FARISEOS HIPÓCRITAS 



SUPUESTA CRISIS HUMANITARIA E INTERVENCIÓN MILITAR DEL IMPERIO EN VENEZUELA  



Por: Francisco Marín
"La mejor manera de decir, es hacer"
José Martí
Tal vez pocas frases retraten mejor la vesania de los charlatanes que desde algunos países de nuestra América se dan a la tarea de sermonear sobre el carácter del gobierno Bolivariano, mientras guardan infame silencio sobre los padecimientos de sus pueblos sometidos al garrote vil de sus propias oligarquías, como esta: "Fariseos hipócritas que limpian la copa por fuera dejándola sucia por dentro". Les calza a la perfección.
¿Cómo es que, por ejemplo, desde Colombia o Argentina, gente que se presume de izquierda y hace alardes de rigor "critico", cuando no de "suma sabiduría", nunca nos ofrecen una crítica implacable de la sociedad burguesa en la que viven, de sus lacras, de sus clases dominantes, pero también de las potencialidades revolucionarias que en ella se gestan al calor de la lucha de las masas expoliadas? ¿No sucede nada en tales países digno de tal esfuerzo? ¿Cómo es que, entonces, chillan sus "cuestionamientos" contra un gobierno que se bate a muerte contra las fuerzas coaligadas de las Oligarquías de la región capitaneadas desde la Casa Blanca, al tiempo que osan prescribirle recetas a una Revolución asediada, mientras el silencio reina en torno a la realidad de Colombia y Argentina, por ejemplo?
El problema con estos "actores de reparto", no ya de la política venezolana sino latinoamericana y Caribeña, no es que escriban sobre lo que sucede en Venezuela y que, a la luz de sus convicciones, adelanten tal o cual opinión o criterio. El problema es que pierdan de vista –como han perdido ya desde hace un buen tiempo – que juzgar sobre una revolución y las fuerzas que la protagonizan comporta la obligación de hablar a partir de la realidad en la que se vive, fuente inagotable de la fuerza de sus argumentos, porque la Revolución venezolana (tal como sucedió hace 200 años), aunque se nos presente como un problema Nacional por su forma, es profundamente continental por su contenido. No por acaso, el Comandante Chávez llamó a la Colombia bajo dominio Oligárquico, "el Israel de América" y "el Ayacucho del siglo XXI".
Cuánto necesitan las masas oprimidas del pueblo Colombiano que el mundo sepa con detalles el día a día de terror y asfixia a que les somete la gran burguesía Bogotana aliada al gansterismo terrateniente encabezado por Álvaro Uribe. Como en Méjico, Colombia se hunde en el lodazal de la putrefacción en el que se halla la sociedad burguesa. Súmense los charlatanes a los hombres y mujeres que en Colombia se esfuerzan por denunciar eso ante el mundo, incluso a riesgo de sus propias vidas, y le estarán brindando un inestimable servicio a la Paz y a la dignidad de los pueblos. Es tarea, por supuesto, de hombres y mujeres de bien, no de cobardes que temen arriesgar el pellejo y por eso miran hacia afuera.
Lo propio debe decirse respecto de los fariseos argentinos y sus diletancias seudorevolucionarias: ¡no se esfuercen por dar "consejos" sobre Venezuela a través de un empeño que solo alimenta confusión! ¡sumen sus esfuerzos al de los revolucionarios argentinos que, sin mayor ruido pero con heroica constancia, luchan contra la campaña de mentiras con la cual la gran burguesía porteña pretende (a través de sus medios de propaganda) mantener engañado y confundido al pueblo argentino para alejarlo de la Revolución!
En América hay una Revolución en ciernes y en Venezuela está su epicentro. Y junto a Cuba convoca a los pueblos a levantarse en una "marcha de gigante" que no debe parar jamás. Al frente, las viejas metrópolis coloniales, centros de una Capitalismo mundial cada vez más descompuesto, acechando como fieras aterradas.
¡Venceremos!
APORREA: https://www.aporrea.org/ideologia/a250412.html

SUPUESTA CRISIS HUMANITARIA E INTERVENCIÓN MILITAR DEL IMPERIO EN VENEZUELA
Carlos E. Lippo
Desde finales del siglo pasado y a todo lo largo del presente, la pretendida prestación de asistencia humanitaria ante crisis generadas por fenómenos naturales o de cualquier otra índole, así como la supuesta prevención de las mismas, ha sido al parecer la excusa predilecta de los EE.UU para tratar de justificar la incursión de sus tropas en el territorio de una cantidad importante de países soberanos a todo lo largo y ancho del planeta. Pruebas de ello, en el caso de Nuestra América, lo constituyen la invasión de Haití, en el 2010 y la frustrada incursión en Venezuela en diciembre de 1999.

En el caso de la invasión de Haití ejecutada en enero de 2010, que vino a ser la cuarta de las perpetradas por el imperio en ese país en menos de un siglo, ya que antes lo había invadido en los años 1915, 1994 y 2004, justificada por la necesidad de prestar “ayuda humanitaria” en ocasión del terremoto acaecido días antes, es necesario registrar como agravantes los siguientes hechos: que un reporte preparado por la Flota Rusa del Norte indicó en su momento que el terrible sismo que devastó a Haití fue el claro resultado de una prueba realizada por la Marina Estadounidense con una de sus “armas generadoras de terremotos” (el proyecto HAARP); que la asistencia humanitaria prestada por las tropas del imperio ha sido casi inexistente, ya que este país sólo ha logrado sobrevivir dignamente gracias al esfuerzo de su estoico pueblo, a la asistencia médica prestada por Cuba y Venezuela, y a su oportuna afiliación al proyecto Petrocaribe, ideado e implantado por el Comandante Chávez; y finalmente, que la malhadada ocupación imperial habrá de mantenerse, por medio de la infausta MINUSTAH, al menos hasta octubre del presente año.

En el caso de la frustrada invasión a Venezuela intentada en ocasión de la crisis generada por el deslave de la cadena montañosa del Guaraira Repano, que modificase de manera irreversible toda la topografía del estado Vargas, a causa de las extremadamente intensas lluvias caídas en la región el 15 de diciembre de 1999, día en el que se celebraba el referendo de aprobación de la nueva Constitución Nacional, es necesario y conveniente resaltar que la misma, que fue iniciada con base en la “invitación” inconsulta de un egresado de la Escuela de Las Américas, el general Raúl Salazar, quien fungía de ministro de la defensa del Comandante Chávez, fue oportunamente detenida por éste, en medio de las quejas y lamentos de la contrarrevolución de la época, que es la misma que en la actualidad sigue pidiendo a gritos la intervención. También considero oportuno señalar que aunque el deslave del Guaraira Repano parece ser un fenómeno natural cíclico, con una frecuencia de ocurrencia de más o menos 50 años, éste de 1999 es el más intenso del que se tenga registro y que la celeridad demostrada por la armada norteamericana para asistir en “nuestro auxilio”, da pie para pensar que pudo ser también un evento climático provocado por el HAARP.

Esta propensión del imperio a utilizar la excusa de la prestación de “ayuda humanitaria”, para tratar justificar sus futuras incursiones armadas en nuestra región también se pone de manifiesto por ser ésta, junto a un supuesto apoyo logístico para investigaciones científicas y tecnológicas, la casi única función declarada de las más recientes bases militares de cuya construcción se tiene conocimiento; tal es el caso de:

• Una base militar actualmente en construcción en el Perú, departamento de Amazonas, prevista para ser terminada en agosto de 2018, bautizada con el eufemístico nombre de “Centro de Operaciones de Emergencia Regional” (COER) de Amazonas, en la que según información proveniente del gobierno cipayo de dicho país se dispondrá de un “almacén de ayuda humanitaria” de 1.000 m2, junto a las instalaciones militares propiamente operativas (2).

• Una base cuyas instalaciones preliminares se están construyendo en la ciudad brasileña de Tabatinga, en el estado Amazonas, que haciendo frontera con Leticia (Colombia) y Santa Rosa (Perú), dista unos 700 km. de la frontera de Brasil con Venezuela, en ocasión de la ejecución de las maniobras conjuntas denominadas AmazonLog, a celebrarse entre el 6 y el 13 de noviembre próximos, con la participación de las fuerzas armadas de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú, Uruguay, Estados Unidos y Canadá (3).

• Dos bases autorizadas en la Argentina por el gobierno de Macri, a ser construidas en la triple frontera ( Argentina, Brasil y Paraguay), en las inmediaciones del acuífero Guaraní y en la ciudad Ushuaia, capital de la provincia Tierra del Fuego, cuyos límites provinciales se extienden hasta la Antártida, la mayor reserva de agua dulce congelada en el mundo (4).

No obstante, lo anteriormente dicho no significa en modo alguno que el imperio haya desechado aquellas argumentaciones falaces tales como: la necesidad de proteger la vida y los bienes de sus nacionales; la necesidad de garantizar su seguridad interior; la necesidad de promover los derechos humanos, así como la defensa contra el comunismo, el terrorismo, el narcotráfico y la delincuencia organizada, que en su momento le han permitido “justificar” más de medio centenar de intervenciones armadas, directas o encubiertas, en nuestros países, desde que en 1846 invadieran a Méjico por vez primera (5); excusas que le permitido además el establecimiento de bases militares de variadas dimensiones y usos, a todo lo largo y ancho de nuestra región, que según Atilio Borón, reconocido politólogo de origen argentino y amigo comprobado de la revolución bolivariana, llegarían ya a las 80 (6).

Entrando ya en materia sobre las probabilidades de una intervención militar gringa en Venezuela basada en razones de carácter humanitario, es necesario decir que en fecha ya tan lejana como el 22 de octubre de 2015, el general John Kelly, a la sazón comandante en jefe del Comando Sur, declaró a CNN lo siguiente: “… lo que me mantiene despierto en la noche con respecto a Venezuela es que si hay alguna crisis humanitaria importante, es decir, un colapso de la economía al punto de que necesiten desesperadamente alimentos y medicamentos, entonces podríamos reaccionar a eso. Y lo haríamos”, para agregar a continuación: “Sólo si se nos pidiera desde organismos como la ONU y la OEA” (7).

Siendo necesario recordar que en apoyo a este planteamiento de Kelly, una de las primeras acciones de la Asamblea Nacional de mayoría contrarrevolucionaria electa en diciembre de 2015, fue la declaratoria de una supuesta “crisis humanitaria en el sector salud”, hecha en la sesión del martes 26 de enero, alegando la escasez de medicinas e insumos sanitarios que sus propios partidarios habían inducido (8). Y es que la supuesta crisis humanitaria en Venezuela, negada de plano por la FAO en diferentes oportunidades, falsamente apoyada en la natural escasez de insumos importados derivada de las acciones de la guerra de cuarta generación en sus variantes diplomática, económica y financiera, que nos vienen aplicando, viene siendo materia de cuanta reunión ha propiciado el imperio en organismos multinacionales (ONU, OEA y MERCOSUR) en contra de nuestro país, así como en cuanta audiencia ha sido dada por las máximas autoridades de los gobiernos cipayos del mundo a los vendepatria voceros de la contra local.

La inminencia de una intervención militar propiciada por el imperio y el hecho de que ésta habría de tener como excusa la “asistencia humanitaria”, es puesta nuevamente en evidencia por unas amenazantes declaraciones del presidente Trump, proferidas el día de ayer, luego de reunirse con su secretario de Estado, Rex Tillerson; su asesor de seguridad nacional, H.R. Mc Master; y su embajadora ante la ONU, Nikki Haley (9), según las cuales, a juicio suyo, “La gente (en Venezuela) está sufriendo y muriendo”, y que para intentar solucionar tal crisis “… tenemos muchas opciones, incluyendo una posible opción militar, en caso de ser necesario”.

La circunstancia de no haber logrado un pronunciamiento favorable a la invasión, ni en la ONU, ni en la OEA, por más que lo han intentado en diferentes oportunidades, aunada al hecho de que desde hace algún tiempo ha optado por querer compartir los costos financieros y políticos, determina que el imperio no asuma en solitario la invasión, sino que lo haga con el concurso de algunos de sus países aliados en la región, como aquellos que bajo sus órdenes se reunieron en Lima, Perú, hace algunos días, bajo la vergonzosa supervisión de Canadá, esto es: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá y Paraguay, para aprobar una extremadamente injerencista y vergonzante declaración en contra de nuestro gobierno. La participación de las fuerzas armadas de la gran mayoría de estos países en las maniobras militares conjuntas denominadas AmazonLog, a celebrarse en Tabatinga, Brasil, del 06 al 13 de noviembre de 2017, hace de dicha cita una ocasión ideal para intentar satisfacer esta profecía auto realizada del imperio.

Debo decir para finalizar, que más les valdría no intentarlo, pues tengo la más absoluta convicción de que habremos de derrotarlos con base en el desempeño de nuestra poderosísima unión cívico militar y el apoyo de las potencias amigas.

¡La actual coyuntura nos ha permitido demostrar nuevamente que somos un pueblo de paz, pero si se atreven a venir por nosotros no tendremos más remedio que propinarles su segunda derrota militar en América!

VENEZUELA: UBICAN HELIPUERTOS COMO POSIBLES PUNTOS DE DESEMBARCO DE PERSONAL PARA LA OPERACIÓN DAVID
Investigadores identificaron 'helipuntos' que podrían utilizarse para el desembarco de personal empleado en los planes de ataque al palacio de gobierno venezolano.
Christian Veron / Reuters
Investigadores policiales venezolanos que realizan pesquisas sobre la neutralizada Operación David informaron que ubicaron varias zonas para el aterrizaje de helicópteros en urbanizaciones de Caracas donde las células violentas de la llamada 'resistencia' realizan sus mayores operaciones.
Además de dibujos de diamantes y estrellas de David, el Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) identificó dos zonas dispuestas como helipuertos y que servirían de soporte a la misma operación de asalto al palacio de gobierno.
Ubicaciones
El primero de los supuestos helipuertos fue marcado sobre el pavimento de la autopista Prados del Este (municipio Sucre), una de las vías de transporte más importantes en el este del área metropolitana de Caracas, y frente a la urbanización Santa Fe, en el municipio Baruta.
El segundo de los 'helipuntos' se detectó en la calle principal de la urbanización Horizonte, al noreste de la ciudad.

Helipuertos marcados en ambos lados de la calle principal de la urbanización Horizonte al este de Caracas. / Ernesto J. Navarro
Utilización del 'helipunto'
Una fuente de la investigación explicó a RT que esos helipuertos "suponen puntos para el desembarco y extracción de personal o de abastecimiento relacionados con el asalto a Miraflores" (palacio de gobierno), aunque no se descarta su empleo para "otros eventos".
Asimismo, indicó que esas marcas fueron detectadas en zonas en las que la oposición política "tiene sus bastiones" y donde las protestas de los meses anteriores "fueron más violentas y con mayor nivel de organización".
Esa organización, que durante los más de 100 días de protestas violentas se denominaba 'la resistencia', se compone de células entrenadas y en las que se cuentan civiles, expolicías y exmilitares que han reivindicado la Operación David, como es el caso del excomandante que dirigió el ataque al Fuerte Paramacay, precisa la fuente.
Las 'joyas'
En el caso de los dibujos de diamantes de los que RT dio cuenta en la nota titulada: 'Neutralizan la Operación David', los investigadores aseguraron que solamente habían sido ubicados en las adyacencias del Tribunal Supremo de Justicia y del palacio de gobierno.


Diamante pintado cerca del Tribunal Supremo de Justicia, uno similar se ubicó cerca de la televisora estatal. / Ernesto J. Navarro
Pero este jueves, una señal similar apareció pintada muy cerca de la sede de Venezolana de Televisión.
Esto parecería indicar que "el asalto a esos tres puntos sería algo así como la 'joya' de la corona", subraya la fuente.
Injerencia
Los investigadores del SEBIN analizan que la presencia de letras y símbolos hebreos sugiere la intervención de agencias extranjeras en la planificación de esa operación, aunque podría tratarse de una maniobra para encubrir otro evento mayor.
En ese sentido, la fuente que ofreció la información a RT no descarta que esos helipuertos pudieran tener relación con la amenaza militar que profirió Trump contra Venezuela.
La CIA y el Mosad
En ese contexto, al experto en temas de Medio Oriente, Basen Tajeldine, no le sorprende que una de las agencias que sugieren las fuentes de inteligencia "sea el Mosad", siglas con las que se conoce al Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales de Israel.
El especialista afirmó que es "mundialmente conocido que Israel siempre opera junto con Estados Unidos en las labores de inteligencia, contrainteligencia y operaciones terroristas".
Tajeldine agregó que "quien se ensucia las manos por Estados Unidos casi siempre es el Mosad".


¿A quién quiere complacer Trump con la amenaza militar contra Venezuela?
El analista explicó que detrás de esas huellas (los dibujos de estrellas de David y diamantes) "podría estar la mano de Israel", y que ese plan llamado David podría tratarse de "la planificación del hecho de conmoción que Estados Unidos necesita para justificar una invasión militar abierta, evento que sería utilizado para argumentar amenazas a su seguridad interna".
En ese sentido, Tajeldine estima que EE.UU. no podría justificar una intervención en Venezuela "sin antes haber logrado la desestabilización total del país. Y para ello no es descabellado que cuente con la mano del Mosad. No sería el primer país que padecería una operación similar".
La ruta
Por último, uno de los elementos más llamativos en el descubrimiento de la ruta marcada con estrellas de David y que conducía al Palacio de Miraflores, sostuvo la fuente, es el hecho de que se trata de vías que con frecuencia utilizan los altos funcionarios del gobierno e incluso es el trayecto de la caravana presidencial.

NEUTRALIZAN LA OPERACIÓN DAVID: ¿QUÉ SIGNIFICAN LAS ESTRELLAS Y LOS DIAMANTES DETECTADOS EN CARACAS?
Una fuente cercana a la investigación de inteligencia aseguró a RT que esos símbolos solo han sido detectados en la capital venezolana, sede de todos los poderes públicos.
FEDERICO PARRA / AFP
El Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) neutralizó un plan de asalto al palacio de Gobierno en Caracas, informó Madelein García, corresponsal de TeleSUR.
A través de su cuenta en Twitter, la periodista venezolana expuso detalles del plan bautizado como 'Operación David', que estaba previsto para ejecutarse en cuatro fases.
Ruta de ataque
El cuerpo de inteligencia precisó la existencia de "una ruta", marcada con "la estrella de David", símbolo por excelencia del judaísmo y que, según difundió García, "conducía al Palacio de Gobierno".
La mayor cantidad de esas estrellas fue detectada en las avenidas San Martín y Baralt, ambas cercanas a la oficina presidencial.
Cada símbolo, estiman los investigadores, podría responder a la posición de cada terrorista que actuaría en la operación. También podrían señalar depósitos de armas durante la maniobra, ya que las señales fueron colocadas en cajones metálicos del servicio eléctrico.
Marca de diamante
Una fuente relacionada con la investigación aseguró a RT que los servicios de inteligencia también detectaron otro tipo de marcas, "específicamente ubicadas en la avenida Baralt y en zonas muy próximas a Miraflores y al TSJ".
Se trata de unos diamantes, dibujados con pintura blanca y que, en opinión de la fuente, sugieren una señal "para la ubicación y la acción de mercenarios muy bien entrenados, que serían los encargados de las operaciones de asalto a esas dos instalaciones".

Diamante pintado sobre un quiosco de periódicos en la avenida Baralt, cercano al Tribunal Supremo de Justicia en Caracas, Venezuela. / Ernesto J. Navarro
Los diamantes fueron marcados en menor cantidad que las estrellas de David.
Precisó además que los funcionarios del SEBIN "no ubicaron esas marcas (estrellas de David y diamantes) en ningún otro estado de Venezuela", por lo que se fortalece la tesis de la planificación de "operaciones paramilitares contra la sede del poder Ejecutivo", asentado en Caracas, la capital del país.
Paso a paso
Las etapas que debía cumplir la neutralizada Operación David son las siguientes:
La primera fase fue el ataque aéreo contra el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ocurrido el pasado 28 de junio.
La segunda, el asalto terrestre al Fuerte Paramacay el 6 de agosto, cuyo objetivo fue el robo de armas de guerra que luego fueron recuperadas en un procedimiento que dio con la captura de los autores materiales del asalto.
El tercer paso de la Operación David suponía el rescate del general Raúl Baduel, exministro de Defensa condenado a casi ocho años de prisión por cargos de abuso de poder y corrupción.
En la fase de rescate a Baduel varios de los involucrados aparecen relacionados con el dirigente opositor Leopoldo López, condenado a prisión por los hechos violentos del año 2014.
Por último, un asalto al Palacio Presidencial, conocido como Miraflores, asegura la periodista.
Símbolos y letras
No son nuevos los hallazgos de simbología hebrea en la capital de Venezuela.
El 5 julio de 2017, RT publicó una nota relacionada con la aparición de "misteriosas letras" en las protestas (guarimbas) violentas que protagonizó el antichavismo.
Aquellas letras eran similares a las detectadas en conflictos políticos de países como Siria, Túnez y Libia y que "marcaron la presencia de agentes extranjeros" en esos territorios, aseguraron en esa ocasión los investigadores.
Vínculos
El SEBIN ha seguido la pista a esa cadena de eventos que componían la operación, por lo que estima que esos elementos apuntan a "un salto, una escalada en el plan de derrocar al Gobierno", explicó la fuente consultada por RT.
Los investigadores analizan que la presencia de letras y símbolos hebreos sugiere la intervención de agencias extranjeras en la planificación de esa operación, una maniobra que podría encubrir otro asalto más grande.
Por último, la fuente confirmó que las investigaciones de esta Operación David conducen al exalcalde David Smolansky.
Se trata de un dirigente del partido Voluntad Popular que se encuentra prófugo de la justicia luego que el TSJ ordenara su destitución y lo sentenciara a 15 meses de prisión el pasado 9 de agosto por negarse a emplear los recursos de los que dispone la Alcaldía (incluido un cuerpo de Policía Municipal) para evitar las barricadas y guarimbas en su municipio, como se lo había ordenado el máximo tribunal.
Ernesto J. Navarro


VENEZUELA INDOBLEGABLE
por Angel Guerra Cabrera
CUBADEBATE
Estados Unidos ha lanzado una feroz guerra no convencional contra los gobiernos revolucionarios y progresistas, y los movimientos populares de nuestra América. Añeja en la doctrina militar del Pentágono y también conocida como guerra de cuarta generación, se ha nutrido y desarrollado con recientes experiencias como las revoluciones de colores y la primavera árabe. El blanco principal del ataque es la Venezuela bolivariana, contra la que el imperio y los gobernantes de la región que le sirven, desatan su furia y frustración.
Luego de una ofensiva de meses para derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro, Trump declaró que no descarta la opción militar en Venezuela, en medio de bravatas contra Corea del Norte y de haber creado un gravísimo conflicto en el área. Gracias al rapto belicista del magnate, los gobiernos que lo acompañan en la aventura antivenezolana se han visto obligados a rechazar una salida militar y a reiterarlo durante la gira del vicepresidente Mike Pence por la región. Dirigida a cerrar el cerco contra la patria de Bolívar, Pence ha tenido que dedicarla en parte al control de daños luego de la alarma originada por la declaración de su jefe. Aunque con tres días de retraso, hasta los contrarrevolucionarios de la Mesa de la Unidad Democrática debieron barruntar una risible condena.
Maduro, buen conocedor de la prepotencia del imperio, replicó con firmeza y con una gigantesca marcha chavista por la paz y la medida de realizar un ejercicio cívico-militar armado en todas las zonas de defensa integral para los días 26 y 27 de julio. Venezuela tiene cientos de miles de combativos milicianos voluntarios, además de las bien entrenadas y armadas unidades regulares.
El chavismo ha derrotado en dos décadas, uno tras otro, todos los intentos de poner fin a su experiencia de transformación, liberación nacional y social e impulso a la unidad e integración latino-caribeña. Una de las más creativas y revolucionarias que ha habido en el mundo. La paz y la observancia de la democracia participativa y protagónica es parte fundamental de su filosofía. Votos sí, balas no, su consigna.
El más reciente esfuerzo desestabilizador de la derecha endógena está encuadrado en la operación Venezuela Freedom 2 del Comando Sur de las fuerzas armadas yanquis. Tras cuatro meses de violencia fascista, de prender fuego a 29 personas, de las que murieron nueve; de la obsesiva quema de hospitales y guarderías, almacenes de alimentos y medicinas, mobiliario público, oficinas gubernamentales y cientos de negocios privados, la derecha ha sufrido una gran derrota con las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente y los decretos que ésta emite. Al lograr más de 8 millones de votos, el chavismo estuvo muy cerca de alcanzar su más alta votación histórica y la oposición quedó desmoralizada.
Al extremo que, sin solución de continuidad, pasó de la violencia fascista y de afirmar que no dejaría las calles hasta la salida de Maduro, a inscribir a toda prisa 196 candidatos para las elecciones regionales.
La derecha es antidemocrática por naturaleza, pero en su estrategia apela principalmente al golpismo sin dejar el camino electoral. Si pierde en las urnas, grita fraude; pero si gana, se ensoberbece y trata por todos los medios de imponer su agenda neoliberal subordinada a Washington y al capital internacional.
……
--
Ricardo Ferré
ex Prof. de la Universidad de Lund, Suecia

________________________________________