CON EL PUEBLO EN LA CALLE Y LA CRÍTICA REVOLUCIONARIA DEFENDEREMOS EL PROCESO BOLIVARIANO 



OPOSITORES Y PARTIDARIOS DE MADURO SE TOMAN LAS CALLES DE CARACAS 



Por: Comisión de Prensa EN LUCHA
APORREA
El Proceso Bolivariano venezolano vive uno de sus momento más difíciles. Se intensifican los ataques de la burguesía nacional e internacional, en otras palabras, del gran capital, pero también estamos pagando un cumulo de errores nuestros, que ponen en riesgo el avance del proceso, el cual es el proyecto de más justicia social de la historia nacional. Decimos nuestro, porque cuando ya antes de 1998 decidimos apoyar y ser parte de la esperanza popular por una sociedad distinta. Desde entonces, colocamos nuestra suerte y destino junto al del pueblo insurgente. Hoy esta decisión se mantiene, más firme que nunca con un pueblo Chavista que lucha, critica, resiste y está dispuesto a superar las dificultades.
Ciertamente, los últimos meses han sido especialmente difíciles para quienes vivimos de nuestro trabajo. La inflación, la especulación, el desabastecimiento, la pérdida del poder adquisitivo del salario y el desborde de la delincuencia han hecho dudar a muchos sobre el sostenimiento del proceso Bolivariano. Viviendo la misma suerte del pueblo trabajador decimos que solo nos queda exigir la profundización de la revolución, movilización permanente, crítica demoledora contra la burocracia y solidaridad chavista con las fuerzas leales al ideario socialista.
El capitalismo pretende erigirse como alternativa a una situación que ha propiciado y desde la cotidianidad de las resistencias a su modelo le decimos NO, el socialismo es la única alternativa posible. Entonces, por ningún motivo podemos ver o justificar que la llamada Mesa de la Unidad Democrática MUD es la salida o la solución a los problemas que ahora estamos confortando. También a quienes desde puestos de gobierno dudan, les gritamos con la furia de los explotados NO a la conciliación. Una cosa es sentarse en una mesa de discusión con el adversario, en este caso con la oposición MUD y otra cosa distinta es que a espalda al pueblo se tomen decisiones en contra de sus intereses, es decir, capitular.
La mayoría del pueblo venezolano sigue siendo chavista, rebelde, Bolivariano, insumiso y contestatario y con ellos reiteremos que no permitiremos que amenaza alguna de fuerza extranjera o del capital financiero, arrincone nuestra decisión de seguir construyendo soberanía política y económica. El destino del proceso bolivariano está indisolublemente ligado al futuro de la sociedad nuestra americana, por ello a la par que criticamos los errores, omisiones y claudicaciones de sectores de la dirección política del proceso con firme decisión reiteramos que somos parte de este proceso y seguiremos apuntalando el necesario golpe de timón para la revolución Bolivariana. Dentro del proceso bolivariano, críticos y militantes, dispuestos a hacer lo necesario para que jamás la derecha vuelva al poder.
Precisamente hoy esa derecha apátrida y el capital financiero internacional promueven un golpe legislativo, aunque con variantes en la línea de lo hecho en Honduras, Paraguay y Brasil. Y, como un plan B, buscan encallejonar al gobierno para que le cedan a sus bastardas exigencias con la presión de la OEA y de otros organismos internacionales y hasta con la amenaza del uso de la fuerza militar. Desde LUCHAS expresamos nuestra oposición a este plan golpista e intervencionista a la par que ratificamos nuestro apoyo crítico al Presidente Maduro, Presidente Constitucionalmente electo por el pueblo venezolano para dirigir el proceso Bolivariano.
Si la derecha quiere promover un golpe acompañaremos al pueblo que lo impedirá, si los ruegos de los vasallos del empresariado son escuchados por el imperio y las tropas genocidas del capitalismo se atreven a pisar el suelo de la patria pueden estar seguros que el volcán Bolivariano los expulsará.
APORREA: https://www.aporrea.org/actualidad/n299199.html

La marcha convocada por la oposición tras la suspensión del proceso de referendo revocatorio presidencial generó la reacción de los partidarios de Nicolás Maduro, que rechazan la realización de un juicio político y también se han echado a la calle.

Una movilización convocada por la oposición venezolana, bautizada como la 'Toma de Venezuela'. Esta iniciativa llama a los ciudadanos a marchar desde distintos puntos del país con el fin de exigir la restitución del hilo constitucional, tras la suspensión del proceso de referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.
Por su parte, el mandatario venezolano se dirigió públicamente a sus partidarios, que se reunieron en las calles de Caracas, e invitó "a la derecha" a dejar "el aventurismo" y a no engañar al pueblo. Al mismo tiempo, Maduro llamó a la clase obrera y a los empresarios honestos a trabajar y a buscar acciones ante "la amenaza golpista de la derecha" porque "si queremos patria, necesitamos defender la Constitución".
Así, Nicolás Maduro recordó que "esta marcha se hizo sin convocatoria", indicó que "aquí está Caracas, diciendo que quiere paz y Revolución" y subrayó que "estamos en la búsqueda de respuestas para que, en Venezuela, haya justicia y paz".
Por otro lado, cientos de ciudadanos han salido desde varios puntos de la capital venezolana hasta llegar a la autopista Francisco Fajardo, ubicada frente a la base aérea de La Carlota. El gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles, aseguró que no descartan llegar hasta el Palacio de Miraflores y alerta que la movilización puede durar varios días.
En el marco de la concentración han sido cerradas al menos 10 estaciones del metro de Caracas entre las paradas de La California y Chacaito "en resguardo de sus usuarios", según la empresa administradora, y varios comercios del este de la capital permanecen clausurados.
Las protestas tienen lugar en el día en el que habría comenzado la recolección de 4 millones de firmas, el 20% del padrón electoral, de cara a la eventual realización del referendo revocatorio. Sin embargo, el proceso fue suspendido el pasado viernes por los tribunales penales de cinco estados de Venezuela al hallar decenas de miles de firmas fraudulentas.

Los intentos de 'impeachment' a Maduro

Los diputados de derecha en la Asamblea Nacional (AN) aprobaron este martes un acuerdo que pretende iniciar un "juicio político" al presidente venezolano, en medio de gritos y protestas por parte del chavismo en el Parlamento.
Tal como lo habían previsto, se celebró una sesión con un único punto de "evaluación" sobre la situación del presidente de la República, a quien la oposición acusó de "abandono de cargo", pese a que el jefe de Estado se encontraba de gira por Oriente Medio para animar las cotizaciones del petróleo. Asimismo, Maduro fue convocado a comparecer ante el Parlamento el próximo 1 de noviembre.

"Un coletazo de Obama"

Minutos después de que la oposición venezolana diera el primer paso para tratar de activar un "juicio político" en contra del mandatario, Maduro consideró que la maniobra política se trata de "un coletazo de Obama porque está por irse".
El jefe de Estado rechazó la intromisión del mandatario norteamericano, Barack Obama, en los asuntos internos de Venezuela y el respaldo abierto a las acciones emprendidas por la oposición: "Es una cosa increíble". "Sepan que Venezuela está lista hoy, mañana y siempre para hacerse respetar por quien gobierne en los Estados Unidos de Norteamérica", añadió.
Plena democracia
El jefe del bloque parlamentario del chavismo, Héctor Rodríguez, declaró a RT que la marcha convocada este miércoles por la oposición es muestra "del pleno ejercicio de democracia que hay en Venezuela"
"Aquí cada quien tiene la posibilidad de manifestar, de salir a protestar y expresar sus ideas con libertad", destacó el diputado, tras recalcar que el chavismo también estará en "movilización permanente para defender la democracia y la Constitución". Este miércoles, los alrededores de Miraflores están colmados por la militancia socialista.
Los próximos días, indicó el parlamentario, se han planificado concentraciones similares en otros estados del país como Bolívar (sur), Carabobo (centro) y Portuguesa (centro-occidente).
En la avenida Urdaneta, en el centro de Caracas, Ana Rosa Ocando fue una de las manifestantes que acudió a la movilización en respaldo al presidente Maduro: "estoy aquí porque la oposición está diciendo que va a tomar Venezuela, pero sabemos que la verdadera toma del país la hizo la Revolución en 1999 y eso lo que nosotros estamos diciéndole al mundo de manera pacífica".
Lemaire Romero, una joven abogada venezolana, también asistió a la concentración chavista "por la defensa real de a Consitución", dijo a RT: "Es el derecho al futuro, es el derecho a existir, es el derecho a tener patria".
"Esta Constitución fue aprobada por los chavistas y la derecha siempre la ha pisado, la ha negado y la ha intentado disolver en muchas ocasiones, pero el pueblo siempre ha salido a defenderla. Esta no es una excepción", sostuvo.
RT: https://actualidad.rt.com/actualidad/222090-venezuela-opositores-revocatorio



MUD convoca a una huelga general para este viernes y una marcha a Miraflores el 3 de noviembre

Por: Aporrea.org |

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Chúo Torrealba, convocó una huelga general para este viernes, en su intervención durante el cierre de la Toma de Venezuela.
Torrealba pidió que todos los venezolanos se queden en sus casas como medida de protesta por la suspensión de la recolección del 20% y para exigir la restitución del hilo constitucional. También llamó a marchar hasta el Palacio de Miraflores, el próximo 3 de noviembre
Los manifestantes en Caracas salieron desde cinco puntos para llegar hasta la autopista Francisco Fajardo: avenida principal de Caurimare, Unicentro el Marqués, avenida principal de Santa Mónica, avenida O’Higgins en El Paraíso, Centro Comercial Los Cedros, Los Naranjos y el distribuidor Santa Fe, en la autopista Prados del Este.
Lilian Tintori, por su parte, llamó a respaldar el llamado a paro nacional y afirmó que el 3 de noviembre irán marchando "vestidas de blanco" a Miraflores.
APORREA: https://www.aporrea.org/oposicion/n299259.html

Una multitud se concentró en la sede de Gobierno para respaldar al presidente Nicolás Maduro y rechazar los planes golpistas de la derecha.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseveró este miércoles que no permitirán un golpe de Estado ni una intervención extranjera en el país frente a los recientes planes desestabilizadores anunciados por la derecha.
"La derecha está desesperada y han recibido órdenes del imperio para acabar con la revolución como sea, pero no se lo vamos a permitir", dijo Maduro, quien también pidió a la derecha dejar de inyectar intolerancia y odio a sus seguidores.
Al recibir la marcha que llegó a Miraflores (sede de Gobierno), en Caracas, Maduro reiteró que su gobierno apuesta por el diálogo con todos los sectores políticos del país para lograr la paz en Venezuela y superar los problemas económicos.


"Yo llamo al respeto y a la convivencia, así como llamo a la lucha y al combate, aquellos que quieren llevarnos a la desestabilización no han podido ni podrán", afirmó frente a la multitud que se concentró en Miraflores en defensa del orden democrático.
“Basta de odio, intolerancia, golpismo y conspiración, Venezuela lo que necesita es trabajar para tener patria", expresó.
El mandatario llamó a la movilización permanente del pueblo para defender a la nación de las pretensiones golpistas de sectores de la derecha.
"La Asamblea Nacional (AN) lamentablemente ha tomado el camino del desacato, no han querido bajo ningún aspecto a dialogar. Yo no le tengo miedo al diálogo, soy un combatiente de la paz”, afirmó Maduro frente a la concentración.

Planes golpistas

La oposición venezolana convocó a una huelga general de 12 horas en todo el país, y a una marcha hacia el palacio presidencial el 3 de noviembre, anunció el secretario ejecutivo de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) , Jesús Torrealba.
El propósito de la marcha del 3 de noviembre es "notificarle" Nicolás Maduro las decisiones que adopte la Asamblea Nacional en relación con su cargo.
Este martes, la derecha de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela aprobó un documento que prentende justificar un juicio político contra el presidente Nicolás Maduro, figura que no existe en la Constitución desde 1999.
La derecha parlamentaria acusa al presidente Maduro de "abandonar" el cargo, cuando este se encontraba de gira por países de Medio Oriente en busca de acuerdos para estabilizar el mercado petrolero.
Los diputados oficialistas denunciaron que la maniobra política de la derecha es una violación al orden Constitucional y un intento de reeditar el modelo de golpe parlamentario, como ocurrió en Brasil contra la mandataria legítima Dilma Rousseff.
El juicio político no existe en la Constitución de Venezuela
La figura del juicio político o cualquier otra forma de destitución parlamentaria al presidente no existe en la Constitución Bolivariana de Venezuela desde 1999. Tampoco forma parte de las atribuciones de la Asamblea Nacional, que están reseñadas en el artículo 187 de la Constitución.
La Constitución solo contempla una figura sancionatoria al Ejecutivo, que es la de "voto de censura" pero solo aplica al Vicepresidente y Ministros del Gabinete.
TELESUR: http://www.telesurtv.net/news/Presidente-Maduro-En-Venezuela-no-habra-golpe-ni-intervencion-extranjera-20161026-0044.html