ENCÍCLICA SOBRE EL MEDIO AMBIENTE 



LA ENCÍCLICA HACE UNA DURA CRÍTICA AL CAPITALISMO SALVAJE 



Wilder A. Sánchez Sánchez

Inspirado en San Francisco de Asís, el Papa Francisco presentó el jueves 18 de junio en el Vaticano su anunciada Encíclica sobre el Medio Ambiente, titulada Laudato Si (Alabado Seas). La Encíclica hace una dura crítica al capitalismo salvaje, al consumismo, al paradigma del crecimiento económico, al actual modelo de desarrollo, a las estructuras de poder, a la privatización del agua, entre otros importantísimos temas, y hace un llamado a preservar nuestra Casa Común y a unir a toda la Humanidad en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral.

La Encíclica, que ha sido calificada de histórica, ha desatado ya las iras de los políticos conservadores (sobre todo republicanos en Estados Unidos) y se anticipa que tendrá gran influencia en la próxima Cumbre sobre Cambio Climático que tendrá lugar en París en el mes de diciembre. Seguramente que, en el caso del Perú, desatará las iras de las mineras transnacionales como Newmont, Southern y otras, así como de la Sociedad Nacional de Minería y Petróleo, pues las Encíclica defiende la posición de los pueblos que defienden el agua, los ecosistemas, el territorio y el medio ambiente en general.

"LAUDATO SI": LA ENCÍCLICA DEL PAPA SOBRE MEDIO AMBIENTE

El papa Francisco reclamó una revolución valiente para salvar el planeta, amenazado por el consumismo, en su encíclica sobre el medio ambiente en la que acusa al sistema económico y financiero de ahogar a los pobres.
El documento de casi 200 páginas, que lleva por título "Laudato si, (Alabado seas) sobre el cuidado de la casa común", fue presentado oficialmente este jueves en el Vaticano. El texto acusa sin rodeos a la política, a la tecnología y a las finanzas de depredar el medio ambiente y generar pobreza.
"La humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilo de vida, de producción y de consumo", escribió el papa. Francisco acusa a "la política y a las empresas de no estar a la altura de los desafíos mundiales", tras haber hecho un "uso irresponsable de los bienes que Dios ha puesto" en la Tierra. El papa argentino condena con palabras firmes el consumismo y el capitalismo salvaje y los señala como responsables de la degradación de la "madre y hermana Tierra".
"La Tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería", lamenta el pontífice. Escuchemos el "gemido de la hermana Tierra", acosada por un brutal cambio climático y la "cultura del descarte".
La primera encíclica que se le puede atribuir completamente al pontífice argentino, ya que la precedente fue escrita a cuatro manos con Benedicto XVI, es un texto contundente y desafiante, que marcará un antes y después, según numerosos vaticanistas.
"No es neutral, está escrita desde el mundo empobrecido, desde el Sur", comentó el obispo de Aysen, Luis Infantil, para la página internet Religión Digital.
El texto fue publicado en seis idiomas, entre ellos español, y presentado por el presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, el cardenal Peter Turkson; el metropolitano de Pérgamo John Zizioulas, en representación del Patriarcado Ecuménico y de la Iglesia Ortodoxa; y el profesor John Schellnhuber, fundador y director del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático.
CONTRA EL MERCADO DIVINIZADO
"Hoy 'cualquier cosa que sea frágil, como el medio ambiente, queda indefensa ante los intereses del mercado divinizado, convertidos en regla absoluta'", escribe el Papa. La encíclica verde es un llamado "urgente" a una "valiente revolución cultural" que ponga fin al "desenfreno megalómano", al consumismo, a las desigualdades, recalcó.
Francisco propone ante todo un nuevo modelo de desarrollo, basado en la sobriedad y la solidaridad, y analiza a lo largo de varios capítulos las razones del deterioro del planeta y de cómo las estructuras de poder lo han ocasionado. "Ha llegado la hora de aceptar cierto decrecimiento en algunas partes del mundo aportando recursos para que se pueda crecer sanamente en otras partes", escribió.
El pontífice argentino exige que se pongan "límites" porque es "insostenible el comportamiento de aquellos que consumen y destruyen más y más, mientras otros no pueden vivir de acuerdo con su dignidad humana".
LA DEUDA ECOLÓGICA
Francisco denuncia el actual sistema económico mundial que usa la "deuda externa como instrumento de control" y acusa a los países ricos de no reconocer la "deuda ecológica" que tiene con los países en vías de desarrollo.
Tienen una "deuda ecológica" con "los pueblos en vías de desarrollo, donde se encuentran las más importantes reservas de la biosfera y que siguen alimentando el desarrollo de los países más ricos a costa de su presente y de su futuro", recalca.
El pontífice latinoamericano, que se inspiró en San Francisco de Asís, el santo defensor de la naturaleza y los pobres, teme una guerra por el agua, denuncia la pérdida de la biodiversidad y la desigualdad entre regiones ricas y pobres.
Presentado tan sólo seis meses antes de la cumbre de Naciones Unidas sobre el calentamiento climático, prevista en diciembre en París, el documento influirá en la comunidad internacional. "El sometimiento de la política ante la tecnología y las finanzas se muestra en el fracaso de las cumbres mundiales", lamentó.
"Esta encíclica tendrá un impacto muy fuerte, ningún papa había tomado partido así. Es el fruto de una pasión inmensa", comentó Christiana Figueres, presidenta de la convención de la ONU para el cambio climático.
Fuente: Kelly Velásquez/AFP
EL COMERCIO: http://elcomercio.pe/mundo/europa/laudato-si-enciclica-papa-sobre-medio-ambiente-noticia-1819558
CINCO PUNTOS CLAVE DE LA "HISTÓRICA" ENCÍCLICA DEL PAPA FRANCISCO SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO
Redacción BBC Mundo
El contenido de la encíclica ya genera polémica en círculos conservadores que cuestionan los argumentos del cambio climático.
En una encíclica divulgada este jueves, el papa Francisco expuso sus argumentos teológicos, científicos y morales para desarrollar estrategias contra el cambio climático que tildó de "urgentes e imperiosas".
El Pontífice describió el continuo daño a la naturaleza como "una pequeña señal de la crisis ética, cultural y espiritual de la modernidad".
La solución, dijo, requerirá de un alto grado de sacrificio y lo que llamó una "audaz revolución cultural" en todo el mundo.
La encíclica, titulada Laudato Si (Alabado Sea) y calificada por algunos de "histórica", por ser la primera vez que un Papa dedica un documento de este tipo a la protección medioambiental, consta de 190 páginas, cubriendo amplios temas. BBC Mundo les presenta un resumen de algunos de los puntos más destacados.
EL CALENTAMIENTO GLOBAL ES REAL.
• En ese sentido el papa escribe que "hay un consenso científico sólido" que se trata de un fenómeno innegable.
• La presentación de la encíclica papal se hizo en una rueda de prensa en el Vaticano.
Si no se toman medidas para frenarlo se reducirá el agua potable, dañará la agricultura, conducirá a la extinción de algunas plantas y animales.
También advirtió sobre el peligro del aumento en los niveles de los mares que podrían terminar inundando algunas de las ciudades más populosas del mundo.
*Es principalmente el resultado de la actividad humana.
Francisco reconoció que el cambio climático se da en parte de manera natural pero que los estudios científicos indican que su "principal" causa somos los humanos.
Sostuvo que el "consumismo inmoral" ha llevado a la sociedad a un comportamiento que permite la degradación continua del medio ambiente.
"La tecnología basada en combustibles fósiles muy contaminantes -sobre todo el carbón, pero aún el petróleo y, en menor medida, el gas- necesita ser reemplazada progresivamente y sin demora", advirtió.
• Los países ricos tienen una "deuda ecológica" con los países pobres.

• Activistas en Filipinas, un país afectado por severos tifones, agradecieron la publicación del documento.
Aseguró que los países en desarrollo están a la merced de las naciones industrializadas que explotan sus recursos para alimentar su producción y consumo, una relación que el Papa calificó como "estructuralmente perversa".
Rechazó el argumento de que solo a través del crecimiento económico se puede resolver el hambre, la pobreza y se puede recuperar el medio ambiente.
Llamó esa filosofía "un concepto mágico del mercado".
• Creación de instituciones internacionales fuertes
Se necesitan regulaciones a nivel gubernamental para frenar el calentamiento global, pero es esencial instituciones eficientes y organizadas con la potestad de sancionar a quienes incumplan las normas.
"Es esencial lograr un consenso global para enfrentar problemas más profundos que no pueden ser resueltos por las medidas unilaterales de países individuales", dijo.
Pero indicó que las regulaciones por sí solas no resolverán todo el problema. Pidió un cambio de perspectiva ética global para cuidad de la naturaleza y hacer que los pueblos sean prioridad.
• Presión a los líderes políticos y sacrificio individual
El papa identificó que "muchos de aquellos que tienen más recursos y poder económico y político parecen concentrarse sobre todo en enmascarar los problemas o en ocultar los síntomas, tratando sólo de reducir algunos impactos negativos del cambio climático".
• Hizo un llamado para que individuos formen redes sociales para presionar a los líderes políticos y para ayudar a los que han quedado desamparados y desempleados debido al cambio climático.
También instó a todos a hacer pequeños cambios en sus hábitos diarios, incluyendo el "uso de transporte público, compartir viajes en auto, plantar árboles y apagar luces innecesarias".
LOS 20 PUNTOS MÁS IMPORTANTES DE LA ENCÍCLICA "LAUDATO SI"
Aquí concentramos las ideas principales compartidas por el papa Francisco en su encíclica medioambiental
ROMA. Estos son los 20 puntos más importantes de la encíclica "Laudato si" sobre medio ambiente del papa Francisco publicada hoy.
1.- El papa pide "cambios profundos" en los estilos de vida, los modelos de producción y consumo y las estructuras de poder.
2.- Critica "el rechazo de los poderosos" y "la falta de interés de los demás" por el medio ambiente.
3.- Afirma que la Tierra "parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería".
4.- El papa llama a "limitar al máximo el uso de recursos no renovables, moderar el consumo, maximizar la eficiencia del aprovechamiento, reutilizar y reciclar".
5.- Se refiere a "una general indiferencia" ante el "trágico" aumento de migrantes "huyendo de la miseria empeorada por la degradación ambiental".
6.- Critica la privatización del agua, un derecho "humano básico, fundamental y universal" que "determina la supervivencia de las personas".
7.- Asegura que "los más graves efectos de todas las agresiones ambientales los sufre la gente más pobre" y habla de "una verdadera deuda ecológica" entre el Norte y el Sur".
8.- Se refiere al "fracaso" de las cumbres mundiales sobre medio ambiente, en las que "el interés económico llega a prevalecer sobre el bien común".
9.- Apunta al "poder conectado con las finanzas" como el responsable de no prevenir y resolver las causas que originan nuevos conflictos.
10.- El papa cree necesario "recuperar los valores y los grandes fines arrasados por un desenfreno megalómano".
11.- "Cuando no se reconoce (...) el valor de un pobre, de un embrión humano, de una persona con discapacidad, difícilmente se escucharán los gritos de la misma naturaleza".
12.- Para el papa, "es una prioridad el acceso al trabajo por parte de todos".
13.- Entiende que "a veces puede ser necesario poner límites a quienes tienen mayores recursos y poder financiero".
14.- Pide que las comunidades aborígenes se conviertan "en los principales interlocutores" del diálogo sobre medio ambiente.
15.- Critica la "lentitud" de la política y las empresas, que sitúa "lejos de estar a la altura de los desafíos mundiales".
16.- El papa cree que la "salvación de los bancos a toda costa (...) solo podrá generar nuevas crisis".
17.- Critica que la crisis financiera de 2007-2008 no haya creado una nueva regulación que "llevara a repensar los criterios obsoletos que siguen rigiendo el mundo".
18.- Asegura que las empresas "se desesperan por el rédito económico" y los políticos "por conservar o acrecentar el poder" y no por preservar el medio ambiente y cuidar a los más débiles.
19.- Cree que la solución requiere "educación en la responsabilidad ambiental, en la escuela, la familia, los medios de comunicación, la catequesis".
20.- El papa anima a los cristianos a "ser protectores de la obra de Dios" porque "es parte esencial de una existencia virtuosa".
EL COMERCIO: http://elcomercio.pe/ciencias/planeta/20-puntos-mas-importantes-enciclica-laudato-si-noticia-1819660
LA ENCÍCLICA DEL PAPA FRANCISCO SOBRE EL MEDIO AMBIENTE QUE DESATA LA IRA DE LOS CONSERVADORES EN EE.UU.
Redacción BBC Mundo
En la encíclica el pontífice hace un llamado a proteger a nuestro planeta de la degradación medioambiental.
"Espero que el cura de mi parroquia no me castigue por decir esto, pero no tomo mis políticas económicas de mis obispos, cardenales o de mi Papa".
Con estas palabras, el candidato republicano a la Casa Blanca Jeb Bush -católico y hermano del expresidente estadounidense George W. Bush- se refirió hace unos días a la encíclica sobre el medio ambiente y el cambio climático escrita por el papa Francisco y que fue dada a conocer este jueves por el Vaticano.
Lea: Cinco puntos clave de la encíclica del papa Francisco sobre el cambio climático
En el esperado documento, del que un semanario italiano filtró algunos extractos a principios de esta semana, el pontífice hace un llamado a proteger a nuestro planeta de la degradación medioambiental y carga contra el actual sistema económico que explota los recursos naturales sin consideraciones éticas o morales.
Bush, quien también aseguró que no cree que la religión deba mezclarse con cuestiones "que tengan un efecto en el ámbito político", se unió así al coro de políticos, empresarios y medios conservadores que en los últimos días han atacado al papa Francisco por opinar sobre un tema que creen no le compete.
LOS CONSERVADORES DE EE.UU., EN GUERRA CONTRA "EL PAPA MARXISTA"
La encíclica papal, publicada bajo el título Laudato Si (Alabado Seas), es la primera que Jorge Bergoglio ha escrito enteramente ("Lumen fidei" había sido redactada casi íntegramente por Benedicto XVI) y está dirigida no solo a los católicos, sino a todos aquellos que puedan contribuir a detener la degradación de "la casa común que Dios nos ha confiado".
En ella el Papa trata asuntos como la conexión entre el cambio climático y la contaminación, la pérdida de la biodiversidad, la mala gestión de los recursos, la desigualdad entre las regiones ricas y pobres del planeta o la tibia respuesta de los líderes políticos y económicos ante el desafío de la actual crisis medioambiental.
Esta encíclica, la primera de un pontífice dedicada enteramente al medio ambiente, ha dado nuevos argumentos a aquellos en EE.UU. que creen que el Papa es "demasiado liberal" o incluso de tendencias "comunistas", por su posición aperturista en cuestiones sociales y por sus críticas al "capitalismo salvaje" y a la "dictadura de la economía".
Al fin y al cabo, los conservadores en EE.UU. son conocidos por negar la conexión entre el cambio climático y las actividades humanas, y por oponerse a la adopción de medidas que limiten, por ejemplo, la emisión de gases con efecto invernadero.
"DEJAR LA CIENCIA A LOS CIENTÍFICOS"
Es por eso que el documento de Bergoglio no ha sido bien recibido incluso por muchos cristianos estadounidenses, que en el pasado se alinearon con los postulados del papa Juan Pablo II o de Benedicto XVI, pero que no comulgan en importantes asuntos con el actual pontífice.
Hace unas semanas fue Rick Santorum, candidato republicano de cara a las presidenciales de 2016 y católico devoto, quien dijo en una entrevista de radio que "la iglesia se ha equivocado en cuestiones científicas varias veces" y que debería "dejar la ciencia a los científicos" y centrarse en cuestiones de "teología y moral".

Esta encíclica es la primera de un pontífice dedicada enteramente al medio ambiente.
En el pasado Santorum, quien es padre de familia numerosa, llegó a asegurar que "a veces es difícil escuchar" al papa Francisco por algunas de sus declaraciones, como en las que dijo que "ser un buen católico no implica tener hijos como conejos".
Mientras, el republicano Jim Inhofe, presidente del comité medioambiental del Senado de EE.UU., quien hace unos meses ocupó numerosos titulares de prensa por presentar una bola de nieve como prueba de que el cambio climático es "un fraude", le dijo al Papa "que se preocupe de sus propios asuntos".
Algunos periodistas del conservador canal Fox News también opinaron sobre la cuestión.
Por ejemplo, el controvertido satirista Greg Gutfeld dijo que con sus posicionamientos Francisco "es peligroso" porque "busca el respeto de sus adversarios", dando a entender que el catolicismo es incompatible con los movimientos ambientalistas.
"No quiere ser un Papa abuelo. Quiere ser un Papa moderno. Le faltan unas rastas y un perro con un pañuelo para unirse al movimiento Occupy Wall Street (Ocupa Wall Street)", dijo Gutfeld.
Por su parte, Michael McKenna, un asesor republicano citado por el diario New York Times, que se describe a sí mismo como un "conservador católico", dijo que el Papa está "vendiendo una línea de socialismo de estilo latinoamericano" y que Bergoglio "no está en sintonía con la iglesia católica de EE.UU.".
McKenna también aseguró que Jeb Bush y Marco Rubio -este último el senador cubanoestadounidense que también aspira a la presidencia de EE.UU. y que en el pasado ha negado la conexión entre las actividades humanas y el cambio climático- "están más en línea con la iglesia católica estadounidense" que el actual Papa.
CATÓLICOS DIVIDIDOS
Rush Limbaugh ha llegado a tachar de "marxista" al Papa por sus ideas sobre el capitalismo.
Pero las palabras de Santorum o McKenna sobre Bergoglio no parecen reflejar la opinión de muchos católicos en EE.UU.
Según los datos de una reciente encuesta del centro de estudios Pew, un 86% de ellos tiene una visión positiva del Papa y un 71% cree que el planeta se está calentando.
Pese a ello, la encuesta del Pew refleja una división partidista entre los católicos estadounidenses sobre el asunto del cambio climático.
Así, la mitad de los católicos republicanos creen que hay pruebas inequívocas de que la temperatura de la Tierra está aumentando, comparado con un 80% de los católicos demócratas.
De entre los primeros, sólo una cuarta parte cree que el hombre tiene algo que ver con el cambio climático y que este supone un riesgo serio, una cifra que entre los demócratas se sitúa alrededor del 60%.
Pero parece que los que se oponen a que el Papa se pronuncie sobre cuestiones medioambientales no sólo se encuentran entre los conservadores de EE.UU. sino también dentro del propio Vaticano.
La filtración a principios de esta semana a la prensa de extractos de la encíclica papal fue interpretada por algunos como una estrategia de los sectores más conservadores de la iglesia para disminuir el impacto mediático del mensaje del pontífice.
Los analistas creen que con la encíclica publicada este jueves el Papa espera influir en el debate de la próxima Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que se celebrará en el mes de diciembre en París.
En este encuentro se debería llegar a un acuerdo vinculante que sustituya el Protocolo de Kioto, fijando nuevos límites a la emisión de gases con efecto invernadero.
UN 86% DE LOS CATÓLICOS EN EE.UU. TIENE UNA VISIÓN POSITIVA DEL PAPA.
Además, la publicación de Laudato Si se produce apenas tres meses antes de que el Papa realice su primer viaje oficial a EE.UU., durante el cual se dirigirá a la Asamblea General de Naciones Unidas y a una sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso estadounidense.
Habrá que esperar para ver la reacción que tendrán ante esta visita aquellos conservadores que en los últimos meses no han dudado en criticar la "agenda liberal" del Papa, al que figuras como el locutor conservador Rush Limbaugh han llegado a tachar de "marxista" por sus ideas sobre el capitalismo.
BBC: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/06/150617_eeuu_papa_enciclica_cambio_climatico_laudato_si_conservadores_jg