HACIA UN MUNDO MULTIPOLAR EN MEDIO DE AMENAZAS DE GUERRA 



EL YUAN CHINO FRENTE AL DÓLAR ¿HACIA UN GOBIERNO GLOBAL? 



Por CEPRID
Wim Dierckxsens
La Haine
Cuando el Reino Unido perdería los derechos de libre migración por la UE, en tal caso se perderían unos 35 mil puestos de trabajo en el propio sistema financiero y con el efecto multiplicador que tendría la cifra se duplicaría. El rescate de Deutsche por Qatar y China bien podría costar el puesto al principal ejecutivo del banco el británico por nacimiento John Cryan. Él insistió que el banco no necesitaba buscar fondos frescos hecho que hubiese significado su colapso. En medio de las actuales elecciones no podemos descartar la introducción de la ley marcial en los propios EE.UU. Son diferentes los motivos para aplicar la ley marcial. El 24 de octubre de 2016 el gobierno de Bruselas informó a la Comisión Europea y al gobierno de Canadá que no podrá ratificar el tratado de libre comercio entre la UE y el gobierno de Canadá (CETA). El tratado con Canadá serviría como ensayo del polémico acuerdo con Estados Unidos (TTIP). Alemania, Francia, Rusia y Ucrania trataron en Berlín de desbloquear los conflictos que tienen lugar en Ucrania y Siria conflictos que impedían el desarrollo de Rusia y China cerrándoles las “rutas de la seda” y permitir que la UE se integre al proyecto. Con Gran Bretaña fuera de la Unión Europea, Francia y Alemania están liderando la iniciativa de fortalecer la capacidad europea de dirigir sus propias operaciones de seguridad, una amenaza para el lugar que actualmente la OTAN.
El Yuan chino frente al dólar, ¿hacia un gobierno global?
El 1 de octubre el Yuan chino ha sido incluido oficialmente en la canasta de los Derechos Especiales de Giro (DEG´s) del Fondo Monetario Internacional (FMI). Al mismo tiempo bonos denominados en Derechos Especiales de Giro (DEG´s) fueron introducidos. Es un hecho que los bonos en dólares del Tesoro tienden a ser vendidos en el exterior con cada vez mayor frecuencia. Las malas noticas vienen de los mayores compradores de bonos del tesoro estadounidense: los bancos centrales extranjeros. Los bancos centrales de China y Rusia, obviamente, pero también los de Japón, Arabia Saudita y Europa, todos están vendiendo en masa, a un ritmo histórico, los bonos del tesoro estadounidense que habían acumulado pacientemente a lo largo del tiempo. El comercio internacional se realiza cada vez menos exclusivamente en dólares y sobre todo en el mercado de energía fósil (LEAP, Cuando las finanzas amenazan con abandonar Wall Street, 21 de octubre de 2016).
Lo anterior revela que los bancos centrales están preparando la introducción de una moneda global. El Banco Mundial colocó bonos por un valor de tres mil millones de dólares denominados en DEG´s que están basados en el Yuan. A partir de ahora China tendrá bonos denominados en DEG´s. Con ello la balanza de poderes cambiará en el mundo. La pregunta, sin embargo, es cuánto. Es posible que a partir de lo anterior se anuncie la aparición de un gobierno global y al mismo tiempo la muerte del imperio del dólar y la subordinación de EE.UU. a un gobierno elitista de banqueros globales. De acuerdo con Dave Kranzler la introducción de los Derechos Especiales de Giro no es otra cosa que un ´Caballo de Troya´ para reemplazar el dólar o más específicamente una movida para implementar un ´Economic Reset´ o un Nuevo Orden Mundial. Quien tendrá la batuta en este nuevo gobierno está aún por verse y ni siquiera está claro si Occidente y Oriente van juntos en este proyecto (Vea, Dave Kranzler The SDR: a Troyan Horse for global elitists y; Mac Slavo, World Order shifts, Yuan-based SDR launches, www.silverdoctors.com, 6 de octubre de 2016).
La élite financiera de banqueros y transnacionales globales buscan lograr la subordinación de todos los países a un nuevo gobierno. Lograrlo requiere un escenario caótico para conducir el colapso del actual sistema para imponer el otro pero de tal manera que los responsables no se busquen entre los banqueros globalistas de Wall Street y la City de Londres. Los verdaderos responsables de este desorden lo buscan fuera al provocar que se descomponga la Unión Europea antes de que caiga EE.UU. El colapso de la UE y el euro conllevarían al colapso del dólar pero ante el público en general el responsable del caos económico mundial por venir estaría en la UE. Desde la crisis financiera de 2008 ha habido diferentes intentos fallidos de subordinar la Unión Europea a los intereses de los globalistas.
Brexit ha sido uno de los últimos escenarios que no salió a favor de la City de Londres. La fórmula más dura de Brexit para la City de Londres implicaría la pérdida de 70 mil empleos, 50 mil millones de dólares en ingresos perdidos y más de 10 mil millones de impuestos. Si Gran Bretaña quede fuera del mercado común pero guardaría acceso al mismo y en los mismos términos de antes, en ese caso la pérdida de empleos sería de unos 4 mil puestos de trabajo. Esta fórmula sería la más más suave pero no muy probable. Cuando el Reino Unido perdería los derechos de libre migración por la UE, en tal caso se perderían unos 35 mil puestos de trabajo en el propio sistema financiero y con el efecto multiplicador que tendría la cifra se duplicaría (Vea, Gavin Finch y Richard Partington, Global Banks fight back on Brexit, warning $51 billion at stake, www.bloomberg.com 4 de octubre de 2016).
¿Oriente al rescate de Deutsche Bank y al euro?
Hoy aparece el intento de quebrar a la Unión Europea cuando el Departamento de Justicia de EE.UU. impone una multa de 14 mil millones de dólares al Deutsche Bank por su corresponsabilidad a la crisis financiera de 2008 mediante la re-venta de bonos hipotecarios incobrables.
De no poder enfrentarlo Deutsche Bank colapsaría sin duda alguna. El banco alemán no es demasiado grande para no poder caer ya que el gobierno de Alemania no podrá, ni pretenderá salvar a la institución financiera. Si Alemania rescataría a DB toda la disciplina financiera de la Unión Europea (UE) estaría perdida al permitir ´bail outs´ dentro de la misma. La UE tendría que implementar una combinación de ´bail ins´ y ´bail outs´ en todo el sistema bancario europeo. El euro no aguantaría semejante proceso y la moneda colapsaría consecuentemente. Los bancos financieros globalistas estarían logrando su cometida y Merkel perdería su puesto de trabajo como canciller.
La suma impuesta por el Departamento de Justicia de EE.UU. pone al Deutsche Bank en peligro directo de una bancarrota. Lograr negociar dicha suma podría ser una salvación pero aun así la situación del banco es tan precaria que necesitaría conseguir capital fresco. Con la política extorsionista del Departamento de Justicia de EE.UU., las relaciones diplomáticas entre Alemania y EE.UU y la City de Londres quedaron sobre una capa de hielo muy delgado. Lo anterior obliga a Alemania volver la mirada hacia el Oriente. Después de haber tenido apoyo chino para salvar al euro durante la crisis financiera del 2008 y luego que Alemania se ha hecho socio del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, el país parece recibir una vez más apoyo del Este para salvar Deutsche de una bancarrota segura.
Las acciones muy devaluadas de Deutsche Bank subieron el propio jueves 20 de octubre hasta un 4% luego que un reporte de Manager Magazin informó que fondos soberanos de Qatar y Abu Dabi, junto con inversiones chinas, estarían siendo liberados para adquirir una participación de 25% en el banco. Los inversores qataríes de todas formas ya controlaban alrededor del 10% de Deutsche Bank, informó Managaer Magazin. Con el rescate bancario se salvaría la Unión Europea una vez más del efecto domino que hubiese tenido la caída de Deutsche Bank. (Vea, Inversores del Golfo Pérsico van por el 25% de Deutsche Bank, www.eleconomista.com.mx, 20 de octubre de 2016 y; Ben Martin, Deutsche Bank shares jump on talk of Middle Eastern and Chinese backing, www.telegraph.co.uk, 20 de octubre de 2016).
Estará claro que el apoyo chino al Deutsche daría mayor cobertura al gobierno alemán para mirar hacia el Este. La única pregunta sería si un ´bail-out´ de Deutsche Bank por China sería aceptable para el mundo financiero de Wall Street y la City de Londres. Sus intereses eran que Deutsche Bank cayera primero antes de caer los grandes bancos de Wall Street y la City de Londres. De ahí que no fue el gobierno chino como tal quien ofrece cooperar con el rescate de Deutsche Bank, sino lo hace un capital chino de carácter privado. El rescate de Deutsche bien podría costar el puesto al principal ejecutivo del banco el británico por nacimiento John Cryan. Él insistió que el banco no necesitaba buscar fondos frescos hecho que hubiese significado su colapso (Vea John Mauldin, China might be Deutsche Bank´s last hope, www.marketoracle.co.uk, 6 de octubre de 2016; Oliver Garret, China may be the one to bail out Deutsche Bank, www.bussinessinsider.com, 9 de octubre de 2016 y; Qatar rules out stake sale in Deutsche Bank, www.omantribune.com, Doha, Frankfurt, 8 de octubre de 2016).
¿Qué después de las elecciones en EE.UU.; ¿Ley marcial a la vista?
En medio de las actuales elecciones no podemos descartar la introducción de la ley marcial en los propios EE.UU. Son diferentes los motivos para aplicar la ley marcial. Se podrá aplicarla por cada uno de los siguientes motivos por si solo o por una combinación simultánea de algunos de ellos. El argumento ya muy trabajado y aparentemente favorito es la acusación de un ataque cibernético ruso a las elecciones estadounidenses. Otro motivo para aplicar la ley marcial es cuando se declare un cierre de la banca (´Bank Holiday´) hecho que anunciaría el colapso del sistema financiero. Un tercer argumento para justificar la aplicación de la Ley Marcial es cuando el Centro de Control de Epidemias de EE.UU. (CDC) prevé una enfermedad pandémica real o potencial. CDC tiene la facultad bajo el pretexto epidémico de aplicar la ley marcial para controlar una eventual rebelión en la población civil. La misma sería controlada restringiendo el derecho de viajar, implementando un estado policiaco en las calles y los lugares de trabajo para recluir grupos de disidentes y aquellos que constituyen una amenaza potencial del orden bajo el pretexto de un necesario aislamiento ante la epidemia potencial.
El cuarto argumento podrá darse cuando se prevé muy cerca una posible Tormenta Solar. Barack Obama ya dio la orden ejecutiva de que el país comience a prepararse para una posible catástrofe climática supuestamente provocada por el sol pero eventualmente generado por un Pulso Electromagnético (Electromagnetic Pulse o EMP) de manera encubierta por EE. UU. o atribuido a terceras naciones. El quinto factor relacionado eventualmente con el anterior sería cuando EE.UU. entre en guerra con Corea del Norte, Rusia, China o Irán (Vea, Tess Pennington, The End State: 5 Triggering Events That Would Place the U.S. Under Martial Law, www.silverdoctors.com, 24 de octubre de 2016.
¿La Unión Europea mirando más hacia el Este que hacia el Oeste?
El 24 de octubre de 2016 el gobierno de Bruselas informó a la Comisión Europea y al gobierno de Canadá que no podrá ratificar el tratado de libre comercio entre la UE y el gobierno de Canadá (CETA). Sin el apoyo de los Walones, Bélgica no puede poner su firma al tratado. En los ojos de los socialistas Walones opinan con justa razón que el tribunal de arbitraje daría demasiado poder a las empresas transnacionales. El gobierno de Australia reaccionó inmediatamente que se ven obligados a buscar una alternativa más modesta de libre comercio con la Unión Europea para evitar la ratificación por los diferentes parlamentos. El tratado con Canadá serviría como ensayo del polémico acuerdo con Estados Unidos (TTIP). Lo anterior es un serio revés para los intereses del capital financiero globalizado de Wall Street y la City de Londres en su afán de crear una hegemonía occidental en un gobierno global mediante este tratado y el Transpacífico. Con este resultado los ojos de la UE podrán virar una vez más hacia el Este (http://www.volkskrant.nl/ 24 de octubre de 2016).
Desde el principio el TTIP prevé la inclusión de un Mecanismo para la Resolución de Disputas entre Inversores Extranjeros o ISDS que permitirá a las multinacionales demandar a un Estado soberano ante un Tribunal de Arbitraje Internacional si considera que una nueva Ley perjudica sus intereses económicos en el país en cuestión. Estos tribunales, que están al margen de la justicia europea o internacional e integrados por abogados de firmas privadas, suelen condenar a los países a pagar sumas desorbitadas por promulgar leyes, sanitarias sociales o medioambientales que “perjudican” los “beneficios futuros” que las empresas esperaban obtener. Sus sentencias son inapelables. Esto significa que se pone un precio a la soberanía nacional, precio que hay que pagar a las empresas multinacionales (Vea, David Hervás, Doble amenaza: El CETA y el TTIP, http://www.attac.es 24 de setiembre de 2016).
Al viajar a Berlín, el 19 de octubre, el presidente ruso Vladimir Putin y su ministro de Exteriores Serguei Lavrov tenían intenciones de convencer a Alemania y Francia, fuera de la presencia de Estados Unidos, de vincular los temas de Ucrania y Siria. Alemania, Francia, Rusia y Ucrania trataron en Berlín de desbloquear los conflictos que tienen lugar en Ucrania y Siria. Sin embargo, desde un punto de vista ruso, esos bloqueos sólo existen porque el objetivo de Estados Unidos no es la defensa de la democracia que tanto proclama Washington sino impedir el desarrollo de Rusia y China cerrándoles las “rutas de la seda”. La disputa entre los Dos Grandes se origina fundamentalmente en el corte de las dos rutas de la seda, primero en Siria y después en Ucrania. Al disponer de ya evidente superioridad en materia de guerra convencional, Moscú hizo todo lo posible por conectar el Medio Oriente con el este de Europa. Y lo logró concediendo la prolongación de la tregua en Siria a cambio del cese del bloqueo de la aplicación de los acuerdos de Minsk por parte de Ucrania. Este trato que no deje de irritar a Washington, ya que afecte la unidad de la OTAN y se acerca el fin de la supremacía estadounidense (Vea, Thierry Meyssan, En busca del chivo expiatorio, Red Voltaire, 21 de octubre de 2016).
¿Un futuro incierto de la OTAN?
Con Gran Bretaña fuera de la Unión Europea, Francia y Alemania están liderando la iniciativa de fortalecer la capacidad europea de dirigir sus propias operaciones de seguridad. Hay planes concretos para una cooperación a nivel europeo en el plano militar y en materia de defensa mutua lo que significaría una amenaza para el lugar que actualmente la OTAN. Estos planes que podrían recibir luz verde en diciembre implicaría la construcción de nuevas oficinas militares que controlarían un ejército de la UE que comprendería los ejércitos de los países de la UE. Gran Britania se opone a estos planes ya que teme la marginación de la OTAN más aún cuando Trump fuese electo eventualmente como presidente de EE.UU. La mirada de la UE hacia el Este y la consecuente unificación de un proyecto euro-asiático se acercan a paso lento pero aparentemente seguro. Lo anterior significaría el aislamiento paulatino pero cada vez más seguro de EE.UU. (Vea, Alaster Jamieson, U.S.-Led NATO in Spotlight as Europe pushes joint army defenses, http://www.nbcnews.com, 3 de octubre de 2016).
La Página de Wim Dierckxsens Blog: lahaine.org