EL VERDADERO TRIUNFO DE LA REVOLUCIÓN CUBANA 



BAHÍA DE COCHINOS FUE UN HITO EN LA HISTORIA DE NUESTRA AMÉRICA 



(Fragmento)
Todo esta siendo nada es
la historia no es la historia fue
la historia será y nos dirá la última palabra
que nunca será la última palabra
bahía de cochinos fue un hito en la historia de nuestra américa
y nos dejó imborrables lecciones
pero ya no es más
el verdadero triunfo de la revolución sólo se dio el día
en que Fidel declaró que el período especial había terminado
ese día en esa hora culminó esta revolución
una revolución La Revolución Cubana
porque ese día se escribió la palabra final de este proceso
ese día quedó claro ante el mundo
que en Cuba ya no mandaba nadie más
que el pueblo cubano
que Cuba coronó su verdadera independencia
en Cuba dejó de mandar el Imperio Yankee
Cuba ya no dependió de nadie ni siquiera
de la solidaridad del campo socialista
que había dejado de existir
ese día Cuba consolidó sola absolutamente sola
este renacer desde el fondo del abismo
el pueblo cubano escaló la cumbre más alta de su libertad
completamente solo
solo solo solo
aislado de todos
abandonado por todos
circundado por todos los enemigos
rodeado de obstáculos y de tormentas
el pueblo cubano llegó él solo
a la cúspide donde solamente estaba esperándolo para proclamarlo
desde el puente de mando de este navío victorioso
Fidel su comandante
Fidel su líder
Fidel su compañero
Fidel su amigo
Fidel su padre
solos el pueblo cubano y Fidel
alcanzaron el cenit de esta última cumbre
ahora Cuba también decide sola
qué es y que quiere ser
cómo vivir y cómo morir
cómo organizarse y como discutir sus diferencias
Cuba la gloriosa Cuba revolucionaria
ahora ya no es esclava de nadie
ya no obedece a nadie
Cuba sola sola sola
le enseñó al mundo para qué había hecho su Revolución
para ser libre y soberana
para decidir por ella misma y a su manera
cómo la da la gana de ser y de vivir

Alfonso Monsalve Ramírez



FANNY LA CLAVE DE UN MAGNICIDIO
Por: JORGE MIER HOFFMAN


Año de 1804

Bolívar con 21 años de edad y acompañado de su amigo Fernando de Toro, Oficial de la Guardia Real, desde Madrid, tomaron el camino hacia París, donde la libertad de pensamiento, de culto y de expresión, congregaba a los libres pensadores perseguidos por la monarquía, y sobre todo, por la Sagrada Inquisición Católica que conducía el papa Pio Séptimo, como enemigos de la Revolución Francesa que invocaba la República y la Constitución, en contra de la Monarquía.

En el PALAIS ROYAL, afamado lugar nocturno, donde se reunían hombres y mujeres en busca de aventuras, el joven Simón Bolívar, con 21 años de edad, conoció a la enigmática y cautivante Fanny Duvillar, mujer de 28 años y casada con el Coronel Dervieu Du Villar, quien la duplicaba en edad… Bolívar, un mozo acaudalado y atormentado por la muerte de su esposa, encuentra en la “Adorable Fanny”, como él la llamaba, la chispa inspiradora para rehacer su vida ¡Pero sobre todo! Fanny era la pasión que apagaba la pesadumbre de su viudez.

Lo que no se imaginó Fanny, es que ella sería la chispa creativa de un Libertador prisionero, quien pedirá a sus verdugos, como última voluntad del condenado que iba a ser fusilado, escribir una Carta de amor para ella, la cual pasará a la historia como una composición literaria de contenido melodramáticos, pero sin embargo, fue la obra magistral de un genio de la literatura, puesto que esa Carta para Fanny, a quien llama "Prima", no era una simple Carta de amor, sino la confesión de la víctima que iba a ser ajusticiada, tal cual encriptó Bolívar en signos masónicos y templarios, como denuncié en mi libro La Carta "que cambiará la historia", puesto que al ser develados los signos, se conocen las respuestas que tantos debates suscitó la muerte del Libertador:



Para las Academias de Historia y de muchos escritores de la vida y obra del Libertador, aceptar la Carta para Fanny como una obra de Bolívar, significaría tirar al estercolero de la historia tantas falacias y mentiras que se escribieron sobre su muerte

¡Y es por esta razón mezquina! que, desde su publicación en el año 2008, el Libro La Carta ha sido objeto de un ataque despiadado, puesto que motivó el que el Presidente Chávez nombrara una Comisión Presidencial para investigar la verdadera causa de la muerte de Bolívar, que la historiografía conmemora cada 17 de diciembre, porque así lo sentenciaron los magnicidas, como otra de las mentiras que se escribieron sobre su muerte, la cual certificó un personaje francés, que se hizo llamar médico aun cuando no lo pudo demostrar, en su libro que escribió en París en 1866... o sea... 36 años después de la muerte de Bolívar.



En febrero del 2009, la Sociedad Bolivariana de Venezuela publicó un Boletín Especial, para "Fijar Posición Clara" sobre la Carta para Fanny calificándola de Apócrifa, o sea falsa, para así confrontar el Libro La Carta "que cambiará la historia". Gesto que fue respondido por el Presidente de la República, Hugo Chávez Frías, en Cadena Nacional con motivo a la visita que hizo a Venezuela el Presiente Álvaro Uribe Vélez.

En julio del 2010, la Comisión Presidencial designada, presentó sus conclusiones en un INFORME que se leyó en Cadena Nacional, donde aseguraban que Bolívar murió por tuberculosis como lo aseguró el médico Révérend... Tal fue la sorpresa para todos los presente, cuadro una llamada del Presidente Chávez echa por tierra el citado Informe, asegurando que Bolívar había sido asesinado. Pero además les dijo:
"Bolívar escribía cartas con códigos y signos para encriptar mensajes"

Finalmente, el 17 de diciembre del 2011 Chávez visitó el Panteón Nacional para rendir los honores al Padre de la Patria, donde nuevamente echa por tierra las conclusiones de la Comisión Presidencial, asegurando que "Bolívar fue asesinado... y asumo mi responsabilidad ante el país y ante la historia"

Y... para que no quedara la menor duda sobre compartir las investigaciones contenidas en La Carta "que cambiará la historia", procedió a leer la Carta para Fanny, lo cual fue interpretado por el público como un espaldarazo a las investigaciones de Jorge Mier Hoffman, y una cachetada a los furibundos historiadores que se hacen eco de las mentira de la tuberculosis y la enfermedad del Libertador.