OPINIÓN: ¿QUÉ HAY DETRÁS DE LA REFORMA A LOS FONDOS PREVISIONALES? 



EL BIESS NO PERTENECE A NINGÚN MINISTERIO 



Por: Gabriela Franco*
Es cierto, el BIESS no pertenece a ningún Ministerio del Gobierno, pero si responde a autoridades estatales y ahora podría incluso regirse bajo criterios políticos del Ejecutivo al tener mayoría en el directorio.

Los fondos previsionales cerrados surgen mediante aportes voluntarios y como fondos complementarios a la seguridad social del IESS, entre los cuales hay de cesantía, de jubilación o mixtos. La Ley de Seguridad Social vigente señala que su administración será por separado al fondo de seguro obligatorio del IESS. Dentro de esos fondos, existe el Fondo de Cesantía del Magisterio Ecuatoriano (FCME) que se creó en 1991, en la actualidad maneja $431 millones en activos y es el fondo más grande de los que pasarían a administración del BIESS mediante el Proyecto de Reforma a la Ley de Seguridad Social y a la Ley del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social planteada por un asambleísta del oficialismo.

Lo que la Ley actual garantizaba para que los afiliados se asocien para fines específicos de manejo de aportes financieros individuales, este nuevo proyecto de reforma pretende ir por encima del libre ejercicio de asociación que los afiliados dispusieron cuando crearon estos fondos, y subrogarse la administración de unos fondos que no le competen al IESS, pues son fondos ajenos a la seguridad social obligatoria. De los 63 fondos previsionales existentes, 54 pasarán al BIESS, según se justifica por haber recibido dinero público en algún momento de su existencia. Se han dicho algunas cosas sobre el nuevo proyecto de Ley, de las cuales haré algunas observaciones a los argumentos que promueve la bancada gobiernista.

“Los fondos no los manejará el Estado porque el BIESS no es institución del Estado”.

El BIESS es una institución de carácter estatal, al ser la seguridad social pública, universal y obligatoria. Incluso, el Código Monetario y Financiero recién aprobado realiza cambios en el directorio del banco, ahora el Ejecutivo tendrá 3 representantes de los 5 miembros que conformarán el directorio. Es cierto, el BIESS no pertenece a ningún Ministerio del Gobierno, pero sí responde a autoridades estatales y ahora podría incluso regirse bajo criterios políticos del Ejecutivo al tener mayoría en el directorio. De por sí, resulta peligroso bajo el nuevo Código Monetario que los fondos de pensiones de los afiliados se dirijan políticamente, de ser así si existiera un traspaso de los fondos previsionales al BIESS éstos correrían el riesgo de tener un manejo similar.

Sobre las inversiones realizadas por los fondos previsionales.

Más del 90% de los fondos previsionales están en inversiones. La pregunta que surge aquí es ¿ahora el BIESS se va a subrogar la administración de las inversiones realizadas de manera privada? ¿Qué pasará luego que estas inversiones venzan? El BIESS tranquilamente podría ayudar a financiar el déficit fiscal comprando deuda del Estado. No es nada fuera de lugar sostener esto debido a que aquella institución destina alrededor del 42% de su cartera de inversiones a bonos del Estado.

El Fondo de Cesantía del Magisterio Ecuatoriano “ha sido mal administrado”, según defensores del proyecto de reforma de la ley.

La Superintendencia de Bancos y Seguros (SBS) que es la encargada de controlar, supervisar, regular las actividades del sector financiero, ya incluye a los fondos previsionales complementarios de la seguridad social como entidades reguladas. De allí que es responsabilidad de la SBS como ente regulador saber si los fondos de cesantía del magisterio realmente están “mal administrados”, pero no tienen por qué trasladarse los fondos a una administración estatal. Se habla mucho de esto pero hasta el momento no se ha mostrado ningún informe de la SBS cuestionando la administración del FCME.

El magisterio es una institución pública y los profesores ganan dinero que proviene del Estado.

Decir que el Estado tiene derecho a meter las manos en los fondos previsionales porque el magisterio es una institución pública y el dinero que reciben los profesores es dinero estatal, es un argumento inválido. La propiedad privada implica que nosotros, al ser dueños de nuestro cuerpo, tenemos derecho a hacer uso de las ganancias generadas del esfuerzo físico y mental. Por lo tanto, la propiedad material es una extensión del cuerpo, si la ganas legítimamente con tu esfuerzo, no importa quién lo haya pagado, es tuya. Además, es el destino de estos fondos (hacia dónde van) y no el origen (quién lo paga) lo que determinan su naturaleza. Un ejemplo sencillo: la recaudación de impuestos proviene de dinero privado ganado por los contribuyentes, sin embargo el destino público de éstos es el que da su naturaleza como tal.

El BIESS ha resultado crucial para el financiamiento del gobierno a través de deuda interna, lo que se buscaría es darle mayores recursos al banco del IESS para que con el reciente Código Monetario y Financiero aprobado el gobierno se apropie políticamente del manejo de la institución. El mismo Presidente reconoció que 2014 y 2015 serían años difíciles en lo fiscal, y esto resulta evidente, las vías de financiamiento se están agotando y el déficit fiscal va en aumento. Todo esto pone en duda la veracidad de los supuestos beneficios para los afiliados que los oficialistas persiguen con esta nueva ley.


*Estudiante de Economía de la Espol y pasante del IEEP