DESACREDITAR Y DISCRIMINAR A RUSIA ES EL GRAN OBJETIVO DEL IMPERIO Y SUS ALIADOS 



NO TENDRÁ DERECHO A PARTICIPAR EN JUEGOS PARALÍMPICOS 



Estados Unidos impuso a sus aliados un objetivo impactante: Si Rusia interrumpe los sueños imperiales de dominación, es indispensable desacreditarla, marginarla y discriminarla; razón por la que la política imperial resolvió imponerle sanciones económicas y políticas, y llegó al colmo de la negación de principios universales básicos, al desprestigiar y aislar a los atletas rusos para que no participen en las Olimpiadas de Río de Janeiro 2016.
Ahora, le tocó el turno al Comité Paralímpico Internacional -CPI- acosar con una especie de rusofobia al grupo paralímpico, cuando se anunció la “suspensión de Rusia a raíz del escándalo de dopaje de Estado revelado por el informe de la comisión McLaren”. Esta suspensión significa que Rusia "no tendrá derecho a participar en los próximos Juegos Paralímpicos de Rio", que se llevarán a cabo del 7 al 18 de septiembre próximo, según confirmó el presidente del CPI Philip Craven.
Simplemente Estados Unidos no quiere que nada, ni nadie le haga sombra, y menos Rusia. Se debe recordar que el derrumbe de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas dejó a Estados Unidos, en su calidad de imperio, como la única potencia mundial política, económica, militar e, inclusive, atlética. Árbitro y gendarme de la tierra impuso su ley con el poder del dólar y la guerra, pero en la segunda década del siglo XXI, Rusia recupera su poder de potencia con toda la fuerza política, económica y militar e, inclusive atlética, y comienza a convertirse en contrapeso positivo a la unipolaridad estadounidense que llenó de terror y muerte a buena parte del planeta.

La campaña anti rusa continúa no sólo con respecto a la participación de atletas rusos en los Juegos Olímpico de Río 2016, en donde sufrieron vejámenes y acosos, inclusive en las pistas atléticas, pues los atletas rusos llegaron a Río después de una lucha tenaz en contra de la decisión. El Comité Olímpico Internacional que al fin se vio obligado a dar su aprobación a la participación de la Federación Rusa en los Juegos Olímpicos de Brasil, aunque puso como condición que, únicamente, acudirán los deportistas que no han tenido problemas de dopaje en el pasado, y esto lo decidirían las federaciones internacionales.

Ante las “sanciones” se advirtió que “Se ha creado un peligroso precedente y, a partir de ahora, el mundo deportivo vivirá según unas nuevas leyes” –declaró entonces el Comité Olímpico de Rusia.

“Finalmente, el severo castigo no llegó. Era lo correcto, lo más prudente, lo más justo. Sin embargo, el Comité Paralímpico Internacional (CPI) suspendió a Rusia al resolver que "no tendrá derecho a participar en los próximos Juegos Paralímpicos de Rio".
“Esta decisión contrasta con la del COI, que cedió a las federaciones internacionales la decisión sobre la participación de los atletas rusos en los Juegos tras conocerse las revelaciones del informe McLaren el 18 de julio pasado.
Craven, al pretender justificar el impedimento para la participación de los rusos informó que son 44 los deportistas rusos cuyas pruebas antidopaje fueron manipuladas durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014, según el informe encargado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), controlada por el Comité Olímpico estadounidense, según denuncias de agencias internacionales de prensa..
MANIPULAN DATOS Y AUMENTAN SANCIONADOS
La denominada Comisión McLaren es la encargada por el imperio de actuar contra los atletas rusos "Al principio, en el informe se hablaba de 35 pruebas. Luego, el equipo de McLaren añadió otras 10. Y ahora tenemos 45 pruebas de 44 atletas que fueron suplantadas", precisó. Craven lamentó que "el programa de dopaje de Estado también haya involucrado al deporte paralímpico". "Hemos dedicado bastante tiempo a estudiar el informe McLaren y hemos escuchado a la parte rusa, pero ésta no ha podido demostrar que tenía razón", destacó. En verdad, la delegación rusa demostró muchas verdades que estaban torcidas en el Informe McLaren, pero no tuvo la mayoría para destrozar absurdas acusaciones
Con bastante inocencia o cinismo, el presidente del CPI exculpó en todo momento a los deportistas paralímpicos y responsabilizó exclusivamente al Estado ruso, al que acusó de corrupción. "Lamentamos y nos solidarizamos con los deportistas paralímpicos limpios que no tomarán parte en los Juegos de Río, pero no teníamos otra opción", subrayó.
Hay que destacar que los ataques contra los atletas rusos devinieron en ataques frontales al Estado acusándole de auspiciar dopajes para sus atletas, entre tanto el Comité Olímpico Internacional y el Comité Paralímpico se olvidaron o nunca analizaron los múltiples casos de dopaje de atletas norteamericanos y la consiguiente involucración, en esos mecanismos, por parte de la las federaciones deportivas de Estados Unidos.
La prueba de esa afirmación está en que cada vez que surgen casos de dopaje en Occidente cambian las reglas del juego o las normas sobre el uso de medicamentos entre atletas, y así determinaron que el meldonium que usaban libremente los atletas rusos, ahora sea considerado como medicamento de dopaje.
EL MELODIUM Y LA "JUSTIFICACIÓN" POLÍTICA

“Posiblemente, sea el Melodium el medicamento del que más se hable en el mundo en los últimos días, luego de que causara que la tenista rusa Maria Sharapova diera positivo por doping.

Se trata del fármaco, comercializado con el nombre de Mildronate, que se elabora en Letonia, y gozó de gran popularidad en Europa del este para combatir padecimientos cardiacos, mejorar la circulación, aumentar el vigor sexual y aliviar el síndrome de abstinencia de los alcohólicos crónicos.

Según estudios sesgados, se concluyó que el fármaco ayuda a los deportistas al favorecer la resistencia y la recuperación, además de ofrecer protección contra el estrés e implica una mejoría en la actividad del sistema nervioso central.
Ante esta situación y tras analizar cientos de muestras de orina de deportistas en todo el mundo, el laboratorio antidopaje de Colonia llegó a la conclusión de que el meldonium, encontrado en muchos de los atletas, mejoraba el rendimiento físico.

Ese estudio provocó que a partir del 1 de enero de 2016, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) incluyera el meldonium en su lista de sustancias prohibidas, algo completamente legal antes de esa fecha.

Así, la estelar tenista rusa María Sharapova, anunció que dio positivo en una prueba antidopaje durante el Abierto de Australia, en medio de los rumores que indicaban que daría por terminada su carrera.

Con absurda acusación de dopaje fue suspenden a la atleta rusa Yelena Isinbáyeva de Río 2016. Sr trata de la más completa atleta en salto con garrocha.

La tenista Sharapova, de 28 años de edad, explicó que durante los 10 años que consumió la medicina, en enero de este año, “cambiaron las reglas y se volvió una sustancia prohibida”, algo que ella desconocía. Estos casos demuestran hasta la saciedad, la intervención de la política internacional del imperio y sus aliados de Occidente en el Comité Olímpico Internacional y demás organismos rectores del deporte.


RECTIFICACIÓN

Varias agencias internacionales de prensa informaron que “El pasado 17 de junio, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) suspendió de los Juegos Olímpicos Rio 2016 a todos los deportistas rusos, incluso a los que no dieron positivo en las pruebas de dopaje y expulsaron a toda la delegación olímpica.

En el informe presentado se resumía una investigación iniciada después de que un periódico estadounidense publicara en mayo un artículo en que el exjefe del laboratorio moscovita antidopaje, Grigori Ródchenkov, aseguraba que al menos 15 medallistas rusos de Shochi, formaban parte del programa de dopaje del país. Estados Unidos siempre concede premios sustanciosos a los traidores que con sus “denuncias” posibilitan desprestigiar a Rusia.

En Rusia tenían todas las esperanzas puestas en el COI, aunque no demasiadas, ya que el Comité había declarado en numerosas ocasiones que su decisión se basaría en el veredicto del Tribunal de Arbitraje Deportivo de Lausana.

Después de una lucha tenaz en contra de la decisión, el Comité Olímpico Internacional dio su aprobación a la participación de la Federación Rusa en los Juegos Olímpicos de Brasil, “Se ha creado un peligroso precedente y, a partir de ahora, el mundo deportivo vivirá según unas nuevas leyes” –declaró entonces el Comité Olímpico de Rusia.

Finalmente, el severo castigo no llegó. Era lo correcto, lo más prudente, lo más justo.
Pero, la poderosa Comisión McLaren de innegable compromiso y obediencia al dictado imperial impuso al Comité Paralímpico Internacional (CPI) la suspensión de Rusia a raíz del escándalo de dopaje de Estado revelado, curiosamente, por la misma comisión McLaren. Esta suspensión significa que Rusia "no tendrá derecho a participar en los próximos Juegos Paralímpicos de Rio", que se llevarán a cabo del 7 al 18 de septiembre próximo, anunció el presidente del CPI Philip Craven.
Esta decisión contrasta con la del COI, que cedió a las federaciones internacionales la decisión sobre la participación de los atletas rusos en los Juegos tras conocerse las revelaciones del informe McLaren el 18 de julio pasado.
El asunto es marginar a Rusia y desprestigiarla ante la opinión pública mundial, utilizando todos los recursos, por inmorales e ilegales que pudiesen ser.
RECURSO ANTE EL TAS
Nada más conocerse el fallo del CPI, el ministro de Deportes ruso, Vitali Mutko, adelantó que recurrirá la exclusión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) -para lo que tendrá un plazo de 21 días, según Craven- y en caso negativo a los tribunales ordinarios, informaron las agencias internacionales.
La respuesta rusa vino del Ministro de Deportes de Rusia, Mutko quien aseveró "Esta decisión es infundada. Esto no es un movimiento olímpico. Tienen poco de personas sabias y serias que hayan practicado deporte. Mire la composición del CPI, ni siquiera hay representantes rusos". El pasado 22 de julio el CPI abrió una investigación contra el Comité Paralímpico Ruso tras recibir de la AMA los nombres de los deportistas rusos implicados en el “escándalo en Sochi”.
El equipo de Rusia al completo ha sido excluido de la competición de los Juegos Paralímpicos que tendrán lugar en el mes de septiembre en Río de Janeiro. El motivo no es otro que el castigo por el dopaje de Estado que se practica en el país, denunciado en el informe McLaren, de conformidad con los intereses del imperio y sus dictados en contra de Rusia.

“La implacable decisión del Comité Internacional (CPI) Paralímpico supone un contrapunto respecto a la postura del Comité Olímpico Internacional (COI), que dejó en manos de las Federaciones la decisión de permitir participar en los Juegos Olímpicos a los deportistas rusos”. Como se ve, es toda una patraña montada contra los deportistas rusos

El Presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin reaccionó enérgicamente ante las “sanciones impuestas a su país sobre la ausencia de deportistas rusos en Río 2016: Enfatizó: "Esto desacredita el deporte" y afirmó: "La situación con los deportistas rusos se salió del ámbito legal y el sentido común".

Kirill Kudryavtsev –Reuters- y AddThis Sharing Buttons señalaron que el presidente ruso, Vladímir Putin, se ha reunido con deportistas del país cuya participación en los Juegos Olímpicos sigue estando cuestionada por el escándalo de dopaje. El mandatario urgió a los deportistas a "demostrar a todo el mundo que sabemos ganar con transparencia y honestamente".

El presidente, que se comprometió a hacer todo lo posible para defender su nombre, proclamó que "la Justicia triunfará". Sin embargo, a la vez, Rusia castigará a los deportistas que usan el dopaje y creará un sistema eficaz de lucha contra el mismo, afirmó Putin.

El presidente ruso asegura que Rusia no puede estar de acuerdo con la decisión de no dejar participar en los Juegos Olímpicos a los deportistas que no han sido acusados por dopaje y se comprometió a exigir justicia para ellos.

Frente a todas las decisiones para impedir que los atletas rusos no participen en los juegos olímpicos, una verdad incuestionable deslumbra en todo el horizonte atlético mundial: “Sin deportistas rusos el valor de las medallas es distinto”.

La ausencia de todos estos deportistas de los Juegos de Río de Janeiro "disminuyó la intensidad de la competición y su espectacularidad", opinó el presidente Putin

Señaló, además, que la situación "se salió del ámbito legal y del sentido común", y que los responsables son "politicones de cortas miras" que no quieren "dejar el deporte en paz". "Se trata de la desacreditación del deporte", ya que -opinó- sin deportistas rusos el valor de las medallas será distinto.

El periodistas Miguel Baluja, informaba desde Río de Janeiro que al contrario que en batallas legales previas sobre el dopaje en Rusia, el Ministerio de Deportes y el Comité Olímpico Ruso se mantuvieron en un segundo plano en el caso de Klishina, presentado por su agencia de representación, la estadounidense IMG.

En declaraciones a la agencia de noticias R-Sport antes de conocer el fallo, el ministro ruso de Deportes, Vitaly Mutko, dijo que las acusaciones contra la saltadora forman parte de una "campaña dirigida contra el deporte ruso para desacreditarlo. Va más allá del sentido común".

La agencia de noticias EFE, Caracol Radio y en general todas las agencias de información y prensa se hicieron eco de las declaraciones del Presidente de la Federación Rusa Vladimir Putin quien, de enfática manera, sostuvo que la exclusión de deportistas rusos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro se sale del marco legal y desvirtúa la competición.

"Es evidente que la ausencia de los deportistas rusos, líderes en muchas disciplinas, disminuirá notablemente el nivel de competitividad y la espectacularidad de la competición", agregaba al tiempo que anunció que no acudirá a la ceremonia de inauguración de los Juegos, considera que los deportistas de otras potencias "entienden que la calidad de sus medallas será diferente", ya que "no es lo mismo ganar enfrentándote a rivales fuertes, que a los que son claramente peores".

"La situación se sale no sólo del marco legal, sino también del sentido común. Hay que decir con toda claridad que los politicastros cortos de miras no quieren dejar el deporte en paz", resaltó. Putin denunció que muchos deportistas rusos han sido apartados en los últimos días sin ser acusados de dopaje, lo que consideró "un revés para todo el mundo del deporte y a los Juegos Olímpicos". "De hecho, es una revisión o un intento de revisar las ideas de Pierre de Coubertin, el fundador de los Juegos Olímpicos modernos", alertó.

Expresó su completo desacuerdo con el veto al equipo de atletismo y denunció una campaña dirigida contra los atletas rusos en la que se anuló la presunción de inocencia y se aplicó la responsabilidad colectiva.

"No podemos estar de acuerdo con la infundada descalificación de nuestros atletas con historiales absolutamente limpios de dopaje. No podemos aceptarlo con lo que es, de hecho, una abierta discriminación. Con toda seguridad, la justicia imperará", aseguró.

Al mismo tiempo, adelantó que Rusia intentará que se haga justicia exclusivamente "en el terreno legal" y "en estricta consonancia con la Carta Olímpica".

"Pese a todo, es verdad que faltan unos pocos días para las Olimpiadas y hasta el momento no sabemos el número de nuestros atletas que irán y esto, sin lugar a dudas, influirá en la preparación de los deportistas", apuntó.

Al mismo tiempo, alabó al Comité Olímpico Internacional (COI) por resistir la "enorme presión" a la que se vio sometido para que excluyera a todo el equipo ruso y no "provocar un cisma en el seno del movimiento olímpico y ceder el derecho a las federaciones internacionales".

Al final de cuentas, Rusia está constantemente demonizada, afirmaba el tres veces campeón olímpico de lucha grecorromana Alexandr Karelin.

Por su parte, el presidente del Comité Olímpico Ruso (OKR, por sus siglas en ruso), Alexáder Zhúkov aseguró que las agencias antidopaje independientes de EE.UU. y Canadá incitaban a otros deportistas y organizaciones a presionar al Comité Olímpico Internacional (COI) para que se impidiera la participación de los deportistas rusos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y desacreditarlos "Lo consideramos un intento de crear una coalición internacional de deportistas y organizaciones para que se apruebe esta prohibición".

Todos los caminos apuntan a que esta acusación contra Rusia forma parte de la escalada de sanciones desarrolladas contra esa nación, pero esta vez en el deporte.

“A la USADA (The national anti-doping organization in the U.S) no le interesa el destino de los deportistas rusos, le interesa solamente eliminar al equipo. "Son las mismas sanciones pero en el deporte", afirmó el jefe del Comité de la Duma de Rusia de Cultura Física, Deporte y Asuntos de la Juventud, Dmitri Svischev.

"Es una operación cuasi militar para desacreditar al deporte ruso", sentenció, ante la carta que envió la USADA al Comité Olímpico Internacional instando a que los rusos fueran apartados de los Juegos de Río.

La historia con este escándalo de dopaje se desarrolla bajo presión; el deporte y la política son cosas inseparables", reaccionó a la filtración el diputado ruso Igor Lébedev.

José Rodríguez, experto investigador del área deportiva, dijo por su parte que la revelación de la carta de USADA antes de conocerse los resultados de la pesquisa oficial evidencia que dicho documento tiene más motivos políticos que deportivos.

Cuando la política imperial llega al atletismo mundial se cometen barbaridades que son un insulto a la inteligencia. Este fue el caso de la suspensión de la atleta rusa Yelena Isinbáyeva de Río 2016 que es plusmarquista mundial de salto con garrocha y gran figura del atletismo internacional.

Isinbayeva, de 34 años, fue elegida miembro del Comité Olímpico Internacional en representación de los atletas y no pudo participar de los Juegos de Río por la sanción de la Federación de Atletismo por los casos de doping en el deporte ruso.

La atleta dijo retirarse feliz "por haber cumplido sus sueños y obtenido todas las medallas y títulos posibles" y reiteró que la sanción sufrida por el equipo ruso "fue injusta".

Isinbayeva ganó el oro olímpico en Atenas 2004 y Beijing 2008, y tres títulos mundiales. En 2005 se consagró como la primera mujer en superar la barrera de los cinco metros y batió el récord de salto con garrocha, que aún posee con 5,06 metros, en 28 ocasiones.
Respecto de la suspensión de los atletas paralímpicos, los deportistas rusos recurrirán ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para apelar su expulsión de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, refrendada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), anunció el presidente del Comité Paralímpico Ruso (CPR), Vladímir Lukin.

"Los deportistas paralímpicos, miembros de la selección, acudirán de manera individual allí donde acuden todas las personas que sienten que se violan sus derechos como humanos: al Tribunal Europeo de Derechos Humanos", dijo Lukin al comentar la decisión del TAS.
Los deportistas paralímpicos rusos no participarán en los Juegos de Río debido a la decisión del Tribunal de Arbitraje Deportivo de desestimar el recurso presentado por el Comité Paralímpico Ruso.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) confirmó la decisión del Comité Paralímpico Internacional (CPI) que prohíbe la participación de la delegación de Rusia en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, Brasil, tras las acusaciones de dopaje con apoyo estatal.

El pasado 7 de agosto, el CPI decidió excluir al Comité Paralímpico Ruso de los Juegos de Río y de todo el movimiento paralímpico, basado en su "aparente incapacidad para cumplir con el Código Antidopaje del CPI y el Código Mundial Antidopaje".

En los Juegos Paralímpicos de hace cuatro años en Londres, la selección rusa ocupó el segundo lugar en la tabla general de medallas, superada solo por China, y ahora las 267 cuotas correspondientes al país euroasiático serán distribuidas entre otros países.
El presidente del Comité de la Duma Estatal para el deporte, Dmitri Svíschev, expresó que la Cámara Baja del Parlamento ruso enviará a sus mejores abogados para lograr que sus deportistas paralímpicos participen en los Juegos de Río, como parte de la defensa del país ante la nueva injusticia.

Por todos los medios, Estados Unidos y sus aliados europeos, dueños del Atletismo mundial han tratado de aislar a Rusia de los eventos y citas internacionales. No son sólo los deportistas rusos más destacados los que fueron y son discriminados, son también los miembros del Comité Olímpico Internacional que han sido acosados, perseguidos y acusados, inclusive de delitos.

Tal es el caso del miembro irlandés del Comité Olímpico Internacional (IOC, por sus siglas en inglés), Patrick Hickey, quien se opuso a sanciones indiscriminadas contra los deportistas rusos, razón suficiente para que la policía de Río de Janeiro lo arreste por ser sospechoso de participar en una red de venta ilegal de entradas. El arresto se produjo en un hotel de Barra de Tijuca y en ese momento Hickey, de 71 años, tuvo que ser trasladado a un hospital de la ciudad sede de los Juegos al encontrarse mal. Hickey es el presidente del Comité Olímpico de Irlanda y de los Comités Olímpicos Europeos

En realidad se trató der un acto de venganza ejercido por Estados Unidos en contra de Hickey por ejercer y mantener una actitud prorusa en respaldo a los atletas que fueron ilegal e injustamente impedidos de participar en las Olimpiadas de Río de Janeiro 2016. Hickey, de 71 años de edad, es presidente del Comité Olímpico de Irlanda y de los Comités Olímpicos Europeos, además de formar parte de la Junta del COI desde 2012.
El acto de descalificación de los atletas rusos para impedir que participen en las Olimpiadas de Río de Janeiro recuerda a la Guerra Fría durante los años 80 cuando Estados Unidos y la Unión Soviética boicotearon el evento de cada uno. "Creo que la atmósfera es sumamente extraña" dijo Salnikov, quien se encuentra en Rio de Janeiro como presidente de la Federación Rusa de Natación. Salnikov, que ganó cuatro medallas de oro durante los años 80 indicó que era lamentable que los atletas rusos estén expuestos a tales actitudes hostiles de parte de algunos espectadores como también de competidores sobre la base de acusaciones de dopaje.
En particular se refirió a los desagradables comentarios públicos hechos por la nadadora norteamericana Lilly King quien obtuvo una medalla de oro en los 100 metros mariposa para damas. King dijo que su rival rusa Yulia Efimova, que llegó segunda y ganó una medalla de plata, no se le debió permitir participar debido que ella anteriormente fue suspendida por tomar drogas para aumentar el rendimiento. Desde entonces Efimova fue exonerada y autorizada por la Corte Internacional de Arbitraje para el Deporte para participar en los juegos olímpicos de Rio de Janeiro.
Salnikov comentó que "Efimova está atravesando por un muy grave y dura prueba, inmersa en una atmósfera de desconfianza e incertidumbre. Yo creo que ella ha demostrado una gran fortaleza de carácter, resistencia y dedicación –por lo tanto yo creo que mereció su medalla. Ella está transitando por una temporada muy dura y estoy seguro de ella ha estado a la altura".
“Presumiblemente toda la delegación rusa compuesta por 270 atletas, un 70 por ciento del equipo completo, el más pequeño en décadas, ha sido afectada de la misma manera por la atmósfera política que ha sido impuesta sobre su desempeño en Rio de Janeiro en lo que debió ser el pináculo de sus carreras deportivas.
QUIEREN QUITAR A RUSIA EL CAMPEONATO MUNDIAL DE FÚTRBOL 2018
El asunto es que Rusia ha sido injustamente satanizada a través de acusaciones de dopaje que han sido agitadas sobre dudosas bases por la prensa occidental al servicio de la agenda geopolítica imperial que, ilusamente, cree que va a detener a Rusia en su ascenso geopolítico hasta ser una potencia con peso específico dentro del ámbito mundial.
Rusia ha sido sancionada política y económicamente por Estrados Unidos y la Unión Europea, luego de que el capitalismo con centro hegemónico en Washington, decidiera dar el golpe de Estado en Ucrania y entregarle el poder a las derechas fascistoides proocidentales. El pueblo de la Península de Crimea con el 99.9% de los votos decidió incorporarse a la Federación Rusa y el Este de Ucrania ansía la independencia. A las sanciones económicas, Rusia respondió con la suspensión de importaciones, y son los agricultores europeos los que pierden millones de dólares y ahondan la crisis de la UE.
También respondió Rusia con la firma de una serie de alianzas económicas y militares con otros países de Asia y América Latina. Con la República Popular China firmó un convenio o alianza militar y económica. Creó la Comunidad Económica Euroasiática y lidera el BRICS que une, económicamente, a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.
El imperio y sus aliados europeos tienen razón de perseguir y ansiar amedrentar a Rusia porque no quieren la existencia de un contrapeso en sus planes de dominación mundial y mucho menos, si encontraron a Rusia como un fuerte contradictor en Medio Oriente, y un decisivo aporte para Siria en el combate al terrorismo opositor al gobierno de Bashar Al Assad y un combatiente directo y poderoso al Estados Islámico y sus terroristas despiadados e inhumanos. A estas realidades se podría agregar la psicosis que padece la Unión Europea por la crisis de seguridad, la inutilidad de las sanciones económicas impuestas a Rusia, el Brexit y sus avances, la pérdida de espacios del dólar en los negocios internacionales, la crisis de refugiados y migrantes, el conflicto entre Israel y Palestina y otros más.
“De este modo, las olimpíadas de Rio de Janeiro han sido convertidas en un juego moral anti ruso que persigue un bajo objetivo politizado. Como el pan y circo de la antigua Roma, se espera que nosotros creamos que los "grandes y los buenos" están de manera noble entreteniendo a las masas con espectáculos deportivos –a través de un evento que ha sido profusamente contaminado por una tóxica política”.
Y más allá de las olimpiadas 2016 que concluyeron y de las próximas olimpiadas paralímpicas, está la inmensa frustración de la Casa Blanca y sus aliados europeos, de haberse visto impotentes de detener el avance de Rusia. Ahora desarrollarán todos los artificios, trampas directas y clandestinas, para tratar de arrebatar a Rusia el derecho a ser la sede del Campeonato Mundial de Fútbol a efectuarse en el año 2018.
TRIBUNAL DIGNIDAD, SOBERANÍA, PAZ CONTRA LA GUERRA
Correo electrónico: tribunalpazecuador@yahoo.com