EN GUATEMALA LOS CORRUPTOS SON IGUAL QUE LOS VAMPIROS  



VIVEN DE CHUPAR LA SANGRE DE LOS DEMÁS Y LOS DESTRUYE LA CLARIDAD. LA LUZ Y LA TRANSPARENCIA SON SU OBSTÁCULO 



En todas las sociedades que se consideran estados de derecho, sus tres poderes tienen que responder a una legitimidad democrática. En lo que se refiere al poder legislativo y ejecutivo, éstos emanan de un procedimiento electoral directo. Los presidentes, vicepresidentes y los diputados son elegidos por los ciudadanos. Esa misma legitimidad democrática debe adornar también al poder judicial, ya que este es el que se encarga de resolver los conflictos en el seno de las sociedades humanas, sin embargo, dadas las características eminentemente técnicas y profesionales de sus integrantes, estos no suelen ser objeto de elección directa por parte de los ciudadanos.
Pero es necesario que existan procedimientos representativos y transparentes que garanticen a la sociedad que los integrantes del organismo judicial tienen esa legitimación democrática.
La elección de jueces debe responder a principios democráticos fundamentales. Se requiere que el proceso de selección sea transparente y público, y que esté de acuerdo con el principio de legalidad, el cual les obliga a los jueces a ejercer sus funciones sujetos estrictamente a aquello que los ciudadanos les han ordenado, es decir, utilizar los procedimientos legislativos, para que se aplique la ley y no su voluntad, y que hagan esto con total independencia e imparcialidad.
Sería ir en la dirección opuesta si se permite que las Comisiones de Postulación tomen sus decisiones mediante el voto secreto o que se permita a los candidatos decidir cuáles de sus datos personales pueden ser hechos públicos o no.
Esta iniciativa de la sociedad civil, que hoy celebramos, es el vivo reflejo de que la sociedad guatemalteca toma su responsabilidad de participar en la elección de uno de los tres poderes del estado. En este caso Guatemala va en la dirección correcta de la democracia, ya que está velando por la transparencia, la participación ciudadana y la información.
Desde la Comisión y desde hace muchos meses, se le pidió a la sociedad de Guatemala involucrarse, organizarse, tomar las riendas de su propio destino. Hoy simplemente tenemos que darles las gracias porque lo están haciendo.
----------
Palabras del Comisionado Carlos Castresana
................
DETIENEN POR CORRUPCIÓN A LA EX VICEPRESIDENTA DE GUATEMALA
La detención de la ex funcionaria ocurrió en un hospital privado de la capital guatemalteca. Se le acusa de asociación ilícita, defraudación aduanera y cohecho.
Autoridades de Guatemala detuvieron este viernes a la ex vicepresidenta Roxana Baldetti por acusaciones de asociación ilícita, defraudación aduanera y cohecho.
La detención de la ex funcionaria ocurrió en un hospital privado de la capital guatemalteca.
Por otro lado, la prensa local dijo que responsables de la clínica, no identificados, indicaron que la ex vicepresidenta está internada allí desde el viernes pasado.
En unas breves declaraciones, el letrado explicó que Baldetti tiene "problemas cardíacos", ya que "una arteria" le está dando "problemas en el sistema digestivo", pero no precisó cuál es el tratamiento que recibe ni tampoco cuál es el pronóstico de los médicos.
INTENSA REACCIÓN
Según la orden de aprehensión, firmada por el juez primero de Primera Instancia Penal de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez Aguilar, la exvicepresidenta está acusada de los delitos de "asociación ilícita, cohecho pasivo y casos especiales de defraudación aduanera".
A través de las redes sociales los comentarios sobre el arresto de Baldetti no se han hecho esperar, con mensajes como "A todo coche le llega su sábado", "¡Que buen viernes para nuestra amada Guatemala! Capturan a Baldetti ", "Yo lo que quiero es a la Baldetti encharchada en la palangana de una patrulla" o con varios memes.
MANIFESTANTES EXIGEN LA RENUNCIA DEL PRESIDENTE DE GUATEMALA
Una nueva jornada de protestas pone presión de Otto Pérez. Dos ministros presentaron su dimisión.
Cientos de guatemaltecos salieron a las calles para exigir la renuncia del presidente Otto Pérez, en una nueva jornada de manifestaciones en medio de una profunda crisis política, que incluye la reclusión de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, a quien se acusa de corrupción, así como la solicitud de que se retire la inmunidad que protege al mandatario para someterlo también a juicio.
En las protestas, los ciudadanos instalaron una manta gigante en el centro histórico de Guatemala, donde los manifestantes pudieron plasmar mensajes como “Con esta unión y con fe el sol brillará nuevamente”, “Si voto, valido el sistema corrupto” o “Inconscientes, ¡fuera basuras!”. La tela, de unos 15 metros, fue extendida desde la puerta principal del Palacio Nacional de la Cultura y el comienzo de la Plaza de la Constitución.

DEMOLEDOR INFORME SOBRE “PERVERSIÓN” POLÍTICA EN GUATEMALA
Casi cada sábado desde abril pasado, manifestaciones similares han sido convocadas por grupos que reclaman que la Justicia actúe ante las sospechas que pesan sobre el mandatario. De acuerdo con el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), tanto Baldetti como Otto Pérez Molina dirigían una estructura que se adueñaba de dinero público en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) con la complicidad de al menos 27 personas, bautizada como “La Línea”.

RENUNCIAN DOS MINISTROS
Por si eso no fuera suficiente, dos ministros y un comisionado presidencial presentaron su renuncia en lo que la prensa guatemalteca calificó como “el comienzo de la desbandada”. Sergio de la Torre, exministro de Economía, Cinthya del Águila, extitular de Educación, y Juan Carlos Paiz, excomisionado presidencial para la Competitividad, dieron un paso al costado aduciendo que la situación del mandatario les provocaba “decepción”.

“Bajo los principios y valores con que nos mantuvimos en el puesto, ahora, por esos mismos principios, no podemos continuar en el cargo”, dijo De la Torre. Por su parte, Paiz comentó que la decisión fue “difícil”, pero consideró que está “justificada” por las evidencias presentadas en el informe contra el presidente. La noche del viernes, la cúpula empresarial organizada en torno al Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), rompió definitivamente con el mandatario y exigió su “inmediata renuncia”.
DZC (dpa, EFE, Reuters)
GUATEMALA: PÉREZ MOLINA DESCARTA RENUNCIAR POR ESCÁN DALO DE CORRUPCIÓN
Juan Paullier BBC Mundo
El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, aseguró que no está vinculado con el caso de corrupción conocido como "La Línea", rechazó dimitir y pidió disculpas al pueblo guatemalteco.
Acosado por un escándalo de corrupción, el gobierno del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, pende de un hilo.
Aunque los pedidos de renuncia no han hecho más que incrementarse en los últimos días, Pérez Molina se mantiene firme y en un breve mensaje en cadena nacional, descartó dimitir.
"No renunciaré y con toda entereza enfrentaré y me sujetaré a los procesos que en ley corresponda", aseguró el mandatario.
Se han hecho "señalamientos graves que pretenden vincularme con el caso conocido como La Línea", aseguró.
"Declaro categóricamente que rechazo mi vinculación", indicó el presidente quien dijo sufrir un "embate político y mediático".
"Mi conciencia está tranquila. Daré la cara y demostraré frente a la institucionalidad (...) mediante el debido proceso que no he sido parte ni mucho menos receptor de esos fondos mal habidos en perjuicio del pueblo guatemalteco".
"Esto ha acontecido en mi gobierno y por funcionarios cercanos o a los que designe. Esto me obliga a pedir una disculpa pública (...) a pedir perdón a los guatemaltecos", agregó.
El caso
El cerco sobre el presidente se estrechó en las últimas horas luego de que fuera acusado por la fiscalía de liderar una red de defraudación fiscal.
La Fiscalía General solicitó el viernes ante la Corte Suprema el inicio de un antejuicio para retirarle la inmunidad a Pérez Molina, de 64 años.
Roxana Baldetti, dimitió a su cargo de vicepresidente en mayo, y fue detenida este viernes por su presunta participación en el escándalo de corrupción conocido como "La Línea".
El mismo día su exvicepresidenta, Roxana Baldetti, fue arrestada por su participación en el caso llamado "La Línea", una red de funcionarios y empresarios que presuntamente cometieron delitos contra el Sistema de Administración Tributaria (SAT).
Baldetti, quien renunció el 8 de mayo, fue detenida en una clínica privada y luego fue remitida a un cuartel militar de la capital.
La orden de detención contra la exvicepresidenta fue emitida por los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo y defraudación aduanera.
Funcionarios judiciales y un organismo avalado por la ONU desmantelaron en abril una estructura criminal que recibía sobornos de importadores para evadir el pago de impuestos de aduana.
La investigación ha estado liderada por Iván Velásquez, un exmagistrado colombiano que lidera la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un organismo adscrito a Naciones Unidas.
La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un organismo adscrito a Naciones Unidas, y la fiscalía del país revelaron la investigación, que comenzó en mayo de 2014, de 40 casos de cobros ilegales y contrabando que operaba en las aduanas del país, dependientes de la SAT.
La red de corrupción operaba desde hacía más de un año y tenía como objetivo cobrar sobornos a empresarios y usuarios de distintas aduanas del país a cambio de modificar lo que los importadores debían pagar al fisco.
"La documentación incautada en los allanamientos en conjunto con las intercepciones telefónicas disponibles", aseguró la fiscal general Thelma Hernández, "llevan a considerar como probable que el señor presidente de la República haya participado en la comisión de las mismas conductas punibles por las que han sido acusadas las personas que integraban la organización criminal denominada La Línea".
"Hasta el momento de hoy encontramos en toda la organización y organigrama (de la defraudación) la muy lamentable participación del señor presidente de la República y la señora Roxana Baldetti", aseguró el viernes el comisionado de Cicig, el exjuez colombiano Iván Velásquez.
El comisionado aseguró que en las más de 80.000 escuchas telefónicas realizadas en el marco de la investigación, y en los más de 5.000 mensajes de correo electrónico revisados, existían referencias a "el uno" y "la dos", que corresponderían a la participación de Pérez Molina y Baldetti.
La fiscal general, Thelma Aldana Hernández, aseguró el viernes que existe una alta posibilidad de la participación de Pérez Molina.
Cientos de personas se manifestaron este domingo frente a la Casa Presidencial para pedir la renuncia del presidente.
"La documentación incautada en los allanamientos en conjunto con las intercepciones telefónicas disponibles", aseguró Hernández, "llevan a considerar como probable que el señor presidente de la República haya participado en la comisión de las mismas conductas punibles por las que han sido acusadas las personas que integraban la organización criminal denominada La Línea".
En caso de que la Corte Suprema apruebe el antejuicio, todavía es necesario que el Congreso emita su consenso para retirar la inmunidad al presidente.
Los parlamentarios ya rechazaron el 13 de agosto levantar su inmunidad para que pueda enfrentar a la justicia.
De hacerlo, el Ministerio Público podría investigarlo aunque si no se solicita su captura, podría seguir seguir en el cargo.
Meses de protestas
Desde la revelación del escándalo de corrupción, la capital del país ha sido escenario de manifestaciones para pedir la renuncia del presidente.
En los actos más concurridos se estima que participaron hasta 60.000 personas, movilizaciones que el país no había visto en al menos tres décadas.
El tenor de las protestas llevó a que se realizaran comparaciones con la llamada "Primavera Árabe", el fenómeno de movilizaciones populares que convulcionó a algunos países del mundo árabe y Medio Oriente desde 2010.
Miles de personas volvieron a manifestarse en la plaza central de la capital y cientos se movilizaron frente a la Casa Presidencial para pedir la renuncia del mandatario.
Y la pérdida de apoyo a Pérez Molina alcanzó al propio gobierno. Dos ministros y tres viceministros presentaron la renuncia a sus cargos durante el fin de semana.
Rumbo a las elecciones
El escándalo de corrupción y la decisión de Pérez Molina, quien debe dejar su cargo el 14 de enero, de no renunciar se da en un momento delicado de la vida política del país.
El 6 de septiembre Guatemala irá a las urnas para elegir nuevo presidente, unos comicios generales en los que el actual mandatario no puede presentarse ya que el país no contempla la reelección.
Las encuestas favorecen al empresario conservador Manuel Baldizón, cuyo compañero de fórmula también ha sido acusado de estar vinculado a un caso de corrupción.
No se espera que ningún candidato alcance el 50% de los votos necesarios para evitar una segunda vuelta, prevista para el 25 de octubre.
Crisis política
Tras las denuncias de corrupción, Pérez Molina perdió la confianza de la poderosa cúpula empresarial del país.
"Exigimos la renuncia inmediata de Pérez Molina", dijo el presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), Jorge Briz.
El mandato del presidente Pérez Molina finaliza el 14 de enero. "El actual gobierno y el mandatario son impresentables", aseguró.
El Cacif hizo el pedido "en aras de la gobernabilidad y la transparencia y con el afán de fortalecer la democracia y preservar la institucionalidad".
Previo al anuncio del presidente, el procurador de Derechos Humanos, Jorge de León, había asegurado que la única salida a la crisis era la renuncia de Pérez Molina.
"El sistema ya colapsó, nuestra democracia no da los resultados necesarios y este ya es un Estado fallido", aseguró, "más importante que la renuncia será cómo salimos de esta vorágine de corrupción".
Y sin embargo, Pérez Molina en su temeraria necedad se niega a presentar la renuncia de su cargo de Presidente de la República de Guatemala.