DOS POEMAS PARA SEGUIR ANDANDO 



A LAS HERMANAS Y HERMANOS MASACRADOS 





A los hermanos y hermanas de FAR, Montoneros y ERP masacrados por esbirros de la Armada en Trelew, el 22 de agosto de 1972
Al gallego Víctor Fernández Palmeiro, ángel vengador, que murió un 1 de mayo de 1973 luego de arrancarle la risa al cobarde mayor uniformado.

PLUSVALOR

valor plus tenían los muchachos y muchachas frente a los fusiles
no fue extraído del sobretrabajo no fue apropiado por patrón alguno
su propio amor rindió varias jornadas multiplicó sonrisas y cojones
sin panes ni pescados que comer repartir
malheridos por innobles guiñapos esperpentos con jinetas robadas al pueblo
cortesanos de zares almirantes
¡si hasta parece joda!
fueron nuestra memoria emputecida de dolor

diez y seis cabalgaron su última patriada muertos o libres
libres muertos viviendo
venciendo a vencedores tragicómicos enjaezados de materia naval
que cobraron su precio correteando en sudáfrica
ojos azules negritud asesinada en miami agusanado de traidores y cia
en londres lores olores a podrido carroña histórica oceánica de flema moco pus
multiplicado en saqueos y homicidios colectivos

diez y seis fueron fuimos
volvimos tozudamente en todas partes levantando sus nombres
nuestraméricasomossiemprejóvenes
a puro grito agachando el lomo y a balazo limpio
y no hay tu tía
que nos quite lo bailado y por bailar

GALLEGO

obrero raso enfriado en el frigorífico en el torno
roja sangre caliente sin embargo que se nos fue poco mas tarde a un paso de la vida
tu 22 de agosto popular en un abril astilló la quijada de un presunto goliat
cuyo perro ladero logró herirte
boca arriba quedaste quietecito leyendo diarios en un bulín entristecido
ojos abiertos viéndote a vos mismo mortaja de papel estrella roja
que se tiñó ese día de abrilmayo con tu buena sangre proletaria

hermanos/as compañeros/as queridos/as
jóvenes somos en ustedes crecemos desde abajo
viviremos
para recordar siempre
combatir con los nuestros por los nuestros
honrar honrarnos donde estén servirlos desde donde servimos
sin dudarlo cuenten con nosotros
Jorge Luis Ubertalli