PLURIVERSIDAD AMAWTAY WASI, AHORA! 



LA BUROCRACIA Y ANIMADVERSIÓN A OTROS LENGUAJES CULTURALES 



Ramiro E. Mantilla V.
Escuela de Agroecología.
La Esperanza.

Los procesos de certificación, convalidación, calificación del Estado ecuatoriano tienen sesgos dirigidos a privilegiar el mercado. Parecería que sus prácticas burocráticas les mantiene en total animadversión a otros lenguajes y más si se tratan con criterios culturales ancestrales.

En nuestras condiciones de vida como pueblos nativos y originarios con destino común desde el biensaber, bientener, bienestar, bienvivir asumimos con dignidad las identidades que llevan en sus rasgos actitudinales la resistencia a los paradigmas incolsultos de la universidad convencional de occidente, ligada a las dinámicas mercantiles del sistema concentrador de bienes, recursos y poder.

La categoría de PLURIVERSIDAD, supera los anacrónicos postulados de sujetos ilustrados posmodernos con talante despótico. Es la manifestación epistémica que parte de la cosmovisión andina emancipada y emancipadora que involucra el tiempo, el espacio, devenir, pasado y presente sin manifiestas expresiones apocalípticas, tremendistas e iluministas. Nos preparamos para la vida comunitaria en comunidad. Los saberes, aprenderes, conocimientos los compartimos generosamente como sujetos consustanciales de la naturaleza. Nos manifestamos auténticos en el acumulado milenario histórico con aportes significativos a la humanidad entera. Por muchas razones y hechos significativos, tangibles le proveemos al continente “americano” un significado que le distingue en la geopolítica como Abya-Yala.

En contra de cualquier aprehensión honesta, fuimos reconocidos en la legalidad del Estado excluyente, mediante ley 2004-40, publicada en el Registro Oficial Nº 393, del 5 de agosto del 2004, cuyo estatuto orgánico fue aprobado por el entonces CONESUP, el 30 de noviembre de 2005. Obligados a ser parte del Sistema Nacional de Educación Superior.

Nuestra Entidad Amawtay Wasi, desde la significación literal como Casa del Saber Intercultural de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas, forma talentos humanos prácticos, reflexivos, críticos, innovadores en relación armónica entre la madre naturaleza y los seres humanos haciendo del buen vivir comunitario el fundamento de la construcción del Estado plurinacional y la sociedad intercultural. Aspiramos en la acción temporal ser un centro de educación superior con identidad originaria (Pluriversidad) que construya interculturalidad con equidad y como tal lidere la realización del sueño de hacer concreto el tejido vivo en la Abya-Yala, de la Pacha Mama y el cosmos.

Tenemos los Centros de la Interculturalidad con Licenciatura en Pedagogía intercultural; del Mundo Vivo con Ingeniería en Agroecología; de las Tecnociencias para la vida con Arquitectura Ancestral y del Mundo vivo con Ingeniería en Turismo Comunitario. Lo paradigmático de nuestra experiencia académica está en la metodología que se sustenta en los principios de la Vincularidad, Reciprocidad, Correspondencia, Proporcionalidad y el encuentro permanente con los seres de la Madre Tierra. Nuestra Metodología rompe los esquemas occidentales por tendenciosos, sesgados en lo ideológico y privilegiar la exclusión. Nos sostenemos creadoramente en la experiencia concreta, la experiencia reflexiva, teorización y aplicación. Vivenciando y experienciando; Involucrándonos y comprometiéndonos; recuperando y reencantando; significando y resignificando para hacer un proceso sin intencionalidades subjetivas que nos alejen de los objetos de interaprendizaje horizontal y fecundo.

Las exigencias de organismos burocráticos del Estado ecuatoriano para la evaluación, acreditación y calificación de nuestra Casa del saber, intenta contemporizar los parámetros de las otras universidades con el mismo rasero excluyente. A nuestro favor tenemos desde la legitimidad la misma Constitución política en su artículo primero que define el carácter de Estado plurinacional, País intercultural y diverso. El Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo OIT, que señala la condición de Pueblos originarios a buscar propias formas de gobierno, educación y reconocimiento; Hay una sentencia favorable dictada por la Corte Constitucional que corrobora y argumenta los conceptos jurídicos legales que amparan nuestro accionar y que no ha merecido respuesta de dichos organismos reguladores del gobierno. Pertenecemos a la Red de Universidades nativas y originarias de Latinoamérica que tiene la capacidad de impulsar genuinos procesos de legitimidad para nuestra acción formativa.

Sin embargo, el justificativo más contundente para seguir existiendo es la voluntad irreductible de las Comunidades, Pueblos, Nacionalidades con nuestros estudiantes, facilitadores y autoridades para hacer de la Amawtay Wasi, un proceso que responda a los desafíos de la humanidad entera; de dicho propósito no nos desvía nadie que no entienda que somos parte protagónica del Ecuador.