EL FESTÍN DEL PETRÓLEO 



UN LIBRO PARA LEER PENSAR Y ACTUAR 



Rodrigo Santillán Peralbo

Cuando el laudo arbitral del famoso CIADI, de manera absurda, prepotente e ilegal, condena al Ecuador a pagar más de dos mil millones de dólares a la petrolera Occidental (Oxi) de Estados Unidos, aparece la edición conmemorativa de los 40 años de El Festín del Petróleo de Jaime Galarza Zavala, intelectual, escritor y poeta de verso rebelde y pensamiento profundo que comparte con su pueblo, con la esperanza de despertar conciencias capaces de sacudirse de frustraciones históricas provocadas por las clases elitarias, políticas y económicas.
Esta es una obra fundamental que posibilita una mejor comprensión del drama nacional subyacente a la sombra de la era petrolera. El autor afirma que cuando apareció la primera edición de El Festín del Petróleo, “corrían los turbios días del Quinto Velasquismo, que pronto se volvieron sangrientos. Se aproximaba la hora del petróleo. Los Siete Dinosaurios (como los llamara yo a las siete grandes multinacionales del ramo) se disponían al hartazgo…” Por desgracia para el Ecuador, esos dinosaurios más otros de menor cuantía siguen en lo que más les gusta hacer: tragarse el petróleo hasta la gula, pisotear soberanías, corromper y agredir al Ecuador, incluso desde organismos internacionales, como el CIADI.

Jaime Galarza Zavala expresaba: “ lo que dijimos en 1972 que si nuestro petróleo continuaba en manos de monopolios extranjeros y era explotado y comercializado por ellos, con la complicidad de gobiernos complacientes y sometidos, lo que tendríamos a la vuelta de la esquina sería catastrófico: un país sin soberanía, un pueblo cada vez más empantanado en la miseria, aumento galopante de las grandes fortunas, surgimiento de nuevos ricos, corrupción generalizada, deformación y extinción de las culturas indígenas, saqueo de recursos naturales, dictaduras desembozadas o disfrazadas…”

Jaime Galarza Zavala en mucho fue profético. Cuarenta años después, los grandes problemas nacionales siguen siendo los mismos a pesar de que el mundo y el Ecuador han soportado cambios significativos: desarrollo de la infraestructura, avances científicos y tecnológicos, sociedad más participativa, pueblos que exigen derechos y libertades, pero la pobreza, el desempleo, la ignorancia, la desatención a la salud, el derecho a la alimentación, vivienda y a la información y a una educación pública de calidad persisten como persisten y crecen corrupciones, abusos de poder, faltas a la ética y manipulaciones políticas.

El Festín del Petróleo es un libro para leer, pensar ya actuar. Leer para comprender los procesos de dominación, pensar para adquirir la conciencia necesaria para cambiar y transformar realidades de oprobio y vergüenza y actuar para defender los recursos naturales que son del pueblo y para el pueblo.