ALLENDE FUE ASESINADO, PERO SE SUICIDÓ 



LOS FASCISTAS CHILENOS ASESINARONA ALLENDE  



Salvador Allende, Presidente de Chile fue asesinado el 11 de septiembre de 1973, por los militares golpistas que inauguraron en Chile, una de las más horrendas dictaduras de nuestra América Latina.

El periodista Esteban Bucat Oviedo, en extensa crónica que aparece íntegra en la edición No. 4 de la Revista SIEMPRE, sostenía que oficiales de la escuela de infantería acribillaron al presidente y luego montaron un show de suicidio. "El grupo del capitán Garrido logra llegar al segundo piso, al Salón Rojo. Allí encuentra a cinco civiles que disparan entre los escombros, entre el humo, el calor. Uno de los civiles es el Presidente Allende junto a cuatro miembros de su escolta personal, los GAP.

Llegan otros militares a apoyar al grupo del capitán Garrido, pues allí es el único lugar donde se combate.

Un militar de este grupo dispara sobre uno de los civiles, es el Presidente Allende. Pero no logra alcanzarlo. El capitán Garrido, que está tendido en el suelo protegiéndose de los impactos del Presidente y sus escoltas dispara en ráfaga e impacta al Presidente Allende".

Los militares golpistas con Pinochet a la cabeza, asesorados, dirigidos, patrocinados y financiados por Estados Unidos, las derechas chilenas y el fascismo internacional atacaron el Palacio de La Moneda en esa fatídica tarde de septiembre de 1973. Allende y sus leales colaboradores eran baleados y bombardeados. La defensa no podía ser más heroica pero no podía resistir tanto tiempo ante la formidable maquinaria de guerra desplegada por Pinochet y sus secuaces.

Entonces Salvador Allende se iba quedando solo. El fusil AK-47 que le regalara Fidel Castro estaba en sus manos.

Tal vez habrá pensado en su brillante trayectoria, en su fugaz mandato, en sus arraigadas ideas socialistas y su apego a la legalidad.

Tal vez habrá pensado en sus amigos y compañeros como Fidel y en sus enemigos, en el imperio y en las funestas consecuencias del cruento golpe de Estado.

Tal vez habrá pensado en la crueldad inhumana de los fascistas y en las humillaciones a las que le someterían, a la cárcel, al fusilamiento, al destierro. Tal vez seguiría pensando en las amplias alamedas de la libertad, en su familia, en el pueblo chileno… entonces, tal vez, decidiría apretar el gatillo y suicidarse.

Pero fueron los fascistas chilenos los que mataron a Salvador Allende.

Así como antes publicamos la crónica de su asesinato, hoy publicamos la declaración pública de la familia Allende Bussi.


Rodrigo Santillán Peralbo
Director de SIEMPRE

DECLARACIÓN PÚBLICA

Ante el resultado entregado en el Informe de “Exhumación y Análisis Multidisciplinario del Cadáver de Salvador Allende Gossens” realizado por el Servicio Médico Legal de Santiago y que forma parte de la Investigación que realiza el Ministro Mario Carroza, la Familia Allende Bussi declara lo siguiente:
1.- Establecer la verdad jurídica y científica sobre las circunstancias de la muerte del Presidente Salvador Allende es satisfacer una gran deuda que la justicia tenía con Chile. Lo que hoy han manifestado los peritos del Servicio Médico Legal y los expertos internacionales que participaron de este proceso coincide con lo que como familia sosteníamos: el Presidente Allende, el día 11 de Septiembre de 1973, ante las circunstancias extremas que vivió, tomó la decisión de quitarse la vida, antes de ser humillado o vivir cualquiera otra situación.
2.- Este proceso de investigación que lleva en curso el Ministro Mario Carroza debe continuar con la misma independencia, y el país debe saber la verdad de todo lo que ocurrió ese día 11 de septiembre. Sólo así podemos avanzar como país, estableciendo la verdad sobre estos hechos dolorosos.
3.- Esperamos y confiamos en que la información adjunta en el Informe emanado del Servicio Médico Legal sea cubierta y difundida con la que se promovieron hipótesis que no se ajustaban al desarrollo investigativo que hoy entrega esta relevante conclusión. Junto con la presente declaración, y en aras de contribuir a la información, entregamos los documentos que nos han llegado de manos del Juez Carroza, quien ha autorizado su difusión.
4.- Agradecemos las múltiples muestras de apoyo y solidaridad recibidas durante todo este tiempo, en especial en momentos que muchos cuestionaron nuestra voluntad como familia o se levantaron juicios que iban contra la dignidad de Salvador Allende o de sus colaboradores.
5.- Quisiéramos testimoniar el profundo cariño que el pueblo de Chile tiene por la figura del Presidente Allende, así como el reconocimiento mundial hacia su vida y su obra.
Familia Allende Bussi