LOS NEOFRANQUISTAS EN EL GOBIERNO ESPAÑOL YA EMPEZARON A DISPARAR CONTRA VENEZUELA 



AZNAR ES EL ENEMIGO DECLARADO DE VENEZUELA 




En días pasados, el Comandante Chávez, en una rueda de prensa con periodistas internacionales y nacionales (Por cierto tenía tiempo que no lo hacía), ante una pregunta insistente de un periodista de la televisora española, pidiéndole su opinión sobre el “nuevo” gobierno Español (El de la ultraderecha neofranquista, el mismo que apoyo el golpe de estado del 2002 y reconoció el gobierno de facto de Carmona, también subordinado al poder financiero yanqui, al igual que el “socialista” Zapatero), el Comandante después de merodear bastante por fin respondió diciendo que “actuarían de conformidad al comportamiento del nuevo gobierno electo”. Este nuevo partido en gobierno, herencia directa del franquismo y demostración que en España no hubo transición, a la muerte de Franco, sino simulación, cuyo máximo líder, es el enemigo declarado de Venezuela José María Aznar, subsidia y asesora a partidos de la derecha opositora venezolana que viven cruzando la raya amarilla y promoviendo el golpe de estado y/o las salidas violentas, a pesar que están en la Asamblea Nacional y están inscritos en el CNE, a quien no reconocen como ente neutral, imparcial y transparente y jamás dicen que reconocerían una derrota en elecciones porque consideran y así lo dicen descarada y abiertamente, que si pierden es por culpa del CNE vendido y parcial. Este “nuevo” partido en gobierno desde la misma noche del triunfo electoral arrancó con las agresiones hacia nuestro país.
Definitivamente, nuestra Cancillería es ciega y sorda, y por ende se queda muda, pero de los peores ciegos y sordos, de aquellos que ni quieren ver ni quieren oír; ya no ven ni oyen, las amenazas que desde la misma noche del triunfo franquista, el partido popular profirió en contra de lo que significa Venezuela, aparte de las declaraderas de fichas del PP, que no son hechos aislados sino formante parte de una estrategia para atacar a nuestro país; como la del Diputadillo cuyo nombre no recuerdo, el cual pide revisar la política hacia Venezuela.
LA OLLA EN CONTRA VENEZUELA DE LA CONEXIÓN ETA-FARC MONTADA POR LA JUSTICIA ESPAÑOLA.
En la celebración del triunfo electoral, después del pasado 20 de noviembre a José María Aznar le preguntaron su opinión sobre, el abandono de ETA la lucha armada y su opinión sobre el movimiento de los indignados y respondió que ETA, había cambiado de estrategia y ahora había entrado al parlamente por intermedio del partido Vasco llamado BILDU y una alianza electoral “AMAIUR” (7 Diputados y el segundo más votado en el país Vasco), y que el pueblo le había dado un mandato al PP para que gobernara y por lo tanto debían dejarlo gobernar (Para los banqueros). Aunque esta respuesta pareciera muy domestica, por la función de Madrid dentro del imperialismo Atlántico, de atacar a América Latina y el Caribe, por ser sus ex-colonias, esta declaración aparte de implicar que el PP seguirá con la misma política de agresión de siempre, la de un partido fascista, son muy malas noticias para las relaciones España-Venezuela, que con los populares ha sido siempre traumática.
Dentro de la tónica de agresión de la ultraderecha Española, la cual aun con gobierno “socialista” logra imponer su criterio ya que el mismo Rey es afín a esta política, están los juicios, con marcado sesgo político y tendenciosos, extra–territoriales, que la justicia española ha venido aplicando, tanto a la resistencia colombiana como a los gobiernos de Cuba y bolivariano de Venezuela; en donde bajo una concepción imperialista yanqui del terrorismo (Resistencia o lucha de liberación es terrorismo pero el terrorismo de estado, no lo es), han venido “investigado conexiones internacionales de la ETA”; en donde resultan implicados, de forma concluyente, los estados venezolanos y cubanos y por supuesto ciertos ciudadanos progresistas y de izquierda, que andan abierta y legalmente exponiendo sus críticas al franquismo y su Monarquía en Madrid.
Dentro de la supuesta indagación, hecha por jueces abiertamente de derecha (PP), en específico por la Audiencia Nacional (Equivalente a un Juzgado Superior o Corte de Apelaciones venezolana), está la “conexión Venezuela” (Entiéndase estado Venezolano), de la relación ETA-FARC, a cargo del Juez Eloy Velasco, en donde existe toda una olla montada con el fin de condenar a Venezuela y colocarla como país apoyador y refugio de terrorista, al mejor estilo Bushiano post 11-S-2001 (Invasiones de Afganistán e Irak), dentro de esa olla, existen “grupos de la sociedad civil” como una asociación de víctimas del terrorismo de ETA (Pero no existe sociedad civil de las víctimas de los millones de asesinados, desaparecidos, expatriados del Franquismo 1939-1975), quienes para demostrar el carácter de estado apoyador y refugio de terrorista de la Republica Bolivariana de Venezuela, promovió al General golpista venezolano, y terrorista de verdad, agente de la CIA, Néstor González González, cuyo testimonio le daría elementos probatorios al Juez para deducir y sentenciar.
Pero resulta que ambos neo-franquistas, los de la “sociedad civil” de víctimas de ETA como el Juez Eloy Velasco (Del Partido Popular, porque tanto en USA como en España los jueces son promovidos de frente y sin mascaras tanto por partidos políticos como por políticos, y eso según la derecha allá es bueno e imparcial, aquí en Venezuela es maluco y feo), al darse cuenta que promovieron a un delincuente como testigo, quien es solicitado por la justicia venezolana por golpista, y el estado venezolano, requirió su captura ante la policía del Imperialismo Atlántico de la INTERPOL, y a esta no le quedó de otra sino ficharlo con la temida “ficha roja” (Si es que no lo han desactivado como lo hicieron con los ladrones banqueros venezolanos prófugos y viviendo la dolce vita en USA), como forma de proteger e impedir su captura, a un delincuente internacional, quien vive en la “democrática” Costa Rica, cuando viniese a declarar a España, la “sociedad civil”, retira el testimonio del conspirador general venezolano, pero peor aun lo hace el Juez, quien conoce el derecho, y es quien le da propiamente la protección y facilita la evasión de la justicia, y acepta el pedido de la “sociedad civil”; asociación de víctimas de ETA (Con el respeto a las victimas verdadera; y no a quienes los usan con fines politiquero), de retirar al testigo bandido y prófugo de la justicia global.
Aunque la olla sigue montada por la “muy prestigiosa” justicia Hispánica, con fines chantajistas para que la timorata Cancillería Venezolana, le siga dando concesiones al fascismo neofranquista, deportando muchas veces de forma express a cualquier ciudadano Vasco que ellos digan que es terrorista, en juicios politizados como este que aquí comentamos o de lo contrario será condenado por el tribunal de la gran prensa internacional y la sanción será bombardeos genocidas con apellido “humanitarios”, independientemente de la olla que se está montando y está ardiendo, es bueno analizar este detalle de este testigo de declaración fallida: fallida para encubrirlo y evitar su captura, más que por la “sociedad civil”, por el Juez que sabe con conocimiento de causa de que se trata.
Este testigo de excepción y calificado, como lo era el General golpista Venezolano y agente de la CIA, Néstor González González, era para demostrar el carácter terrorista de la Republica Bolivariana de Venezuela, en la indagación judicial de “la conexión venezolana” ETA-FARC, olla montada, repito, por la falange española, por intermedio de una de sus fichas, el Juez Eloy Velasco.
LA VERDADERA REVOLUCION VENEZOLANA NO ESTA SOLA EN ESTE MUNDO.
Ahora bien, ante la actitud de encubrimiento del Juez Velasco, con un delincuente venezolano como lo es el General Néstor González González, la organización política española “Izquierda Anti-Capitalista” ha introducido una querella penal en contra del Juez por el delito de prevaricación (Funcionario que incumple y no hace cumplir sus obligaciones), es importante señalar también, que el juez mencionado del PP (El partido “nuevo” en el poder), también la ha emprendido en contra de los indignados Españoles reunidos en el movimiento 15-M y mantiene una cacería de brujas, al estilo Torquemada, con los tomistas del parlamento Catalán en la ciudad de Barcelona. Esta denuncia en contra de un juez de derecha que utiliza la magistratura con fines políticos y extra-territoriales, para perjudicar a Venezuela, es un signo de solidaridad espontanea con Venezuela, pero con la Venezuela verdaderamente bolivariana revolucionaria y socialista, porque con la Venezuela socialdemócrata tardía o centrista, su aliado seria el juez Velasco, que precisamente la quiere hundir, chantajeándola, para que se defina más hacia la derecha para favorecer a banqueros ladrones y esquilmar a su pueblo.
La Cancillería Venezolana, en vez de estar dándole beligerancia a la ultraderecha mundial y sus más fervientes lacayos, como lo son Colombia y España, en donde se ha deportado de forma express a verdaderos luchadores resistentes de toda una vida, como ha sido el caso del comunicador social Joaquín Pérez Becerra, sobreviviente del genocidio político de la Unión Patriótica en Colombia y de paso utilizando la misma jerga del pentágono gringo (“Terrorista”, “Narcoterrorista”, “Narcotraficante”), en vez de estarse desviando del camino de la revolución, debería protestar con energía ante el estado español y desconocer cualquier decisión que surja de un juicio abiertamente tendencioso y politizado como este de la fabula de “la conexión venezolana entre ETA-FARC”.
Por último, aunque esto será motivo de un artículo aparte, ya que no cabe aquí, está el hecho del delito de prevaricación que existe en todas las legislaciones del mundo, menos en la venezolana y es que erráticamente (Para mí esto no ha sido inocente), en Venezuela se ha confundido corrupción con cohecho, que este último es una especie de corrupción, pero el incumplimiento del funcionario de lo que está obligado a hacer, no hacer, a cumplir y hacer cumplir, e incumple, así no haya un agravio al patrimonio público, es un delito, y un delito que universalmente se clasifica en los de corrupción o contra la cosa pública o contra la ética pública.
Pero nuestra asamblea nacional, que en estos momentos está reformando la ley anticorrupción, ni pendiente de estas cosas, más bien pendiente de reducir las penas por los delitos de corrupción, hacer más difícil la investigación al corrupto (O más fácil su evasión) y cercenar al ciudadano común denunciante, estableciendo sanciones en contra del “denunciante de oficio”, una especie de censura previa. No sería nada extraño que en estos días navideños nos den un madrugonazo.
Francisco Sierra Corrales