ES LA GUERRA: DADO DE BAJA ALFONSO CANO 



MAS DE SIETE HORAS DE INTENSO BOMBARDEO 




Radio Café Stereo
Por: Miguel Suárez
Según noticias provenientes de Colombia, Alfonso Cano, comandante de las Farc-EP, fue dado de baja luego de más de 7 horas de intensos bombardeos al campamento guerrillero de Cano en el departamento del Cauca.
Juan Manuel Santos, el responsable de muchos asesinatos de jóvenes para presentarlos como guerrilleros dados de baja en combate, salió ante la prensa declarando que sus fuerzas de ocupación habían acabado con Cano, de luego de arrojar toneladas de bombas.
Es el mismo error de siempre, cuando piensan que asesinado a un dirigente popular se acaban las causas que dieron origen al conflicto colombiano.
Dentro de la estrategia de desmoralizar a las tropas bolivarianas, el gobierno y sus medios presentan la noticia como el fin del fin, dejando el mensaje de que luchar contra la oligarquía no da resultados y que lo mejor es agachar la cabeza y aceptar las atrocidades y barbaries de esta sin revirar.
Como cuando los españoles descuartizaron a José Antonio Galán. Fotos del cuerpo sin vida y visiblemente afectado por las bombas químicas lanzadas sobre el campamento, son expuestas al público buscando escarmentar al pueblo.
A Galán le descuartizaron, la cabeza, que fue a Guaduas; un brazo al Socorro, el otro a San Gil, una pierna a Mogotes y la otra al Puente Real, pensaron que con esto aterrorizarían al pueblo que no continuaría su lucha, pero se equivocaron, vinieron mas Galanes, como Marulanda, el Mono Jojoy, Cano, etc.
La oligarquía en general se muestra alegre y celebra el hecho, ya es ese ejército bolivariano, el único opositor serio a sus prácticas terroristas y apátridas.
En la historia del conflicto colombiano, muchos dirigentes populares, como Alforzo Cano, han sido asesinados por la oligarquía colombiana: Jorge Eliecer Gaitan, Jose Antonio Galan, Jaime Pardo Leal, Bernardo Jaramillo, Carlos Pizarro, etc, etc, y las luchas del pueblo colombiano han continuado, ya que como decía Ernesto “Che”, Guevara, otros continúan la lucha.
Para algunos comentaristas, el asesinato de Cano es un indudable golpe militar que no determina el fin de la guerrilla ya que las causas que dieron origen al movimiento guerrillero no se han acabado, es mas se han profundizado y en muy pocos días las Farc-EP darán a conocer el nombre de su nuevo comandante.
Es la guerra, es el conflicto colombiano donde de bando y bando caen los hijos del pueblo colombiano y no los de la oligarquía, ellos no sienten la guerra, la del hambre ni la de las balas por eso se empecinan en continuarla ya que ellos, las oligarquías se enriquecen con la guerra.
Toma de nuevo vigencia el llamado de Cano y en general de las Farc-EP, de buscar una salida negociada al conflicto político, social y armado que vivimos los colombianos.