¡URGE DEFENDER A VENEZUELA!  



OBAMA DECLARÓ A VENEZUELA UNA AMENAZA INUSUAL Y EXTRAORDINARIA 



Wilder A. Sánchez Sánchez
El jefe formal del Imperio, Barack Obama emitió el lunes 9 de marzo una orden presidencial que declara a Venezuela “amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos”. Es el colmo de la desfachatez que el Gobierno de una superpotencia que cuenta con armas nucleares, termonucleares, de neutrones, misiles de corto, medio y largo alcance, etc., etc., y que ha invadido a lo largo del Siglo XX y lo que va del Siglo XXI a tantos países, acuse a Venezuela de ser una amenaza a su seguridad nacional. Esta estúpida declaración no hace sino confirmar que el régimen de Barack Obama estuvo muy involucrado en el plan de golpe de Estado contra el gobierno de Nicolás Maduro – que incluía el asesinato de éste – y que fue desbaratado pocas horas antes de que entrara en acción su última fase. A la vez, la agresiva declaración de Obama implica que ahora el imperialismo yankee está decidido a una intervención militar directa ante el fracaso del golpe de Estado planificado y dirigido desde la Casa Blanca.
Urge la solidaridad latinoamericana y mundial ante esta nueva arremetida y aventura bélica imperialista.
A continuación, las siguientes informaciones:

OBAMA DECLARA A VENEZUELA AMENAZA NACIONAL

Quienes violen los derechos humanos de ciudadanos venezolanos y que se involucren en actos de corrupción pública no podrán entrar a Estados Unidos.
Voz de América - Redacción
El presidente Barack Obama emitió una nueva orden presidencial que declara a Venezuela "amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos".
En la carta que el presidente envió al presidente de la Cámara de Representantes, Obama especifica las razones por las cuales considera a Venezuela una amenaza a la seguridad nacional.
“La situación en Venezuela, incluyendo la erosión de las garantías de derechos humanos por el gobierno, la persecución de opositores políticos, restricción de la libertad de prensa, el uso de la violencia y violaciones a los derechos humanos y los abusos de Venezuela en respuesta a las protestas contra el gobierno, y el arresto arbitrario y la detención de manifestantes antigubernamentales, así como la exacerbada presencia de corrupción pública significativa; constituyen una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”, señala Obama en la misiva.
MADURO A OBAMA: USTED ES LA AMENAZA PARA EEUU Y EL MUNDO
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó el decreto del presidente estadounidense, Barack Obama, contra el país bolivariano afirmando que Washington es la verdadera amenaza tanto para su propio pueblo como para el mundo entero.
“Presidente Obama, una amenaza para el pueblo de los Estados Unidos son ustedes, los que deciden invadir, matar y financiar el terrorismo en el mundo”, así fue la respuesta de Maduro a la orden ejecutiva del Gobierno norteamericano que declara a Venezuela una “amenaza” a la seguridad nacional de Estados Unidos.
El mandatario venezolano, tras denunciar que se trata del paso “más agresivo, injusto y nefasto” llevado a cabo por parte de Estados Unidos contra el país sudamericano, dejó en claro que Washington “no tiene derecho” a semejante agresión.
En un discurso televisado desde el palacio presidencial de Miraflores, junto a un número de altas autoridades, Maduro también criticó al Gobierno de Obama por no apoyar a “los afroamericanos que asesinan todos los días en las calles” de Estados Unidos.
Además, deploró el apoyo que brinda Washington al terrorismo global asegurando que entrenó y creó al grupo terrorista Al-Qaeda, su exlíder Osama Bin Laden, así como el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe), responsable de crímenes de lesa humanidad en Irak y Siria . “Usted presidente Obama es responsable del terrorismo que hay en el mundo”, subrayó.
A continuación, el jefe de Estado venezolano solicitó al Parlamento del país una Ley Habilitante “especial” con el fin de responder a las agresiones y amenazas de Estados Unidos.
Según Maduro, pocos gobiernos en el mundo habrían resistido ante la campaña que ha desatado Estados Unidos en los últimos 16 años, en especial en los últimos dos años, contra Venezuela.
Pero aclaró que pese a todo ello a Venezuela “no lo toca la bota yanqui”, ya que el pueblo se encuentra en una etapa que defiende “la soberanía y la independencia de esta tierra sagrada”.
MADURO SOLICITA LEY HABILITANTE EN DEFENSA DE VENEZUELA
El mandatario venezolano, solicitó al titular del Parlamento, una Ley Habilitante para defender su país de las amenazas de EE.UU.
En consejo de ministros, el jefe de Estado venezolano Nicolás Maduro se dirigió este lunes al pueblo de ese país suramericano para responder ante las agresiones y amenazas de Estados Unidos (EE.UU.)
El Presidente solicitó a la Asamblea Nacional (AN), una “ley especial para preservar la paz en el país”.
Informó que el próximo martes solicitará ante la (AN), una ley habilitante especial y soberana para defender la paz de la patria, "será una ley antiimperialista para prepararnos para todos los escenarios y ganar".
Más temprano en su mensaje a la nación, explicó que “pocos gobiernos del mundo aguantarían las arremetidas de los últimos 16 años (…) arremetida mediática mundial, arremetida mediática nacional” que ha soportado su Gobierno constitucional, sentenció.
Bajo el objetivo de “reeditar el 11 de abril de 2002, el pueblo en la calle” paró cualquier intento de desestabilización, detalló el dignatario suramericano.
El mandatario manifestó que “venezolanas y venezolanos estamos viviendo un tiempo estelar, es tiempo de definiciones para decirle al imperio estadounidense que pretende violar la sagrada patria, que la bota yanqui no tocará jamás la patria que estamos viviendo”.
“Se han planteado (EE.UU.) perturbar grave y severamente a Venezuela”, puntualizó Nicolás Maduro.

OBAMA SERÁ RECORDADO COMO NIXON

Dijo que durante todos estos dos años que “he sido presidente” le ha dicho a Obama que “rectifique”, porque si no “será recordado como Nixon, como George Bush autor de la masacre en Irak”.
En su alocución el presidente Maduro señaló de manera enfática que Obama “ha cometido la agresión más grave contra Venezuela en toda su historia”
“Son ustedes los que crearon a Osama Bin Laden, los responsables de invadir Libia, de crear al Estado Islámico (EI), se ha equivocado presidente Obama, ya usted ha decidido el camino de hundirse en el foso de la historia (…) nefasto para América Latina y el Caribe”.
AMENAZA A LA INTEGRIDAD DE LA PATRIA
La ley emitida por Obama que declara a Venezuela como amenaza es un “monstruo que fueron componiéndola con los aportes del departamento de Estado y de la CIA”.
"Estamos frente a una agresión y a una amenaza a la integridad de la patria, estamos a las puertas ya, Obama pasó los límites que él cuidaba".
Reiteró que Venezuela no necesita que venga un Gobierno extranjero ni mucho menos el Gobierno estadounidense que rompe con los DD.HH. a intervenir en Venezuela.
Calificó de desproporcionada la declaración de emergencia.
Puntualizó que su respuesta, es la acción más evidente del Poder Moral, del Libertador Simón Bolívar.

NUEVOS ANUNCIOS

El presidente venezolano, designó al hasta ahora Director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Mayor General Gustavo Enrique González López, como nuevo Ministro de Interior, Justicia y Paz (Mpprijp).
En ese orden, informó que la Almiranta Carmen Meléndez asume el ministerio del Poder Popular para la Secretaria de la Presidencia y Seguimiento de Gestión.
DECLARACIÓN DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO DE LA REPÚBLICA DE CUBA
Cuba se pronuncia acerca de la agresiva Orden Ejecutiva emitida por el Presidente de los Estados Unidos contra el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, donde califica a este país como una amenaza para la seguridad nacional estadounidense
El Gobierno Revolucionario de la República de Cuba ha conocido la arbitraria y agresiva Orden Ejecutiva emitida por el Presidente de los Estados Unidos contra el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, que califica a este país como una amenaza a su seguridad nacional, en represalia por las medidas adoptadas en defensa de su soberanía frente a los actos injerencistas de autoridades gubernamentales y del Congreso estadounidense.
¿Cómo amenaza Venezuela a Estados Unidos? A miles de kilómetros de distancia, sin armas estratégicas y sin emplear recursos ni funcionarios para conspirar contra el orden constitucional estadounidense, la declaración suena poco creíble y desnuda los fines de quienes la hacen.
Sin embargo, semejante pronunciamiento en un año en que se realizarán elecciones legislativas en Venezuela reafirma, una vez más, el carácter injerencista de la política exterior estadounidense.
La gravedad de esta acción ejecutiva ha puesto en alerta a los gobiernos de América Latina y el Caribe que en enero de 2014, en la Segunda Cumbre de la CELAC en La Habana, declararon a la región como Zona de Paz y repudiaron cualquier acto que atente contra ello, pues acumulan suficientes experiencias de intervencionismo imperial en su historia.
El Gobierno Revolucionario de la República de Cuba reitera nuevamente su incondicional apoyo y el de nuestro pueblo a la Revolución bolivariana, al gobierno legítimo del Presidente Nicolás Maduro Moros y al heroico pueblo hermano de Venezuela.
Nadie tiene derecho a intervenir en los asuntos internos de un Estado soberano ni a declararlo, sin fundamento, alguno como amenaza a su seguridad nacional.
Así como Cuba nunca estuvo sola, Venezuela tampoco lo estará.
La Habana, 9 de marzo de 2015
GRANMA

MENSAJE DE FIDEL AL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO
Por: Fidel Castro Ruz
CUBADEBATE

Honorable Señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro:
Como ha publicado la prensa, mañana martes, 17 de marzo, tendrá lugar en Caracas la Cumbre del ALBA para analizar la insólita política del gobierno de Estados Unidos contra Venezuela y el ALBA.
La idea de crear esa organización fue del propio Chávez, deseoso de compartir con sus hermanos caribeños los enormes recursos económicos con que la naturaleza había dotado a su Patria de nacimiento, pero sus beneficios habían ido a parar a manos de poderosas empresas norteamericanas y a unos pocos millonarios venezolanos.
La corrupción y el despilfarro fueron el estímulo fundamental de la primera oligarquía de tendencia fascista, adicta a la violencia y al crimen. Tan intolerable para el pueblo heroico de Venezuela es la violencia y el crimen que se cometió contra él que no puede olvidarse, y jamás admitirá un regreso al pasado vergonzoso de la época prerrevolucionaria que dio origen al asalto de los centros comerciales y el asesinato de miles de personas, de las cuales nadie puede asegurar hoy la cifra.
Simón Bolívar se entregó de lleno a la colosal tarea de liberar el continente. Más de la mitad de lo mejor de su pueblo luchó y murió en largos años de ininterrumpida lucha. Con menos del 1% de la superficie del planeta, posee las mayores reservas de hidrocarburos del mundo. Durante un siglo completo fue obligada a producir todo el combustible que las potencias europeas y Estados Unidos necesitaban. Aun cuando hoy los hidrocarburos, formados en millones de años, se consumirían en no más de un siglo, y los seres humanos que hoy alcanzamos los 7 200 millones en cien años más se duplicarán, y en doscientos sumarán veintiún mil millones, solo los prodigios de la más avanzada tecnología tal vez permitirían la supervivencia de la especie humana un poco más de tiempo.
¿Por qué no se utilizan los fabulosos medios de divulgación para informar y educar sobre estas realidades, en vez de promover engaños, que cada persona en su sano juicio debe conocer?
Una Cumbre del ALBA no puede transcurrir sin tomar en cuenta estas realidades que nos tocan tan de cerca.
La República Bolivariana de Venezuela ha declarado de forma precisa que siempre ha estado dispuesta a discutir de forma pacífica y civilizada con el gobierno de Estados Unidos, pero nunca aceptará amenazas e imposiciones de ese país.
Añado que he podido observar la actitud, no solo del pueblo heroico de Bolívar y Chávez, sino también una circunstancia especial: la disciplina ejemplar y el espíritu de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Haga lo que haga el imperialismo de Estados Unidos, no podrá contar jamás con ellas para hacer lo que hizo durante tantos años. Hoy Venezuela cuenta con los soldados y oficiales mejor equipados de América Latina.
Cuando te reuniste con los oficiales en días recientes se podía apreciar que estaban listos para dar hasta la última gota de su sangre por la Patria.
Un abrazo fraternal para todos los venezolanos, los pueblos del ALBA, y para ti.
Fidel Castro Ruz
Marzo 16 de 2015



RESPUESTA DE MADURO A LAS SANCIONES DE ESTADOS UNIDOS
Redacción BBC Mundo

El mandatario venezolano mostró un ejemplar de la Constitución durante su discurso.
"El presidente Barack Obama (...) ha decidido pasar personalmente a cumplir la tarea de derrocar mi gobierno e intervenir Venezuela para controlarla", dijo Nicolás Maduro el lunes tras conocer el anuncio del gobierno estadounidense de imponer sanciones contra su país.
En una transmisión en cadena obligatoria por radio y televisión desde el palacio presidencial de Miraflores, el presidente apareció en cámara acompañado de los siete funcionarios sancionados por Washington, a quienes proclamó "héroes".
Designó a uno de ellos, el general Gustavo Enrique González López, como nuevo ministro del Interior, Justicia y Paz.
Y dijo que tres de estos funcionarios militares ocuparán altos cargos de gobierno.
Estados Unidos acusó a los siete funcionarios venezolanos de violar derechos humanos y corrupción.
El mandatario anunció que el martes solicitará a la Asamblea Nacional una nueva ley habilitante de poderes especiales "para defender la soberanía nacional".
Por decreto
De aprobarse la ley habilitante, será la segunda vez durante su mandato de dos años que Maduro podrá dictar leyes por decreto.
EL mandatario calificó las sanciones como "lo peor que ha hecho EE.UU. contra Venezuela en toda su historia".
Las sanciones de Washington fueron anunciadas el lunes en una orden ejecutiva que declaró una "emergencia nacional" por la amenaza que puede significar la situación en Venezuela para el país.
"Tras las sanciones de EE.UU., así como del consecuente cambio ministerial de Maduro y de la ley habilitante, se prevé que la crisis económica pase a un segundo plano en la agenda política venezolana, que se enfrenta a unas nuevas elecciones parlamentarias en el segundo semestre del año", señala el corresponsal de BBC Mundo en Venezuela, Daniel Pardo.

PREPARANDO LA AGRESIÓN MILITAR A VENEZUELA
Atilio A. Boron
Rebelión

Barack Obama, una figura decorativa en la Casa Blanca que no pudo impedir que un energúmeno como Benjamin Netanyhau se dirigiera a ambas cámaras del Congreso para sabotear las conversaciones con Irán en relación al programa nuclear de este país, ha recibido una orden terminante del complejo “militar-industrial-financiero”: debe crear las condiciones que justifiquen una agresión militar a la República Bolivariana de Venezuela. La orden presidencial emitida hace pocas horas y difundida por la oficina de prensa de la Casa Blanca establece que el país de Bolívar y Chávez “constituye una infrecuente y extraordinaria amenaza a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”, razón por la cual “declaro la emergencia nacional para tratar con esa amenaza.”
Este tipo de declaraciones suelen preceder a agresiones militares, sea por mano propia, como la cruenta invasión a Panamá para derrocar a Manuel Noriega, en 1989, o la emitida en relación al Sudeste Asiático y que culminó con la Guerra en Indochina, especialmente en Vietnam, a partir de 1964. Pero puede también ser el prólogo a operaciones militares de otro tipo, en donde Estados Unidos actúa de consumo con sus lacayos europeos, nucleados en la OTAN, y las teocracias petroleras de la región. Ejemplos: la Primera Guerra del Golfo, en 1991; o la Guerra de Irak, 2003-2011, con la entusiasta colaboración de la Gran Bretaña de Tony Blair y la España del impresentable José María Aznar; o el caso de Libia, en 2011, montado sobre la farsa escenificada en Benghazi donde supuestos “combatientes de la libertad” – que luego se probó eran mercenarios reclutados por Washington, Londres y París- fueron contratados para derrocar a Gadaffi y transferir el control de las riquezas petroleras de ese país a sus amos. Casos más recientes son los de Siria y, sobre todo Ucrania, donde el ansiado “cambio de régimen” (eufemismo para evitar hablar de “golpe de estado”) que Washington persigue sin pausa para rediseñar el mundo -y sobre todo América Latina y el Caribe- a su imagen y semejanza se logró gracias a la invalorable cooperación de la Unión Europea y la OTAN, y cuyo resultado ha sido el baño de sangre que continúa en Ucrania hasta el día de hoy. La señora Victoria Nuland, Secretaria de Estado Adjunta para Asuntos Euroasiáticos, fue enviada por el insólito Premio Nobel de la Paz de 2009 a la Plaza Maidan de Kiev para expresar su solidaridad con los manifestantes, incluidos las bandas de neonazis que luego tomarían el poder por asalto a sangre y fuego, y a los cuales la bondadosa funcionaria le entregaba panecillos y botellitas de agua para apagar su sed para demostrar, con ese gesto tan cariñoso, que Washington estaba, como siempre, del lado de la libertad, los derechos humanos y la democracia.
Cuando un “estado canalla” como Estados Unidos, que lo es por su sistemática violación de la legalidad internacional, profiere una amenaza como la que estamos comentando hay que tomarla muy en serio. Especialmente si se recuerda la vigencia de una vieja tradición política norteamericana consistente en realizar autoatentados que sirvan de pretexto para justificar su inmediata respuesta bélica. Lo hizo en 1898, cuando en la Bahía de La Habana hizo estallar el crucero estadounidense Maine, enviando a la tumba a las dos terceras partes de su tripulación y provocando la indignación de la opinión pública norteamericana que impulsó a Washington a declararle la guerra a España. Lo volvió a hacer en Pearl Harbor, en Diciembre de 1941, sacrificando en esa infame maniobra 2,403 marineros norteamericanos e hiriendo a otros 1,178. Reincidió cuando urdió el incidente del Golfo de Tonkin para “vender” su guerra en Indonesia: la supuesta agresión de Vietnam del Norte a dos cruceros norteamericanos –luego desenmascarada como una operación de la CIA- hizo que el presidente Lyndon B. Johnson declarara la emergencia nacional y poco después, la Guerra a Vietnam del Norte. Maurice Bishop, en la pequeña isla de Granada, fue considerado también él como una amenaza a la seguridad nacional norteamericana en 1983, y derrocado y liquidado por una invasión de Marines. ¿Y el sospechoso atentado del 11-S para lanzar la “guerra contra el terrorismo”?
La historia podría extenderse indefinidamente. Conclusión: nadie podría sorprenderse si en las próximas horas o días Obama autoriza una operación secreta de la CIA o de algunos de los servicios de inteligencia o las propias fuerzas armadas en contra de algún objetivo sensible de Estados Unidos en Venezuela. Por ejemplo, la embajada en Caracas. O alguna otra operación truculenta contra civiles inocentes y desconocidos en Venezuela tal como lo hicieran en el caso de los “atentados terroristas” que sacudieron a Italia –el asesinato de Aldo Moro en 1978 o la bomba detonada en la estación de trenes de Bologna en 1980- para crear el pánico y justificar la respuesta del imperio llamada a “restaurar” la vigencia de los derechos humanos, la democracia y las libertades públicas. Años más tarde se descubrió estos crímenes fueron cometidos por la CIA.
Recordar que Washington prohijó el golpe de estado del 2002 en Venezuela, tal vez porque quería asegurarse el suministro de petróleo antes de atacar a Irak. Ahora está lanzando una guerra en dos frentes: Siria/Estado Islámico y Rusia, y también quiere tener una retaguardia energética segura. Grave, muy grave. Se impone la solidaridad activa e inmediata de los gobiernos sudamericanos, en forma individual y a través de la UNASUR y la CELAC, y de las organizaciones populares y las fuerzas políticas de Nuestra América para denunciar y detener esta maniobra.

¿AMENAZA A LA SEGURIDAD NACIONAL? – BREVE HISTORIA COMPARADA ENTRE VENEZUELA Y ESTADOS UNIDOS
Por: Marlon Peña Labrador

No puedo dejar de sentir y expresar mi más profundo y categórico rechazo por las recientes declaraciones del Gobierno Norteamericano dadas en contra de la Paz, de la Estabilidad y de la Institucionalidad de la bella, digna y soberana República Bolivariana de Venezuela, en contra de su Gobierno Legítimo y/o su Pueblo Bolivariano.
Es simplemente el resultado o progresión en las decisiones adoptadas desde diciembre del 2014 después que pasara el proyecto de Ley para sancionar a Venezuela por el Congreso y seguidamente por la Casa Blanca, es a la vez, una nueva agresión sin precedentes en la historia de nuestra República y obedece, sin duda alguna, a la lógica del poder hegemónico dominante y su supremacía en la región en momentos en los cuales deben garantizar su control en la principal potencia energética mundial.
De acuerdo a lo señalado por el Secretario de Prensa de la Casa Blanca sobre Venezuela, somos o representamos una "amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos" para lo cual hacen una Declaración de "Emergencia Nacional con respecto a Venezuela".
Valdría la pena hacer un ejercicio de historia comparada en relación a esta definición de “amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior” de país alguno, a esta nueva agresión contra nuestra Patria. Recordemos que en Venezuela, llevamos como filosofía institucional que el Ejército venezolano sólo cruzó sus fronteras para liberar otros pueblos en tiempos de colonia y no para conquistar otras tierras, por eso su lema maravilloso "Ejército venezolano, forjador de libertades", a quienes les expreso mi mayor respeto y sentimiento de admiración por conservar tan digno estandarte moral y ético.
A diferencia de la historia de nuestro vecino del norte, que el día de ayer 9 de marzo, se convirtió en la nación que se la pasa agrediendo a nuestra patria, y no como lo tratan de hacer ver a través de sus laboratorios mediáticos, que defienden a los Venezolanos y a la democracia, por existir en Venezuela supuestas violaciones permanentes de Derechos Humanos, Represión, Violaciones a las Libertades Fundamentales, a la Libre Expresión y Persecución a la Disidencia. Son ellos los que deben asegurar cumplir con todas esas garantías y libertades que aseguran no existen en nuestro territorio. Son ellos los que deben procurar no más injerencia a través de sus métodos tradicionales y modernos, pero principalmente a través de sus invasiones, veamos qué los caracteriza, tomemos parte de la historia durante los siglos XIX y XX, pero para no ahondar en largos detalles de sus comprobadas agresiones militares en el mundo, algunas de ellas en desarrollo, solo les resumiré aquellas amenazas convertidas en intervenciones militares de los Estados Unidos en América Latina y el Caribe, a saber:
Cuba - en 1898, 1906, 1912 y 1917, Bahía de Cochino en 1961, Bloque Naval a la isla en 1962,
Puerto Rico - en 1898
República Dominicana - Ocupaciones en 1916-1924 y 1965-1966
Haití - Ocupaciones en 1915, 1934 y 1994
Granada - Invasión en 1983
Panamá - Creación del País para construir el Canal en 1903 y 1914 e Invasión en 1989
Nicaragua - Intervención en 1909, Envío de Tropas en 1912, Ocupación entre 1926 a 1933 y Patrocinio de revueltas entre 1981 y 1990.
Guatemala - Patrocinio de Golpe de Estado en 1954
Méjico - en 1914-1917, sin dejar de mencionar los territorios obtenidos de México como Tejas (Texas), Nuevo Méjico (New México), Arizona y California.
Después de hacer ese pequeño ejercicio de historia comparada entre Venezuela y Estados Unidos, me pregunto, ineludiblemente, ¿Quién representa una Amenaza In-Usual y Extra-Ordinaria a la Seguridad Nacional y Política Exterior de quién?
Sumémonos todos al rechazo colectivo de cualquier pretensión de agresión a la tierra de nuestros Libertadores y Padres de la Patria.
Nada detendrá el sólido respaldo a nuestro País de los pueblos y movimientos verdaderamente progresistas en el mundo contra esta nueva escalada a través de la “Declaración del Norte”.
NO a la escalada de agresiones contra nuestra soberanía nacional, NO mas agresiones contra la Patria Grande, NO a la injerencia en los asuntos internos República Bolivariana de Venezuela, tierra de Bolívar y Chávez.
*Embajador
APORREA: http://www.aporrea.org/tiburon/a204119.html

COMUNICADO LA UNIÓN DE NACIONES SURAMERICANAS SOBRE EL DECRETO EJECUTIVO DEL GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS CONTRA VENEZUELA.

Los Estados miembros de la Unión de Naciones Suramericanas manifiestan su rechazo al Decreto Ejecutivo del Gobierno de los Estados Unidos de América, aprobado el 9 de marzo de 2015, por cuanto constituye una amenaza injerencista a la soberanía y al principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados.

Los Estados Miembros de UNASUR reafirman su compromiso con la plena vigencia del Derecho Internacional, la Solución Pacífica de Controversias y el principio de No Intervención, y reiteran su llamado a que los Gobiernos se abstengan de la aplicación de medidas coercitivas unilaterales que contravengan el Derecho Internacional.

UNASUR reitera el llamado al gobierno de los Estados Unidos de América para que evalúe y ponga en práctica alternativas de diálogo con el gobierno de Venezuela, bajo los principios de respeto a la soberanía y autodeterminación de los pueblos. En consecuencia, solicita la derogación del citado Decreto Ejecutivo.

COMUNICADO DE LA UNASUR SOBRE LA CONTINUACIÓN DEL DIÁLOGO POLÍTICO EN VENEZUELA

Los Estados Miembros de UNASUR renovaron el mandato contenido en la Resolución 02-2014 de la Comisión de Cancilleres para seguir acompañando, con el apoyo de la Secretaria General, el más amplio diálogo político con todas las fuerzas democráticas venezolanas, con el pleno respeto al orden institucional, los derechos humanos y el estado de derecho.

Los Estados Miembros de UNASUR expresan que la situación interna en Venezuela debe ser resuelta por los mecanismos democráticos previstos en la Constitución venezolana.

Los Estados Miembros de UNASUR manifiestan su apoyo para la celebración de las próximas elecciones parlamentarias, convencidos de la importancia del mantenimiento del orden constitucional así como de la democracia y la más plena vigencia de todos los derechos humanos, principios fundamentales de UNASUR.

DECLARACIÓN DE LA CUMBRE EXTRAORDINARIA DE LA ALTERNATIVA BOLIVARIANA PARA LOS PUEBLOS DE NUESTRA AMÉRICA- ALBA-TCP

Nosotros, los Jefes de Estado y de Gobierno, representantes de los países miembros del ALBA, reunidos el 17 de marzo de 2015 en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, declaramos:

1. Nuestro rechazo a la Orden Ejecutiva emitida el 9 de marzo de 2015 por el Gobierno de Estados Unidos de América, sobre la base de que esta Orden Ejecutiva es injustificada e injusta, que constituye una amenaza de interferencia contra el principio de soberanía y el principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados.
2. Nuestro compromiso con la aplicación del derecho internacional, resolución pacífica de los conflictos y los principios de no intervención y llaman a los gobiernos a actuar en el marco de los principios universales y la carta de las Naciones Unidas, en particular la necesidad y la disposición de los gobiernos de abstenerse del uso de recursos coercitivos unilaterales que violen el derecho internacional.
3. Nuestra solicitud soberana y sincera al gobierno de Estados Unidos para acoger y establecer el diálogo con el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela como alternativa al conflicto y a la confrontación, fundamentada en el respeto permanente de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos y los estados-naciones independientes.
4. Nuestra propuesta de conformar un Grupo de Facilitadores de nuestro hemisferio y sus instituciones (CELAC, UNASUR, ALBA-TCP y CARICOM) para facilitar una diplomacia de compromiso entre los gobiernos de Estados Unidos de América y de la República Bolivariana de Venezuela para aliviar las tensiones y garantizar la resolución amigable. En tal sentido, decidimos:
1. Ratificar nuestro compromiso y apoyo irrestricto con la hermana República Bolivariana de Venezuela, en la búsqueda de los mecanismos de diálogo con el Gobierno de los Estados Unidos, para que cesen las agresiones de este gobierno contra Venezuela.
2. Reafirmar que América Latina y el Caribe es una Zona de Paz, donde las naciones impulsan procesos de integración y relaciones de amistad, con el fin de seguir garantizando la mayor suma de felicidad para nuestros pueblos.
3. Enfatizar que la hermana República Bolivariana de Venezuela no representa amenaza para ningún país, siendo una nación solidaria que ha demostrado su voluntad de cooperación con los Pueblos y Gobiernos de toda la región, convirtiéndose en garantía para la Paz Social y la estabilidad en nuestro continente.
4. Exigir al Gobierno de los Estados Unidos que cese de inmediato el hostigamiento y agresión contra el Gobierno y pueblo venezolanos, por cuanto dicha política alienta la desestabilización y uso de la violencia por parte de sectores de la oposición venezolana. 5. Resaltar que la Orden Ejecutiva aprobada por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, desconoce flagrantemente la “Declaración de Solidaridad y Respaldo a la Institucionalidad Democrática, al Diálogo y la Paz en la República Bolivariana de Venezuela” aprobada por el Consejo Permanente de la OEA el 7 marzo de 2014.
6. Denunciar la feroz campaña mediática internacional contra la hermana República Bolivariana de Venezuela y su gobierno, encaminada a desacreditar la Revolución Bolivariana, intentando crear las condiciones para una intervención de mayor escala y ajena a la solución pacífica de las diferencias.
7. Reiterar el más firme respaldo al gobierno democráticamente electo y legítimo de la presidenta de la hermana República Federativa del Brasil, Dilma Rousseff, contribuyendo al fortalecimiento y consolidación de los valores y principios democráticos, de la libertad y solidaridad en Nuestra América.
8. Manifestar las más profundas palabras de solidaridad y apoyo con la Presidenta de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner y demás funcionarios de su gobierno, quienes están siendo sometidos a una campaña de desprestigio personal e institucional por parte de sectores de la derecha política y mediática de su país, a la vez de ser agredidos por los fondos buitres y el capital financiero internacional.
9. Saludar el diálogo constructivo sostenido en la XX Reunión de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), realizada en Antigua-Guatemala el pasado 10 de marzo de 2015, acerca de la desproporcionada Orden Ejecutiva firmada por el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, contra la República Bolivariana de Venezuela.
10. Instruir a los Embajadores de los países miembros del ALBA – TCP en todo el Mundo, a desarrollar una campaña de información y difusión, acerca de la verdad sobre lo que ocurre en Venezuela, y las amenazas que sobre ella y la región se ciernen.
11. Exhortar a los movimientos sociales, obreros, estudiantes, campesinos, indígenas, mujeres, a movilizarse de manera permanente y a mantenerse en vigilia para informar al Mundo entero y a los Pueblos de nuestra América, que Venezuela y el Gobierno legítimo del Presidente Constitucional, Nicolás Maduro, no están solos y que los Pueblos del Mundo rechazan de manera categórica esta nueva intervención imperial en la Patria grande, cuyas consecuencias pueden ser nefastas para la Paz y la estabilidad de la región.
12. Reafirmar que el ALBA-TCP continuará promoviendo la unidad, integración, solidaridad, convivencia pacífica como expresión del ideal y compromiso latinoamericano y caribeño por la construcción de una región y un mundo de paz, como base fundamental para consolidar las relaciones entre los pueblos. Además, declaramos y reiteramos, en el contexto de un compromiso eficaz de no confrontación, nuestro respaldo a la “Carta al Pueblo de los Estados Unidos de América: Venezuela no es una amenaza”, emitida por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, en particular en lo que se refiere a los siguientes aspectos: a) El compromiso de Venezuela con la libertad, la independencia y el multilateralismo. b) La creencia fundamental de Venezuela en la paz, la soberanía nacional y el derecho internacional. c) La realidad de Venezuela como una sociedad abierta y democrática de acuerdo a su Constitución y las aspiraciones de su pueblo. d) La amistad de larga data de Venezuela con el pueblo de Estados Unidos. e) La acción falsa e injusta, unilateral y desproporcionada en los términos de la Orden Ejecutiva del Gobierno de Estados Unidos de América mediante la cual se declara a Venezuela como una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos de América. f) La declaración por parte de Venezuela del carácter sagrado de su soberanía. En consecuencia, nosotros, los líderes del ALBA-TCP, nos solidarizamos con Venezuela. Conocemos nuestras libertades fundamentales y hacemos valer nuestros derechos. Respaldamos inequívocamente a Venezuela en la defensa de su soberanía e independencia y el hecho de que lo haga de pie y no de rodillas. En este sentido, solicitamos al Gobierno de Estados Unidos de América, y específicamente al Presidente, Barack Obama, derogar la Orden Ejecutiva aprobada el 9 de marzo de 2015, por cuanto constituye una amenaza a la soberanía y una intervención en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela.
Adoptada en la ciudad de Caracas, República Bolivariana de Venezuela, el 17 de marzo del 2015. (Tomada de la AIN)