llevan asediados más de cinco años y resisten como pueden”, ha apostillado Burini.
LibreRed