CONTRA LA AMENAZA DE INTERVENCIÓN MILITAR ESTADOUNIDENSE EN VENEZUELA, EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA 



ESTADOS UNIDOS HA AVASALLADO LA SOBERANÍA DE LOS PAÍSES DE AMÉRICA LATINA 



Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO)

Desde 1823, Estados Unidos ha intervenido, invadido, ocupado, vulnerado y avasallado la soberanía de casi todos los países de América Latina y el Caribe. Lo ha hecho mediante decenas y decenas de operaciones militares directas o de operaciones de inteligencia, con la complicidad de grupos de poder local, la derecha y la ultra derecha de nuestros países, que han provocado golpes de Estado, el derrumbe de gobiernos constitucionales y una permanente fragilidad democrática en una región que ha sido tratada siempre como el patio trasero de un imperio prepotente y autoritario.

Es incalculable el número de muertos civiles que han generado las ocupaciones y las intervenciones militares de Estados Unidos en la región. También, son incalculables las pérdidas económicas y las décadas de atraso que hemos debido soportar, como consecuencia de la aplicación de una doctrina de seguridad continental cuya barbarie no tiene otro fundamento que la prepotencia de las armas.

Ninguna región del mundo, durante los últimos 200 años, sufrió tanto el acoso de un imperio como América Latina por parte de los Estados Unidos. Este país estuvo por detrás de algunos de los más recientes golpes de Estado que vivió la región, en Honduras, en Paraguay y, recientemente, en Brasil.

Hace algunos pocos días, Donald Trump ha sorprendido al mundo con una nueva amenaza de intervención militar en nuestra región. La víctima de semejante atropello ha sido esta vez la República Bolivariana de Venezuela. Las expresiones de Trump están lejos de ser un exabrupto. Encuentran eco y estimulo en ciertos sectores de la oposición nacional al gobierno. Siempre que los Estados Unidos actuaron contra una nación latinoamericana, contaron con aliados locales que se beneficiaron política y económicamente con la invasión imperial. No está siendo diferente ahora, aunque este nuevo ataque ha sido rechazado, inclusive, hasta por algunos activos opositores venezolanos, así como por casi todos los gobiernos latinoamericanos.

CLACSO expresa su más enérgico repudio a estas declaraciones. Creemos que cualquiera sea la posición que cada uno tenga sobre la crisis política que vive Venezuela, debemos unirnos sin distinciones para expresar nuestro firme rechazo a la violación de la soberanía de cualquier país latinoamericano y caribeño.

Consideramos que sólo los venezolanos y las venezolanas podrán superar, mediante el diálogo y la deliberación democrática, la grave coyuntura que enfrenta el país. Como lo hemos hecho en diversas oportunidades, nos manifestamos a favor de la paz, contra toda forma de violencia y por el irreductible derecho de Venezuela y del pueblo venezolano a resolver su crisis, consolidando y fortaleciendo la democracia en el país.

Ha llegado la hora de ponerle un fin definitivo a la injerencia estadounidense en nuestros asuntos internos. Ha llegado la hora de ponerle fin a las violentas, autoritarias e imperiales operaciones militares estadounidenses en nuestro continente. Ha llegado la hora de afirmar de manera colectiva y sin eufemismos el más pleno derecho a la autodeterminación y a la soberanía de nuestros países. Debemos seguir denunciando que actitudes como las del presidente estadounidense, Donald Trump, son las puerta de entrada al fascismo, a los regímenes dictatoriales y a la imposición de un permanente estado de excepción en nuestra región.
Comité Directivo
Secretaría Ejecutiva
CLACSO

PLANEAN ASESINAR A NICOLÁS MADURO
Wilder Sánchez
El imperialismo y la derecha venezolana recurrieron, además de la guerra económica, a violentas barricadas, quema de edificios públicos y crímenes espantosos (como rociar con gasolina y quemar vivas a 29 personas, 9 de las cuales murieron), tratando de impedir las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente. Las elecciones se realizaron en la fecha prevista con una alta participación popular y la ANC se instaló el 4 de agosto; desde entonces, la violencia cesó. El 12 de agosto la ANC aprobó por unanimidad reprogramar para el 15 de octubre del año en curso las elecciones regionales, en las que se deben elegir a los Gobernadores de los 23 Estados de Venezuela. La derecha y la ultraderecha, agrupadas en su frente político Mesa de la Unidad Democrática (MUD) acordaron participar, dando un giro de 180 grados con respecto a su actitud frente a la Asamblea Nacional Constituyente, de la que se auto-excluyeron porque se jugaron el todo por el todo para derrocar al régimen de Maduro. Entonces, si es que hay una dictadura, ¿por qué ahora participan?; ¿esto significa que el imperialismo, la derecha y la ultraderecha ya renunciaron a sus planes sediciosos?; ¿es cierto que Donald Trump se ha rendido, como afirmó Evo Morales recientemente?
Léase en su integridad el siguiente artículo de José Vicente Rangel sobre los planes para asesinar al presidente Nicolás Maduro. Después, un artículo de Alí Rodríguez Araque. Donald Trump convocó a cinco presidentes títeres (entre ellos Kuczynski) a un conciliábulo para urdir nuevos planes contra la República Bolivariana de Venezuela.
TRUMP DICE QUE SU GOBIERNO ESTÁ "PREPARADO" PARA MÁS MEDIDAS CONTRA MADURO
Al inicio de una reunión con varios mandatarios latinoamericanos para tratar la crisis venezolana, el presidente de Estados Unidos calificó de “inaceptable” la situación del país.
EL UNIVERSAL http://www.eluniversal.com/noticias/politica/trump-dice-que-gobierno-esta-preparado-para-mas-medidas-contra-maduro_670635

Sacar a Nicolás Maduro de Miraflores como sea
Poderosos factores que operan, tanto al interior de Venezuela como en el exterior, se han trazado como meta sacar a Nicolás Maduro de Miraflores como sea.
Reaccionaron con insólita agresividad cuando fue electo hace más de cuatro años por el pueblo venezolano, y durante el tiempo que ha ejercido la presidencia no han descansado un solo día en ese empeño. Se puede afirmar –sin riesgo de equivocación– que es el mandatario de nuestra historia más acosado y ofendido, y el blanco obsesivo del ataque a Venezuela.
Pero lo cierto es que hasta ahora sus enemigos han fallado en las acciones emprendidas. Maduro ha logrado con astucia, coraje, y un acertado manejo de la información de inteligencia, abortar numerosos intentos: golpes blandos y duros, guarimbas, maniobras para socavar la lealtad de los militares, ataques al sistema financiero, guerra económica, planes desestabilizadores urdidos en laboratorios especializados de los organismos de seguridad de EE.UU. Se ha plantado con decisión frente a las amenazas, abiertas o encubiertas, y lo ha hecho sin concesiones, sin alterar lo sustancial de su política y sin buscar refugio en acuerdos indignos con los adversarios.
Hasta ahora todos los planes para defenestrar a Maduro han fracasado. Siempre los enemigos fijaron plazos para su caída: un día, una semana, un mes, un año, sin que las sombrías predicciones se cumplieran. Pero como no se dio lo ofrecido crece la desesperación entre sus oponentes. ¿Qué opción queda? Para opositores sin escrúpulos, capaces de apelar a cualquier recurso para plasmar sus objetivos, como lo demostraron con la violencia de la etapa guarimbera, cuando atacaron centros de salud, liceos, maternales, estaciones del Metro; al igual que terribles expresiones de salvajismo como colocar cuerdas de acero en vías públicas para degollar motociclistas o prender fuego a seres humanos (29 en total, de los cuales fallecieron 9 y el resto afectado con graves lesiones), tan solo queda intentar el magnicidio. En determinados momentos lo intentaron sin éxito y la denuncia fue banalizada por el complejo mediático que controlan.
Ahora la situación tiene otras características. El imperio y la derecha del país están conscientes –sobre todo después del 30J– que Maduro se ha fortalecido, que la oposición se ha debilitado, y que las prácticas desestabilizadoras empleadas son ineficaces. La orientación que los aventureros pretenden imprimirle ahora al desenlace simplificaría la acción y el método. Va directo al objetivo, que no es otro que la eliminación física de Maduro. Corren rumores. Se sabe de la evaluación que los conjurados hacen tomando en cuenta el tiempo electoral que se inicia y que remata con los comicios regionales de octubre. Además, hay datos que no han trascendido suficientemente, de los que solo existe una fugaz referencia, entre otros, lo sucedido en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES), con motivo del acto académico del lunes 21 de agosto, cuando la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) descubrió, en una dependencia cerrada, un conjunto de armas, granadas, pistolas y hay detenidos. La ceremonia la presidiría Maduro, y, por razones obvias, se suspendió su asistencia. Conclusión: De que vuelan, vuelan, dice el refrán. Sobre todo cuando la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en documento oficial, le declaró la guerra al gobierno nacional al apoyar las medidas contra Venezuela del presidente Donald Trump y atacar a Maduro Y por si fuera poco, alguien muy conectado a la conspiración en el país, el inefable expresidente mexicano Vicente Fox, declaró –empleando un lenguaje mafioso, propio de los capos de la droga– que “Maduro saldrá de la presidencia con las patas p´adelante en una caja de madera”
LABERINTO
*LA SITUACIÓN de la MUD se complica para las elecciones regionales de octubre. En Venezuela nunca un movimiento político compareció a un evento comicial en condiciones tan precarias. Por una parte, carcomido por la división. Cada dirigente coloca por delante sus aspiraciones personales, sacrificando la posibilidad de acuerdos que garanticen la icónica unidad que proclaman como única manera de derrotar al chavismo. Ni consensos ni primarias resuelven un problema que es estructural...
*EL DESACUERDO impera porque no hay factores cohesionadores. Al contrario, se impone la lucha a cuchillo. No hay programa. No hay proyecto de país. Ni siquiera para los problemas más elementales. No hay política. Lo cual lleva confusión a las bases. El pueblo opositor, de a pie, está cada día más decepcionado. Lo vemos a diario, ante cada hecho que sucede. Ante cada situación en la que hay que fijar posición…
*EJEMPLO: la injerencia del Gobierno de EE.UU. en los asuntos internos del país, que ya no es simple amenaza sino hecho consumado que golpea la soberanía nacional. La reacción del cogollo opositor es de apoyo a las sanciones decretadas por Trump, actitud de la cual discrepa la mayoria del país. El pueblo opositor no puede entender que sus líderes solidaricen con el gobierno yanqui en una posición que, incluso, concibe la invasión militar de Venezuela, y le den la espalda a la posición del gobierno de defensa de la nación…
*EN EL fondo se trata de una subestimación por parte de los dirigentes del sentir nacional. Desprecio a la ciudadanía, producto de los nexos oscuros entre esos dirigentes y el Gobierno de EE.UU. Siniestra relación que el común ubica en lo que califica como “traición a la patria”, algo repudiado por un pueblo patriota, educado en una teoría y una praxis libertaria, de defensa de los valores patrios y en el culto a los forjadores de una nación, para la cual esta actitud es motivo de orgullo y pone en evidencia la increíble torpeza, sumada a la desnacionalización, de los voceros de la oposición…
*IGUAL SUCEDE con la burla con que los dirigentes opositores asumieron el operativo cívico-militar del 26 y 27 de agosto. Demostración de civismo, de democracia, de cultura política, que demuele el muro de prejuicios que existía entre el pueblo y la institución armada. Ver a los ciudadanos compartiendo con los uniformados, alegremente, el manejo de equipos y armamento, constituye la mejor demostración de lo que Venezuela ha avanzado. Claro está que esta demostración no es del agrado de los que conservan una visión anacrónica de la realidad; que se niegan a aceptar que ésta cambió, y que podría llevarlos a reflexionar sobre ese encuentro del pueblo concreto –y no una abstracción– y la Fuerza Armada que vuelve a su identidad de origen, de “pueblo armado que puede”, de estirpe genuinamente bolivariana. Pero ese esfuerzo para recapacitar no está en capacidad de adelantarlo un liderazgo que está en otra cosa…
*POR EJEMPLO, el vergonzoso comunicado de la MUD que apoya a Trump y condena a Maduro. Es decir, colocándose al lado del injerencista presidente norteamericano y repudiando al presidente venezolano que defiende los intereses nacionales…
*VIDKUN QUISLING fue un dirigente político noruego que colaboró con el ocupante nazi y pasó a la historia como símbolo de traición. ¿Lo saben los firmantes del documento de la MUD que hacen causa común con el agresor Trump y traicionan a su país? Seguramente lo ignoran, o, simplemente, desde su proverbial arrogancia, no les importa. No obstante, el episodio sirve para desenmascarar, definitivamente, que la oposición en Venezuela es la antipatria.
Escrito por José Vicente Rangel
HISPANTV: http://www.hispantv.com/noticias/opinion/353719/nicolas-maduro-salida-poder-oposicion
LA ÚLTIMA OBSESIÓN DE TRUMP
Por: Alí Rodríguez Araque
El ultra millonario Donald Trump, convertido en presidente de la más poderosa fuerza de destrucción que ha conocido la humanidad en toda su historia, ha decretado medidas adicionales contra Venezuela. Ha dicho que “…con el propósito de tomar medidas adicionales a la emergencia nacional declarada mediante la Orden Ejecutiva No. 13692, del 8 de marzo de 2015…”, aplica nuevas sanciones económicas y financieras contra la República Bolivariana de Venezuela. Ya el Decreto Ley de Obama, había establecido un rosario de sanciones, ahora ratificadas y ampliadas.
¿Cuál ha sido el desencadenante? El desencadenante ha sido el acto soberano que, conforme a la Constitución Bolivariana de Venezuela para elegir una Asamblea Nacional Constituyente, hiciera el Presidente Nicolás Maduro. Acto que el señor Trump, ahora pretendido dictador planetario, había prohibido bajo amenaza de castigar la desobediencia. La “desobediencia” de Maduro, ha traído nuevos castigos a nuestro pueblo.
Estas nuevas acciones imperiales, cuestión aparte de que representan una muy grosera violación de toda norma legal internacional, nos lleva a pensar en aquella imagen que describía Mao Tsetung: “Un gigante que levanta una inmensa roca para para dejarla caer sobre sus propios pies”. Su propósito es aplastar la voluntad de resistencia anti-imperialista de nuestro pueblo e imponer su propia voluntad imperial. Ignora la larga lucha librada por nuestros pueblos contra otro muy poderosos imperio durante el siglo diecinueve. Ignora la propia experiencia de su mismo pueblo librada contra el imperio inglés. Y también se olvidó de Vietnam. Ignorancia y amnesia son muy malas compañeras pues los errores, cuando se repiten, multiplican los efectos de los que ya se cometieron en el pasado.
Las invasiones tienen siempre como motivación introductoria, un enjambre de mentiras que casi resultan infantiles. Pero no son de extrañar pues forman parte de una especie de ritual de auto convicción cada vez que van a realizar un crimen. Así ocurrió con la destrucción de una nación próspera como Irak que, según ellos, había acumulado “armas de destrucción masiva”. De mismo modo ocurrió con Libia que disfrutaba del más alto índice de vida en África. En este caso, hicieron un montaje simulando una masacre en la Plaza Verde de Trípoli, para proceder a destruir Libia y matar a su presidente. Así ocurrió con el conocido “Incidente del Golfo de Tonkín” con el cual quisieron justificar la invasión de lo que entonces se conocía como Vietnam del Norte.
Contra Venezuela Trump ha desplegado una panoplia de medidas financieras y económicas queriendo matarla por asfixia. Pero el mundo ha cambiado. Esto también lo ignora el Gran Dictador Planetario. Venezuela ha diversificado, tanto su mercado petrolero como sus fuentes de abastecimiento. Estados Unidos sigue siendo un mercado muy importante. Por supuesto que las medidas provocarán algunas dificultades. Pero no tantas ni tan agudas como las que enfrentó Cuba durante el Periodo Especial.
La lúcida conducción de Fidel y la voluntad del pueblo cubano, fueron la clave para vencer. La Venezuela Bolivariana y Chavista, seguirá guiándose por la consigna de su héroe José Félix Ribas antes de la Batalla de La Victoria el 12 de febrero de 1814: “No podemos optar entre vencer o morir, necesario es vencer”. Y, una vez más ¡Venezuela vencerá!
CUBADEBATE: http://www.cubadebate.cu/opinion/2017/08/29/la-ultima-obsesion-de-trump/#.WaWrGaNSDIU