REFLEXIÓN ACERCA DE LAS REUNIONES DE LA UNIÓN LATINOAMERICANA DE AGENCIAS DE NOTICIAS (ULAN) 



LA FUNCION DE LOS MEDIOS ES FORMAR Y REFORMAR EL PRESENTE 



Por José Villamarín Carrascal
“Cada día de nuestras vidas vemos aquello que se nos hace ver, cada día nos explicamos el mundo según el guión escrito en alguna interesada sala de redacción”.
Estas palabras de Álvaro Cuadra, investigador y docente chileno, son tan obvias que ni siquiera deberían llamarnos la atención. La función de los medios es esa: formar y reformar el presente, en palabras del catedrático español Lorenzo Gomis.
Empero, sí cabe evidenciarlo para que no queden dudas sobre la tan decantada independencia con que se auto publicitan algunos medios.
El jueves 1 de septiembre, en el país se realizaron dos eventos importantes, relacionados con un mismo tema. En Quito se desarrolló el foro de la Unión Latinoamericana de Agencias de Noticias (ULAN), que contó con la presencia de representantes de nueve agencias públicas y estatales de América Latina. El eje temático de los expositores fue el de la libertad de expresión, a más de que se abordó el rol de los medios públicos, el acceso a la información y el control de los monopolios.
Paralelamente, en Guayaquil, el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) presentaba el informe sobre la libertad de expresión en el Ecuador, documento donde se sistematizan los “persistentes ataques y acciones de acoso a la prensa” (diario Hoy). El día anterior, y como parte de este mismo acontecimiento, se realizaron unas jornadas de diálogo organizadas por el Foro de Periodistas del Ecuador, sobre el tema de la libertad de expresión.
Fueron dos eventos, ambos de carácter internacional, que abordaron la misma temática: la libertad de expresión, pero desde perspectivas diferentes, si no opuestas. El primero, desde la visión de las agencias públicas, y el segundo, desde la perspectiva de los medios privados.
¿Cuál de los dos eventos había que cubrir? ¿Los medios privados debían informar sobre la reunión de la CPJ y los medios públicos y estatales la reunión de la ULAN? Absurdo. Si hablamos de hacer periodismo profesional, había que cubrir los dos foros por igual. El tema del énfasis es otro problema: allí pudo estar la verdadera libertad de expresión. Si alguien quería resaltar más un evento que otro, estaba en su derecho. Sus razones habría tenido. Pero silenciar uno u otro es actuar sesgadamente.
Esto fue lo que sucedió con la prensa nacional. Los medios escritos privados Hoy, La Hora, El Universo, El Comercio y Expreso, dieron un amplio despliegue al contenido del informe de la CPJ, a lo cual añadieron otras declaraciones y noticias relacionadas con el tema. Los cuatro primeros, incluso, lo informaron en portada y lo ampliaron en páginas interiores. Sobre el foro de la ULAN ninguno le dedicó ni dos líneas. ¿Es que les interesa informar solo las versiones que coinciden con su línea editorial? ¿La versión sobre la libertad de expresión de los medios públicos no es “conveniente” difundir a la ciudadanía?
El diario “público” El Telégrafo, por su parte, sí informó sobre la reunión de la ULAN y lo hizo en la portada. En el interior amplía dicha información. Y en una nota a continuación, dio a conocer sobre el foro realizado en Guayaquil; pero sobre la presentación del informe de la CPJ, ni dos líneas. ¿Qué, no estaba en la obligación de hacerlo? Discutible, por decir lo menos. En mi criterio, por ser información de interés general, debía difundir también esa información. Si quería hacer análisis o contraponer fuentes sobre ese informe, estaba en su derecho y habría sido lo correcto. Y eso no significa seguir la agenda de los medios privados, sino cumplir con su obligación de informar profesionalmente.
Cada tipo de medio ejerció, a su manera, el tan manido derecho a la libertad de expresión (¿o de censura?). Pero ninguno, en realidad, pensando en el público lector. Una libertad de expresión a la medida de cada quien.
_______________________________________________


José Villamarín, analista de medios del CIESPAL, reflexiona acerca de las reuniones de la Unión Latinoamericana de Agencias de Noticias (ULAN), las agencias público/estatales de prensa, y del Foro de Periodistas del Ecuador en conjunto con el CPJ, que presentaron los "ataques y el acoso" del presidente hacia la prensa privada. Dos puntos de vista opuestos, de un mismo tema, que fueron tratados sesgadamente con la finalidad de invisibilizarse entre sí.