LOS GRIEGOS SE ECHAN A LA CALLE CONTRA EL CHANTAJE DEL BCE Y LA UE 



NO SOMOS UNA COLONIA DE ALEMANIA 



Enviado por Ricardo Ferré

Al grito de "no somos una colonia de Alemania", miles de griegos llenan la plaza Syntagma de Atenas para recuperar su soberanía y exigir que Europa deje de ahogar su economía

PÚBLICO / AGENCIAS
Miles de manifestantes llenan la plaza Syntagma en Grecia como respuesta al ultimátum del Banco Central Europeo (BCE) a la banca griega.

La decisión del BCE de no aceptar los bonos helenos como garantía en sus operaciones de refinanciación y los infructuosos resultados que han logrado el primer ministro, Alexis Tsipras, y el ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, en su gira europea, han sido el detonante para que miles de personas hayan decidido mostrar su solidaridad con los nuevos gobernantes.
"No somos una colonia de Alemania" es uno de los gritos más repetidos por los manifestantes, que exigen a Europa que Grecia recupere su soberanía y deje de ahogar su economía para que Alexis Tsipras pueda cumplir con sus compromisos electorales.

"Grecia ya no será más el socio miserable que escucha las lecciones para hacer sus deberes. Grecia tiene su propia voz", declaró hoy Tsipras.

Los griegos han salido a la calle con el objetivo de mostrar a los socios europeos que su presidente tiene razón. Por eso han respondido de forma multitudinaria a la convocatoria, difundida por una plataforma ciudadana a través de redes sociales bajo el lema "no vamos a sucumbir al chantaje".

La convocatoria se gestó de forma espontánea a través de un evento en la red social Facebook, que pocas horas después de su creación ya contaba con la participación de casi 3.000 personas.

"El tiempo de que Grecia se arrodille y tenga gobiernos sumisos ha terminado" o "Merkel tiembla como una ramita" son también proclamas recurrentes.

"Desde el 25 de enero es el pueblo el que toma las decisiones en Grecia"
"Estamos aquí para expresar nuestra solidaridad con el Gobierno. Desde el 25 de enero es el pueblo el que toma las decisiones en Grecia", declara Dimitris, que aparcó su bici frente al Parlamento, donde, desde hace poco más de una semana, ya no existen vallas que corten el paso a los viandantes.

Los griegos pudieron acercarse hasta colocarse frente a la guardia real que custodia el monumento al soldado desconocido, a los pies del Parlamento, sin que hubiese apenas presencia policial, excepto unos pocos agentes que regulaban el tráfico de las avenidas cortadas, una imagen inusual hasta ahora.

La concentración transcurre de forma pacífica y sin incidentes a pesar de la escasa presencia policial. Las autoridades han cifrado el número de asistentes en 7.000 personas.
"La crisis no es solo un tema de Grecia, sino de todos los pueblos europeos"
Para Dimitris, la crisis "no es solo un tema de Grecia, sino de todos los pueblos europeos", y no se puede combatir "con políticas de austeridad que han fallado en los últimos cinco años".

Dimitra se enteró de la convocatoria a través de la radio y no dudó en acercarse hasta Syntagma, porque dice estar "indignada" ante la decisión del BCE, no porque tema por sus ahorros, "ya no tengo nada que perder", asegura, sino porque le parece que es una falta de respeto a la elección del pueblo griego.

Esta enfermera de 52 años afirma que solo espera de las negociaciones que "den esperanza a los jóvenes para que puedan encaminar su futuro", mientras de fondo se escucha la canción "Cuando el cielo se abra", todo un símbolo de oposición de la época de la Dictadura de los Coroneles.

La sensación más repetida entre los participantes fue la necesidad de demostrar a Europa que el pueblo griego está unido
La sensación más repetida entre los participantes fue la necesidad de demostrar a Europa que el pueblo griego está unido y dispuesto a que el nuevo Gobierno cumpla, paso a paso, sus compromisos electorales.

"Enfadado" con la respuesta de los socios europeos se muestra también Takis, un joven trabajador del sector privado, que dice tener "esperanza en que cambie la situación actual", aunque reconoce que teme lo que pueda pasar en el futuro.

Yorgos se enteró de esta concentración por sus hijos, "que sí que tienen Facebook", y decidió acercarse porque, aunque no votó por ninguno de los dos partidos que forman el Ejecutivo -el izquierdista Syriza y los nacionalistas Griegos Independientes- cree que necesita el apoyo popular para lograr una solución a la crisis.

Por las redes sociales circula ya una nueva convocatoria en diferentes plazas del país, como la de Syntagma, cuya fecha podría ser entre el 15 y el 16 de febrero, esta vez para apoyar la decisión del Gobierno de oponerse a los recortes impuestos por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional).


MILES DE GRIEGOS SALEN A LA CALLE… Y COREAN A SU MINISTRO DE FINANZAS


Alberto Sicilia / ATENAS - Público

“¿Ha existido alguna vez una manifestación en la que la gente corée el nombre de un Ministro de Finanzas? ¡Esto debe ser un estreno mundial!” pregunta socarrona Xenia, una mujer de 53 años que durante minutos ha gritado, junto a miles de manifestantes, el ya omnipresente en Atenas “Yanis Varufakis, Yanis Varoufakis, Yanis Varoufakis”.

“Mire, téngalo usted muy claro: yo no voté a Syriza. No soy de izquierdas. Pero el viernes pasado vi a un Ministro que se atrevió a decirle a la Troika lo que la mayoría de griegos pensamos: estamos hartos de ustedes”.

“Pensé que Syriza haría lo que todos los gobiernos: arrodillarse ante los alemanes en cuanto llegasen al gobierno. No lo ha hecho. Y mientras sigan así, tendrán todo mi apoyo”.

Entre los manifestantes más jóvenes, muchos de los cuales participaron en las concentraciones de hace 3 años, lo que más se comentaba era la ausencia de policía: “Que la plaza Syntagma esté llena y no estemos rodeados de antidisturbios y gas…. No sé, como que no estoy seguro de que esto no sea un sueño”, comenta entre risas Dimitrios.

“Ahora mismo estamos en una zona prohibida para el pueblo hasta hace una semana”. Dimitros se refiere al costado de la plaza que da acceso al Parlamento. Durante el último gobierno de Samaras estuvo rodeado de vallas para que los manifestantes no accediesen. Retirarlas fue uno de los primeros gestos de Tsipras tras ganar las elecciones.

Evangelos, uno de los amigos de Dimitros, añade: “Tú eres español, tienes que decirles a los españoles que necesitamos su apoyo. En Alemania deben saber que los pueblos del sur estamos unidos”.

Risas, optimismo y orgullo nacional eran los aromas que se respiraban esta tarde en la Plaza Syntagma. Varoufakis y Tsipras han aumentado sin duda su apoyo popular tras los gestos de la primera semana de gobierno. Pero esta euforia también podría volverse en su contra si no cumplen con lo prometido.

En los últimos días se ha hablado mucho de Alemania y el BCE. Pero hay otro actor fundamental en las negociaciones: una gran parte del pueblo griego que ahora cree en su gobierno.


"HAY QUE SOÑAR Y NOSOTROS SOÑAMOS, PERO NOS TOMAMOS MUY EN SERIO NUESTROS SUEÑOS.

‘Fisái i ánemos dimokratikís alayís stin Evropi’ [En Griego] (el viento del cambio empieza a soplar en Europa). Menos de una semana de nuevo Gobierno en Grecia: electricidad gratuita para 300.000 familias que no la podían pagar; suspensión de los procesos de privatización en puertos, de la compañía de electricidad y de 14 aeropuertos. Recuperación de la cobertura sanitaria para todos los ciudadanos. Reconocimiento de la nacionalidad griega todos los niños independientemente del color de su piel, readmisión de maestros despedidos, retirada inmediata de las alambradas que separaban al Parlamento de la gente. Y además, un primer ministro que no necesita jurar con corbata y cuyo primer acto simbólico es homenajear a los héroes de la Resistencia frente a la ocupación alemana. ¿Quién decía que no se puede? ¿Quién decía que un Gobierno no puede cambiar cosas? Hoy Grecia tiene un Gobierno del cambio. Hoy los Gobiernos italiano y francés reconocen que hay que poner límites a Merkel. A lo mejor es ella la que se queda aislada en Europa. En Grecia han perdido sus delegados. Ha perdido el delegado Samarás y ha perdido el delegado Rajoy que fue a Atenas a apoyar al Gobierno del fracaso. En Grecia, por fin, ha ganado el pueblo griego." - Pablo Iglesias, dirigente de Podemos en su discurso en la Puerta del Sol en Madrid el día 31 de enero de 2015


Varoufakis, en Berlín: "Europa no puede decir que unas elecciones no cambian nada"
El ministro griego defiende el plan del Gobierno heleno ante su homólogo alemán, que evidencia las discrepancias con Atenas

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, junto a su homólogo alemán, Wolgang Schäuble, en la rueda de prensa que ambos han celebrado en Berlín. –

PÚBLICO / AGENCIAS

"Ni siquiera estamos de acuerdo en estar en desacuerdo". Primera intervención pública en Berlín y primer corte a su homólogo alemán. El ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, ha defendido ante Wolgang Schäuble que las propuestas del nuevo Gobierno de Alexis Tsipras merecen "una oportunidad" y que es necesario debatir una solución "de una vez por todas" para solucionar la crisis del país heleno.

La primera alocución de Varoufakis en la rueda de prensa que ambos ministros han celebrado en Alemania respondía a una frase anterior de Schäuble: "Hemos acordado no estar de acuerdo". Era la primera de las contradiciones que han brillado en el encuentro ante los medios.

Varoufakis insiste en que Grecia no quiere descartar el programa de rescate por completo, pero sí cambiar sus prioridades y filosofías
El titular de Finanzas de Alemania defendió en su intervención que, a pesar de que "respeta la voluntad de los electores griegos", Grecia debe seguir negociando con la Troika. El griego respondió e insistió en que "Europa no puede decir que unas elecciones no cambian nada" y en que su país no quiere descartar el programa de rescate completamente, pero sí cambiar sus prioridades y su filosofía, que considera erróneos.

Varoufakis, que he llegado a la capital alemana dentro de su gira europea que le ha llevado a Roma, París, Fráncfort y Londres, indicó que dos tercios del programa de rescates son reformas que su gobierno querría implementar, pero que el plan "carece de reformas significativas" para atacar el fraude fiscal y la corrupción y cuenta con una filosofía equivocada.
El ministro griego defendió que la propuesta de su Gobierno es lograr un programa puente hasta mayo. "Exigimos una oportunidad para mostrar nuestras propuestas", aseguró después de destacar que sus socios no han dado poco, "sino demasiado dinero" a Grecia pero para un fin equivocado: "servir una deuda insostenible".

"Ninguna otra nación puede comprender la situación en Grecia mejor que Alemania", declaró Varoufakis, que recordó el ascenso del nazismo en su país, donde Amanecer Dorado en el tercer partido más votado, y señaló la importancia de evitar "una depresión como las de los años 30 que divida a Europa".

"Hey griegos, perdón por nuestro Gobierno". Un manifestante sujeta un cartel durante una protesta frente al Ministerio de Finanzas alemán. - EFE
Por su parte, Schäuble admitió que no estaba de acuerdo en todo con Varoufakis y que durante su encuentro privado no pudo ocultar su escepticismo acerca de que algunas medidas del Ejecutivo griego vayan en la dirección correcta. Schäuble además resaltó que, pese al triunfo electoral de Tsipras, la política de ayuda a Grecia también tiene que respetar la voluntad de los electores de otros países europeos.

Preguntado sobre si tenía algo en contra de que un gobierno, como el de Alexis Tsipras, quiera cumplir las promesas electorales que hizo, respondió que "no tiene nada de malo, pero cuando esas promesas son a costa de otros no son realistas".
Schäuble: "Hay que decir que los motivos del duro camino están en Grecia y no en Europa ni en Alemania"
Schäuble admitió que, después de la crisis financiera, Grecia era el país que había tenido que recorrer el camino más difícil pero agregó que las causas de esas dificultades no estaban en Europa ni en Alemania sino en Grecia. "Hay que decir que los motivos del duro camino están en Grecia y no en Europa ni en Alemania", resaltó.

Un punto en el que Schäuble ofreció pleno apoyo a Varoufakis fue en el propósito de mejorar la recaudación fiscal y en crear impuestos que hagan que los ciudadanos más ricos en Grecia hagan su aporte a la superación de la crisis. "Entendemos que los acomodados en Grecia tienen que pagar su parte, que se necesita una buena administración fiscal y una lucha contra la corrupción", dijo.

"He reiterado mi oferta de dar toda la ayuda posible para crear una administración fiscal efectiva. Ya había hecho lo mismo con gobiernos anteriores pero lamentablemente no hemos llegado a poner ello en práctica", agregó.

Y LA TROIKA TUVO QUE ACEPTAR LAS COINDICIONES DE GRECIA Y SU LISTADO DCE REFORMAS

TSIPRAS DICE QUE "GRECIA YA NO ACEPTARÁ ÓRDENES, Y MENOS POR E-MAIL"

Primer ministro griego promete ante su grupo parlamentario "poner fin de una vez por todas" a la austeridad impuesta por la UE

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se ha comprometido este jueves a "poner fin de una vez por todas" a las políticas de austeridad de la Unión Europea y a negociar con firmeza un nuevo acuerdo para Grecia.

En un desafiante primer discurso ante su grupo parlamentario tras regresar con las manos vacías de una gira europea, Tsipras dijo que Atenas ya no está dispuesta a aceptar más que le digan lo que tiene que hacer.

"Grecia ya no aceptará más órdenes, especialmente órdenes recibidas por correo electrónico", ha aseverado. En declaraciones realizadas en el Parlamento después de un recorrido por varias capitales europeas, Tsipras ha afirmado que su nuevo Gobierno no dará marcha atrás en sus promesas y que los votantes no se dejarán engañar de nuevo.

"Grecia ya no será más el socio miserable que escucha las lecciones para hacer sus deberes. Grecia tiene su propia voz".

En aparente referencia a la dura postura adoptada por el Banco Central Europeo y otros, Tsipras dijo: "Grecia no puede ser chantajeada, porque la democracia en Europa no puede ser chantajeada".
"En una semana hemos ganado aliados que no teníamos en los cinco años de crisis", dice el primer ministro griego sobre su gira europea
Tsipras y su ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, han estado recorriendo Europa buscando el apoyo de socios a su plan de conseguir un alivio de la deuda y el fin de las políticas de austeridad, pero hasta ahora sólo han recibido advertencias de que no pretendan evitar los compromisos de pago pactados en el actual programa de rescate del país.

En su gira han conseguido pocos o nulos apoyos concretos. "Ni siquiera nos pusimos de acuerdo en nuestro desacuerdo", dijo Varoufakis el jueves tras reunirse con el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, contradiciendo de hecho a su anfitrión.

No obstante, Tsipras aseguró que no volvió del viaje sin nada que mostrar. "En solo una semana hemos ganado aliados que no teníamos en los últimos cinco años de crisis", afirmó.


El Banco Central Europeo deja de aceptar bonos griegos
Publicado: 5 feb 2015 01:51 GMT | Última actualización: 5 feb 2015 01:51 GMT - RT
Reuters
El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido dejar de aceptar como garantía la deuda de Grecia en sus operaciones de liquidez. Los bancos griegos tendrán que depender de la liquidez de emergencia facilitada por el Banco de Grecia.
"El Consejo de Gobierno del BCE ha decidido levantar la suspensión que afectaba a los instrumentos emitidos o garantizados por Grecia que les permitía ser utilizados en las operaciones de política monetaria a pesar de no cumplir con los requisitos mínimos de 'rating'", explicó el Banco Central en un comunicado.
En el documento añade que "actualmente no es posible asumir una conclusión exitosa de la evaluación del programa [de rescate]".
Según 'The Financial Times', esta prohibición señala la determinación del BCE de tomar una postura dura ante los intentos de Atenas por garantizar la financiación de la Unión Europea para el periodo de tres meses entre la salida del programa de rescate y el acuerdo de un nuevo 'contrato' con los líderes de la eurozona, que Yanis Varoufakis, ministro de Finanzas de Grecia, espera firmar a principios de junio.
El BCE ya había rechazado la propuestas de Grecia de emitir bonos a corto plazo por 10.000 millones de euros, lo que podría servir de préstamo para el nuevo Gobierno de Alexis Tsipras.
Atenas planea financiar parcialmente su economía durante estos duros tres meses con la emisión de bonos del Tesoro a corto plazo.
Según el economista Andrés Asiaín, la decisión del Banco Central Europeo constituye un intento de demostrar la fuerza de la Unión Europea contra la débil Grecia. "Se trata del endurecimiento de las posiciones ante la ascensión del Gobierno griego de tendencia de izquierda", dijo el experto a RT.
Asiaín asegura que esta decisión del BCE "es perjudicial para Europa en su conjunto".


Atenas responde a la "presión política" del BCE y garantiza la liquidez de su banca
El Gobierno de Tsipras asegura que los bancos griegos tienen luz verde para utilizar 60.000 millones adicionales en fondos de emergencia si fuera necesario. La Bolsa del país cae un 3,37%


REUNIÓN DE VAROUFAKIS EN BERLÍN

Yanis Varoufakis, ministro de Finanzas griego, se reunió en Berlín con su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, en busca de "comprensión" hacia el curso tomado por el gobierno de Alexis Tsipras. "Especialmente los alemanes pueden comprender que a una nación orgullosa no se la puede humillar tanto tiempo sin dejarle ver la luz al final del túnel", dijo Varufakis en declaraciones a la televisión alemana ARD.

El encuentro de Varufakis con Schäuble se produce un día después de la reunión del griego con el presidente del BCE, Mario Draghi, tras la cual se había mostrado optimista. Del lado alemán, hasta ahora no ha habido síntomas de que el gobierno de Angela Merkel piense flexibilizar su posición y, de hecho, se ha cerrado en banda a los planes de Grecia para llegar a un acuerdo sobre una reestructuración de la deuda del país heleno.

AMBIENTE HOSTIL EN ALEMANIA

El ambiente que existe en Alemania hacia posibles concesiones a Grecia es bastante hostil como lo reflejan las encuestas de opinión y los comentarios de los principales medios de comunicación del país. Así, por ejemplo, un sondeo del instituto demoscópico FORSA mostró que el 66% de los alemanes está en contra de que la Unión Europea (UE) acepte un compromiso con el nuevo Gobierno griego y exige el cumplimiento de los planes de ajuste.

El 66% de los alemanes está en contra de que la Unión Europea acepte un compromiso con el nuevo Gobierno griego. El rechazo a una relajación de las condiciones a Grecia es especialmente claro entre los votantes de la Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de la canciller Merkel, donde un 80% está en contra de eventuales compromisos y reclama un cumplimiento estricto de los planes de ahorro. Dentro de los votantes del Partido Socialdemócrata (SPD), socio de la coalición de Gobierno, el 71% rechaza eventuales concesiones.

Incluso hay un sector de opinión que piensa que Alemania ha sido excesivamente generosa con sus aportes al rescate griego, lo que ha sido capitalizado por un nueva agrupación política, Alternativa por Alemania (AfD), que ha logrado escaños en la eurocámara y en varios parlamentos regionales. El discurso de AfD apunta a una escisión de la eurozona y considera que el primer país en salir debe ser Grecia, a cambio de una quita de la deuda.


¿EL FIN DE LA TROIKA? FRANCIA, ITALIA Y LA COMISIÓN EUROPEA PREPARAN SU TUMBA

REUTERS/Srdjan Zivulovic
Las autoridades de Francia e Italia han respaldado la idea del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, de poner fin a la Troika de acreedores internacionales de Grecia (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional).
El Gobierno francés propone encontrar "fórmulas diferentes" y alternativas, dijeron al diario 'El País' fuentes del Ministerio de Economía. 'La Repubblica' asegura que el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Sandro Gozi, tiene la misma opinión.
Las fuentes de 'El País' en Gobiernos e instituciones coinciden en que la abolición de la Troika sería una decisión eminentemente política, una concesión a Grecia, probablemente para compensar una reestructuración de deuda.
El ministro de Economía francés, Michel Sapin, recordó que 'troika' es una palabra griega y resulta "muy negativa en la cabeza de los griegos; extremadamente negativa".
Los últimos días dos miembros de la Troika se han alejado de Grecia. Primero, el FMI desmintió las palabras del ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varoufakis, sobre unas negociaciones entre la entidad y Atenas sobre la deuda. Luego, este miércoles, el Banco Central Europeo decidió dejar de aceptar como garantía la deuda de Grecia en sus operaciones de liquidez.


Suprimen los coches oficiales del Gobierno griego: Syriza viajará en transporte público

Alkis Konstantinidis
Los ministros y otros miembros del Gobierno de Grecia, encabezado por el partido de izquierdas Syriza, seguirán moviéndose en transporte público o en sus vehículos particulares. Para los viajes en avión al extranjero optarán por los billetes de clase económica.
La decisión proviene del primer ministro del país, Alexis Tsipras, quien calificó los vehículos oficiales de "innecesarios y costosos" en una reunión con su gabinete. De esta manera deja sin uso el extenso y lujoso parque automotor acumulado entre 2009 y 2011 por el entonces líder del Gobierno socialista Yorgos Papandreu.
Según fuentes del periódico 'International Business Times', parte de estos coches se venderá. Aunque la medida no proporciona un ahorro suficiente para resolver el problema de la deuda griega, puede tener una gran repercusión en la sociedad del país.
"Los ministros no necesitan vehículos oficiales del Estado", sostuvo el viceministro de Reforma Administrativa, Georgios Katrougalos, en un comentario concedido al diario griego 'To Vima'. Aseguró también que él mismo usará su coche particular para cumplir con sus funciones laborales y no le preocupa el tema de su seguridad personal que implica esta decisión.
"¿Por qué necesito protección policial? —se preguntó—. Cuando me dé cuenta de que alguien quiere dispararme un yogur, me aparto de inmediato". Por otro lado, añadió Katrougalos, también miembro de Syriza, eso significaría que la gente ya no me quiere como ministro, por lo que dejaría el cargo inmediatamente.