COMISIÓN NACIONAL ANTICORRUPCIÓN SE RATIFICA EN SU INVESTIGACIÓN 



GERMÁN RODAS CHÁVEZ, MIEMBRO DE LA CNACE SOSTIENE: “NO LE PODEMOS FALLAR AL PAÍS" 



OPCIÓN SOCIALISTA 66

La Comisión Nacional Anticorrupción-CNACE, creada por el Colectivo Nacional Unitario
de Trabajadores, Indigenas y Organizaciones Sociales (FUT, CONAIE, ECUARUNARI,
UNE, FRENTE POPULAR, FEDERACIÓN MEDICA entre otras organizaciones populares), presentó el 22 de septiembre del presente año, en rueda de prensa, su primer informe a la ciudadanía y, en especial, al Colectivo Nacional Unitario, fruto del trabajo investigativo sobre el proceso de contratación pública para la construcción de la hidroeléctrica Manduriacu.

En dicho informe, la CNACE encontró serios indicios de irregularidades en el proceso de contratación de esta obra “emblematica para el país”, como: 1) el incremento en el costo inicial de la obra en un82% por deficiencias en los estudios de factibilidad avanzada; y, 2) la falta de licencia ambiental para el inicio de la construcción de la hidroeléctrica; adicionalmente, la CNACE fue enfática en señalar que la Contraloría, a pesar de determinar en sus informes estos hechos, no concluyó con responsabilidades administrativas, civiles o penales, sino que recomendó a los funcionarios públicos que para
próximas contrataciones se tomen las medidas necesarias para que no se repitan estas deficiencias.

Pocas horas fueron necesarias para que diferentes funcionarios públicos reaccionen de forma agresiva ante el informe de la CNACE. El Prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja -que fue presidente del Directorio de la empresa pública Hidroequinoccio, empresa consultora que emitió el informe de factibilidad avanzada con deficiencias- utilizó terminos
despectivos para los miembros de la Comisión; de igual manera, el Contralor del Estado mencionó que fueron descontextualizados sus infomes; el Vicepresidente de la República llamó a que se inicie juicio a todos y cada uno de los comisionados que osaron presentar informes con indicio de corrupción en el régimen. Es importante mencionar que el coordinador general de la CNACE, Jorge Rodríguez, ya cuenta con un proceso penal en su contra.

Adicionalmente, se inició una campaña con recursos de los propios ecuatorianos para desprestigiar a los miembros de la Comisión. Estas reacciones oficiales eran esperadas por
los comisionados porque el régimen ya ha dado muestras de su severidad ante las acciones de la ciudadanía al presentar denuncias de corrupción A pesar del amedrentamiento frontal, la CNACE demostró su compromiso patriótico y valiente ante la ciudadanía al continuar con sus acciones y presentar, el 7 de octubre de 2015, su denuncia a la Fiscalía General del Estado, para que se inicie la indagación previa y se determinen responsabilidades, si es el caso, penales. Las organizaciones sociales respaldaron esta acción en rueda de prensa y acompañando a los comisionados; es importante destacar la presencia masiva de los jubilados. Los medios de comunicación cubrieron e informaron la presentación de la denuncia generando en la opinión pública la preocupación ante los indicios de corrupción.

Los comisionados son claros en mencionar que cuando aceptaron la designación por parte de las organizaciones sociales sabían las consecuencias de sus actos y llaman a estar atentos a las posibles acciones por parte del Gobierno, también seguirán con más procesos de investigación, cuyos resultados serán presentados a la ciudadanía una vez recabada toda la información necesaria.

Ante la valentía de la CNACE de continuar con la tarea confiada por el Colectivo Nacional Unitario, debemos aunar esfuerzos para apoyar las acciones que tomará la Comisión y defenderlas ante la reacción oficialista que, seguramente, tendrá todo el rigor que le permite su concentración de poder, mas no la verdad, la razón y la justicia.

GERMÁN RODAS CHÁVEZ, MIEMBRO DE LA CNACE SOSTIENE: “NO LE PODEMOS FALLAR AL PAÍS

Germán Rodas Chávez, historiador, académico y escritor de reconocida trayectoria nacional e internacional, en entrevista publicada por Opción Socialista es categórico en afirmar que el trabajo seguirá a pesar de las amenazas gubernamentales ante la ausencia de control y fiscalización del régimen.

1.- ¿Cuál es el origen de la Comisión Anticorrupción?
El origen es la ausencia de fiscalización al régimen. Un congreso Nacional sumiso y callado en materia de fiscalización. El llamado cuarto poder –un poder no es tal si no emana del pueblo- que no es más que una oficina más de Alianza País y que ha sido mudo testigo frente a la necesidad de controlar las acciones, de toda naturaleza, del Poder.

La Contraloría General del Estado que jamás ha tomado al toro por las astas y que se ha quedado en las bambalinas de cualquier acción fiscalizadora. En suma la ausencia de control y fiscalización al régimen –que como ningún otro ha tenido recursos para su accionar- son los elementos que contribuyeron para que la sociedad se dotara de su propia Comisión Anticorrupción conforme prevé la propia Constitución del Ecuador.

2.- ¿Cuál es el apoyo social a la Comisión Nacional Anticorrupción?

El apoyo proviene del Colectivo Nacional Unitario que agrupa a los trabajadores del FUT, a la CONAIE, a la UNE, a los gremios profesionales, a la FEUE, entre otros sectores, quienes resolvieron conformar esta comisión de Fiscalización, a cuyo interior están personas de enorme calidad ética.

El pueblo ecuatoriano tiene su propia Comisión de Fiscalización que no se amedrenta frente a las amenazas, única forma de respuesta que ha articulado el régimen.

3.- ¿Manduriacu deja muchas interrogantes?

Hay una pregunta fundamental en la construcción de esta hidroeléctrica ¿Por qué se contrató en 124 millones de dólares a Odebrecht y la obra terminó costando 227 millones de dólares? Esto debe responder los responsables de la “obra emblemática al país”. Manduriacu es más que una interrogante.

Ahora el Fiscal General del Estado debe investigar nuestra denuncia, presentada el 7 de
octubre, sin dilaciones. La construcción de lo que pomposamente llaman “la nueva matriz productiva” que nos lleva al “capitalismo del siglo XXl” debe ser investigado exhaustivamente y la Comisión tiene ese reto. No le podemos fallar al país.