EL VERDADERO ROSTRO DEL CORREÍSMO 



MAGNITUD DE CORRUPCIÓN DESBORDA TODO CÁLCULO 



Por Redacción Periódico Opción
“Una desbordada corrupción”. “El Presidente habla de fallas en 640 obras”. “Glass tiene dos glosas por USD 80 millones”. “Procurador exige indemnización en cinco juicios”. “La corrupción ha sido galopante en el gobierno anterior”. “Yachay no pasó el examen en diseño y construcción”. “Yachay, crisol del correísmo”. Estos y otros son los titulares de los medios de comunicación en las últimas semanas del 2017.
“La magnitud de la corrupción desborda todo cálculo”. El Ecuador fue gobernado durante la década infame por una dictadura cleptocrática (…) en su voluntad de permanecer en el poder, de modo que con gran diligencia se dedicó a construir una estructura propia de la mafia, donde para garantizar plena impunidad se intervino en el nombramiento y designación de un gran porcentaje de autoridades de control, contando previamente con la complicidad de la mayoría de quienes conformaron la Asamblea Legislativa”. (1)
“Tenemos un contralor de lujo” había dicho Rafael Correa en una de sus insultantes sabatinas. El contralor Carlos Pólit que actuó durante los 10 años habría intervenido diligentemente para emitir informes limpios en muchas auditorías de las obras contratadas por el gobierno de “los corazones ardientes y las manos limpias”. El ex contralor Pólit huyó presuroso a Miami a disfrutar de los millones que habría recibido por los “relevantes servicios” prestados a Odebretch – millones de dólares que salieron del presupuesto de las obras contratadas-. Muchos afirman que en los 10 años del correísmo, en la práctica, no hubo contralor, no hubo fiscal, ni procurador, tampoco hubo Asamblea que fiscalice
“La corrupción fue galopante… Han excedido las obras complementarias que eran la trampa para ganar licitaciones”. Expresó el Presidente Moreno en varios medios nacionales e internacionales, y la vez anunció que “se necesitará USD 1.000 millones adicionales para finalizar las obras inconclusas y con fallas detectadas en los principales proyectos ejecutados entre 2011 y 2017”. “Se han registrado incrementos por más de 85% de su valor inicial. Los casos de la Refinería de Esmeraldas, Pascuales-Cuenca, Bajo Alto, Refinería del Pacífico están en investigación de la Fiscalía” conforme han revelado varios medios de comunicación.
Indignado con la magnitud de la corrupción el pueblo ecuatoriano exige sanción para los responsables del atraco a los fondos públicos. “Juristas de prestigio y asambleístas coinciden en que hay que acelerar la búsqueda de responsabilidad y orientarla al rastreo de los recursos desviados”. “Lo fundamental es recuperar la plata. Que todos los que tienen que estar en la cárcel, vayan a la cárcel. No es posible que, si ha habido un perjuicio al Estado, el Estado sea siempre el perdedor”. “La corrupción ha sido sistemática, no un hecho aislado, como defiende el oficialismo”. (3) Prueba de ello es que el vicepresidente, ministros y altos funcionarios del gobierno anterior ya están presos, otros se hallan prófugos de la justicia…
El correísmo habría organizado una estructura de corrupción que operó durante 10 años. Un grupo criminal se tomó un sector estratégico del Estado, sostiene el académico y político César Montúfar, quien fue el único acusador particular en el juicio que un Tribunal Penal siguió a Jorge Glas por asociación ilícita. Ahora Glas está sentenciado y preso en una cárcel de Quito, pero sus compañeros de AP afirmaban sin vergüenza alguna que se encuentra en “goce de vacaciones”, sí, en vacaciones pagadas por el pueblo ecuatoriano.
Yachay, radiografía del correísmo
Un estudio contratado por el anterior Gobierno confirmó las fallas en cinco edificios del campus universitario de Yachay. También reveló la necesidad de refuerzos en vigas, losas y columnas, lo que demandaría más de USD 44.6 millones. En las torres TT1 y TT2, que están casi concluidas hay deformaciones de acero en las columnas de los dos subsuelos. Las fallas constructivas generaron grietas y fisuras en la losa… excesiva deflexión… se requiere reforzamientos para soportar el peso… hay errores constructivos que generan grietas y fisuras… (4)
“Dinero, ignorancia, arrogancia, desconexión de las realidad y ausencia de fiscalización unen en un solo acto todo lo que fue el correísmo, y en pocos sitios se funde con tanta claridad como en esa perla del despilfarro llamado Yachay. En Yachay, como nunca han sabido que la producción es lo más importante en la economía, no les importó destruir la agricultura de unas tierras privilegiadas. Como no tenían conciencia de la plata ajena, no había que preocuparse por arrancar desde cero en la construcción de infraestructura en lugar de usar algo ya existente. Y como nadie les controlaba, ni siquiera era relevante construir bien. Una parte de la desconexión con la realidad consistía en la confianza absoluta de que el gobierno sabe más que los ciudadanos, que los burócratas son infalibles. (5)
Cada alumno de Yachay cuesta diez veces lo que el Estado aporta a cada estudiante universitario y politécnico. Y sus docentes ganan mucho más que los de otros centros superiores. Las autoridades han dicho que Yachay “solo” ha recibido más de 49 millones de dólares desde 2014, sin contar lo que se ha malgastado en construcciones y otros conceptos. Autoridades que ganan latisueldos y que viven y trabajan en el extranjero. Yachay ignora la realidad el país. “Es un proyecto caro, inadecuado, inviable, tal como está concebido”. “Yachay es un costoso fiasco y una estafa correísta”. (6)
Derrumbe del correísmo
Por todo lo resumido en esta nota el correísmo se derrumbó aparatosamente, minado por su política de engaño, mentira y corrupción en los niveles más altos de gobierno autodenominado revolucionario, que asumió todos los poderes durante una década y que pretendió perennizarse en el poder mediante la relección indefinida de Correa; para eso maquinó las enmiendas constitucionales por una Corte Constitucional que estuvo a su servicio.
El correísmo sufrió una verdadera implosión, sus cimientos y su estructura no soportó el peso de las denuncias que aparecen todos los días y que causan indignación. Pero además, los ecuatorianos conscientes y no contaminados por el Estado de propaganda fascistoide de los últimos 10 años, no quieren que vuelvan las ofensivas sabatinas “(…) de mentiras, grosería y violencia que mostraban un rostro de loco jubiloso, con ojos de compasión y comprensión, y un segundo después, una mirada cínica de orate, risas y risotadas de demente”. (7)
Se derrumbó el correísmo y su líder Rafael Correa – ahora sin aparato estatal para movilizar adeptos y simular el respaldo de las multitudes- se enfrenta con la realidad política y solo le quedan unos pocos esbirros con quienes intenta levantar de las cenizas al movimiento Alianza País, construido ad hoc para su proyecto político; pero el movimiento político está herido de muerte. Como todos aquellos movimientos o partidos creados desde el poder y para servir al caudillo, perecen en ausencia de éste. Correa está ahora sin poder - sin los reflectores propagandísticos y sin las insultantes sabatinas; no le sirven ni sus títulos “honoris causa” palanqueados, ni las lisonjas de sus incondicionales-. Se enfrentará desnudo al juicio de la historia, como aquel rey que a la vista de su corte aparecía vestido de los más finos ropajes, pero a la mirada inocente de un niño, el rey estaba desnudo. ¡La historia no le absolverá!
Sobre el líder de la autodenominada “revolución ciudadana”, pero sin ciudadanía, ya se están ensayando diagnósticos de su personalidad y su conducta a la luz de esa enfermedad del poder: el Síndrome de Hybris, que produce narcisismo y distorsión de la realidad, percepción errónea de su persona, pues se cree omnisapiente, omnipotente, salvador del país, por lo que busca la reelección indefinida, como los Chávez, Maduros, Ortegas, Morales…
La sentencia contra Jorge Glas
El 13 de diciembre de 2017, el Tribunal de Garantías Penales de la Corte Nacional de Justicia dictó en primera instancia la sentencia de seis años de prisión para el vicepresidente de la República, Jorge Glas por encontrarlo culpable del delito de asociación ilícita con Odebretch. La investigación ha permitido también advertir la configuración de los delitos de peculado, concusión, cohecho, enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada, testaferrismo, lavado de activos y tráfico de influencias. La sentencia contra Jorge Glass, su tío Ricardo Rivera y altos ex funcionarios del gobierno de Rafael Correa, significa el derrumbe moral del correísmo, que se desplomó como un castillo de arena. El caso del vicepresidente Glas detenido, despojado de sus funciones juzgado por un Tribunal Penal no se registra en toda la vida republicana; a ello se suma la vergonzosa actuación de la Comisión de Investigación de la Asamblea Nacional de mayoría correísta al no dar paso al juicio político que correspondía iniciar por mandato constitución.
En la primera evaluación global sobre el costo de la corrupción en la década de Rafael Correa ha permitido fijar en $ 35.695.874.839 el costo de la corrupción, según el dato suministrado por Jorge Rodríguez, miembro de la Comisión Nacional Anticorrupción CNA, en una charla organizada por Diario El Universo. Ante lo cual el periodista José Hernández se pregunta ¿Se robaron más de $35 mil millones en la década ganada? (8)
A partir del 4 de enero de 2018 el Ecuador ya no tiene más la vergüenza de que el vicepresidente de la República esté sentenciado y preso; pues, éste fue destituido por ausencia del cargo por más 90 días consecutivos, aunque no fue enjuiciado y destituido por un juicio político en la Asamblea. Ahora Glas tendrá que defenderse de las múltiples acusaciones que tiene en su contra, pero como cualquier ciudadano de a pie. Este hecho trae a nuestra memoria la letra de la canción mexicana que la agudeza popular creo hace años en una situación similar:
“Ya se cayó el arbolito donde dormía el pavo real/ ahora dormirá en el suelo/ ahora dormirá en el suelo/ como cualquier animal”.
El pueblo ecuatoriano sellará para siempre la época más obscura de su historia marcando siete veces SÍ en las preguntas de la Consulta Popular; con ello pondrá fin al intento de Rafael Correa de ser reelegido y mantener su estructura de poder. Pero además, las fuerzas políticas más representativas del pueblo ecuatoriano exigen que Rafael Correa dé cuenta de las ventas anticipadas de petróleo a la China y de la gigantesca deuda externa e interna contratada en la “década ganada”.
Referencias
1.- Diario Expreso, Editorial del 27-10-2017.
2.- Arturo Moscoso Mosquera, Diario El Comercio, 08-12-2017.
3.- Diario Expreso, 27-10-2017.
4.- Diario El Comercio, 30-10-2017.
5.- Vicente Albornoz Guarderas, El Comercio, 19-11-2017.
6.- Enrique Ayala Mora, El Comercio, 24-12-2017.
7.- Susana Cordero de Espinosa, El Comercio, 22-08-2017.
8.- José Hernández, Portal 4 pelagatos. www.4pelagatos.com. Publicado en diciembre 22, 2017.
Quito, 11 de enero 2018
PELIGROSO EJEMPLO PARA AMÉRICA LATINA
EN MÉXICO SE IMPONE LA LEY DE SEGURIDAD NACIONAL
Marco Villarruel A.

A pesar de la cobertura que hacen los medios de comunicación de la violencia en México, pocos alcanzan a apreciar la gravedad del problema de este problema social.

El presidente Felipe Calderón en el 2007 determinó que los militares y especialmente los marinos salgan a las calles a contrarrestar la inmensa marea de violencia que azotaban las calles y los campos de México. Había constatado que todo el aparataje policial y judicial había fracasado por la corrupción y el maridaje político-narco. Las esferas policiales y las judiciales se habían descompuesto al máximo.

El remedio resultó peor que la enfermedad.
En 2012 el Partido de la Revolución Mexicana (PRI) retomó el poder del que fue despojado luego de 70 años de gobierno corrupto, entreguista y autoritario. Desvirtuó el pensamiento y la obra de los presupuestos patrióticos y antiimperialistas de la revolución de los años 20.

Asumió Enrique Peña Nieto quien ofreció poner al país en la línea de los países más industrializados del mundo. Dijo además que combatirá a la pobreza. “México exige vivir en paz” dijo en su posesión. Un puntal de su oferta fue la reforma educativa que al momento no ha podido materializarse por contradictoria y por falta de consensos nacionales, pero especialmente por la oposición de los maestros que vieron en el intento una forma de instauración de modelos neoliberales en la educación.

En la política petrolera las cosas fueron contundentes. A comienzos del 2016 el gobierno subió los precios de los combustibles y la respuesta popular fue de rechazo aunque no lo suficientemente organizada. Las secuelas se viven hasta hoy y a diciembre del 2017 la inflación fue la mayor de las dos últimas décadas, lo que significó más pobreza y hambre para el pueblo. Casi seis años después el panorama laboral es desolador, manifiestan dirigentes de los trabajadores. Lejos de mejorar las condiciones de soberanía y de la capacidad reguladora del Estado, las reformas a las telecomunicaciones terminaron fortaleciendo su carácter oligárquico y monopólico.

No obstante lo más grave de este mandato es la inseguridad ciudadana, la violencia criminal, la impunidad y la corrupción. En el año 2014 un operativo entre narco y policías determinó la desaparición de 43 estudiantes normalistas (educación). Fue el acontecimiento macabro de más repercusión. Al momento sus familiares luchan por conocer la verdad y mantienen carpas de sobrevivencia en la ciudad de México y realizan marchas todos los días. Las autoridades no han dado explicaciones satisfactorias y como mecanismo de ocultamiento desarrollan campañas de desinformación. Algunos de los dignatarios involucrados incluso serán candidatos en las próximas elecciones.

Las estadísticas revelan que en 2016 se registraron 23 mil 953 homicidios en México. Es decir, una proporción de 20 homicidios por cada 100 mil habitantes a nivel nacional, tasa que es superior a la registrada en 2015 que fue de 17 homicidios por cada 100 mil habitantes, afirma el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, con lo que deja claro el clima de horrenda criminalidad en ese país. Seguramente está corto el dato porque una breve revisión de la prensa mexicana deja ver los altos índices de asesinatos y actos de odio, provenientes especialmente del mundo de la droga y del hampa. No quedan de lado los crímenes sociales y políticos como queda demostrado con los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

Militarizar la seguridad ciudadana
La respuesta del gobierno, de las fuerzas armadas de la policía y de las clases dominantes ha sido reforzar la presencia militar en las calles y ajustar las medidas reglamentarias y legales para justificar un estado de represión y miedo. Por ello lanzan la ley de Seguridad Interior por medio de la cual militarizarán totalmente la seguridad nacional.

Importantes sectores de trabajadores, profesionales, académicos, mujeres, colectivos nacionales, e incluso del exterior como la OEA y la ONU se pronunciaron sobre el peligro que traería la militarización del orden público por parte del ejército que ya tiene sobre sus hombros la mala fama de haber causado muchos desafueros contra los campesinos especialmente. Existe la gran preocupación porque al haberse expedido la ley habrá una paulatina pérdida de los derechos humanos, cosa corriente ya en la guerra civil no declarada en este país. Los militares se regirán por sus leyes y no las civiles. No harán rendición de cuentas con lo cual la impunidad tendrá más campo de acción.

Se trata de perpetuar la masacre dicen en muchas partes, especialmente en las redes sociales. El peligroso autoritarismo militar se entiende además por el fracaso de las instancias jurídicas, y la creciente descomposición de los partidos políticos y del gobierno civil, genuflexo ahora al poder militar.
En México el ejército ha reemplazado a la policía a través de estados de emergencia y en la práctica se violan los derechos civiles.

Dado que la violencia social, la protesta civil, el descontento de los trabajadores se ha extendido a lo largo y ancho de los países latinoamericanos, la aprobación de la ley de Seguridad Nacional es un antecedente grave y una peligrosa arma de respuesta de las clases dominantes criollas que tendrán el visto bueno de los militares, de los fabricantes de armas y, desde luego, de los Estados Unidos.
SERVICIO INFORMATIVO OPCIÓN