LOS BRICS Y LA OCS REEMPLAZAN LOS INSTRUMENTOS OCCIDENTALES 



BANCO DE DESARROLLO MARCARÁ POLÍTICA ECONÓMICA MUNDIAL 



CEPRID
Vasilii Ivanenko
Inform
Traducido para el CEPRID (WWW.nodo50.org/ceprid) por María Valdés

En la capital de la Bashkiria, Ufá, se han realizado dos eventos de importancia capital en la política mundial de este 2015, que marcan el rumbo de una política mundial nueva: la celebración de dos cumbres paralelas y complementarias, la de los BRICS y la de la Organización de Cooperación de Shangai (OCS). Dos cumbres históricas que ponen de manifiesto el nuevo orden mundial emergente que se está configurando, Eurasia. Entra las dos organizaciones, son once países que están reconfigurando el mundo.
Tanto en los BRICS como en la OCS Rusia y China son el “eslabón dominante”. Rusia tiene como objetivo el hacer todo lo posible para atraer más inversión en proyectos de infraestructura para fortalecer las relaciones económicas con todos los integrantes de ambas organizaciones , así como obtener su apoyo político en la nueva escalada de la confrontación con Occidente.
Son dos acontecimientos verdaderamente históricos, un cambio radical en la realidad que vivimos actualmente. Mientras los medios de comunicación global se centran en la salida de Grecia de la zona euro o el “acuerdo nuclear” con Irán, las cumbres de Ufá pasan desapercibidas para la gente común.
Las cumbres de los BRICS y de la OCS no prometen sólo la planificación de un proyecto, sino la verdadera entrada en la escena mundial geopolítica de nuevos actores con el objetivo de sustituir el “mundo unipolar” que hegemoniza Occidente. Por ejemplo, los BRICS no sólo se centraron en la situación de la economía global y la mejora del trabajo conjunto dentro del G-20, sino que discutieron propuestas conjuntas para abordar temas internacionales claves como Ucrania, Grecia y la expansión del “Estado Islámico”. Como resultado inmediato, ahí está la firma de una estratégica Asociación Económica hasta 2020.
Los BRICS ocupan un tercio de la superficie del planeta, tienen casi la mitad de la población mundial y mueven el 30% del PIB mundial. En Ufá se han presentado las nuevas instituciones financieras mundiales, como el Banco de Desarrollo, clara alternativa al Banco Mundial, y la Nueva Moneda de Reserva, clara alternativa al FMI. En total, los BRICS los BRICS ponen en circulación 200.000 millones de dólares. Si se compara con las posibilidades financieras de Occidente es poco. Pero la estrategia de los BRICS es diferente: quieren forzar a EEUU y la UE a reformar el FMI y a aumentar sus cuotas en este importante órgano. Si EEUU acepta, entonces la transición hacia un mundo multipolar será relativamente indoloro. Pero si EEUU no está dispuesto a compartir su poder global, entonces los BRICS, con su propio sistema financiero, actuarán de otra manera. Por el momento, en Ufá se ha discutido el impulso de las economías de varios países del grupo al mismo tiempo. Ni más ni menos que 37 proyectos se han aprobado, interactuando todos los socios BRICS con su propia experiencia y tecnología.
Por ejemplo, Sudáfrica ha presentado una cadena de proyectos para la extracción de minerales en su territorio y ya hay allí especialistas de China. Pero Sudáfrica necesita sus propios ingenieros y ahí es Rusia quien les está formando. Así que si tenemos en cuenta que de lo que se está hablando es de las valiosas materias primas y metales de las denominadas “tierras raras” (1), vemos que el beneficio es para todo el mundo.
Otro ejemplo. Brasil está interesado en la construcción de toda una serie de estaciones hidroeléctricas y Rusia está lista para construir, proveer turbinas y otros equipos y capacitar al personal. Además, Brasil aún carece de una red ferroviaria unificada. Se plantea conectar el norte y el sur del país en un futuro próximo y Rusia y China se han ofrecido para ello. También Rusia ha ofrecido la construcción conjunta de helicópteros y puertos marítimos móviles. Todo esto son cientos de millones de dólares.
Y otro más. India tiene interés en crear nuevas grandes explotaciones agrícolas y se han establecido contactos con Rusia para la creación de empresas conjuntas para la producción de alimentos, principalmente carne. No menos importantes son las plantas de tratamiento de aguas residuales y la más reciente tecnología de extracción de agua.
En cuanto a la relación entre Rusia y China, se va a ejecutar el proyecto de tren de alta velocidad desde Moscú hacia el Este que ya está en construcción. Rusia se unirá al proyecto chino “Nueva Ruta de la Seda” y los chinos están interesados en la industria de la aviación y la exploración espacial, así como en las áreas de salud y del medio ambiente.
En el proyecto de orden mundial que representan los BRICS y la OCS hay varios aspectos. En primer lugar, el concepto de Eurasia que tiene un carácter democrático, tolerante y de rechazo de toda forma de monopolio de uno sobre los demás. De hecho, los países BRICS están unidos por la percepción de un orden mundial logrado en base al trabajo colectivo.
En términos económicos se van a crear varias zonas económicas regionales con sus monedas, con lo que se va a una “desdolarización” de la economía. Y, en el ámbito cultural, se adhieren a una filosofía de “florecimiento de la complejidad” en la que se reconoce a cada nación tanto su derecho a su propia civilización como a su propio modelo de desarrollo y sistema de valores.
Eurasia supone un enfoque diferente en la transformación gradual del orden mundial actual, no significa su destrucción revolucionaria. El objetivo de los BRICS y de la OCS no es una confrontación con Occidente, sino una “coerción blanda” de los EEUU y la UE en la construcción de un orden mundial más justo y armonioso. Si tenemos en cuenta que su principal característica es la “dirección colectiva” es claro que China, como fábrica mundial del siglo XXI, asumirá el papel de líder económico y Rusia el de moderador político, ideológico y militar. Esto va a lograr la congelación de los conflictos más agudos que haya en Eurasia si quieren integrarse en la OCS.
En la cumbre de la OCS se aprobó la Estrategia Global de Desarrollo hasta el 2025, el nuevo secretario general y el nuevo Director del Consejo Regional Antiterrorista. La OCS incluye a China, Rusia, Kazajstán, Tayikistán, Kirguistán y Uzbekistán. Se discutirá la incorporación de India y Pakistán en lo que es un hecho inédito, que no tiene precedentes: aceptar a dos países a la vez. Teniendo en cuenta que el conflicto de Jammu y Cachemira está muy vivo, pone de manifiesto lo dicho antes sobre el interés de la OCS en la congelación de los conflictos más agudos. Si, además, tenemos en cuenta que India y Pakistán no han firmado un acuerdo de paz, la integración en la OCS adquiere una significación aún mayor.
Lo más probable es que India y Pakistán sean admitidos en la OCS (2), por lo que no es descartable una mejoría de las relaciones entre ambos. Además, tanto Rusia como China no quieren una mayor confrontación con la India que, a su vez, quiere desarrollar la cooperación con estos dos países. Beijing está ampliando enérgicamente su posición en Asia Central y la India podría suponer una serie competencia en el futuro.
El siguiente en entrar en la OCS será Irán, que ha pedido ser miembro de pleno derecho desde hace años. Por desgracia, las sanciones internacionales impuestas por la ONU en relación con el programa nuclear lo han impedido. Sin embargo, debido a que se está negociando sobre ello, la puerta de la OCS se abrirá muy pronto para Irán (3).
En pocas palabras, las dos cumbres de Ufá son de hecho capaces de cambiar significativamente el panorama futuro del mundo y, lo más importante, sin duda para mejor.
Notas de la traductora:
(1) Las “tierras raras” comprenden un grupo de elementos químicos “ligeros” (lantano, cerio, praseodimio, neodimio, promecio y samario) y “pesados” (europio, gadolinio, terbio, disprosio, holmio, erbio, tulio, iterbio y lutecio) imprescindibles para la industria actual, desde la automotriz hasta la electrónica. Es decir, son imprescindibles para la industria militar, sobre todo. China tiene en estos momentos el 90% de todas las tierras raras explotables en el planeta, seguido de Vietnam. No obstante, se están descubriendo reservas de “tierras raras” en otras partes del mundo, como es el caso de Sudáfrica.
(2) Efectivamente, en esta reunión de Ufá tanto India como Pakistán fueron aceptados como miembros de pleno derecho de la OCS.
(3) Pocos días más tarde dela reunión de Ufá se anunció el acuerdo sobre el programa nuclear de Irán, por lo que es muy probable que en la próxima reunión de la OCS el país persa sea admitido como miembro de pleno derecho.
EL ASUNTO PENDIENTE DEL BRICS: PROTAGONIZAR LA YUANIZACIÓN DE LA ECONOMÍA MUNDIAL
Ariel Noyola Rodríguez
Alainet
Mucha tinta corre en la prensa internacional alrededor del BRICS. Es indudable que el bloque pentapartita ha incrementado en los últimos años su participación en la economía mundial, compitiendo de modo directo con Estados Unidos y la Unión Europea. Sin embargo, los detalles del nuevo banco de desarrollo y el Acuerdo de Reservas de Contingencia ponen de manifiesto que sus miembros se resisten a abandonar la órbita del dólar para de esta manera, destruir el cascarón de las instituciones de Bretton Woods.
En la ciudad rusa de Ufá, casi al pie de los montes Urales, se llevaron a cabo las cumbres del BRICS, conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, y de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), que integra a China, Kazajistán, Kirguistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán.
En materia de cooperación financiera, el BRICS anunció los detalles de su nuevo banco de desarrollo, así como de su Acuerdo de Reservas de Contingencia. Sin embargo, el modus operandi de ambas instituciones reveló que ninguna promueve el proceso de desdolarización global.[1] Es que los créditos del nuevo banco de desarrollo del BRICS se denominarán en dólares, lo mismo pasará con la liquidez provista por el Acuerdo de Reservas de Contingencia, que además necesitará del aval[2] del Fondo Monetario Internacional (FMI) para actuar como estabilizador de las balanzas de pagos del BRICS[3].
En cambio, China sí socava –en solitario– la dominación del dólar a través de la yuanización de la economía mundial. Bien sea estableciendo permutas de divisas (‘swap’) de carácter bilateral entre bancos centrales, bien sea instalando bancos de liquidación directa (‘clearing bank’), bien sea otorgando licencias para participar en el Programa Chino de Inversores Institucionales Extranjeros Calificados en Renminbi (RQFII, por sus siglas en inglés), la “moneda del pueblo” (‘renminbi’) se abre camino.
Sin embargo, cabe destacar que China impulsa el yuan únicamente a través de acuerdos bilaterales, desaprovechando así el extraordinario potencial de sus instituciones para el financiamiento de infraestructura, apoyadas de manera mayoritaria por las economías emergentes. Las operaciones de crédito del Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (AIIB, por sus siglas en inglés), el Fondo de la Ruta de la Seda (‘Silk Road Fund’) y el nuevo banco de desarrollo del BRICS, se llevarán a cabo todas ellas en dólares.
Por lo tanto, si bien es cierto que por la cantidad de recursos a disposición de las 3 instituciones (240,000 millones de dólares) China desafía el poderío del FMI y el Banco Mundial, a su vez sostiene sobre sus hombros el Imperio del dólar, la piedra angular del Sistema Monetario Internacional establecido en 1944.
En el seno del BRICS, el impulso del yuan es marginal. Hasta la fecha ningún miembro del BRICS ha mostrado disposición a participar en el RQFII. Tan sólo apenas la semana pasada, la República de Sudáfrica se convirtió en el primer integrante del BRICS en instalar un banco de liquidación directa (‘clearing bank’) para facilitar las operaciones en yuanes.
En el caso de la India, ni la proximidad geográfica ni la complementariedad geoeconómica con China animan a que el primer ministro, Narendra Modi, solicite un acuerdo ‘swap’ a las puertas del Banco Popular de China (PBOC, por sus siglas inglés) para proteger a su país de la volatilidad del dólar.
¿Por qué hay resistencia a apoyar el yuan? ¿Qué sucede con la cooperación en el bloque? De acuerdo con el FMI, el PIB combinado del BRICS alcanzó los 16.9 billones de dólares (a precios corrientes) en 2014, monto que representa más de la cuarta parte (27%) del PIB mundial. Aunque sus tasas de acumulación de capital se han visto disminuidas, el BRICS contribuyó con la mitad del crecimiento de la economía mundial durante la última década.
Sin embargo, esos registros históricos contrastan con los escasos volúmenes de comercio y de inversión entre los países del BRICS. Mientras que las exportaciones del BRICS (336,000 millones de dólares) constituyen 16% de las exportaciones globales, los intercambios de mercancías intra-bloque apenas representan 1.5% del total mundial.
Lo mismo sucede en el caso de las inversiones, a excepción de los proyectos multimillonarios lanzados por China, los flujos de capitales entre Brasil, Rusia, India y Sudáfrica son muy pequeños, equivalen a menos de 5% del total invertido por los 4 países, según la base de datos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés).
Frente a ese escenario, es necesario que el BRICS asuma el compromiso hacia 3 tareas fundamentales. En primer lugar, el BRICS debe acelerar la construcción de una ‘asociación económica integral’[4] para profundizar la cooperación industrial, tecnológica, energética, financiera, etcétera.
En segundo lugar, la creación de un Área de Libre Comercio (FTA, por sus siglas en inglés) del BRICS sería un paso decisivo con vistas a aumentar los vínculos económicos entre los miembros del bloque pentapartita[5]. En ese sentido, China debería incrementar el monto de sus importaciones para disminuir los desequilibrios comerciales[6].
En tercer lugar, finalmente, es urgente abandonar la órbita del dólar. Bien sea creando una ‘canasta de divisas’, bien sea promoviendo el uso del yuan[7], el BRICS debe comenzar a desafiar la hegemonía de la divisa norteamericana[8].
En definitiva, si el BRICS continúa sin colocar el yuan en la mayor parte de sus transacciones será imposible que más adelante, las iniciativas de financiamiento de infraestructura (AIIB, Fondo de la Ruta de la Seda y banco de desarrollo del BRICS) auspiciadas por China se conviertan en los cimientos de un sistema monetario multipolar.
Notas: [1] «BRICS and the Fiction of “De-Dollarization”», Michel Chossudovsky, Global Research, April 8, 2015. [2] «Los beneficiarios del fondo BRICS deberán atenerse a los consejos del FMI», Sputnik Mundo, 9 de julio de 2015. [3] «The US still decides the future of capitalism, not the G20, and not the Brics nations», Leo Panitch, The Guardian, August 27, 2014. [4] «The Strategy for BRICS Economic Partnership», Official website of Russia’s Presidency in BRICS, July 2015. [5] «‘BRICS Free Trade Zone’ being considered: Russia», The BRICS Post, July 6, 2015. [6] «Xi pushes BRICS potential», Chen Heying, The Global Times, July 9, 2015. [7] «Ufa could be the yuan moment», Jagannath Panda, The Hindu, July 7, 2015. [8] «The Brics are building a challenge to western economic supremacy», Radhika Desai, The Guardian, April 2, 2013.
Ariel Noyola Rodríguez es economista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México.
FORO INTERNACIONAL DE SAN PETERSBURGO: UNA HISTORIA DE GRAN ÉXITO
Pyotr Iskenderov
Fundación de la Cultura Estratégica
Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por María Valdés
El Foro Económico Internacional de San Petersburgo del 2015 pasó a la historia como un evento de un éxito sin precedentes. Se firmaron un total de 205 contratos de alrededor de 5.500 millones de dólares (alrededor de 293,4 mil millones de rublos al cambio actual). Esta cifra no incluye acuerdos confidenciales con carácter de secretos comerciales. El evento contó con la presencia de delegaciones de 120 países.
El nivel representativo fue alto. Sin importar que Estados Unidos y la Unión Europea han estado instigando tensiones y promoviendo recientemente sentimientos anti-rusos, el gran empresariado expresó su deseo de desarrollar relaciones comerciales con Moscú. En la lista de participantes figuran la British Petroleum, Royal Dutch Shell, Total, Enel, Eni, Pirelli, Lloyds y Jack Ma, fundador de la firma Chinese Alibaba, empresa gigante china que opera en la venta y servicios comerciales consumidor a consumidor y empresa-consumidor a través de portales de Internet. El empresario chino declaró que se trataba de un evento propicio para realizar inversiones en la economía de Rusia. Según el periódico Asia Times, los acuerdos de cooperación entre China y Rusia se llevaron la parte del león. Las partes firmaron acuerdos por un total de mil millones de dólares.
La cooperación económica con otros países también se está expandiendo. Al dirigirse al foro, el presidente Vladimir Putin señaló que se lanzarán nuevas iniciativas con el objeto de mejorar el ambiente del país para las inversiones. Anunció también la decisión de introducir recortes impositivos para los proyectos de urbanización. El presidente Putin dijo: "Estamos respondiendo a las restricciones impuestas desde el exterior no clausurando nuestra economía sino ampliando las libertades y haciendo que Rusia sea más abierta. No se trata de una consigna. Se trata de la substancia de nuestras políticas concretas y del trabajo que estamos realizando hoy en día para mejorar el ambiente para los negocios, encontrar nuevos socios, abrir nuevos mercados y participar en grandes proyectos de integración."
Putin se reunió con el príncipe heredero de Arabia Saudita y con el Ministro de la Defensa, príncipe Mohammad bin Salman King Salman. Fue un gran logro diplomático. El príncipe Mohammed señaló: "Tengo el honor de entregarle esta invitación para que Ud. visite el Reino de Arabia Saudita, puesto que nosotros consideramos a Rusia como uno de los estados más importantes en el mundo contemporáneo y nuestras relaciones tienen raíces en el pasado". Luego recordó que Rusia había sido el primer país en reconocer oficialmente el Reino del Golfo. "Apuntamos a desarrollar relaciones bilaterales en todos los sectores," añadió.
El Ministro del Petróleo y Recursos Minerales del Reino de Arabia Saudita, Ali bin Ibrahim Al-Naimi y el Ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak firmaron conjuntamente un programa ejecutivo para la implantación de un acuerdo de cooperación petrolera entre el Reino de Arabia Saudita y la Federación de Rusia. Al dirigirse a la ceremonia de la firma, Al-Naimi dijo que el programa elevará el nivel de cooperación entre los dos países de manera bilateral y en relación con el mercado internacional petrolero, indicando que también redundará en fomentar esta cooperación y coordinación hacia un nuevo estadio tanto en el plano bilateral de los dos países como en a nivel internacional y asegurar su continuidad en todos los niveles. Dijo también que "a su vez, esto conducirá hacia la creación de una alianza petrolera entre los dos países que irá en beneficio del mercado internacional del petróleo y de los países productores y estabilizará y mejorará el mercado."
La UE y EEUU recibieron un mensaje muy claro. La reconciliación ruso-saudita podría producir una elevación de los precios de la energía en Europa al tiempo que la producción de esquistos cae en Estados Unidos. El ministro de Arabia Saudita indicó que la coordinación de las actividades entre los dos estados podría beneficiar al mercado petrolero mundial y a sus productores. El mundo se ha visto sorprendido con la reconciliación ruso-saudita.
La situación en el mercado internacional hace que las partes se acerquen. El pronóstico de la OPEP publicado el mes de diciembre del 2014 indicó una demanda global menor para el año 2015. Según el informe de la OPEP en el año 2014 los precios internacionales cayeron a su punto más bajo en diez años. Cayeron del 43,3% al 41,8% en el 2013. Por primera vez desde el año 2013 el ingreso de la OPEP cayó a menos de un billón de dólares. Según Bloomberg, los miembros de la OPEP tuvieron dificultades para equilibrar sus presupuestos.
Rusia y China también se están acercando. En el mes de mayo, Rusia se convirtió en el mayor proveedor de crudo de Beijín por primera vez desde el mes de octubre del 2005. Las importaciones de crudo saudita por parte de China alcanzaron su más alto nivel desde el mes de junio del 2013 en 5,26 millones de toneladas. En el mes de mayo Rusia sobrepasó a Arabia Saudita para convertirse en el primer proveedor de crudo a China en momentos en que la competencia por el segundo mayor mercado mundial de petróleo se intensificaba. China importó 3,92 toneladas métricas de crudo de su vecino del norte en el mes de mayo, según informes puestos en Internet por la Administración General de Aduanas de China el 23 de junio. Esta cifra es equivalente a 927.000 barriles de petróleo diarios, o sea un 20% de aumento respecto del mes anterior. Las ventas de Arabia Saudita se desplomaron un 42% a partir del mes de abril a 3,05 millones de toneladas, informó Bloomberg, añadiendo que el jefe regional de investigaciones gasíferas y petroleras de la compañía china Nomura Holdings Inc., con base en Hong Kong, ha dicho que “tras la reciente aceptación por parte de Rusia de pagos en renminbi por petróleo, esperamos en adelante importaciones mucho más altas de parte de China". Y algo más importante: “Si Arabia Saudita quiere recuperar la posición número uno en el escalafón, será necesario que acepte el renminbi como forma de pago por el petróleo y no solamente dólares."
La situación en Yemen sigue deteriorándose. En esas circunstancias, se espera que su gobierno continúe desarrollando las relaciones con Moscú, incluso en la cooperación militar. La delegación saudita incluía al segundo jefe de la marina saudita, el almirante Ibrahim Nasir. Al visitar el Foro Militar y Técnico Internacional Army-2015 en las afueras de Moscú (Kubinka) señaló que su país está interesado en navíos rusos, particularmente en la nueva corbeta clase Steregushchy. La delegación saudita también mostró interés en la adquisición en Rusia de sistemas de misiles tácticos Iskander.
Arabia Saudita firmó seis acuerdos con Rusia, incluso uno para el uso pacífico de tecnología nuclear, informó la televisora Arabiya News Channel el 18 de junio pasado.
Se espera durante este otoño la visita oficial a Rusia del rey de Arabia Saudita y estará en la agenda la cooperación militar y nuclear con Rusia para la construcción de estaciones eléctricas en Arabia Saudita.
Se firmaron contratos multimillonarios, la cooperación con China recibió un nuevo ímpetu, la presencia de grandes empresarios occidentales mostrando interés por hacer negocios con Rusia y el lanzamiento de un diálogo para la cooperación militar y sobre energía nuclear con Arabia Saudita, fueron los resultados del Foro Económico Internacional de San Petersburgo. ¡Resultado nada malo para un país que EEUU y la UE tratan de aislar!