AGRESIÓN DE ESPECTRO COMPLETO: VERSIÓN AMÉRICA LATINA 



ESTADOS UNIDOS VE ENEMIGOS EN TODAS PARTES Y DESPLEGARÁ TROPAS POR TODO EL MUNDO 



por Bruno Sgarzini

Entre enero y febrero se dieron una serie de hechos que remarcan el estilo con el que se focaliza el excepcionalismo global en América Latina, dentro de una escalada cada vez más agresiva contra los polos dinámicos de la región inmersos en la construcción de un mundo multipolar.

MISION VERDAD
america_latina_nota.jpg

La ofensiva "restauradora" de Estados Unidos pone a hablar a sus títeres regionales y los enlaza con los territorios donde pisa fuerte para aplicar una lógica de asedio y avance de libre mercado, ahí donde pueda, para consolidar un anillo de seguridad desde donde disputar y boicotear a sus enemigos y adversarios.
Enmarcado en el epílogo de su dominación global a punto de caramelo para la ruptura violenta, Estados Unidos centra sus esfuerzos en esta fase para congelar y revertir los logros de los Estados soberanos de América Latina a partir de la guerra económica y financiera, mientras corre en paralelo a las operaciones psicológicas y a la construcción de una tensión social entre la base de apoyo de los gobiernos y la que apoya a sus personeros de la intervención con el eje SIP (Sociedad Interamericana de Prensa), tirando el resto de "legitimidad independiente" que le queda.
América Latina no es la excepción al excepcionalismo global.
La focalización versión económica
El relato dominante global en este momento está con las antenas puestas en rutinizar la infofrenia en tres países de América Latina: Venezuela, Argentina y Brasil. Paradójicamente, los tres atraviesan ciclos económicos en los que su dependencia al dólar, la fuga de capitales y el dominio financiero los hace vulnerables a ser presas de la extorsión de la clase dominante local, transnacional y financiera para invertir en el país bajo "condiciones favorables" para el capital "privado".
En términos criollos, el 1%, con Estados Unidos como nave insignia, aplica una lógica de devaluar el dólar, hacer que los emergentes corran atrás con posteriores devaluaciones en paralelo a una fuga de los dólares absorbidos por las ventas de las mismas materias primas que hoy también han bajado por factores especulativos, como sucede con el caso del barril de petróleo.
Así que eso se traduce en una famosa y conocida debilidad de la dependencia entendida como restricción externa (falta de dólares), que tensiona las cuentas de los almacenes bodegueros del Estado y los hace terrenos fértiles de ataques a sus monedas, como ha ocurrido con distinta intensidad en los tres países y en particular en Venezuela con la estrategia Dolar Today.
A esto se suma que las clases dominantes locales con creciente influencia en el mundo "globalizado" usan su poder de control en los mercados para perpetuar la especulación en términos productivos, subir los precios sin producir más y asaltar así las rentas populares alcanzadas con la distribución de los ingresos y la riqueza realizada en los últimos años dentro de un modelo de capitalismo de Estado donde se aplican amplios programas sociales para pagar la deuda social dejada por el neoliberalismo.
Construida esta "inflación", la "trampa" consiste en una extorsión de manual para liberalizar el "mercado", despejar al Estado del control de áreas estratégicas y acceder a créditos y beneficios económicos para hacer "viable" la inversión nacional y extranjera con supuestos fines productivos que "resuelvan" el drama "inflacionario" y reactivar el "crecimiento virtuoso" con especial eje en profundizar el modelo de la región mina, contrario a la propuesta de fortalecer los mercados internos y crecer hacia dentro de la Unasur y el ALBA. Todo esto con los mercados financieros mundiales del 1% prestos a ofrecer préstamos en forma de bonos para perpetuar la dependencia en una vía.
Sin una voluntad política clara de Brasil para lanzar el Banco del Sur, este bache productivo y financiero es paliado con la inversión y los préstamos chinos en Argentina y Venezuela, y eso recalienta aún más la amenaza de una arquitectura financiera alternativa al capitalismo especulativo 1% y obliga a que su nave insignia, Estados Unidos, focalice su excepcionalismo y lo recaliente con una activa y evidente injerencia en los asuntos internos de nuestros países cuando la amenaza-mundo Brics y organismos regionales asedia los beneficios del eje Wall Street.
Asedio uno: Brasil
Si el año pasado nos asombramos con el uso del arma "avión down" con el candidato presidencial de Brasil, Eduardo Campos, este 2015 nos recibió con los baldazos de agua fría de una serie de hechos que escapan a la lógica economicista en algunos casos y policial en otros.
Uno de éstos nos muestra una parte más de la silueta del ataque al precio del barril de petróleo y se relaciona con el asedio contra la estatal Petrobras al lanzar un megaescándalo de corrupción dentro de la transnacional que la golpeó duramente en su cotización en las bolsas del 1%, justo cuando pierde inversiones para la estratégica Cumbre Pre-sal, ubicada mar adentro, en la que se encuentran importantes reservas de crudo que hasta han llevado al Estado brasileño a reformular su doctrina de defensa nacional.
Esto demuestra la conjura "barril de petróleo" que existe por inviabilizar por un tiempo las inversiones de altos costos del mercado petrolero, como ocurre con Pdvsa y la Faja del Orinoco, y el deseo de concentrarlo en las mismas transnacionales de siempre (que dicho sea paso son las mismas cuyos dueños controlan los mercados financieros y sus flujos especulativos) para que se devoren a las que tienen que ver con el mundo alternativo y soberano a nivel mundial a través de la lógica de quiebre y compre, aplicada salvajemente por Wall Mart al bajar sus costos para ir a pérdida con el objetivo de fagocitarse a sus competidores.
Pero lo de Petrobras va más allá porque este megaescándalo cubierto por la infofrenia intenta ser relacionado con la gestión pasada de la presidenta Dilma Roussef y utilizado como pretexto para que el parlamento brasileño, controlado por la oposición, le haga un juicio político para destituirla en el mismo momento en que el Partido de los Trabajadores cede por el otro lado a los intereses financieros que lo asedian con un programa económico ortodoxo y un ministro del sector (Joaquim Levy).
Usan recursos de poder institucionales y supuestamente independientes en la clave del antikirchnerismo, antipetismo y antichavismo en la que se intenta explotar la antipolítica moral
Así la retórica busca asociar una caída de la imagen de Roussef y rescatar el relato que hundió en la destitución al expresidente Fernando Collor de Mello por un caso de corrupción similar, dentro de un misil directo a las contradicciones y los efectos sociales que el PT va a tener por la negociación con la clase dominante brasileña y los "mercados", y otro hacia las clases medias acomodadas de las urbes inoculadas con el antipetismo para que se movilicen en pos de este golpe parlamentario.
Edición brasileña del quiebre por abajo para el golpe por arriba.
Asedio Argentina y los otros asedios
En Buenos Aires, la ofensiva dio sus malas buenas con la muerte del fiscal Nisman (dateada por aquí) y tal como se veía venir, el eje SIP criollo comandado por Clarín creó un relato de donde emergió el poder judicial como actor político para motorizar una movilización de la clase media acomodada de las urbes, con epicentro en la capital porteña, donde se habrían dado cita 100 mil personas.
En una clara estrategia de desgaste y tensión para homogenizar la realidad política en la clave asesinato Nisman y el caos que se le va de las manos a la "dictadura kirchnerista", el Poder Judicial es presentado como un actor "independiente" en una clásica del manual de la intervención para la deslegitimación del Poder Ejecutivo y la presentación de un desorden general que sirva para construir uno nuevo en el que el antikirchnerismo sea la salida necesaria para encauzar el país y sacarlo del "aislamiento internacional" y el "imperialismo chino", duramente criticado por los últimos acuerdos que prevén intercambio de monedas, préstamos e inversiones que tienden a estabilizar la economía argentina por este año.
Citados el caso argentino y brasileño, podemos observar cómo el factor económico busca juntarse con el político y que al no construirse alternativas políticas reales se usan recursos de poder institucionales y supuestamente independientes en la clave del antikirchnerismo, antipetismo y antichavismo en la que se intenta explotar la antipolítica moral para pasar de una minoría intensa opositora a una mayoría "silenciosa" con la "ciudadanización" indignada de los conflictos.
Pero esta estrategia está destinada a ir más allá, porque pretende utilizar el desgaste natural de los procesos, el congelamiento de sus imaginarios colectivos a futuro y el freno del ascenso social por la situación económica regional y mundial para inmovilizar a los gobiernos en la consolidación de sus proyectos de poder y nación dentro de una región unida con un ascenso de las alianzas con el mundo que apuesta a una nueva correlación de fuerzas a nivel global.
En sí, el objetivo es caotizar la gobernabilidad mediante la construcción de una tensión social artificial dentro de una estrategia de guerra líquida para que en vez de dedicarse a avanzar en los nuevos desafíos necesarios y particulares de cada país se caiga en los temas sin "resolución" instalados por la contra para que sirvan de autogolpes en la cara para los procesos sociales y su deslegitimación ante sus pueblos.
Nuevamente, una clásica aggiornada a la época moderna y liquida en la que vivimos, donde todo se construye a partir de las percepciones, no de lo real que vemos en la calle, y que en el caso venezolano adquiere relieves cercanos a la construcción de un escenario de guerra civil, como nueva escala en el asedio de espectro completo.
De golpismo a Estado Global
Dentro de este relato de ofensiva del 1% mundial y regional, los imaginarios de nuestros procesos están agotados y hasta acá llegaron sus modelos políticos-económicos por lo que la necesidad es generar una "crisis" (sea violenta, golpista, institucional o social) para legitimar una salida "política" acorde a la fagocitación y fragmentación de nuestras naciones dentro del Estado Global controlado por el Eje Wall Street.
Y esto podemos verlo como se desarrolla en México, Colombia y Perú, por ejemplo, donde los presidentes no superan la valoración del 50% y están arriba de bombas sociales propias del libre flujo de capitales y su consecuente desterritorialización de la que emerge el Estado de la Violencia como eje "pacificador" y normativo de la extracción de las materias primas por parte de las transnacionales. Su ejemplo más acabado está escenificado en el caso Ayotzinapa y representado por el narcoparamilitarismo como sustituto del Estado soberano para atajar las consecuencias sociales y poner en marcha la consolidación del neoliberalismo en el siglo XXI para las periferias minas.
Eso es lo que Estados Unidos tiene para ofrecerle a la región y es lo que les lanza también a los centroamericanos con el libre comercio, el fin de sus fronteras, la represión política con Honduras como epicentro, y Nicaragua como país a conquistar para quitarlo del plan del Canal Interoceánico destinado a revolucionar el continente y cambiar la correlación de fuerzas y la dependencia para siempre.
Por eso es tan importante para Estados Unidos consolidar su dominio en Centroamérica y el Caribe y acelerar el asedio a Venezuela al centrar también los esfuerzos del Lobby Biden contra Petrocaribe mientras se pentagoniza la intervención, tanto en la selección de las vocerías políticas como en los informes contrarios a Venezuela, con la IV Flota instalada para aplicar un dominio de espectro completo sobre las telecomunicaciones y una cobertura a las operaciones en el terreno con largos antecedentes en la historia de América Latina.
Salir de la dependencia
Como vemos, todos estos asedios están destinados a limitar la influencia de los polos dinámicos, consolidar los modelos Alianza del Pacífico con la liberalización completa y su fagocitación en el Estado Global, e inmovilizar el orden interno para deslegitimar los procesos y frenar la profundización que sirva para saltar por arriba la trampa de la dependencia y construir una autonomía real que termine de construir modelos alternativos a la hegemonía neoliberal reinante.
El asedio a su vez se centra en conquistar (o al menos neutralizar) "los corazones y las mentes" de la base social de los procesos que ascendió socialmente y ve cómo se "agota" su imaginario consumista, lo que es una trampa en sí misma porque se basa en un modelo económico global asentado en consumos foráneos y se construye en base a la "calidad de vida" de Nueva York sin preguntarse si el imaginario Hollywood se alcanza para unos pocos con la perpetuación de la región Potosí compra espejitos de colores modernos o se construye una propia, basada en una nueva inserción mundial y nuevos tipos de consumo acordes al actual contexto económico de asedio de espectro completo.
Así que lo que se presenta como una "crisis de consumo" en clave de antipolítica requiere tanto de subordinar a la clase dominante en el corto plazo para cesar con el boicoteo y seguramente reemplazarla en las "inversiones en la producción", como de instalar un nuevo sistema de valores y patrones de consumo que nos saquen del actual reino del capitalismo financiero y especulativo que impregna nuestra vida cotidiana desde cuando vemos al bachaquero hasta cuando una "empresa" gasta más en marketing publicitario que en sus "trabajadores".
Indudablemente esto significa profundizar nuestros imaginarios a futuro y encauzar la "crisis de consumo" hacia una solución real que indudablemente exige una mayor conciencia, una mayor participación y un nuevo sistema de valores y de modelo civilizatorio para relacionarnos como bloque frente al mundo nuevo que emerge ante nuestros ojos.
El comienzo de la Historia continúa ante nosotros y lo estamos construyendo.
Ellos ofrecen muerte, nosotros vida.

ESTADOS UNIDOS VE ENEMIGOS EN TODAS PARTES Y DESPLEGARÁ TROPAS POR TODO EL MUNDO

REUTERS / Shamil Zhumatov
En el siglo XXI Estados Unidos apostará por sus aliados solo de manera provisional. Cualquier amigo puede convertirse en un enemigo, y los papeles de aliado y adversario pueden invertirse en cualquier momento. Por eso Washington cree que es preciso desplegar tropas por todo el planeta.
Según sintetiza la revista digital Deutsche Wirtschafts Nachrichten, esta es la lógica de una nueva doctrina militar del país norteamericano para los años 2020–2040 que está siendo elaborada en el Pentágono. Todo es variable en un primer esbozo de esta doctrina, titulado 'La victoria en un mundo complicado'.
El enemigo es desconocido, su geografía es una tierra incógnita, tampoco se sabe qué coaliciones forma. Distintos enemigos pueden aprovechar estrategias convencionales, no convencionales e híbridas para causar daño a la seguridad nacional y los intereses geopolíticos de EE.UU. Sin embargo, Washington debe estar preparado para repeler cualquier amenaza en dichas condiciones.
Para cumplir con esta misión, es necesario tener en cuenta múltiples factores, continúa Deutsche Wirtschafts sintetizando el proyecto de la doctrina. El Ejército de EE.UU. debe actuar en las redes sociales y controlar cómo los medios cubren los conflictos existentes. Asimismo hay que desarrollar programas para prevenir los ataques de 'hackers'. En tercer lugar los autores recuerdan que es preciso prevenir la proliferación de las armas de destrucción masiva.
Según un pronóstico de los autores del documento, hacia el año 2030 cerca del 60% de la población mundial vivirá en grandes ciudades. Por eso piensan que las metrópolis serán el objetivo más probable de ataques del hipotético enemigo, y también más vulnerables a ellos.
La doctrina busca que el Ejército sea capaz de desplegar con rapidez a su personal y material bélico en cualquier punto del planeta y reaccionar ante los desafíos. De esta manera se podría mantener el dominio global de EE.UU. en condiciones geopolíticas cada vez distintas, esperan los militares.

REVELAN LA EXISTENCIA DE DOS BASES MILITARES SECRETAS DE ESTADOS UNIDOS EN SOMALIA

A lo largo de los últimos años, EE.UU. ha estado ampliando sus operaciones militares en África, y en particular en Somalia, donde según las últimas revelaciones, está operando dos bases secretas para realizar misiones de drones.
Desde una base en la ciudad de Kismayo, situada en el sur de Somalia, un equipo de operadores especiales del Mando Conjunto de Operaciones Especiales de EE.UU. opera drones y realiza actividades antiterroristas, según han comunicado numerosas fuentes del gobierno somalí y de la Unión Africana, informa 'Foreign Policy'. La presencia de estas fuerzas en Kismayo nunca se ha reportado antes, y EE.UU. tampoco ha reconocido que opera drones desde el territorio somalí.
"Tienen una base allí", ha dicho Abdighani Abdi Jama, ministro estatal para la presidencia en la administración regional provisional de Kismayo, señalando un recinto fortificado no muy lejos de la terminal del aeropuerto. El funcionario ha confirmado que en la base hay al menos 40 militares, que además de operar drones desde la pista de aterrizaje del aeropuerto, realizan operaciones de "inteligencia" y "antiterroristas".
Kismayo es solo uno de las zonas dentro de Somalia donde se han establecido militares estadounidenses. El gobierno somalí y fuentes de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) han confirmado la existencia de otra base clandestina en Baledogle. Por su parte, un portavoz de AFRICOM, Chuck Prichard, ha confirmado que EE.UU. "ha enviado un número limitado de entrenadores y asesores, así como un pequeño grupo de coordinación militar para apoyar a la AMISOM y las fuerzas de seguridad somalíes como parte de los esfuerzos internacionales para estabilizar Somalia".
La ampliada presencia de EE.UU. en Somalia forma parte de una tendencia más general hacia una participación militar encubierta más profunda en la región del Cuerno de África, subraya 'Foreign Policy'. Esta política se traduce en un importante aumento de las actividades de inteligencia y de operaciones especiales, así como de programas de asistencia militar que han crecido drásticamente a lo largo de los últimos años. Además de la base de Yibuti, el Ejército estadounidense ha establecido bases en Etiopía, Kenia y Seychelles. También ha financiado de forma indirecta el entrenamiento de miles de soldados de la AMISOM.
¿PUEDE ESTADOS UNIDOS ACTUAR COMO UN DICTADOR A N IVEL MUNDIAL?
TELESUR Y RT TIENEN LA RESPUESTA
En la cuarta entrega de su programa conjunto, Telesur y RT analizan las injerencias que sufren países por parte de otras naciones, así como de parte de bancos u otras organizaciones. No se pierda esta nueva edición de 'Venezuela y Rusia en la mira' el próximo 6 de julio.
Son pocos los países que se han salvado de la injerencia de quienes se creen los amos o los policías del mundo, bien sean gobiernos, instituciones, organismos o bloques que tratan de imponer su criterio y que crean en la opinión pública la sensación de que son ellos los indicados para decir qué es lo que debe hacer un presidente, un primer ministro o un pueblo entero.
Pero, ¿qué derecho tienen para guiar el destino de los pueblos e indicarles qué es lo correcto? ¿Hasta qué límites puede llegar un Estado para forzar a otros a seguir su voluntad como si fuera un dictador? ¿Qué tienen que hacer las naciones para afrontar estas injerencias? Buscaremos las respuestas a estas y a otras preguntas de la mano de Javier Carrasco, desde el estudio en Moscú, de Rey Gómez y Karen Méndez en Caracas, y de los expertos invitados a su programa. Véalo este 6 de julio.
El programa revela casos de injerencia evidentes como el de Venezuela, Cuba o Siria. Sin embargo, el fenómeno es global, ya que ni siquiera los principales aliados de EE.UU. se salvan del espionaje. ¿No se lo cree? Pues ahí están el caso de la canciller de Alemania, Ángela Merkel, cuyas conversaciones telefónicas, hasta las que mantuvo con su asistente personal, fueron interceptadas.
Algo parecido le ocurrió a Arabia Saudita, aliado íntimo de EE.UU., que fue víctima del espionaje económico a la hora de elegir entre si comprar aviones de EE.UU. o europeos. En este caso, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) al enterarse de ello, entregó los datos espiados sobre las dudas de Arabia Saudita a una empresa privada estadounidense para que no quedara en desventaja.
Ecuador, Argentina, Bolivia, Francia, Ucrania, Corea del Sur o Reino Unido son solo algunos de los países que han sufrido injerencias por parte de instituciones estadounidenses, a veces apoyadas incluso por el Congreso de este país. Pero no solo EE.UU. es el único país que se cree bastante bueno para interferir en los asuntos de otras naciones... O si no, ¿por qué Israel cree que puede injerir en los asuntos de Palestina?
La injerencia en asuntos de terceros suele quedar plasmada de forma muy evidente en las guerras o en los conflictos civiles de ciertos estados.
LOS MAPAS DEL GENERAL
JOSÉ VICENTE RANGEL
Contrainjerencia
1.- . En la XXXII Conferencia Internacional para el Control de Drogas, que se reunió a comienzos de este mes en Cartagena (Colombia) y a la que asistieron los delegados de 127 países -y agencias como la DEA-, el momento más esperado por la audiencia fue la intervención del general John Kelly, comandante del Comando Meridional (Sur) de EEUU.
En su intervención destaca un dato novedoso: el reconocimiento -creo que por primera vez en la historia- por un alto funcionario norteamericano, del creciente consumo y demanda de droga en su país y la aceptación de que este es el principal problema para la potencia imperial. “Tiene mi país -dijo Kelly- una demanda insaciable por las drogas: no hablo de marihuana, también hablo de cocaína, heroína, metanfetaminas”. Señaló, además, que “la lucha contra las drogas debe ser un paquete, no solo para erradicar los narcóticos en esta parte del mundo, sino todo un paquete que empieza con la reducción de la demanda en países como EEUU.
2. ¿A qué obedece este planteamiento de un jefe militar de la importancia de Kelly? El reconocimiento -de pronto- de algo que todos conocen provoca sospechas. Es el tipo de afirmación que siembra confianza para ir al fondo de lo que se pretende. El jefe del Comando Sur, organismo que maneja la estrategia geopolítica en un espacio sensible para el poder de EEUU, exalta la necesidad de “trabajar en red para combatir la red”, mencionando en primer término a Colombia y países como Panamá, El Salvador, Honduras y Nicaragua, y excluyendo deliberadamente a Venezuela. En un párrafo señala: “No pasa lo mismo con Venezuela, con la que no tenemos mucha cooperación, y sabemos que hay mucha cocaína saliendo de ese país hacia el mercado mundial”. Luego agrega: “Casi todos los movimientos aéreos con estupefacientes salen de Venezuela y pasan por las islas. Hace dos años la ruta aérea pasaba por países de Centroamérica, pero ahora lo hacen por pequeñas islas en el Caribe”. Después mencionó que las ganancias del negocio general de estupefacientes mueve 650 mil millones de dólares en el mundo.
3. ¿Por qué el general Kelly en esta reunión en Cartagena llama a realizar un trabajo conjunto en la región, destaca la gravedad del consumo en su país y escoge a Venezuela como blanco? Sostiene -sin pruebas- que se trata de la nación desde la cual sale “mucha cocaína” -¿cuánta?- y silencia los logros que en la lucha antidrogas alcanza el país. Es obvio que el centro de la estrategia para la región, de la cual es vocero este general, consiste en ubicar el objetivo contra el cual se va a actuar. A tal fin, el jefe del Comando Sur presentó dos planos elaborados sin soporte serio, ya que no se informa sobre la fuente del material. Uno de los mapas muestra las principales rutas de tráfico de cocaína saliendo de la fachada marítima de Venezuela; otro presenta todas las actividades criminales globales donde destaca el papel que juega el territorio venezolano.
4. Las conclusiones de un trabajo de investigación de este material, realizado por la Escuela de Inteligencia y Contrainteligencia G/B Daniel Florencio O’Leary, registran que mediante esta actividad del Comando Meridional/Sur, EEUU estaría justificando, ante el mundo y los representantes de los países asistentes a dicha conferencia, lo siguiente:
a) Que Venezuela no colabora con las actividades contra el narcotráfico, especialmente cocaína.
b) Que la fachada marítima de Venezuela, en toda su extensión hacia el Caribe, es el principal espacio geográfico de la ruta para la droga.
c) Que con los mapas presentados se argumenta el incremento de las actividades militares, como en efecto se ha efectuado en el primer semestre del año, para actuaciones con sistemas de armas de guerra contra el narcotráfico y la atención humanitaria en la región.
d) Que es necesaria la ayuda del Comando Meridional/Sur para controlar las actividades del narcotráfico en la región.
e) Que es imprescindible reforzar el área con otro tipo de comunicaciones más actualizadas, como las Nano Satelitales.
f) Que los mapas presentados en la conferencia refuerzan, cada vez más, la importancia del apoyo financiero al Plan Colombia.
5. La estrategia es clarísima: militarizar la lucha contra el narcotráfico y darle perfil político para instaurar, como blancos, a naciones donde hay procesos sociales de cambio. En la actual realidad latinoamericana, el blanco fundamental, por ahora, es Venezuela, a la que se pretende convertir en objetivo de un doble ataque: por un lado con la acusación de violación de los derechos humanos y, por otro, de servir al narcotráfico. La meta: declarar a Venezuela Estado forajido.
Laberinto.
Un amigo español con alta figuración, dirigente socialista, me escribe desde Madrid sobre el viaje de Felipe González a Venezuela. Comienza diciendo que su planteamiento fue erróneo y que González “podía haber jugado un papel de intermediación y no de beligerancia”. Que no prohibirle la entrada fue un acierto del Gobierno. Dice que su posición no agradó en sectores empresariales…
En efecto, González se desbocó. ¿Estuvo mal asesorado? ¿Se guio por opositores enfermos de antichavismo y no por los sensatos y demócratas? Quizá si busca información en otras fuentes sobre la “realidad real” del país habría cumplido un papel positivo para lograr el diálogo que él al llegar manifestó como su propósito. Precisó: “Yo creo que Venezuela necesita diálogo”, pero hizo lo contrario: contribuyó a exaltar las tensiones. ¿Era eso lo que quería? Así pasa con estos turistas politiqueros que asumen el tema Venezuela alineándose con un sector opositor, por lo que terminan haciendo un lamentable papel…
En el estadio Nacional de Santiago, lugar de reclusión de prisioneros políticos y salvajes torturas cuando el golpe de Pinochet, flameaba una inmensa pancarta con este lema: “Pueblo sin memoria, pueblo sin futuro”…
Sugerencia: para que no haya malos entendidos sobre el descontento en la población por el desabastecimiento y la inseguridad, convendría que el Gobierno contase con un equipo que haga sondeos permanentes sobre el estado de ánimo de la gente. Los procese con seriedad para que tenga el pulso de la calle. Polemizar en torno a una situación delicada, donde los números no dan confianza a nadie, enmascara la realidad. A quien menos le conviene hacerlo es al Gobierno, que debe estar consciente de cuál es la realidad…
Uno de los personajes que viajaron a Venezuela -junto al colombiano Pastrana y el boliviano Quiroga- para apoyar a la oposición, fue el ex presidente de México Felipe Calderón. En el juego que le ganó Venezuela a Colombia el personaje se quitó -como comentarista del evento- la máscara de imparcial con que vino al país, al tuitear: “Qué pena. Qué juego tan sucio el de los venezolanos, parece que los entrenó Maduro”, y se solazó con la consigna de un opositor que decía: “¡Fuera Maduro!”. No atribuyo esta actitud del ex presidente a su antivenezolanismo, sino a la fama de dipsómano que tiene en su tierra…
A los enemigos jurados del político más difamado del país, Diosdado Cabello, les salió el tiro por la culata. Decían, entre otras mentiras -en las redes y en declaraciones de dirigentes de oposición-, que el presidente de la AN no podía salir del país porque sería detenido. Pero no solo salió -y nada le pasó, porque no le podía pasar ya que nada hay en su contra-, sino que tuvo un éxito clamoroso reuniéndose en Brasil con Dilma y Lula, y en Haití con Tom Shannon.