KOBANI LA CIUDAD MARTIRIZADA POR LOS BOMBARDEOS IMPERIALES Y EL ESTADO ISLÁMICO 



BOMBARDEOS INDISCRIMINADOS CONTRA LA VIDA 



Kobani es una ciudad siria martirizada por los terroristas del EI y por los bombardeos estadounidenses. Está ubicada frente a la frontera con Turquía. Más de la mitad de la ciudad está destruida: edificios públicos, escuelas, colegios, hospitales, casas de vivienda, calles horadadas, centros deportivos, parques reducidos a escombros y siguen los bombardeos indiscriminados con aviones de combate de Estados Unidos y de otros 42 países que forman una coalición global para derrotar al ejército del Estado Islámico que, en su rol de terrorista despiadado, destruye y mata porque así fueron formados, armados y equipados por la CIA y otras organizaciones clandestinas de los países de Europa y de Medio Oriente, en especial los suníes, “rebeldes sirios” y de otros grupos, primero para destruir Irak y luego para derrocar al Presidente de Siria, Bashar Al Asad.
El Estado Islámico se propuso hacer temblar al mundo, en particular al invasor yanqui y sus socios de Europa y lo consiguieron por el despliegue de crueles y feroces ejecuciones y matanzas colectivas. Inicialmente fueron grupos terroristas integrados por yihadistas suní que actuaron en Irak y Siria que, luego de varios triunfos militares, decidieron fundar el EI por sus siglas en castellano, también IS por las siglas en inglés. En la actualidad controlan amplios territorios en Irak y Siria que se cponstituyeron en la base física del Califato liderado por Abu Bakr al-Baghdadi, autoproclamado califa de todos los musulmanes.
Los terroristas del EI (ISIS) formaron una fuerza compuesta 30 mil o cien mil hombres a los que se agregaron europeos y árabes convertidos al Islam más primitivo, fundamentalista y sanguinario. Los terroristas son musulmanes radicales que han ensombrecido más el complejo mundo árabe que se debate entre odios y guerras intestinas iniciadas por Estados Unidos con la invasión a Irak, el asesinato de Sadam Hussein y la agresión militar a Afganistán.
Debido al intervencionismo imperial, más de un millón de personas han perdido la vida en Irak y más de 200 mil en Afganistán. Pero a más de la injerencia estadounidense-europea en los asuntos internos de los países árabes, se destaca también la crueldad genocida de los sionistas judíos de Israel. Juntos son los causantes de la tragedia árabe der la que nace el Estado Islámico o Califato Universal.
El Califato en realidad es un Estado no reconocido pero en Irak controla extensos territorios y ciudades importantes como Mosul, Faluya y Raqqa. A esta última la declararon su capital. Su existencia comenzó prácticamente bajo la sombra de Al Qaeda para hacer frente a la Invasión de Irak de 2003, siendo dirigida por Abu Musab al Zarqaui. “Tras su muerte, el nuevo líder, Rashid al-Baghdadi, bajo la tutela de Osama bin Laden, se expandió por las gobernaciones de Ambar, Nínive, Kirkuk y en gran parte de Saladino, así como en menor medida Babilonia, Diala y Bagdad. Durante este tiempo se proclamó como Estado Islámico de Irak, y su cuartel general se encontraba en la ciudad de Baquba.
La organización se caracteriza por su severa interpretación del Islam y su violencia brutal contra los chiitas, considerados enemigos de la fe religiosa suní. Su objetivo declarado es expandirse por Jordania, Israel, Palestina, Líbano, Kuwait, Turquía y Chipre. Tal vez lo consigan si se considera que estos terroristas obtienen más de dos millones de dólares diarios por la venta de hidrocarburos a sus “enemigos” de la Unión Europea y de otros Estados.
“El Estado Islámico de Irak de Abu Abdullah al-Rashid al-Baghdadi estaba bajo la tutela de Al-Masri, jefe de Al Qaeda en Irak, pero formalmente era independiente. De hecho, el 19 de abril de 2007, la organización anunció la creación un gobierno provisional. El autoproclamado “emirato” fue dirigido por el propio Baghdadi y un grupo de diez “ministros”.
Bajo el liderazgo de Abu Bakr al-Baghdadi, cabecilla de la organización desde 2010, el grupo supo aprovechar la coyuntura de la Guerra Civil Siria y expandirse por gran parte del territorio del país,81 y declarándose finalmente en abril de 2013 como Estado Islámico de Irak y el Levante (en alusión al levante mediterráneo).
En su lucha por el control territorial se enfrentó a las fuerzas gubernamentales leales a Bashar al-Assad, así como a los rebeldes: a los seculares del Ejército Libre de Siria y del Frente de los Revolucionarios, a los nacionalistas kurdos y a otras fuerzas islamistas como el Frente Islámico o el Frente Al-Nusra. Ante esta situación, Al Qaeda decidió desentenderse por completo de la red y declaró, en un comunicado, que no les daban órdenes ni les asesoraban”. Los hechos y realidades irrefutables demostraron que Al Qaeda y su líder Osama Bin Laden fueron criaturas concebidas por la CIA en Afganistán, mucho antes de que ingresara la Unión Soviética en ese país..
“En los territorios bajo el control de ISIS, se instituyó la ley Sharia. Amnistía Internacional informó de “torturas y ejecuciones sumarias” que ocurrieron en “centros de detención secretos del ISIS”. El EI detuvo a sirios por crímenes como fumar cigarrillos, zina (sexo fuera del matrimonio), y también por enfrentarse a la forma de gobernar del EI o por pertenecer a un grupo armado rival. También detuvieron a docenas de periodistas extranjeros y trabajadores humanitarios. Para diciembre de 2013 el grupo controlaba los cuatro pueblos fronterizos de Atmeh, al-Bab, Azaz y Yarablus, permitiendo controlar la entrada y salida entre Siria y Turquía.
Paralelamente, en enero de 2014, durante unos enfrentamientos en Ambar (Irak), varios militantes del EI tomaron el control de la ciudad de Faluya y partes de Ramadi. El 3 de enero de 2014, el EI proclamó un Estado islámico en Faluya.
En junio de 2014, lanzaron una ofensiva en el norte de Irak junto con militantes suníes leales al antiguo gobierno baazista secular de Sadam Husein y tribus antigubernamentales. Los combatientes empezaron atacando Samarra el 5 de junio, y tomaron el control de Mosul la noche del 9 de junio y de Tikrit el 11 de junio. A finales de junio, Irak había perdido el control de toda su frontera occidental con Jordania y Siria.
El 29 de junio de 2014, con motivo del comienzo del mes del Ramadán, el portavoz del EIIL, Abu Mohamed al-Adnani, declaró la intención del grupo de crear un califato que se extendiera por todo el mundo musulmán, al tiempo que nombraba a Abu Bakr al-Baghdadi su máxima autoridad, autoproclamado “Ibrahim, imán y califa de todos los musulmanes”.
Con esta intención, el grupo fue renombrado como Estado Islámico, prescindiendo de la mención a Irak y Siria y en referencia a su voluntad de expansión: «la legalidad de todos los emiratos, grupos, Estados y organizaciones se convierte en nula tras la expansión de la autoridad del califa y la llegada de sus tropas».
La proclamación del califato atrajo a combatientes yihadistas árabes y a magrebíes residentes en Europa, llegando a contar con entre 30 000 y 100 000 hombres en sus filas con el objetivo de conquistar Siria e Irak y convertirlos en la base de un Estado musulmán para luego expandirse al resto del mundo árabe.
Con miles de armas capturadas y recursos naturales en su dominio, el grupo controla gran parte del norte de Siria y de la gobernación petrolera de Deir el-Zour, cuya capital de provincia se encuentra dividida en una zona bajo su influencia y en otra en control del ejército sirio, sin que se hayan notificado combates.
En los territorios que domina la organización impone su interpretación extremista de la Sharía, llevando a cabo ejecuciones públicas y destruyendo templos y mezquitas, entre ellos la tumba del profeta Jonás.
Además se ordenó la expulsión de todos los cristianos que se nieguen a convertirse al Islam. Se han denunciado decapitaciones masivas en público de cristianos que se niegan a la conversión, incluyendo niños.
El Estado Islámico tiene influencia en los sectores estratégicos de la geopolítica y el petróleo, poniendo en jaque al Medio Oriente y, en ocasiones, compitiendo con Al Qaeda por la supremacía en los grupos yihadistas”.
Luego de fortalecerse como ejército, los terroristas del EI han convertido a Kobani en un Garnica árabe. Centenares de misiles, cañonazos, bombas de alto poder destructivo y balas de todos los calibres llueven sobre una ciudad devastada, martirizada y bloqueada por los cuatro costados a pesar de su cercanía a la frontera sirio-turca que también resultó ser su desgracia.
El periodista Gonzalo Caretti al referirse al ejército del EI sostiene que su presencia, tanto en Irak como en Siria ha despertado gran inquietud. Están fuertemente ligados a Al Qaeda, aunque no siempre cumplen las órdenes de la comandancia general. Tras sus últimas conquistas, han ‘decretado’ la constitución de un ‘califato’ con su líder, Abu Bakr al Bagdadi, como máxima autoridad o ‘califa’. Milicianos suníes procedentes de varios países, extremadamente radicales, disciplinados y fuertemente armados, forman el Estado Islámico (EI) . Son los más radicales de los que operan en la región.
El Estado Islámico (conocido hasta hace poco como Estado Islámico para Irak y Levante, EIIL o ISIS en sus siglas en inglés) ha pasado por numerosas etapas y ha tenido distintos nombres. Su crecimiento le ha hecho pasar de un grupo terrorista a poder establecer una estrategia guerrillera, llegando a conquistar y controlar varias localidades y territorios. Tras las conquistas en Irak, han pasado a llamarse, sencillamente, Estado Islámico (EI) eliminando de su nombre la referencia regional”.
Se desconoce el número real de milicianos aunque los analistas estiman que cuenta con un ejército de entre 30.000 y 100.000 combatientes (otras fuentes los sitúan entre 17.000 y 30.000 militantes.
Actualmente, el grupo aglutina a una amplia variedad de organizaciones yihadistas suníes ligados a Al Qaeda, aunque algunos analistas sostienen que los terroristas del califato mundial se han separado la organización madre. Todos afirman que sus orígenes se encuentran en Irak, pero con el estallido de la guerra siria ampliaron su campo de actuación y su presencia a este país árabe. Nadie sabe cuántas víctimas cobraron y cobran en Siria con sus actos terroristas.
Ninguna duda cabe de que los combatientes del EI han demostrado poseer una experiencia miliar por años de lucha en Irak y Siria. Han combatido contra el ejército de Bachar Al Asad en Siria, patrocinados por la Casa Blanca y varios países de la OTAN de la UE que ahora dicen combatirlos.
“Milicianos rebeldes sirios los han descrito como fieros combatientes, que no rehúyen la batalla y son extremadamente religiosos. En Siria, en muchas ocasiones comienzan sus ofensivas con un atentado suicida al que sigue un ataque guerrillero.
Tiene especial presencia en las provincias de la mitad noreste de Irak, donde controla zonas de Ramadi, capital de la provincia de Anbar, y amplias zonas de Faluya, el llamado ‘triángulo suní’ donde históricamente han tenido más fuerza. Tras la última ofensiva, también controlan Mosul.
En Siria han conseguido controlar localidades del norte, en ciudades como Raqqa, Azzaz y en otras Homs, Deir al Zur o Alepo, donde los grupos rebeldes tenían presencia. Su extrema violencia y la preocupación de la comunidad internacional hizo que el resto de grupos rebeldes emprendieran en 2014 una lucha contra ellos.
El objetivo del grupo es establecer un califato tanto en Irak como en Siria. De hecho, en las zonas que controlan imponen la sharía o ley islámica, como ha ocurrido en Irak (Faluya) o en las localidades sirias bajo su dominio (Raqqa). Consideran a las comunidades chiíes como heréticas y desde el principio han dirigido parte de sus ataques, especialmente en Irak, contra ellos.
Con el estallido de la guerra de Siria, la estrategia del grupo cambió. El EIIL amplió su campo de actuación y entró en 2013 en la guerra, pasando a llamarse Estado Islámico para Irak y Levante (En árabe, Sham, zona que incluye a Siria, Líbano, en conceptos coránicos). Actualmente, mantienen una fuerte presencia en el norte de Siria, donde ha instituido la sharia estricta en varios pueblos.
Hasta 2013, los combatientes del EIIL en Siria formaban parte del Frente Al Nusra, la rama oficial de Al Qaeda en Siria. Constituían la llamada brigada ‘Muhayirin’ (extranjeros, en árabe), que estaba formada por combatientes yihadistas que no eran sirios, sino iraquíes, libios, chechenos, egipcios, afganos o de otras nacionalidades.
Al EI en Siria e Irak se le considera independiente de las directrices marcadas por la comandancia central de Al Qaeda, llegando incluso a cuestionar al liderazgo central de la red. De hecho, la escisión del Frente Al Nusra, rama de Al Qaeda en Siria, también provocó tensiones con ellos. A principios de noviembre de 2013 del líder de Al Qaeda, Ayman Al Zawahiri, pidió mediante un comunicado al EIIL que diera ‘un paso atrás’ y apoyase al Frente Al Nusra como único representante de Al Qaeda en el país árabe. La organización ha hecho caso omiso de la orden.
En los últimos meses, también han ampliado su presencia en Líbano, reclamando los ataques de enero de 2014 en Beirut contra bastiones de la milicia chií Hizbulá. Conocidos por su extrema violencia, envalentonados con sus victorias, el líder de la organización ha proclamado el “califato islámico” en las zonas que controlan y se ha autoproclamado “califa de todos los musulmanes”.
La autoridad del autoproclamado ‘califa’ no es unitaria en el mundo yihadista. Importantes teóricos del yihadismo, como Abu Mohamed Al Maqdesi, mentor de Al Zarqawi y considerado el teorico yihadista más influyente, o el clérigo Abu Qutada, consideran a Abu Bakr al Bagdadí un “desviado”. Por el momento, el ‘califa’ no ha dictado fatwas u órdenes islámicas, algo que sí hizo en su momento Bin Laden.
Actualmente, el originariamente EIIL, que se ha rebautizado sencillamente como “Estado Islámico” o EI, ha amenazado con proseguir con sus conquistas. “Con el permiso de Alá, no cesaremos esta serie de benditas conquistas hasta que Dios cumpla sus promesas o nosotros muramos”, ha apuntado en un comunicado difundido en foros islamistas.
Existe mucho secretismo en torno a la organización, pero según los expertos el Estado Islámico se organiza en una estructura clásica de las organizaciones yihadistas, basada en distintos niveles de autoridad. Según la cadena BBC, los escalafones de la estructura piramidal de mando son fundamentalmente tres:
Lider supremo: El ‘califa’, Abu Bakr al Bagdadí
Liderazgo estratégico: El ‘califa’ tiene autoridad sobre cuatro Consejos: El consejo de la Sharía (legislativo), el Consejo de la Sura (consultivo) el Consejo Militar y el Consejo de Seguridad (interna de la organización). El califa manda sobre ellos, pero ninguno de ellos manda a los otros consejos.
Liderazgo regional: Esta estructura se repite en cada una de las nueve provincias en Siria (Al Baraka, Al Jeir, Al Raqqa, Al Badiya, Halab/Alepo, Idlib, Hama, Damasco, Al Sahil) y de siete en Irak. En ellas se repite la estructura, con un wali o líder acompañado de cuatro consejos. A su vez, las provincias se dividen en sectores (quitahaat) con sus líderes, aunque sin consejos”.
Es evidente e irrefutable el doble rasero de Estados Unidos y la Unión Europea en la lucha emprendida contra el EI. Por un lado dicen combatir a los terroristas yihadistas de ISIS y por otra parte bombardean Siria y entregan armas y entrenan a más terroristas para que combatan al gobierno legítimo y cnstituvcional de Bashar Al Asad.

El Periodista Mikel Ayestaran sostenía que el Plan de Barack Obama para combatir el «cáncer» del Estado Islámico ya está sobre la mesa y Siria se preparaba para los primeros ataques de Estados Unidos contra el grupo yihadista. Desde que Washington dio luz verde a las operaciones aéreas contra el califato en Irak, el ministro de Exteriores sirio, Walid Mualem, abrió la puerta a la cooperación en operaciones similares en su lado de la frontera, pero desde la Casa Blanca, oficialmente, Damasco no es un aliado en esta guerra sino todo lo contrario.
Nada más revelarse la nueva estrategia estadounidense el Gobierno de Siria colgó un comunicado en la agencia Sana en el que calificó de «contradictoria» la política de Obama y «no seria» porque por un lado autoriza los bombardeos contra el EI, pero por otro «insta a armar a la otra parte». Damasco critica los planes americanos de armar y entrenar a los que Obama definió como «grupos armados moderados de la oposición», que además de combatir al EI, combaten desde hace más de tres años al Ejército sirio.
Para la parte siria bajo control de Assad todos los grupos armados de la oposición están bajo la etiqueta de «terroristas» y los responsables del régimen de Obama, llevan varios años hablando de «cáncer» para referirse a su extensión por todo el país.
El ministro sirio de Reconciliación Nacional, Ali Haidar, también ofreció su punto de vista y advirtió de que «una operación de cualquier tipo sin el visto bueno del Gobierno será considerada como un ataque a Siria». El dirigente sirio dejó claro que «no queremos que el EI se convierta en un caballo de Troya
En el conflicto militar se debe considerar que Irán y Rusia, son los grandes aliados de Siria. Los dos países también reaccionaron a la expansión de los ataques de EEUU. Desde Teherán se tildó de «ambigua» la estrategia de la Casa Blanca y la portavoz de Exteriores, Marzieh Afkham, recordó que varios de los países que participan de la alianza contra el Estado Islámico «apoyan financiera y militarmente a los grupos terroristas que operan en Siria e Irak».
Una alusión a países del Golfo como Catar y Arabia Saudí, que desde el comienzo de la crisis siria han apostado abiertamente por la vía militar para derrocar al gobierno de Assad. Los saudíes fueron los segundos en recibir al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que la víspera estuvo en Bagdad, y acordaron abrir un campo de entrenamiento en el reino para esa «oposición armada moderada» siria.
Kerry viajó por la región para consolidar el apoyo económico, militar y político de esta nueva guerra y en la conferencia celebrada en Yeda obtuvo el respaldo de Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin, Omán, Catar, Jordania, Egipto, Irak y el Líbano. El gran ausente en el documento final fue Turquía, aunque su ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, estuvo presente en las conversaciones.
Desde Moscú, que hace un año consiguió evitar los bombardeos contra Assad a última hora tras lograr que el régimen pusiera su arsenal químico bajo supervisión internacional, se pidió «respeto a la legalidad internacional» y respeto a «la integridad de las fronteras», según la nota publicada por el portavoz de Exteriores,
Alexander Lukashevich consideró “que con este repunte de la tensión en Oriente Medio se le acumula el trabajo a un Kremlin centrado en la crisis de la vecina Ucrania, pero que nunca ha perdido de visto a su aliado sirio”.
Pero a Obama todo le sale mal, Su estrategia es revisada por los más feroces halcones del Pentágono y del Departamento de Estado y con el dominio de los republicanos en el Congreso la situación se le pondrá más difícil. Los del Tea Party querrán una intervención directa con el despliegue de tropas en Irák y Siria. En Irak para dividirlo en tres Estados fácilmente manejables y adictos a la Casa Blanca y en Siria para derrocar a Bashar sl Asad y colocar en las Presidencia de la nación a un títere aliado de Washington y la UE. La injerencia descarada y el intervencionismo cínico del imperio y sus amigos europeos no merecerán sanciones de nadie, a pesar de su desfachatez y descaro para imponer sanciones a Rusia por los sucesos ehn Ucrania.
Alexander Lukashevich analiza las peraciones aéreas en Siria y presenta tres claves sobre el impacto que han tenido
¿Los bombardeos de EE.UU. han doblegado al Estado Islámico?
La campaña aérea lanzada por Estados Unidos y sus aliados en Siria parece haber tenido un impacto limitado en la organización Estado Islámico (EI), que ha evacuado sus principales infraestructuras y se ha mezclado entre la población, según expertos.
La agencia AFP difundió el análisis en los siguientes términos:
1.- ¿SE HA FRENADO EL AVANCE DEL ESTADO ISLÁMICO?
Los expertos consideran que es prematuro hacer un primer balance de los bombardeos en Siria, los cuales han llevado al grupo yihadista a abandonar sus posiciones más visibles.
“El Estado Islámico se ha vuelto menos visible que antes, cuando se veían patrullas yihadistas en las ciudades que controlan. Hoy en día han desaparecido”, declara a la AFP el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una ONG con sede en Gran Bretaña.
“Los yihadistas se mezclaron con la población”, agrega Rami Abdel Rahman. Así, por ejemplo, colocaron sus blindados en el medio de una localidad del este de Siria.
Para Thomas Pierret, especialista de Siria en la universidad de Edimburgo, el Estado Islámico no es “un ejército regular, sino una organización relativamente flexible y, por ende, poco dependiente de infraestructuras fijas”.
Abandonar algunas de ellas no representa un “problema insuperable” para el EI, añade.
Según el OSDH, los bombardeos liderados por Estados Unidos han causado la muerte de unos 200 yihadistas, pero sirvieron muy poco para frenar el avance del EI, en particular en el frente kurdo.
Así, los combatientes de este grupo siguieron avanzando y se hallan solamente a 5 kilómetros de Ain al Arab, localidad siria de la que quieren apoderarse para controlar sin discontinuidad una larga franja de territorio a lo largo de la frontera con Turquía.
El grupo yihadista también avanza cerca de la frontera con Iraq, donde conquistó localidades en la provincia de Hasaka, causando la muerte de unos 50 combatientes kurdos.
2.- ¿EL ESTADO ISLÁMICO CONQUISTÓ NUEVOS SIMPATIZANTES?
Parte de la población estaba a favor de los bombardeos. No obstante, los expertos estiman que el grupo Estado Islámico conquistó nuevos simpatizantes entre quienes eran sus enemigos, con quienes comparte la hostilidad hacia Estados Unidos.
“El hecho de que el que ataca sea Estados Unidos ha llevado a islamistas sirios que aborrecen al Estado Islámico a oponerse a los ataques aéreos”, estimó el director del OSDH, para quien más de 70 yihadistas, incluyendo a cuatro europeos, se han unido al grupo Estado Islámico desde que se iniciaron los bombardeos.
El Frente al Nusra, rama de Al Qaeda en Siria, aborrecía al Estado Islámico, pero ahora “la comunidad yihadista parece cerrar filas, aunque lo haga en un grado limitado”, estimó Aron Lund, especialista de Siria en el Centro Carnegie. Para él, “predicadores yihadistas son reticentes ante la idea de criticar severamente al Estado Islámico en pleno enfrentamiento directo con Estados Unidos”.

3.- ¿SE HA LOGRADO PRIVAR DE FONDOS AL ESTADO ISLÁMICO?
Según el ejército estadounidense, numerosas refinerías de petróleo artesanales controladas por el Estado Islámico en el este de Siria permitían al grupo yihadista obtener alrededor de 2 millones de dólares por día, por lo cual se intentó bombardear estas refinerías.
No obstante, según los expertos, la mayoría del petróleo que vende el Estado Islámico es crudo sin refinar, extraído de un centenar de pozos que siguen estando en actividad.
“Estos ataques no afectarán su economía de modo decisivo”, estimó Romain Caillet, experto de los movimientos islamistas.
El premio Nobel de la Paz, Barack Obama es ahora el amo y señor de la Guerra. “Obama profundizó el papel militar de EEUU en el volátil Medio Oriente al emprender una campaña “implacable” y “sostenida” a través de ataques aéreos contra combatientes del grupo terrorista Estado Islámico en Irak y Siria.
“Con un nuevo gobierno iraquí, y tras consultar con los aliados en el extranjero y el Congreso en casa, puedo anunciar que EEUU encabezará una amplia coalición para revertir esta amenaza terrorista. Nuestro objetivo es claro: vamos a degradar, y en última instancia, a destruir a ISIL a través de una estrategia integral y sostenida lucha antiterrorista”, dijo Obama desde la Casa Blanca.
“Quiero que el pueblo estadounidense comprenda cómo este esfuerzo será diferente de las guerras en Irak y Afganistán”, aseguró Obama. “No va a involucrar a tropas de combate estadounidenses luchando en suelo extranjero”, prometió.
“Esta campaña antiterrorista se libra a través de un esfuerzo sostenido, implacable para sacar a ISIL dondequiera que se encuentre utilizando nuestro poder aéreo y nuestro apoyo a las fuerzas aliadas sobre el terreno. Esta estrategia de sacar a los terroristas que nos amenazan, mientras apoyamos a los socios en el frente de batalla, es la que hemos seguido con éxito en Yemen y Somalia desde hace años”, dijo Obama en su mensaje a la nación. El nuevo plan de Obama significa un cambio de dirección en su estrategia por disminuir la presencia de las Fuerzas Armadas de EEUU en Medio Oriente, tras las guerras de Irak y Afganistán.
La nueva estrategia de Obama es respaldada por el corrupto jeque de Arabia Saudita, país que teme profundamente el avance de ISIS a través de las más de 500 millas de frontera que tiene con Irak. De hecho, el Presidente necesita y aguarda la autorización del Congreso para mandar equipamiento y brindar entrenamiento a las fuerzas opositoras del régimen sirio, otra de las patas de la estrategia para luchar contra ISIS.
Funcionarios de la Casa Blanca explicaron que el entrenamiento de los opositores a Al Assad será entrenados en territorio saudita. “Algunas naciones pueden sumarse a la coalición con bombardeos, otras naciones pueden hacerlo brindando equipamiento y entrenamiento”, habían dicho. Esta noche, Arabia Saudita confirmó que proporcionará sus bases para entrenar a los opositores sirios. ¿A quién combaten? ¿A los yihadistas del EI o al gobierno de Bashar al Asad?
“Sobre qué garantías hay sobre el entrenamiento de la oposición –Osama Bin Laden fue entrenado por EEUU durante la Guerra Fría y terminó convirtiéndose en su peor enemigo- los oficiales aseguraron que han pasado los últimos dos años desarrollando un vínculo con los insurgentes sirios que les permite confiar en el adiestramiento que recibirán.
En el pasado, la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, había presionado para armar a los rebeldes sirios al principio de su lucha contra Al Assad. Pero Obama se negó, alegando que había demasiada incertidumbre sobre quiénes eran los opositores. Y aunque le dio luz verde a un programa llevado a cabo por la CIA”.
Mientras los objetivos geopolíticos se mueven en torno a los intereses del imperio, de sus socios de la Unión Europea y de sus aliados de Medio Oriente -incluida Turquía- los kurdos batallan en Kobani, convertida en una ciudad de destruida en la que se enseñorea la muerte con poco respeto a la vida.
TRIBUNAL DIGNIDAD, SOBERANÍA, PAZ CONTRA LA GUERRA
Correo electrónico: tribunalpazecuador@yahoo.com