EL LAUDO ARBITRAL EN EL CASO OXY 



¿QUIÉN FUE EL ESTUPIDO QUE...?  



Eduardo Suárez
PERIÓDICO OPCIÓN
“Los discursos inspiran menos confianza que las acciones” Aristóteles

¿Quién fué el estúpido que....?

“El candidato a la Presidencia de la República por Alianza País, Rafael Correa, advirtió hoy al Gobierno, a la Procuraduría y a Petroecuador, que el caso Oxy es un caso concluido y que quienes acepten el arbitraje solicitado por la petrolera estadounidense serán traidores a la Patria”: 10 de septiembre de 2006, Ecuador Inmediato.

En el gobierno de Alfredo Palacio, el 15 de mayo de 2006 se declara la caducidad del contrato con Oxy, con el argumento de que violó la Ley de Hidrocarburos al transferir el 40% de sus derechos y obligaciones, sin consentimiento del Estado.

En diciembre del mismo año, el Procurador J. M Borja, le señalaba al CIADI que el Ecuador desconoce su arbitraje, por no ser de su competencia. En efecto, el contrato suscrito por Oxy, en su cláusula 21.4, señala explícitamente que “la caducidad no es susceptible de arbitraje internacional” y, que la transferencia de derechos y obligaciones es causal de caducidad (...) por lo tanto el Estado recibe todos los bienes sin COSTO ALGUNO.

Tampoco se puede aplicar el Tratado de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones suscrito entre el Ecuador y EEUU, porque sólo prevé el arbitraje para aquellos casos en que no existan procedimientos previos establecidos para resolver ese problema.

Además, este mismo tratado exige el consentimiento por escrito de las partes.
¿En qué momento el Estado dio el consentimiento para que el CIADI realice un arbitraje internacional en el caso? Al parecer no fue en el gobierno de Palacio. O, arbitrariamente el CIADI asumió el arbitraje, sin consentimiento del Ecuador.

Lo que sí es cierto es que en el gobierno de Correa, en declaraciones de María Fernanda Espinoza, entoces canciller del Ecuador, el 21 de junio del 2007, publicadas en El Universo, “...aseguró que el gobierno de Rafael Correa se acogerá, sea cual sea, al resultado del CIADI, sobre el caso Oxy”. Si Correa no hubiera estado de acuerdo con estas declaraciones, no solo que la hubiera increpado, sino que la hubiera expulsado del cargo, y esta persona sigue como funcionaria del gobierno (actual Ministra Coordinadora de Patrimonio).

Pero, hay más... El 9 de diciembre de 2008 Diario La Hora publicaba: “Ecuador estaría dispuesto a realizar una compensación a la compañía estadounidense Occidental (Oxy) en el caso de que el Tribunal de Arbitraje del CIADI, que depende del Banco Mundial, falle en contra del Estado ecuatoriano, informó hoy la Procuraduría de este país andino.

A través de un comunicado, se precisó que el Procurador, Diego García, acudirá la próxima semana a una audiencia en un Tribunal Arbitral del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) en donde Oxy interpuso una demanda al Estado ecuatoriano por la caducidad de su contrato”. Y... tampoco Correa dijo algo.

Para completar el panorama, en el Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas, aprobado en octubre del 2010, con la venia, no el veto, de Correa, en la Disposición general quinta se establece:

“Previa autorización por el Procurador General del Estado, podrá aceptarse otra jurisdicción y legislación para la solución de divergencias o controversias relativas a contratos, celebrados por el Estado y las entidades y organismos del sector público con gobiernos, entidades públicas o privadas extranjeras.”

El laudo que acaba de emitir el CIADI, el viernes 5 de octubre, que le obliga al Ecuador a pagar a la Oxy alrededor de USD$ 1.770 millones, que más los intereses sumarían 2.300 millones, toca otro tema muy importante.

En la pag.101 (del documento traducido al español) se señala la incoherencia del Estado ecuatoriano, pues en casos análogos, en donde otras petroleras transfirieron derechos sin consentimiento, el gobierno no sentenció la caducidad, y cita algunos ejemplos como los de Petrobras, Petrobell, etc.

En efecto, nosotros veníamos insistiendo desde hace tiempo en la caducidad del contrato con Petrobras, en el que intervinieron los prófugos hnos. Isaías (ver “El Feriado petrolero...” por la impresionante cantidad de ilícitos, muchos causales de caducidad, como fue el traspaso de derechos a la japonesa Teikoku, sin consentimiento del Estado).

Ya antes, en febrero del 2003, la desaparecida Comisión contra la Corrupción pedía dicha caducidad, así como Alberto Acosta, en mayo del 2007, como Ministro de Energía, luego de que una comisión técnicojurídica lo solicitara.
Al año siguiente, el 20 febrero del 2008, en pleno gobierno de Correa, Xavier Garaicoa, procurador del Estado, pide también la caducidad con Oxy.

Luego Garaicoa es cesado en sus funciones y aparece Diego García, que, como vimos antes, quiere “compensar” a la Oxy... Claro!, es el gobierno de las compensaciones, pues Galo Chiriboga, uno de los implicados en este tema, acaba como Fiscal, cerrando el caso Petrobras- Palo Azul, no sin antes discutirse el VUELTO que le van a dar a los Isaías y Petrobras, cuando se habla que los van a compensar con algo así como 217 millones...

Ahora que se conoce este malhadado Laudo del CIADI, con su peculiar estilo, Correa dice que es un abuso, que pedirá la nulidad... ¿será cierto? ¿Hasta la victoria siempre o... hasta que le pase la bravata? Correa en estos más de 5 años de gobierno ha actuado visceralmente con la izquierda, pero inmediatamente ha corregido para pensar y actuar con la derecha, veamos unos
ejemplos:

- A la operadora de telefonía móvil Porta, hoy Claro, la amenazó con expulsarla del país si no pagaba los más de 100 millones (que hasta ahora no
paga) por impuestos, hasta que Carlos Slim con unas palmaditas en la espalda convenció a Correa, quien entonces le renovó el contrato por 15 años...

- A la petrolera REPSOL amenazó con expulsarla del Ecuador si no aceptaba los nuevos contratos, hasta que... no solo que los renovó, sino que se los amplió hasta el 2018...