¡NO A UN EVENTUAL COMPLOT CONTRA EL PUEBLO! 



MÉTODOS DE CONTROL IDEOLÓGICO DEL NAZISMO 



Diego C. Delgado Jara

1. La historia enseña que existen acuerdos políticos no públicos entre las distintas fracciones dominantes para mantener oprimido al pueblo. Muchos de los aparentes enfrentamientos entre diversos partidos son simulaciones u obras teatrales porque es conocido que disponen de idénticos afanes. Existen varios casos de como una sociedad desprevenida es víctima de esos entendimientos o acuerdos de trastienda, al extremo que durante décadas -al no existir una organización popular auténtica que los desenmascare y enfrente- no puede sacarse de encima cuerpos legales represivos o que permiten el saqueo, la privatización, las concesiones o, con cualquier modalidad, la pérdida del patrimonio social y nacional de los pueblos. En alguna oportunidad, cuando discrepan en algún reparto, se enfrentan, pero para dirimir quien se queda con las ubres fiscales.

2. Respecto a los acuerdos de las fracciones opresoras hagamos memoria, a la luz de la historia, que luego de la dictadura fascista de Benito Mussolini en Italia, desde 1924 hasta abril de 1945 cuando los partisanos antifascistas lo fusilaron cuando huía con un jugoso botín robado, algunas de sus leyes están vigentes hasta la actualidad, como sucede con el Código Penal de Rocco. Otro caso relevante en América Latina es el de Chile donde rige todavía la Constitución y varias leyes impuestas por el dictador Augusto Pinochet Ugarte, que gobernó en forma sanguinaria desde 1973 hasta 1989. Ninguno de los gobiernos “progresistas” de la llamada “Concertación” han impulsado los cambios democráticos y republicanos indispensables para dejar sin efecto la Constitución y leyes de Pinochet. Por eso se mira todo el tiempo en la televisión como cientos de miles de jóvenes pelean en las calles de Chile exigiendo el derecho a la educación superior. No olvidemos que Correa, en esta misma línea, trajo asesores chilenos para “pulir la selectividad” en el campo educativo, y perfeccionar la política de represión interna. De allí surgen, por ejemplo, los cuerpos de caballería policial y el uso de perros amaestrados contra los manifestantes, como implementaron los carabineros de ese país. Estos grupos y modalidades de choque y represión social amedrentadora los implementó Pinochet en Chile y las copió Rafael Correa para Ecuador.

3. El pueblo del Ecuador debe prevenirse de la posibilidad de un complot similar en su contra, pues a las fracciones más reaccionarias de la oligarquía (allegadas a las multinacionales y al capitalismo corporativo mundial), representadas por determinados partidos, les interesa mantener vigentes las leyes correístas toda vez que ni Febres Cordero, ni Durán Ballén, ni Mahauad Witt, ni Gustavo Noboa, ni con todos sus acuerdos legislativos, pudieron aprobar regulaciones tan antinacionales y antipopulares (como aspiraron obtener), para transferir el patrimonio público a las corporaciones extranjeras, como las aprobadas por Alianza País, “Revolución Ciudadana” o fascismo del siglo XXI, y que ya las aplicó Correa.

4. Si el Partido Social Cristiano, CREO, y otras organizaciones de esa tendencia política e ideológica, se auto denominan democráticas y republicanas, y en el discurso se llaman anti-correístas cabe preguntarles: ¿Por qué entonces no propician la derogatoria de las múltiples leyes de Correa, no solo de la Ley Orgánica de Comunicación? ¿Por qué no propusieron la derogatoria de todas las enmiendas inconstitucionales del 3 de diciembre del 2015? ¿Por qué no plantearon en la última campaña electoral una Asamblea Nacional Constituyente con un proceso electoral limpio no dirigido por un CNE secuestrado por Correa y Alianza País? ¡Saben que con las leyes de Correa se entregaron a las multinacionales los puertos, las minas de oro, plata y cobre, el petróleo, la telefonía celular, las fábricas de cemento, bombas de gasolina, y todo el patrimonio público! ¡Les dio haciendo el trabajo y disfrazándose de “izquierdista”! ¿Ahora buscan acceder al poder con todas esas atribuciones vendepatrias intocadas? El argumento de sus candidatos presidenciales que “una Asamblea duro mucho tiempo” no es convincente. ¡Mucho peor es quedarse con esas leyes infames! ¿Acaso eso es lo que precisamente, con todo pretexto, buscan?

5. Para aprobar las leyes correístas -que antes la oligarquía no disfrazada no las pudo expedir-, tan entreguistas y represivas, planificaron en forma concertada procesos electorales turbios o fraudulentos, no solo para “reelegir” a Correa (que gobernó con la plana mayor de allegados a Febres Cordero o colaboradores del PSC como Alexis Mera o Vinicio Alvarado) sino para otorgarle amplias y sospechosas mayorías -de similar origen electoral turbio- en la Asamblea Nacional, y dotarle al mayor vendepatria de la historia de leyes para entregar el país y su riqueza a las corporaciones extranjeras. ¡Cuando Febres Cordero gobernó el país proponía penas de prisión acumuladas de hasta 25 años -que no las pudo emitir-, llegó Correa con sus dudosas mayorías y aprobó la prisión acumulada de 40 años, pero reduciendo las penas vinculadas al narcotráfico! ¡Revisemos el COIP!

6. Preguntamos: ¿Por qué los señores Nebot Saadi, Dahik Garzozi, Spurrier Baquerizo, y otros que le llaman “socialista” al fascista de Correa (sabiendo que están mintiendo y haciéndole el juego a quien se disfraza de “socialista” como también en forma idéntica lo hizo Adolfo Hitler, Heinrich Himmler, Joseph Goebbels, Herman Goering y otros nazis que también se disfrazaban de “socialistas”), no propician la derogatoria de las leyes de Correa? ¿No dicen que son sus opositores? ¡Con la legislación globalizadora de Correa el pueblo está enjaulado y sus verdugos de fiesta! ¡Correa se disfraza en forma mentirosa -desde el 2006- de “izquierdista”, y Nebot, Dahík y Spurrier le hacen el juego a este engaño perverso! ¡Cynthia Viteri le enrostró tres veces a Correa en la última campaña electoral que por qué habla en público -y para el disimulo- contra los social cristianos si él era colaborador de Febres Cordero desde 1984 a 1987 conforme lo evidenciaba con documentos! ¡Existen sin duda varios complots!

7. ¡El modelo de dominación y despojo mundial pretende que las leyes de su alfil Rafael Correa se mantengan! ¡Son su garantía para proseguir el saqueo de la República! ¡Por ello bloquean una Asamblea Nacional Constituyente que fumigue todo el fascismo del siglo XXI! En su astucia buscaron hacerle creer al pueblo que Correa desea una constituyente. ¡Al contrario, Correa sabe que sus leyes solo podrían sobrevivir si no existe Asamblea Nacional! ¡Y lo que más teme es que exista un proceso electoral limpio porque allí jamás ganaría una elección! ¡Con una constituyente de elección limpia no quedaría nada del fascismo correísta!

8. ¡La mayoría ciudadana no desea que solo se vaya Correa sino que se desarticule al correísmo fascista! ¡Es notorio que algunos sectores privilegiados solo buscan reemplazar al correísmo con Correa por un correísmo sin Correa para que la dominación social continúe inalterable! ¡Eso sería una burla a la República! ¡El pueblo debe resistir a toda forma de dominación y saqueo! ¡La sociedad debe recuperar todos sus bienes, derechos y libertades; deben restablecerse las instituciones democráticas y castigarse a los responsables de los monstruosos y reiterados fraudes electorales! ¡El pueblo demanda que el dinero robado sea recuperado! ¿Cómo es posible que existan más de un millón de jóvenes menores de 29 años y mayores a 18 que no pudieron acceder a las universidades con sistemas tramposos para los que nunca los prepararon y no se aplican en ninguna parte del mundo? ¿Es que pretenden que, como en México, para sobrevivir -ante la ausencia total de ingresos-, una buena parte de los jóvenes se dediquen al microtráfico? ¡No podemos perder una generación entera de compatriotas víctima de una conjura infernal para destruir las capas medias de nuestra sociedad! ¡Sería un crimen imperdonable! ¡Debemos enfrentar el problema y dar soluciones!

LA DEUDA ILEGÍTIMA DEL ECUADOR
Diego C. Delgado Jara

I. LO QUE DICE LA DOCTRINA

1. Existe la llamada deuda ilegítima, odiosa o execrable, sobre todo de carácter externo, y que según el célebre economista Jeff King “es aquella deuda externa contraída contra los intereses de la población de un país y con el completo conocimiento del acreedor”, advirtiendo además que cuando es creada o utilizada “contra los intereses de los ciudadanos del país, no tiene por qué ser pagada y por lo tanto no es exigible su devolución ya que los prestatarios habrían actuado de mala fe, a sabiendas, y por lo tanto dichos contratos -bonos o contratos comerciales- son nulos legalmente.” Muchos de esos convenios resultan actos colusorios o asociación ilícita o dolosa, de dos partes, para perjudicar a un tercero, que es el pueblo, quien resulta víctima de estos acuerdos infames.

2. “Tales deudas podrían considerarse personales debiendo responder quienes las hayan contratado a título personal -sea el monarca, el presidente, el director del banco central nacional y los ministros correspondientes- y no el Estado en su conjunto y por lo tanto sus ciudadanos.” Lo que tiene mucha lógica pues el representante o mandatario debe proteger los intereses de sus representados o mandantes, en ningún caso lesionar su patrimonio en forma deliberada. Los compromisos deliberadamente perversos, adquiridos por un mandatario para quebrar a sus representados resulta ilícito, doloso, nulo y un acto delincuencial punible.

3. La Enciclopedia Libre (puede mirarse en Wikipedia) advierte: “Esta Doctrina está presente en la discusión sobre la obligación de pago de la deuda externa en aquellos países donde han existido dictaduras, monarquías absolutas, gobiernos no representativos e incluso gobiernos elegidos democráticamente que han contraído deudas a espaldas de sus ciudadanos, sin su consentimiento y con fines de enriquecimiento personal, enriquecimiento corporativo, para la represión social y política y, en todo caso, contra los intereses de los propios ciudadanos.”

II. LA CONCEPCIÓN DEL TRATADISTA ALEXANDER SACK

El jurista ruso Alexander Nahum Sack, docente de universidades europeas, sobre todo de Francia, y de los EE. UU., profesor de derecho internacional, con especialización en Finanzas Públicas, estableció en 1927 las tres características objetivas de la deuda ilegítima, execrable u odiosa, y que han sido reconocidas en muchas academias del mundo:

“1. El gobierno de un país recibe un préstamo sin el conocimiento ni la aprobación de los ciudadanos.”

“2. El préstamo se destina a actividades no beneficiosas para el pueblo.”

“3. Aunque el prestamista está informado de la situación descrita en los puntos anteriores concede el préstamo -normalmente por el alto interés que recibirá-.”

Que una deuda LEGÍTIMA y bien utilizada se pague es lo obvio, lo indiscutible y lo correcto. Es lo justo. Pero, con idéntica lógica, ¿debe pagarse el crédito que pide un gobierno corrupto, en forma ilegítima, a espaldas de la ciudadanía, sin que ella se entere, para hacer obras innecesarias, sin ninguna planificación, o con sobreprecio para robar o perjudicar al pueblo al que luego se pretenderá endosar esa obligación y los onerosos e injustificados pagos correspondientes? ¡Allí el asunto es muy distinto!

Buena parte de las obras realizadas en Ecuador durante el gobierno de Rafael Correa (2007-2017), con créditos de muy elevados e injustificados intereses, de la República Popular China, han servido para las más graves irregularidades, además que han participado sobre todo compañías del mismo país prestamista. (Situción que permite el reenvío de esos fondos al país de origen.) Demos un ejemplo concreto. Con un préstamo del Banco de Desarrollo Chino se construyó la plataforma financiera ubicada entre las avenidas Amazonas y Naciones Unidas al Norte de Quito. Cuando se firmó el contrato la obra valía 79 millones de dólares, pero cuando se inauguró este edificio, en mayo del 2017, Rafael Correa admitió que su costo era de 225 millones y que su edificación estuvo a cargo de la empresa china CAMC Engineering. (El Universo, domingo 15 de octubre del 2017, p. 3.) En ese mega edificio y mega sobre precio jamás fiscalizado por su mayoría legislativa adicta, debería funcionar el Ministerio de Finanzas, el SRI, el Banco Central, Aduana e Inmobiliar, entidades que ya poseían sus propios y funcionales edificios.

El actual gobierno del Ecuador tiene la obligación cívica, moral y jurídica de investigar el verdadero valor de todas las obras planteadas, gestionadas o coordinadas por Rafael Correa y Jorge Glas, y que fueron financiadas por la República Popular China o cualquier otro prestamista, empezando por la debida valoración y adecuada operatividad técnica de las centrales hidroeléctricas. No debe el Ecuador pagar el monto sustraído, de auténticas deudas ilegitimas, bajo la apariencia de préstamos de gobierno a gobierno. ¿Es justo y ético hacerle pagar a un pueblo los montos que han servido para la corrupción o para su represión como las realizadas con dineros pedidos a la República Popular China?

¿Por qué el Ecuador no investiga y fiscaliza, con la mayor seriedad e idoneidad, el verdadero valor de las obras referidas y que suman muchos miles de millones de dólares, entre otras, así como solicita información oficial de todos los dineros depositados en la China y en Hong Kong, por autoridades o ciudadanos del Ecuador, que en forma directa o con testaferros, o con procedimientos codificados, pudiesen tener en dichos lugares y que incluso podrían servir para el pago de deudas legítimas? La República del Ecuador también debería pedir información oficial a Qatar, Bielorrusia, Rusia, Irán, Tailandia, Singapur, Suiza, Holanda, Bélgica, Estados Unidos, y otros posibles destinos de dineros o incluso de lingotes de oro, y otras potenciales riquezas originadas con recursos patrimoniales del pueblo ecuatoriano.

III. LOS REQUISITOS DE LA DEUDA ILEGÍTIMA SE HAN CUMPLIDO

Los tres requisitos objetivos de la deuda ILEGÍTIMA formulados por el jurista Alexander Sack se han cumplido en el caso de la deuda pública del Ecuador. Respecto al primer elemento, esto es que el gobierno de un país reciba un préstamo sin el conocimiento ni la aprobación de los ciudadanos, la mejor prueba está en el Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas, propuesto por Rafael Correa y aprobado por su bloque legislativo de origen electoral turbio, publicado en el 2do. Suplemento del R. O. del 22 de octubre del 2010, donde en su Art. 137 expresamente garantiza el secretismo del manejo de la deuda, para que la ciudadanía no se entere de la misma, cuando permite que “los respectivos actos, contratos, convenios o documentación serán declarados secretos y reservados por aquel Ministerio (de Finanzas).”

No solo que el secreto total sobre la deuda pública contraída por Correa está comprobado por norma expresa -todavía vigente- impulsada por el mismo, sino que, para redondear el secretismo, en el Art. 138 de ese mismo Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas, se creó el “Comité de Deuda y Endeudamiento”, presidida por el propio presidente o su delegado y dos funcionarios nombrados por él mismo: el ministro de Finanzas y el secretario nacional de Planificación y Desarrollo, o su delegado. Todo lo que hizo Correa tuvo el objetivo de ocultar la información y actuar a espaldas del pueblo ecuatoriano. ¡Aquí no caben dudas y quien guarde la menor sospecha lo puede constatar en las normas aludidas! ¡Verifíquenlo!

El ocultamiento del manejo de la deuda llegó a tal extremo que el gobierno de Correa difundió en forma masiva que la deuda total del sector público llegaba a los 28 mil millones de dólares en mayo del 2017, mientras en el informe público de su sucesor, Lenin Moreno, del 28 de julio del 2017, reconoce que la deuda pública dejada por Correa llegaba a los USD 57.788 millones, lo que evidenciaba el grosero maquillaje y falsedad de las cifras. (Vistazo 1199, del 3 de agosto del 2017, pág. 7.) ¡Casi treinta mil millones de dólares de diferencia en los cálculos!

Lenin Moreno reconoce que debe pagar en el 2018 y en algunos años sucesivos, unos diez mil millones de dólares por año. La misma Vistazo reconocía que toda la deuda pública del Ecuador en diciembre del 2009 llegaba a los USD 10.235 millones; lo que ahora se pagaría cada año. Pero eso no es todo. Muchos analistas consideran que el verdadero monto estaría sobre los 70 u 80 mil millones de dólares, que no están bien contabilizados los más de 18.400 millones tomados de la Seguridad Social (del IESS) y los 8,012 del Banco Central del Ecuador.

En torno al segundo requisito, esto es que el monto de los préstamos se hubiesen destinado a actividades no beneficiosas para el pueblo, es evidente que los negociados o cuando menos los sobreprecios comprobados no solo que ahora recién los conoce el Ecuador (porque todo estuvo ocultado por Correa), sino que, se deduce, antes lo sabían a la perfección las autoridades de la propia República Popular China, conforme lo demostramos:

El ex ministro de Seguridad Pública, ex vicepresidente de la Comisión Militar Central, ex número 9 del Comité Permanente del Politburó durante el gobierno del ex mandatario chino Hu Jintao, y ex gerente de la CNPC (China National Petroleum Corporation), Zhou Yongkang, que tenía nexos en materia de inversiones en petróleo con el Ecuador, está preso y con condena a muerte en la China, y para estudiar y verificar sus responsabilidades, llegó al Ecuador, el 4 de agosto del 2014, una comisión auditora de los contratos con China al más alto nivel “para revisar los proyectos”, la misma que permaneció dos semanas en el país y pidió copias de todos los convenios suscritos al vicepresidente Jorge Glas. (Ver Vistazo 1129, del 4 de septiembre del 2014, págs. 28 a 30, y al artículo “La sonrisa del Vicepresidente”, pág. 21, del mismo número.)

El otro dirigente y funcionario chino preso es Zhang Kunsheng, ministro asistente de Relaciones Exteriores, principal responsable para Latinoamérica y El Caribe, conforme lo publicó Expreso, del sábado 3 de enero del 2015, pág. 12, quien visitó Ecuador en agosto del 2011. Era investigado por sospechas de corrupción. Cabe preguntarse: ¿Si tan honorables eran sus actividades (donde la presumible contraparte era el Ecuador), por qué están presos por corrupción, o como eufemísticamente llaman “sospechas de violación disciplinaria”? Si las faltas eran “menores” ¿cómo así se condena a uno de ellos a la pena de muerte? ¡No podría la Contraloría solicitar, a través de la Cancillería, toda la información que en el Ecuador ocultó el régimen de Rafael Correa?
El tercer elemento para configurar una DEUDA ILEGÍTIMA, EXECRABLE U ODIOSA, es la conducta del prestamista que bien informado de la situación descrita en los puntos anteriores concede el préstamo por los altos intereses que recibirá. ¿No se conoció en forma extraoficial que varios créditos que obtuvo el Ecuador, durante la administración de Rafael Correa, superaban los 8,5 % y hasta los 10,5 %, que los ubicaban entre los más costosos del planeta?

IV. PRECEDENTES HISTÓRICOS

Recordemos que Estados Unidos nunca pagó la deuda de Iraq luego de su invasión en el 2003, alegando que esos créditos anteriores no beneficiaron sino reprimieron a ese pueblo, y dicha decisión no tuvo consecuencias económicas ni financieras. Benito Juárez se negó a pagar las deudas contraídas desde 1864 por Maximiliano I de Francia, a raíz que lo instalaron en el poder de México. No solo que no pagaron deudas ilegítimas sino que lo fusilaron junto a sus generales Miguel Miramón y Tomás Mejía, en el Cerro de Campanas, el 19 de junio de 1867, luego que los patriotas mexicanos se tomaron el bastión de Querétaro.

En junio de 1821 el general José de San Martín se negó a pagar las deudas del Virreinato de Lima, porque alegó que sirvieron para que los realistas compren armas para matar patriotas, lo que volvía inaceptable, ominoso e injusto su reembolso, porque además quienes facilitaron créditos sabían a la perfección cuál era su destino. En 1923, mediante Laudo Arbitral de William H. Taft, ex magistrado de la Corte Suprema de los EE. UU., se exoneró de obligaciones a Costa Rica, y estableció que una demanda del Royal Bank of Canadá, debía pagar en forma personal el ex presidente Federico Tinoco Granados, “porque adquirió obligaciones violando normas internas de Costa Rica”, y eso muy bien lo sabía el prestamista, que solo consideraba los jugosos intereses.

¡Para empezar Ecuador debería solicitar la suspensión de pagos hasta aclarar esta grave situación de haber pedido dinero a nombre de la Republica para embolsicarse buena parte de dichos fondos por parte de quienes se organizaron para atracar nuestra bella y bendita Patria! ¡Y eso lo sabían a la perfección quienes dieron el dinero de esos préstamos amarrados, e incluso pudieron haber compartido dichos beneficios delincuenciales!

Las actuales autoridades del país deberían establecer además si los créditos chinos están vinculados a la entrega por parte del gobierno de Rafael Correa y del fascismo del siglo XXI del petróleo y las minas más importantes para las corporaciones chinas. Una buena tajada de la producción petrolera se llevan las multinacionales de ese país: Petrochina, Petroriente, Andes Petroleum, Sinopec. Entre las corporaciones mineras chinas tenemos a la Junefield y Tongling Nonferrus, que tienen a su cargo las minas de Panantza San Carlos, con 14 mil millones de libras de cobre, la segunda mayor reserva del planeta, en la provincia amazónica de Morona Santiago. Tienen, del mismo modo, la mina Mirador, en la provincia amazónica de Zamora Chinchipe, con 6.700 millones de onzas de cobre, 3,2 millones de onzas de oro, y 25 millones de onzas de plata. Están en sus miras las tres minas de oro de la provincia del Azuay: Quimsacocha (Loma Larga), Río Blanco, y Gaby.

¡El pueblo del Ecuador no puede sustituir ni justificar jamás, ni moral ni jurídicamente, peor con su sacrificio ominoso, el dinero sustraído por una gavilla de malandrines sin precedentes en nuestra historia republicana! ¡Todos los delincuentes presos del país, con absoluta certeza, no se habrán apoderado de una millonésima parte de lo atracado por la plana mayor de ARRANCHA PAÍS! ¡Las deudas ilegítimas no las pueden pagar los pueblos, peor si han sido esquilmados en forma inconcebible!

¡LA PATRIA NI SE VENDE NI SE RINDE!
¡LA PATRIA CON EL ALMA SE DEFIENDE!
¡VIVA EL ECUADOR LIBRE Y ETERNO!
LA CAMARILLA CORREÍSTA
Diego C. Delgado Jara

1. En la búsqueda de fondos para recuperar la zona del terremoto, a raíz del sismo de Manabí y Esmeraldas, del 16 de abril del 2016, aparecieron datos reveladores. El ex ministro de Industrias de Correa y ex director del IESS, Ramiro González, hoy huido al haber perdido el amparo de Correa, con cifras y documentos de las reuniones de gabinete, indicaba que existían 47 Ministerios, 63 viceministros, y 221 Subsecretarías. Esto es más ministerios que Estados Unidos o Brasil. Lo manifestó en el informativo matutino de Radio Democracia, el jueves 28 de abril del 2016, y lo ratificó en el del viernes 29 de abril del 2016 en Ecuavisa. Alegaba que se podía obtener dinero para la reconstrucción racionalizando esta cifra.

2. El investigador Pablo Dávalos, en su trabajo “Ecuador: Medidas fiscales alternativas ante la crisis”, en base a datos oficiales, demostraba que en el 2006 había 332.035 funcionarios; en el 2015, con las cinco funciones del Estado y 168 organismos públicos creados por ley, el número se había ubicado en 487.885 servidores. Con los organismos seccionales (GADs), empresas públicas y sector público financiero el total superaba para entonces los 600 mil servidores. Para el 2017, para la campaña electoral, la cifra se había incrementado. El Servicio de Rentas Internas, SRI, informaba el 31 de marzo del 2017 que los servidores públicos llegaban ya a las 809.414 personas; de los cuales 20.288 burócratas -de mejores rentas- tenían cuentas en paraísos fiscales, sobre todo en Panamá, Luxemburgo, Puerto Rico, Andorra, Chipre y otros países. (Ver Expreso, del viernes 31 de marzo del 2017, pág. 5.)

3. Pablo Dávalos hace conocer además un dato antes no revelado en el país. Existe una élite o círculo privilegiado allegado al correísmo “de alrededor de 38.700 funcionarios con una remuneración anual de 58.100 dólares.” Este círculo de altos funcionarios (con ingresos cercanos a los cinco mil dólares mensuales de promedio) “son los cuadros políticos más importantes del partido de gobierno, con ingresos globales de alrededor de USD 2.248,4 millones, es decir algo más de la cuarta parte (25,5%) del total de los sueldos del sector público del año 2016.” ¡Una auténtica casta privilegiada que es la base del aparato fascista central del correísmo! Ellos reciben en un año un valor semejante al costo de la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, la más grande del país, estimada en USD 2.230 millones. ¡En el período 2013-2017 ésta trinca y casta correísta privilegiada recibió casi NUEVE MIL MILLONES DE DÓLARES!

4. En Grecia, para acabar los fondos y reservas de ese país, como preludio planificado por los globalizadores, para impulsar el endeudamiento que hipotecó su economía y subordinó a Grecia ante sus acreedores del capitalismo corporativo mundial, hicieron algo parecido. Multiplicaron el número de servidores públicos y a buena parte de ellos los pagaban 4 mil, 5 mil, 6 mil o más euros. Además de ello, construyeron obras no indispensables con sobreprecios colosales y robaron sin límite los recursos hasta quebrar la economía y dejarla sin posibilidad de pago de esas ominosas obligaciones para que los acreedores se lleven las principales empresas públicas y recursos naturales. En forma idéntica a lo ejecutado en el Ecuador. Grecia es el espejo y escenario anticipado del Ecuador.

5. De esta argolla privilegiada de 38.700 funcionarios correístas, que ganan cerca de cinco mil dólares mensuales -financiados con los impuestos al pueblo- (para sojuzgar al resto de la propia administración pública, al sistema educativo, de salud, de seguridad, y al conjunto de la sociedad), sacan los numerosos trolls o propagandistas en las redes para acosar a los discrepantes e intentar convencer a los despistados que Correa ha sido un gran presidente, ocultando que la Comisión Nacional Anticorrupción, de lo detectado hasta ahora, señala que el monto del dinero distraído o “evaporado” llega a los 35.695 millones de dólares (el equivalente a 1.065,5 veces los 33,5 millones del escándalo Odebrecht), según cálculo exhaustivo revelado en Guayaquil el miércoles 13 de diciembre del 2017, por parte de su coordinador Eco. Jorge Rodríguez Torres. (Ver El Universo, jueves 14 de diciembre del 2017, pág. 4.)

6. ¿Correa ha sido un “gran presidente”? ¡Para las multinacionales insuperable! ¡Jamás para el pueblo ecuatoriano! ¡Todo lo que era de nuestra Patria antes de su llegada al poder, ahora está en manos de las corporaciones extranjeras! ¡Ha sido el presidente más entreguista, más vendepatria, más atrasapueblo y más engañador que ha tenido la República en toda su historia! El petróleo, las minas de oro, de plata, de cobre, los puertos, la telefonía celular, las fábricas de cemento, las bombas de gasolina estatales, el Ingenio AZTRA (EQ2), han sido transferidos. Correa y su instrumento político globalizador (Alianza País) autorizaron mediante ley la entrega de todas las centrales hidroeléctricas, las telecomunicaciones, tierras rurales, TAME, la Flota Petrolera Ecuatoriana, el Banco del Pacífico, la CNT, que hasta podrían servir de garantía de pago de deuda pública, como en Grecia.

7. No es pernicioso para el país solamente Rafael Correa, lo es el correísmo fascista depredador del patrimonio social y nacional, concepción política represiva y destructora de las instituciones republicanas y organizaciones populares. Todas sus leyes fascistas deben ser derogadas y debe recuperarse todo el patrimonio social y nacional entregado a las multinacionales. ¡Ecuador no está en venta! ¡No se trata de pasar del fascismo con Correa al fascismo sin Correa! ¡Debemos prepararnos todos los ciudadanos para impulsar una Asamblea Nacional Constituyente que recupere la riqueza nacional y extirpe el fascismo privatizador a ultranza! Como enseña la historia: “¡Solo el pueblo salva al pueblo!”

¡LA PATRIA NI SE VENDE NI SE RINDE!
¡LA PATRIA CON EL ALMA SE DEFIENDE!
¡VIVA EL ECUADOR LIBRE Y ETERNO!

LA DESTRUCCIÓN DEL SISTEMA EDUCATIVO
Diego C. Delgado Jara

Rafael Correa desapareció, en forma programada, todos los normales formativos de maestros fiscales y de orientación patriótica para educar con espíritu nacional a la niñez ecuatoriana. Varias generaciones nos educamos con sus sistemas recreativos y eficaces para una enseñanza muy solvente. No obstante, con el “fascismo del siglo XXI”, los globalizadores del correísmo hicieron igual a lo consumado en otros países de América Latina y del mundo. En el año 2012 eliminaron todos los normales del país. El Juan Montalvo y el Manuela Cañizares de Quito. El Rita Lecumberri y el Leónidas García en Guayaquil. El Manuel de Jesús Calle y el Ricardo Márquez Tapia de Cuenca. El Eugenio Espejo de Manabí. El Zoila Ugarte de Landívar en El Oro, y demás normales del Ecuador. ¡Como centros formadores de maestros de la niñez ya no existen! ¡Los científicos del Silicon Valley exigen que a sus hijos los formen con estos métodos “tradicionales” que en nuestro país fueron desechados por un político destructor!

2. También suprimieron, en forma deliberada, la calidad de colegios experimentales, o de práctica y formación docente, del Manuel María Sánchez de Quito, Francisco Huerta Rendón de Guayaquil, Fray Vicente Solano de Cuenca, como también en otras provincias. Estos métodos no fueron exclusivos del Ecuador. En otros países, víctimas de estos procesos globalizadores, sucedió lo mismo. Por ejemplo, en los últimos años, en el caso de México, han pretendido desaparecer, incluso físicamente, de manera progresiva, los centros de formación de maestros de cada uno de los Estados. El turno estaba ahora en Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero. En este último mataron a los 43 normalistas de Ayotzinapa. La desaparición de los normales con concepciones patrióticas es parte fundamental de la política mundial de la globalización, para la que requieren jóvenes sin convicciones patrióticas ni cariño para su país, para que nadie la defienda ante su destrucción programada.

EL FASCISMO DEL SIGLO XXI

En “El Archivo Hitler”, de Patrick Delaforce, se recuerda que en los cinco primeros años del gobierno de Hitler, se despidió, como depuración ideológica, a cerca de 3.000 profesores e instructores en las universidades (…) la cuarta parte del total. La inscripción en la universidad –por cupos- se redujo en seis años de 127.920 a 58.325 alumnos. En los institutos de tecnología el número de científicos, ingenieros y técnicos cayó de 20.474 a 9.554. “La universidad de Berlín con el nuevo rector pronto establecería cinco nuevos cursos de ciencia racial.” (Págs. 113-114).

Para la subordinación absoluta de las universidades, el nazismo se apoderó de las mismas con leyes del Reichstag (parlamento) elegido con fraude y mayoría nazi el 5 de marzo de 1933, así redujo de manera ostensible los cupos de acceso, en forma planificada, y dictó los contenidos de la enseñanza. Uno de los soportes básicos para la dominación social de largo alcance en la el Tercer Reich fue asaltar y acomodar a sus intereses los contenidos de la enseñanza, aspecto medular para un sistema educativo domesticador. Idéntico a lo que hizo el “fascismo del siglo XXI” con Correa. (200 palabras.)

MÉTODOS DE CONTROL IDEOLÓGICO DEL NAZISMO

En cuanto al control policial de los contenidos de la enseñanza universitaria en Ecuador vale recordar las aspiraciones del nazismo en este aspecto, cuando pregonaba hacerlos “con nuevo espíritu” y donde “la designación de los profesores debe hacerse con la mayor cautela y dependerán en todo del gobierno, serán preparados en forma minuciosa y ejercerán sus tareas ciñéndose estrictamente a los programas, de los cuales no podrán apartarse un ápice”. (“Nazismo y Neofascismo”, de Mauro Narváez Soto, Universidad de Cuenca, 1994, página 192.) ¿No son estos los sílabos?

Correa y su grupo globalizador en la sombra (que está intacto) violaba así el Art. 29 de la Constitución que reza: “El Estado garantizará la libertad de enseñanza y la libertad de cátedra en la educación superior.” ¡Estas políticas de la globalización en el campo educativo, impulsadas por Correa produjeron una regresión calamitosa y silenciadora de la Universidad ecuatoriana como no lo hicieron ni las dictaduras más oscurantistas!

¿Cuántos miles de profesores universitarios dejaron las cátedras de modo forzoso para permitir incorporar a los profesores allegados al Gobierno del “fascismo del siglo XXI”?

¡Los jóvenes menores de 29 años y mayores de 18 años que están fuera de las universidades, a pesar de haber intentado ingresar en ellas, llegan al millón nueve mil personas que en forma probable jamás serán profesionales y formarán parte de la generación decapitada por el fascismo del siglo XXI encabezado por Rafael Correa!

¿Es ético tomar exámenes para los que nunca se preparó a los estudiantes? ¡Los que roban, matan o violan pueden apelar la decisión de un juez, menos los bachilleres ecuatorianos con sus exámenes de admisión a las universidades! ¡Que nadie se rinda hasta recuperar los derechos! ¿Cómo puede entenderse que llegó Correa al poder y, en forma supuesta, se aparagaron las neuronas de los jóvenes ecuatorianos? ¡Castiguemos al verdugo en las urnas!

¡LA PATRIA NI SE VENDE NI SE RINDE!
¡LA PATRIA CON EL ALMA SE DEFIENDE!