PRECEPTOS DE LIBERTADES SE CONSTRUYERON EN LA PRIMERA SEMILLA FECUNDA DEL PÉRIODISMO 



PRONUNCIAMIENTO DE LIDIA SUSANA PIEDRA, PRESIDENTA DEL COLEGIO DE PERIODISTAS PARA RENDIR HOMENAJE A EUGENIO ESPEJO Y PRESIDIR EL CAMBIO DE DIRECTORIO 



“La verdadera tragedia de los pueblos, no consiste en el grito de un gobierno autoritario, sino en el silencio de la gente”
Martin Luther King

Gracias por acudir a la convocatoria del Colegio de Periodistas de Pichincha, para conmemorar el día del periodista ecuatoriano, en memoria de la primera edición del periódico “Primicias de la Cultura de Quito”, que sacó a la luz los pensamientos libertarios de Eugenio de Santa Cruz y Espejo, el 5 de enero de 1792.

Preceptos de libertades que se constituyeron en la primera semilla fecunda para que nuestra patria enarbole orgullosamente la mención de “Quito Luz de América”.

No puedo continuar mi intervención, sin antes expresar el rechazo del Colegio de Periodistas de Pichincha y de todos los periodistas ecuatorianos al atentado que sufriera el día de ayer el semanario humorístico Charlie Hebbo, el peor ocurrido en los últimos 40 años en Francia, donde se asesinaron a 12 personas, de ellas a 10 periodistas en su lugar de trabajo, en la sala de redacción.

Ya en los últimos meses, la libertad de pensar e informar estuvo en el punto de mira con la decapitación de periodistas estadounidenses, europeos y de los países árabes, secuestrados y asesinados a manos de la organización islámica radical.

El asesinato de colegas, defensores del pensamiento libre, no es solo un ataque contra la libertad de prensa y la libertad de opinión. es además un ataque contra los valores fundamentales de las sociedades democráticas europeas, al derecho de reír, de hacer prensa satírica, de libertad de expresión. Desde este acto nos sumamos al repudio del mundo a este monstruoso ataque terrorista.

Por los periodistas asesinados y por los compañeros que fallecieron este año, pido a ustedes, un minuto de silencio.

El 5 de enero de 2011, en esta misma sala, un grupo de profesionales de la comunicación, asumimos la conducción de nuestro gremio, en un escenario de expectativas a las políticas cambiantes de las propuestas originales de la revolución ciudadana y una franca agresión a los medios de comunicación y a nosotros los periodistas.

Y hay que decirlo con nombres y apellidos: Movimiento AlianzaPpais, que para la campaña política del 2006 prometió en su declaración de principios, pagina 7, “que el periodismo deje de ser una profesión de altísimo riesgo en el Ecuador” y para el 2014 la convirtió en la profesión más amenazada, denigrada, manipulada, esquilmada.

han trascurrido 4 años de nuestra gestión, tiempo en el que nos tocó vivir de cerca la perniciosa manipulación del ejercicio del poder político y la lealtad individual e institucional, donde semanalmente a la prensa es tildada de corrupta y nosotros los periodistas adjetivizados y penalizados, por ser críticos, cuando es la posición critica la que provoca y construye el debate público.

Tristemente hemos visto como voces que antaño fueron altivas para defender la libertad de expresión del pensamiento, derecho fundamental del hombre y pieza angular de todas las libertades y garantías consagradas constitucionalmente, progresivamente se han alineado con los sistemáticos manipuladores e inquisidores de tales libertades.

Lo digo porque en los casi 400 enlaces presidenciales o sabatinas, como coloquialmente se los domina, impúdicamente se afectan los principios fundamentales de los derechos humanos, sin que autoridad judicial alguna ponga freno a la diatriba, sino más bien, paradójicamente, cumplen con judicializar a quienes cuestionan la verdad del imperante poder político.

Nos ha tocado palpar la impunidad frente al asesinato del compañero Fausto Valdivieso y la agilidad del poder para dar con los asesinos del hermano de un ministro.

Se aprobó la ley de comunicación, en cuyo Registro Oficial se certifica que su proyecto fue discutido y aprobado en dos instancias, cuando todos sabemos, porque estuvimos ahí presentes en la asamblea, que jamás hubo consenso para su aprobación, mucho menos que su contenido se haya llegado a discutir en el Pleno de la Asamblea Nacional, lo que si nos consta también, es que nuevos asambleistas, en un también nuevo periodo legislativo levantaron la mano y la aprobaron con todo el desconocimiento de causa.

Premisas diarias son las sanciones orquestadas con la viciada Ley Orgánica de Comunicación y sus reglamentos. La iniciativa de pretender criminalizar y reprimir el ejercicio profesional de periodismo y sobretodo el desarrollo de los medios de comunicación, trae a la memoria la certera frase de nuestro gran Juan Montalvo: “el gobernante que no permite hablar ni escribir es un tirano; el pueblo que no puede ni uno ni otro, esclavo”.

Nosotros alertamos que sus organismos de gestión se convertirían en comisarías de pueblo y no nos equivocamos. Los funcionarios, otra hora colegas, fungen de comisarios sancionadores.

En el 2012 el Ejecutivo elevó los sueldos de los comunicadores, y se nos ubica en la sectorial 22, “sectores comunitarios y otros”, generándose cargos curiosos como: profesional con título de periodista, profesional sin título de periodista, periodista sin título bachiller, cuando nuestra Ley de Ejercicio Profesional vigente, es enfática en señalar que periodista es aquel que obtuvo su título en una universidad.

Entonces nos preguntábamos, ¿hay profesionales que no tengan título que los acredite como tales?, ¿hay médicos bachilleres?, ¿hay economistas bachilleres?, bueno uno, que se dijo serlo y está hoy en Miami, ¿hay ingenieros bachilleres?, ¿hay abogados bachilleres?. Claro que no, y ¿por qué tiene que haber periodistas bachilleres si somos de tercero y cuarto nivel universitario?. Con el respeto de los compañeros artesanos, el periodismo es una ciencia que demanda formación académica, de ahí el desarrollo vertiginoso de las tecnologías y la existencia de las facultades de comunicación en las universidades, con diversas especializaciones.

Gracias a las centrales sindicales, especialmente la Ceols, que cedió su representación en esta sectorial para el año 2013, se exponen los perfiles profesionales, nuestras competencias y especializaciones, lográndose dignificar nuestra profesión, ubicándola en la sectorial 19, en un casillero especifico correspondiente a “periodistas profesionales”.

Debieron pasar casi 40 años, desde la lucha de valiosos compañeros, como Rodrigo Santillan Peralbo, Marcelo Cevallos, Lincoln Larrea, Alberto Maldonado, entre otros, que en época de dictadura, con decreto supremo, plasmaron la expedición de la Ley de Ejercicio Profesional del Periodista; para que en esta administración, el Colegio de Periodistas de Pichincha logre que se respete esta ley, que se nos reconozca como profesionales de la comunicación y se nos deje de ubicar como artesanos, situación que claramente venia beneficiando a los dueños de los medios de información, conquista plasmada en el Registro Oficial 167 del 22 de enero de 2014.

Se ha anunciado desde el Ejecutivo que este año será contra la comunicación. por ello es imperativo el fortalecimiento de nuestro Colegio, de nuestra Federación, estar vigilantes y redoblar compromisos de lucha para hacer realidad la transparencia y acceso a la información pública y derrotar la judicialización de los principios universales de los derechos humanos. porque tenemos el deber ético de promover el desarrollo integral del país, la ciencia, la cultura y de luchar por la liberación del hombre y de los pueblos.

Y especialmente, estar preparados, para responder profesionalmente, al recurrente renacimiento del principio hitleriano:

“si no tienes enemigos, no podrás ser un gran líder, incluso si no los tienes, inventa la ficción de que tu país está en peligro, porque cuando la gente tiene miedo es fácil convertirlos en esclavos”.

Pareciera que tal protervo principio marca la ruta del país en los últimos ocho años, manteniendo a los actores políticos y sociales en polémicas impuestas con la agenda del ejecutivo; mientras la sociedad se concentra en esa pelea, manejan el poder, lo edifican y lo consolidan.

Tal la realidad tangible, por lo que es hora de despertar y despertar no con improperios, porque poco llegaran a quienes viven de ellos y los profieren a conveniencia, sino despertar con trabajo transparente y con unidad con todos los demás sectores, con el fortalecimiento de nuestro gremio, que también el oficialismo pretende, con sus serviles, dividirlo.

Cumplimos con un proceso eleccionario transparente, con un Tribunal Electoral probo, que supo, sin temores a la presión del poder dejar de lado al oportunismo electorero, a quienes pretendieron la víspera comprar candidaturas, pagando las cuotas atrasadas de quienes dejaron la militancia gremial desde hace tres, cuatro, cinco y más años, tiempo en el que por no cumplir sus obligaciones, se mantuvieron sin uso de sus derechos como colegiados. lo hicieron con un solo cheque, mismo que fue retirado a cambio de dinero en efectivo, a primera hora del siguiente día, para no dejar huellas.

Nuestro Reglamento de elecciones es muy claro al señalar que para ser candidato se debe estar dos años en uso de sus derechos. y la gran mayoría de la lista, conformada por servidores al régimen, no cumplió con este primordial requisito.

Mi presidencia ha durado 4 años, tiempo en el cual nunca pisaron el colegio, peor aún participaron de las actividades de la Institución, no cumplieron con su obligación del sufragio hace cuatro ni hace dos años, tampoco se hicieron acreedores al agasajo navideño por encontrarse impagos, inactivos, por no estar en uso de sus derechos como los documentos lo prueban.

Y con un cinismo propio del momento político, pretendieron bajo presión que se les apruebe su participación, ante la posición honesta de los miembros del Tribunal, a través de sus voceros en medios públicos tratan de deslegitimizar este proceso, ellos conocen muy bien, porque para armar su lista lo constataron, que desde que este gobierno quitó la obligatoriedad de la colegiatura para acabar con los gremios, los colegios profesionales, no solo el nuestro, han sufrido un debilitamiento.

Yo recibí el Colegio de la administración de René Espin, con apenas algo más de un centenar de socios activos y nosotros hemos aumentado esa cifra con la afiliación de muchos jóvenes periodistas, pero con falacia dice en los medios que son 1500, cuando para su elección votaron no más de 70, pero de esto se olvidó.

No nos encontraron dormidos, esta es la restauración conservadora que ahora combate al periodismo profesional ecuatoriano, a nombre de una supuesta lealtad, la que solo puede ser posible cuando está presente la libertad y, sin miedo a la traición acepta y respeta el sueño del otro.

Restauracion conservadora descrita por el insigne radical Jose Peralta: “Garcia Moreno persiguió y amordazó la imprenta. Caamaño agregó la corrupción de los escritores, consistente en sostener el pro y el contra, según la paga; en vivir del dicterio y del despedazamiento de la honra ajena, como si dijéramos, a destajo.

El auténtico ejercicio profesional no está influido por amistad, menos por temor, ni estamos para medrar ni hacernos de gratificaciones. Nuestra Profesión tiene razón de ser porque está dedicada al bien público, sobre la base del profundo escrutinio del ejercicio del poder político, hábil en manipular el fraude, la malversación y sus propias competencias.

Peralta también señaló que Garcia Moreno, el que cerró la Universidad Central para supuestamente modernizar la educación superior creando la Politécnica Nacional, y Caamaño, este Caamaño intermediario para el alquiler de la bandera ecuatoriana, fueron quienes al escritor que no se sometió a sus designios, al periodista que rechazó el salario, al pensador digno y honrado, declaroles la guerra sin cuartel, los persiguió y encarceló, los difamó y echó al destierro, sin miramiento ni escrúpulos.

El Colegio de Periodistas ha estado presente con su solidaridad gremial con los colegas Miguel Rivadeneira, Andres Carrión, Gonzalo Rosero, Kléber Mantilla, Marcelo Larrea, Diego Oquendo, con el caricaturista Javier Bonilla, Bonil, entre otros tantos que han sido objeto de linchamiento mediático.

Certeramente, Montalvo también ha dicho: “No es tirano solamente el que derrama sangre, destierra ciudadanos, impone desmedidas contribuciones sobre los habitantes; es también el que sofoca la palabra, impide y persigue la asociación, condena al aislamiento a los asociados, sumerge el espíritu en un pozo de tinieblas: este es el verdadero tirano, el tirano horrible”.

Por todo ello, como gremio, hemos estado junto a los trabajadores, porque representamos a los trabajadores de la comunicación; y, vivimos en este periodo el restablecimiento del régimen esclavista de la relación del trabajo, con el despido masivo de los servidores públicos, mediante la aplicación del inconstitucional Decreto 813, aquel que estableciera la inédita “renuncia obligatoria”.

La situación en que se encuentra el país, no solo el periodismo, urge desarrollar procesos unitarios para contrarrestar estos asedios, porque los frailes de Garcia Moreno, quieren reeditar los días oscuros de la vigencia de la Carta Negra, manipulando la verdad y la transparencia del ejercicio del poder público.

Por eso hemos venido participando en el colectivo contra el Decreto 16, conjuntamente con todas las organizaciones sociales a quienes inconstitucionalmente quieren obligar a registrarse.

Como Institución rechazamos la intencionalidad de callar la voz de la juventud, con la brutal represión y encarcelamiento de los” mejías y montúfar; y la negación a continuar sus estudios en sus respectivos colegios, quien sino ellos para sacar a la calle su protesta, la protesta del pueblo.

Y en mi condición de mujer y de madre, como aceptar la humillación a la que fueron conducidas las madres ecuatorianas por la libertad de sus hijos, indignamente de rodillas, pidiendo perdón a la prepotencia. Sólo el recordarlo duele y estruja el alma.

Hemos recuperado nuestro espacio público de opinión y nuestra credibilidad ha traspasado las fronteras institucionales. Somos representantes de la ciudadanía en el subcomité de ética en investigaciones en seres vivos y en animales, de la Universidad Central del Ecuador. También contamos con un colectivo de mujeres periodistas desde donde impulsamos el tratamiento de género en medios y la no violencia a la mujer.

Respaldamos la creación de la veeduría ciudadana para la seguridad, de la Fundación Marcha Blanca y apoyamos a la asociación de libre pensadores del Ecuador para la generación de eventos académicos con temas de actualidad.

Mantenemos un convenio con el Colegio de Abogados para asistencia jurídica y nos sumamos a la lucha de los médicos ante la criminalización de su profesión.

El asesinato del compañero Valdivieso nos puso en alerta de que hoy, el ejercicio del periodismo está expuesto a un mayor riesgo, y con el apoyo de un experto, mediante un taller, dotamos de herramientas de seguridad a los colegas, que acudieron de todo el país.

Hemos dado soporte académico a los estudiantes de comunicación, al suscribir convenios con universidades para el análisis y evaluación de sus investigaciones en el campo periodístico. Trabajamos en autorregulación y tratamiento de género en medios, con los editores y directores de medios de comunicación, bajo contrato con la Unesco.

Desde el año anterior, somos miembros de la Federación Internacional de Periodistas, FIP, a través de nuestra Federación. Para ello también fuimos el soporte con la documentación administrativa financiera de nuestra institución. Estamos a la espera de nuestro pasaportes que nos permitirán ejercer la profesión en 132 países miembros, y sobretodo podremos replicar en todos ellos la crítica situación de los periodistas ecuatorianos.

www. radioeugenioespejo, es la dirección de nuestra Radio On Line, que no necesita de la concesión de frecuencia para develar al mundo lo que encierra la verdad oficial. Nosotros ya la generamos y la instalamos, corresponde a los compañeros que nos toman la posta echarla a andar.

Saludo esta noche la presencia de las organizaciones periodísticas emblemáticas, Fenape, UNP, colegios provinciales; y de los estudiantes de comunicación de las diferentes universidades, de la Asociación de Estudiantes de la Facso, que por la dignidad de la profesión y los principios de libertad caminamos juntos, formando senderos para testimoniar la historia.

y que grato hacerlo en esta, en el Salón de los quiteños, que como dijera su Alcalde, no somos de un solo color, sino democráticamente de muchos colores. Y es esta democracia la que nuestro Código de Ética nos obliga a defenderla, a cuidarla a velar por el respeto a la libertad de pensamiento y expresión, pieza angular de todas las libertades de los ecuatorianos.

La más importante experiencia en mi gestión de Presidenta del Colegio de Periodistas de Pichincha, es haber ampliado mis horizontes de compromiso, entrega y responsabilidad social. Compañero Marco, entrego un colegio independiente de todos los sectores de poder. no ha sido fácil, pero nos ha servido para diferenciar a los verdaderos militantes gremiales de los oportunistas serviles al oficialismo.