EL SUEÑO DE CORREA ES ACABAR CON LA UNE .  



UN HOMENAJE ESPECIAL A LA MEMORIA JAIME HURTADO GONZÁLEZ 



POR: Prof. Stalin Vargas Meza
Ex Presidente de la UNE

Cuando el presidente Rafael Correa asistió al XXVII Congreso de la UNE en la ciudad de Loja, el 4 de junio de 2.008, en su discurso dijo: ¨Saludamos al Vigésimo Séptimo Congreso la Unión Nacional de Educadores del Ecuador con un abrazo fraterno, con un abrazo revolucionario, ciudadano, con la convocatoria a redoblar esfuerzos para sacar al país de la miseria, de la explotación, de inequidad, de la exclusión¨….. Saludamos la memoria de los líderes históricos de la Unión Nacional de Educadores; evocamos -aquí y ahora- el ejemplo de lucha de Rosita Paredes Jumbo, Eduardo Flores Torres, Dukelman Valencia….

La ocasión es propicia para recordar que, entre las finalidades de la Unión Nacional de Educadores y los medios para lograrlas, establecidos en los estatutos de la entidad, en el capítulo correspondiente se menciona, en el inciso b) del Art. 5: “Trabajar por el mejoramiento profesional, académico, científico y económico del magisterio”. Añadió que ¨La aplicación criminal de los preceptos del llamado “Consenso de Washington”, el fundamentalismo ideológico y el terrorismo económico aplicados en contra de nuestros pueblos; la farsa de una democracia representativa que condujo invariablemente al poder a los representantes de los voraces grupos económicos de banqueros y empresarios inescrupulosos y antinacionales; el atraco criminal de más de 8.000 millones de dólares en 1999; la inequidad, la explotación inmisericorde, la violencia represiva, han merecido el combate de la Unión Nacional de Educadores¨.[1]


Esto decía de la UNE cuando todavía no traicionaba el proyecto de cambio, ahora el sueño del presidente Correa es eliminarla y si no es posible aquello debilitarla. Tengamos en cuenta que al proyecto concentrador de Correa le estorba que haya una organización gremial independiente del gobierno, que luche en defensa de las libertades públicas, por la calidad de la educación, la libertad de expresión, el mejoramiento de las condiciones de vida de los docentes. Esto le molesta al gobierno y busca a como dé lugar el control de los gremios, sindicatos y organizaciones sociales.

Varios pasos ha dado en esa línea, el Decreto 16 es una muestra de ello. En el caso del gremio del magisterio el 12 de diciembre de 2011 a través de la Ministra de Educación, Gloria Vidal aprobó los Estatutos del Frente Unionista de Trabajadores de la Educación del Ecuador (FUTE). El pasado 7 de febrero 2015 el Ministro de Educación y el propio Presidente de la República entregaron personalmente los Estatutos aprobados a la Red de Maestros por la Revolución Educativa.

Estos intentos divisionistas de la UNE no son nuevos, es parte del accionar permanente de los diferentes gobiernos de turno. Recordemos que en 1976, la dictadura militar ilegalizó a la UNE y persiguieron a sus dirigentes, durante el gobierno de Osvaldo Hurtado, crearon el Frente Juan Montalvo, en el gobierno de la Izquierda Democrática, el Ministro de Educación Alfredo Vera Arrata (ferviente aplaudidor de Correa), suspendió la retención de las alícuotas de los maestros a la UNE, en el gobierno de Sixto Durán Ballén cancelaron a maestros y dirigentes, el gobierno de Bucarán retuvo las alícuotas de la UNE, la administración de Jamil Mahuad promovió a la FETEC y ahora el gobierno de Correa, sueña con desaparecer a la UNE.

El presidente Correa se olvida que la UNE tiene una historia de 71 años de unidad y lucha en la que ha enfrentado a gobiernos dictatoriales, civiles, militares, antidemocráticos, que han pretendido dividir, ilegalizar y destruirla. Se ¨olvida¨ que la UNE es una organización que tiene una larga tradición de lucha en el país, que le ha permitido alcanzar un importante sitial entre las organizaciones sociales del Ecuador. Se ¨olvida¨ que la UNE es la organización gremial más grande y combativa, tiene importantes niveles de representatividad y autoridad, todo esto producto de sus luchas, de sus vivencias, de sus avatares y de sus importantes victorias.

El sueño de desaparecer a la UNE se choca con un hecho: La UNE no es reducto de caciques, ni de caudillos, es una organización altamente democrática, en la que sus afiliados discuten, debaten, resuelven sus acciones y los dirigentes cumplen esos mandatos. En la UNE se eligen a los dirigentes mediante el voto universal, directo y secreto de los profesores; no hay dirigentes reelegidos indefinidamente, ya que se vive a plenitud la alternabilidad.

La UNE seguirá luchando en defensa de la educación pública, saldrá fortalecida y los sueños de Correa no pasarán.

JAIME HURTADO GONZÁLEZ
por Altercom (artículo publicado en el año 2008)
Quito con su sol recto hace 8 años... en las cercanías de la fatua Corte Suprema de Justicia, Jaime Hurtado González caminaba sonreído, junto a su camarada Pablo Tapia y su asistente Wellington Borja. Era afable con los transeúntes, la sonrisa plena le llenaba el rostro y alzaba su brazo sin temor, devolviendo el saludo a todos. Para quienes frecuentaban las pocas calles que iban desde el Congreso hasta su consultorio, su presencia, su enorme figura, eran cosa familiar. Los tres fueron acribillados.

El 17 de febrero de 1999, salió del Congreso donde ocupaba una curul en representación del Movimiento Popular Democrático. Ese día exigió, como solamente él sabía hacerlo, con educación pero con firmeza y en voz alta, su derecho a parlamentar: “Señorita Presidenta quiero hablar ahora, no mañana” . La voz de Jaime Hurtado, dura como el guayacán de la tierra que lo vio nacer, sirvió en esa última ocasión para fustigar al corrupto y vendepatria gobierno del democristiano Jamil Mahuad.

Una ola de dolor y protesta se levantó en el país. Hurtado era querido, respetado, reconocido. El gran orador negro, el revolucionario, el comunista, había dejado de existir fruto de una tenebrosa confabulación cuyos hilos secretos llegaban hasta las fauces del poder gubernamental.

La policía lanzó una ’hipótesis’ que ’implicaba’ a los paramilitares colombianos en el asesinato. Se dejó en el aire la sospecha de que el crimen habría sido porque Hurtado viajó días atrás al Caguán, zona colombiana de despeje para las conversaciones con las FARC. Efectivamente, el diputado emepedista, junto a otras personalidades ecuatorianas, fue invitado por el mismísimo presidente colombiano Andrés Pastrana y las FARC, anfitriones del acto. Allí estuvieron Pastrana y su Gabinete, representantes personales de jefes de Estado y Gobierno, ministros de Estado, legisladores, ex Presidentes, escritores y artistas como Gabriel García Márquez, etc. La sospecha perdió peso: ni Pastrana, ni sus invitados, fueron asesinados por los ‘paras’.

Los ojos del pueblo identificaron a los asesinos y vehículos usados. A los dos días cayeron Christian Steven Ponce, Serguei Merino y Fernando Aguirre. Los tres participaron de una o de otra manera en la provisión de las armas, en el seguimiento de las víctimas. Al año salieron libres por falta de sentencia. Ponce acaba de ser capturado en los Estados Unidos por una falta de tránsito y deportado al Ecuador. El caso y el pueblo esperan justicia. Los fantasmagóricos alias de «Mylanta» y «Vitorino» permanecen en el imaginario judicial, suplantando las identidades de los verdaderos autores, cómplices y encubridores del homicidio político.

El caso está abierto todavía. El supuesto asesino, Freddy Contreras, está condenado a 16 años de prisión. La familia y el Partido del mártir rechazan esa condena que pretende finiquitar el proceso y echar la lápida de la impunidad sobre los lazos entre los conocidos actores y los desconocidos autores.

Algo más… Se sabe que Hurtado investigaba un caso de narcotráfico. Ciro Guzmán, director nacional del MPD, recordaba en estos días que ”teníamos indicios de que había una especie de mafia con intereses en el narcotráfico y el núcleo de ese grupo resultaba ser la familia Cevallos Balda. Medardo Cevallos Balda fue embajador de Ecuador en México en el gobierno de Jamil Mahuad”.

El MPD y la conciencia nacional rechazaron el informe final de la justicia: un documento tendencioso, ligero y apresurado, un final ’feliz’ que debía contentar a todos. Las sospechas sobre el embajador de Mahuad obligaron a sospechar desde la ‘vox populi’ que se trataba de un “crimen de Estado”.

A 8 años de la fechoría terrorista no ha terminado de recordarse la valiente voz de Jaime Hurtado, o su inclaudicable militancia, o su compromiso profundo con los pobres y su revolución necesaria. Su presencia firme junto al pueblo nos mueve a exigir el esclarecimiento total de su asesinato, aunque caigan cabezas ‘famosas’. El mejor homenaje a su memoria, sin embargo, seguirá siendo la materialización de sus sueños de libertad y justicia.

JAIME HURTADO GONZÁLEZ
Nació el 7 de febrero de 1937 en la pobreza del hogar de los esmeraldeños, afrodescendientes, analfabetos, Esteban y Pastora, en Malimpia, Quinindé.

Hasta los diez años de edad trabajó enfrentando la pobreza de su hogar, junto a sus padres campesinos y a sus siete hermanos mayores. Recién a esa edad pudo salir a la ciudad de Esmeraldas e ingresar al primer grado de escuela. Fue lustrabotas en las horas que sus compañeros descansaban. El reto del estudio lo asumió responsable, brillantemente. Hizo su secundaria en Esmeraldas y la terminó en Guayaquil, gracias a una beca.

Fue un notable atleta y basquetbolista. Medallista de oro en salto triple, 110 vallas, 1500 planos, jabalina y disco. Seleccionado del Atletic y EMELEC de básquet.

Ingresó a la Universidad de Guayaquil a estudiar jurisprudencia. Allí fue líder estudiantil y presidente de la Asociación Escuela de Derecho. Las ideas revolucionarias habían hecho mella en su cerebro. Su origen de clase, su negritud, su empatía con las luchas obreras, campesinas y estudiantiles de su patria y el resto del Mundo, impulsaron el paso que marcaría su vida: en 1966 ingresa a las filas del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador.

Esa militancia lo llevó al Comité Central y al Buró Político de la organización comunista. Esa militancia lo llevó a defender desde su profesión y su trinchera a las organizaciones laborales y campesinas. Esa militancia lo llevó a ser uno de los fundadores, en 1979 del Movimiento Popular Democrático, al que representó como Diputado nacional en dos ocasiones y como candidato a la Presidencia de la República en dos ocasiones también. Esa militancia junto a los pobres de la tierra, podríamos decir, lo llevó también a la tumba.

A 8 años del infame crimen se levantan las ideas y banderas de Jaime Hurtado y Pablo Tapia. Una patria nueva pugna por nacer. El pasado oprobioso que asesinó a estos patriotas y revolucionarios está agonizando.
Hurtado y Tapia hacen falta…: un pueblo los reemplaza!
Correismo dejó en la impunidad el asesinato de Jaime

Luego de casi 16 años del asesinato del diputado del MPD Jaime Hurtado G. muchas son las interrogantes que quedan y pocas las respuestas que la justicia ha dado.

Al inicio de la investigación Mariana Yépez, Fiscal General de la Nación supervisó el caso, incluso presentó la excitativa fiscal. El 19 de julio del 2002 la fiscal subrogante de Pichincha Elsa Moreno, acusó de asesinato a Washington Aguirre y Cristian Ponce, y de encubridor a Serguey Merino. Se abstuvo de acusar a 23 sindicados más, entre los que figuraban quince miembros de la Policía, un fiscal, además del ex embajador de Ecuador en México, Medardo Cevallos.

Pese a los indicios presentados por la Comisión Especial de Investigación del asesinato del diputado Hurtado, la fiscalía dejó sin acusar a varios policías que conocieron de antemano los planes para atentar contra Jaime,

Luego de casi 16 años del asesinato del diputado del MPD Jaime Hurtado G. muchas son las interrogantes que quedan y pocas las respuestas que la justicia ha dado.Retour ligne automatique

Al inicio de la investigación Mariana Yépez, Fiscal General de la Nación supervisó el caso, incluso presentó la excitativa fiscal. El 19 de julio del 2002 la fiscal subrogante de Pichincha Elsa Moreno, acusó de asesinato a Washington Aguirre y Cristian Ponce, y de encubridor a Serguey Merino. Se abstuvo de acusar a 23 sindicados más, entre los que figuraban quince miembros de la Policía, un fiscal, además del ex embajador de Ecuador en México, Medardo Cev allos.

Pese a los indicios presentados por la Comisión Especial de Investigación del asesinato del diputado Hurtado, la fiscalía dejó sin acusar a varios policías que conocieron de antemano los planes para atentar contra Jaime,